¿Cómo legalizar cualquier fenómeno, desde la eutanasia hasta el canibalismo?

En la actual sociedad de la tolerancia, que no tiene ideales fijos y, como resultado, tampoco una clara división entre el bien y el mal, existe una técnica que permite cambiar la actitud popular hacia conceptos considerados totalmente inaceptables.

Esta técnica, llamada ‘la ventana Overton’ y que consiste en una secuencia concreta de acciones con el fin de conseguir el resultado deseado, “puede ser más eficaz que la carga nuclear como arma para destruir comunidades humanas”, opina el columnista Evgueni Gorzhaltsán.

En su artículo en el portal Adme, pone el ejemplo radical de cómo convertir en aceptable la idea de legalizar el canibalismo paso a paso, desde la fase en que se considera una acción repugnante e impensable, completamente ajena a la moral pública, hasta convertirse en una realidad aceptada por la conciencia de masas y la ley. Eso no se consigue mediante un lavado de cerebro directo, sino en técnicas más sofisticadas que son efectivas gracias a su aplicación coherente y sistemática sin que la sociedad se dé cuenta del proceso, cree Gorzhaltsán.

Primera etapa: de lo impensable a lo radical

Obviamente, actualmente la cuestión de la legalización del canibalismo se encuentra en el nivel más bajo de aceptación en la ‘ventana de posibilidades’ de Overton, ya que la sociedad lo considera como un fenómeno absurdo e impensable, un tabú.

Para cambiar esa percepción, se puede, amparándose en la libertad de expresión, trasladar la cuestión a la esfera científica, pues para los científicos normalmente no hay temas tabú. Por lo tanto, es posible celebrar, por ejemplo, un simposio etnológico sobre rituales exóticos de las tribus de la Polinesia y discutir la historia del tema de estudio y obtener declaraciones autorizadas sobre el canibalismo, garantizando así la transición de la actitud negativa e intransigente de la sociedad a una actitud más positiva.

Simultáneamente, hay que crear algún grupo radical de caníbales, aunque exista solo en Internet, que seguramente será advertido y citado por numerosos medios de comunicación. Como resultado de la primera etapa de Overton, el tabú desaparece y el tema inaceptable empieza a discutirse.

Segunda etapa: de lo radical a lo aceptable

En esta etapa, hay que seguir citando a los científicos, argumentando que uno no puede blindarse a tener conocimientos sobre el canibalismo, ya que si alguna persona se niega a hablar de ello será considerado un hipócrita intolerante.

Al condenar la intolerancia, también es necesario crear un eufemismo para el propio fenómeno para disociar la esencia de la cuestión de su denominación, separar la palabra de su significado. Así, el canibalismo se convierte en ‘antropofagia’, y posteriormente en ‘antropofilia’.

Paralelamente, se puede crear un precedente de referencia, histórico, mitológico, contemporáneo o simplemente inventado, pero lo más importante es que sea legitimado, para que pueda ser utilizado como prueba de que la antropofilia en principio puede ser legalizada.

Tercera etapa: de lo aceptable a lo sensato

Para esa etapa, es importante promover ideas como las siguientes: “el deseo de comer personas está genéticamente justificado”, “a veces una persona tiene que recurrir a eso, si se dan circunstancias apremiantes” o “un hombre libre tiene el derecho de decidir qué come”.

Los adversarios reales a esos conceptos, es decir, la gente de a pie que no quiere ser indiferente al problema, intencionadamente se convierten para la opinión pública en enemigos radicales cuyo papel es representar la imagen de psicópatas enloquecidos, oponentes agresivos de la antropofilia que llaman a quemar vivos a los caníbales, junto con otros representantes de las minorías.

Expertos y periodistas en esta etapa demuestran que durante la historia de la humanidad siempre hubo ocasiones en que las personas se comían unas a otras, y que eso era normal.

Cuarta etapa: de lo sensato a lo popular

Los medios de comunicación, con la ayuda de personas conocidas y políticos, ya hablan abiertamente de la antropofilia. Este fenómeno empieza a aparecer en películas, letras de canciones populares y videos. En esta etapa, comienza a funcionar también la técnica que supone la promoción de las referencias a las personajes históricos destacados que practicaban la antropofilia.

Para justificar a los partidarios de la legalización del fenómeno se puede recurrir a la humanización de los criminales mediante la creación de una imagen positiva de ellos diciendo, por ejemplo, que ellos son las víctimas, ya que la vida las obligó a practicar la antropofilia.

Quinta etapa: de lo popular a lo político

Esta categoría supone ya empezar a preparar la legislación para legalizar el fenómeno. Los grupos de presión se consolidan en el poder y publican encuestas que supuestamente confirman un alto porcentaje de partidarios de la legalización del canibalismo en la sociedad. En la conciencia pública se establece un nuevo dogma: “La prohibición de comer personas está prohibida.”

Esta es una técnica típica del liberalismo que funciona debido a la tolerancia como pretexto para la proscripción de los tabúes. Durante la última etapa del ‘movimiento de las ventanas’ de Overton de lo popular a lo político, la sociedad ya ha sufrido una ruptura, pues las normas de la existencia humana se han alterado o han sido destruidas con la adopción de las nuevas leyes.

Gorzhaltsán concluye que el concepto de las ‘ventanas de posibilidades’, inicialmente descrito por Joseph Overton, puede extrapolarse a cualquier fenómeno y es especialmente fácil de aplicar en una sociedad tolerante en la que la llamada libertad de expresión se ha convertido en la deshumanización y donde ante nuestros ojos se eliminan uno tras otro todos los límites que protegen a la sociedad del abismo de la autodestrucción.

¡Monsanto admite que tiene debunkers para desprestigiar a los científicos que digan la verdad!

Empleado de Monsanto admite que existe un departamento para desacreditar científicos

Por primera vez un empleado de Monsanto ha reconocido que hay un departamento dentro de la empresa que tiene por misión “desacreditar” a los científicos que se pronuncian en contra de los transgénicos.

Un empleado de Monsanto ha admitido públicamente que la empresa de transgénicos cuenta con un departamento encargado de “desacreditar” a los científicos que se oponen a sus productos y advierten sobre los posibles riesgos para la salud que llevan asociados. La revelación pone de manifiesto el peso político y financiero de Monsanto para presionar a los que hablan en su contra, afirma Christina Sarich en Natural Society.

En una reciente reunión integrada en su mayoría por estudiantes, uno de ellos preguntó qué hace la empresa para invalidar “la mala ciencia” que molesta a su trabajo. El empleado de Monsanto, William Moar, que da discursos sobre los productos de la empresa, tal vez olvidó en ese momento que el evento fue público, cuando reveló que Monsanto tiene “un departamento entero” que se dedica a “descreditar” la ciencia que no está de acuerdo con la suya”, escribe la periodista.

Sarich opina que “en una sola frase formulada públicamente Moar ha admitido que la ciencia financiada por Monsanto es pura propaganda“. Según la periodista, la compañía va a seguir desacreditando y devaluando las contribuciones de los organismos científicos internacionales de la OMS.

En marzo la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) de la OMS anunció que el glifosato, ingrediente activo del herbicida Roundup de Monsanto, se “clasifica como posiblemente carcinógeno para los seres humanos”.

SEPA MÁS: Conozca las 7 formas en las que Monsanto destruye nuestra salud

Artículos relacionados

Fuente: http://actualidad.rt.com/actualidad/171281-empleado-monsanto-departamento-descreditar

Mensaje de la doctora Maria Teresa Llari sobre el ataque del Dr. Daniel Closa

Dr. Daniel Closa, un desinformador sobre el agua de mar
Dr. Daniel Closa, un desinformador sobre el agua de mar

Apreciados amigo/as:

En mi reciente viaje a España, el periodista de la television catalana (TV-3), Jaume Barbera en su programa “Retrats”, junto con su equipo periodistico, realizo este video que adjunto subtitulado al castellano, para dar a conocer la experiencia que tenemos en Nicaragua con el poder curativo y nutricional del agua de mar.

vídeo online:

El nuevo link para descargar el vídeo con subtítulos es el siguiente. Caduca dentro de 7 días (porque es un servicio gratuito). Si lo vuelves a necesitar sólo dímelo de nuevo y lo vuelvo a subir.
https://goo.gl/5yFVYA

Es un esforzado trabajo periodistico de Jaume Barbera y su equipo, que ha sido atacado y denigrado por Daniel Closa, doctor en biologia i investigador del CSIC a l’Institut d’Investigacions Biomèdiques de Barcelona, en el siguiente link:

http://ciencia.ara.cat/…/2015/06/04/benvolgut-jaume-barbera/

El Sr. Daniel Closa no es medico y esta desinformado de los avances cientificos que demuestran desde hace mas de cien años el poder curativo y nutricional del agua de mar.

En Nicaragua todas las clases sociales, y representantes gubernamentales de diferentes poderes del estado, han experimentado los efectos beneficos del agua de mar, y su consumo esta ampliamente extendido en nuestra sociedad. En mi reciente viaje a España pude comprobar que tambien alli se estan conociendo estas bases cientificas y cada vez mas se esta popularizando su consumo en beneficio de muchas personas curadas.

Por este medio solicito a mis amistades y contactos de internet que se han beneficiado del agua de mar que por favor depositen sus comentarios y testimonios de curacion en el link de la pagina del Sr. Closa, asi como a su correo:

daniel.closa@iibb.csic.es

Gracias a todos por compartir su experiencia y testimonios con las personas que no han tenido todavia acceso a esta importante informacion cientifica.

Fraterna desde Nicaragua
Dra Maria Teresa Ilari
Medica Internista

Abanico de conspiraciones.

La Nit de L’ornitorrinc

______ . . . ______
Con Carlos Garde y José Miguel Cruz
Web: www.lanochedelornitorrinco.com
Facebook: www.facebook.com/nitornitorinc
______ . . . ______

lanitdelornitorrinc

Miquel Celades nos explica unas cuantas noticias que de alguna manera confirman la auténtica conspiración que nos rodea día tras día.

Ir a descargar

Los trolls y los debunkers son unos “psicópatas”, afirma la ciencia

Dos estudios científicos de la University of British Columbia analizan por primera vez los rasgos de la personalidad de los trolls de Internet. ¿Por qué nos comportamos así en la red?

Probablemente muchos de nosotros nos hemos encontrado alguna vez con los conocidos «trolls» de Internet, personas que publican mensajes con la intención de provocar, iniciar discusiones absurdas o incluso, llegar a ofender personalmente. La llegada de las redes sociales sirvió para “amplificar” este tipo de comportamientos entre los internautas.

No es cierto, sin embargo, que Internet o las redes sociales sean las culpables de los trolleos masivos que podemos observar. Aunque sí creo que la publicación de mensajes anónimos ha favorecido este tipo de personajes insultantes y ofensivos. Bajo el paraguas de la red, parece que todo vale.

Incluso es posible que alguna vez nosotros mismos hayamos podido jugar con la máscara del típico troll de Internet. ¿A qué se debe este comportamiento? ¿Por qué nos escondemos en la red para trollear y encender debates sin ningún tipo de objetivo?

El aburrimiento, principal causa del trolleo

Un estudio publicado en Journal of Information Science en 2010 analizaba el comportamiento de los trolls de la Wikipedia. Según este trabajo de investigación, la motivación del trolleo en este sitio web se basaba en diversos factores, tales como el aburrimiento, el deseo de venganza o simplemente, la necesidad de llamar la atención.

En cierta manera, podría parecer que el comportamiento de los trolls de Internet se parece bastante a los trolls de la vida real. Para saber más acerca del perfil personal de este tipo de personajes, científicos de la University of British Columbia han llevado a cabo dos estudios de investigación para conocer más sobre el comportamiento de los conocidos trolls.

Su trabajo permitió entrevistar a 1.215 personas, para determinar cuál era su actitud en la red, y qué razones o motivos les llevaban a trollear en ocasiones. Los análisis de estos trolls sirvieron para asociar su comportamiento con tres rasgos de personalidad, frecuentemente agrupados bajo la denominación dark triad.

Este conjunto de personalidades se caracteriza por un comportamiento narcisista (con rasgos como el egoísmo o la falta de empatía), una fuerte actitud maquiavélica (es decir, siendo cínicos y manipuladores), además ser auténticos “psicópatas”. Aunque esta descripción puede parecer exagerada, lo cierto es que los trolls suelen seguir comportamientos antisociales e impulsivos.

No contentos con eso, los científicos analizaron en sus trabajos los rasgos sádicos que manifestaban algunas de las personas que decían comportarse a veces como trolls en la red. En ese sentido, estimaron si realmente se caracterizaban por manifestar sadismo a través de dos exámenes, la Short Sadistic Impulse Scale y la Varieties of Sadistic Tendencies scale.

En todos los casos, los trolls explicaron que se “divertían haciendo daño” a través de sus mensajes en la red. Además, su comportamiento no era esporádico, sino que la media de tiempo que invertían en Internet comentando y trolleando era de 1,07 horas por día. En ese sentido, los hombres gastaban más minutos actuado como trolls en los comentarios que las mujeres (0,88 horas frente a 0,49 horas).

En el segundo estudio, los científicos emplearon también la Global Assessment of Internet Trolling para determinar el comportamiento troll de las personas entrevistadas. En este caso, también se observó una fuerte asociación entre los trolls y los comportamientos sádicos: estas personas disfrutan haciendo lo que hacen, aunque no persigan una finalidad clara.

Este es el primer estudio que relaciona los rasgos de la personalidad con el clásico comportamiento de trolleo en la red. Aunque sus conclusiones pueden parecer exageradas, lo cierto es que es raro (cuanto menos) tratar de entender la existencia de trolls en Internet y en las redes sociales.

¿Por qué necesitamos comportarnos así? ¿Existe un extraño placer que se activa cuando comentamos de forma anónima en la red, sin ningún tipo de objetivo más que “incendiar” alguna discusión o provocar a alguien? Siguiendo las conclusiones de este estudio, no hay duda: don’t feed the troll.

Fuente: Alt1040

“Debunkers, trolls y difamadores” en el programa de Benjamin Fulford en castellano

Victoria Kent, Mauri Weber y Pili Reyes hablan después del informe de Benjamin Fulford sobre gente que difaman, desinforman, se burlan, los Debunkers maliciosos. La guerra financiera está llegando a su punto álgido, los suizos se unen a la alianza Pentágono / Reino Unido / BRICS

CUANDO QUERÁIS SABER QUIEN ES EL DESINFORMADOR PENSAD EN EL QUE LLEVA LA CARA TAPADA QUE ATACA A LOS QUE VAN A CARA DESCUBIERTA. PENSAD EN QUIEN HACE Y PROMUEVE ESTAS FOTOS…

CUANDO QUERÁIS SABER QUIEN ES EL DESINFORMADOR PENSAD EN EL QUE LLEVA LA CARA TAPADA QUE ATACA A LOS QUE VAN A CARA DESCUBIERTA