Josele de La Tribuna de España da nombres y apellidos de los presuntos asesinos de Alcaser

Anuncios

EL BOOM DE LA HEROÍNA: PARDUE PHARMA, DISTRIBUIDORAS, Y MÉDICOS, ANTE LOS TRIBUNALES DE EE.UU

Corrupción en las farmacéuticas

El Departamento de Justicia demandó al fabricante de medicamentos Pardue Pharma, a 7 fabricantes más y a diversas  Distribuidoras,  por incumplir  sus obligaciones legales, lo que fomentó una epidemia de adicción a opiáceos en EE.UU y otros muchos países como Puerto Rico.

Jamás en los EE.UU se había producido una epidemia de heroinómanos y  muertes por sobredosis como esta.

Pueblos  y regiones enteras han quedado devastadas.

En 2014  murieron  10.574  jóvenes americanos por sobredosis de heroína, el triple que en 2010.

Justicia alega que los opiáceos estuvieron  en más de 42.000 muertes por sobredosis en 2016, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.

Cada año el número  de muertes aumenta, según indican investigadores de la Universidad de Washington.

En los años 2.000  el 75% de esos heroinómanos,  empezaron tomando medicamentos legales recetados por médicos. Eran analgésicos muy fuertes como el Oxicontin, que es Oxycodone Hidroehloride y los derivados del opio, como la Bicodina y el Percosex.

Se han cerrado clínicas y han sido encarcelado médicos, pero la epidemia sigue desbocada.

Los facultativos no recetaban estos analgésicos por razones de enfermedad, sino por negocio.

La Dra. Katherine Hoover, huyó a las Bahamas y  la Fiscalia ha decidido no juzgarla.

En su pequeña clínica de Williamson Virginia Occidental)  , localidad con 3.000 habitantes, la Dra. Hoover  prescribió   335.150 recetas de opiáceos en 8 años ( 2002 -2010), lo que equivale a  casi 130 recetas al día.

Han habido médicos, que incluso habían recetado  opiáceos a clientes que nunca fueron a su clínica.

Investigaciones del FBI han declarado que precipitaron la adicción a las pastillas de muchos  mineros y enfermos que acudían a la consulta para aliviar sus dolores.

Centenares de personas hacían  colas a las puertas de las clínicas en busca de las pastillas, que los médicos recetaban alegremente, aún sabiendo sus efectos adictivos.

La respuesta del gobierno ha sido lenta. Se han creado leyes más estrictas para suscribirlos, pero estas sustancias siguen en el mercado.

La DEA ( Agencia antidroga) determina cuantas pastillas se venderán al año, pero la cifra está determinada por los políticos, ya que es un dinero que ayuda a sus campañas y de paso las farmacéuticas aseguran su permanencia.

La ciudad de Nueva York presentó en Enero su propia demanda en busca de US$ 500 millones de Purdue y otros 7 fabricantes y distribuidores de opiáceos para combatir la crisis de opiáceos.

El recurso legal, busca responsabilizar a la companía por los daños que los opiáceos Oxycontin ha originado a miles de personas

En 2017  Pardue Pharma, vendió US$ 1.740 millones de Oxycontin.

Este hecho envía un mensaje muy claro,  la ausencia  de escrúpulos y  la alianza inquebrantable que existe entre los gobiernos, el lobby  Farmacéutico  y sus Distribuidoras.

Mientras esto ocurre en EE.UU, nuestro gobierno ha dado carpetazo a la  Homeopatía y a productos utilizados enla medicina alternativa, a pesar de  que carecen de efectos secundarios.

El 60,5%  de españoles  utilizan  productos naturales, así como  la Homeopatía, la Medicina China, etc,  un trozo de pastel del área de la salud, al que las Farmacéuticas y Distribuidoras no están dispuestas a  renunciar.

No hay que ser muy  listo para imaginar porqué han tomado  esta drástica medida  que impide al  paciente elegir libremente el tratamiento que desea recibir y los productos que desea tomar.

Fuente: https://www.luisavicente.com/2018/11/pardue-pharma-distribuidoras-y-medicos.html?

La Comisión Europea admite a trámite la denuncia contra el plan del Gobierno frente a la medicina integrativa

ÚLTIMA HORA: Aceptada a trámite por la Comisión Europea la denuncia contra el Plan del Gobierno para la Protección frente a las “pseudoterapias” presentada por la Asociación Española de Médicos Integrativos, la Sociedad Hahnemaniana Matritense ,en representación de los médicos homeópatas, y la Asociación de Consumidores ACUS.

COMUNICADO DE PRENSA
La Asociación Española de Médicos Integrativos (AESMI), Sociedad Hahnemanniana Matritense (SHM) y Asociación de Consumidores ACUS, a través de su Abogado Don Luis de Miguel Ortega, ante la alarma social artificialmente creada en torno a la práctica de Terapias Alternativas y Técnicas Médicas No Convencionales, tras la publicidad del Plan del Gobierno para la Protección
de la Salud frente a las Pseudoterapias, nos vemos en la obligación de denunciar lo que sigue:

1) Que el Plan que se presenta no es nada más que una intento ilegítimo de desprestigiar actividades perfectamente lícitas, eficaces y seguras.
2) Que dicho Plan ignora los derechos de los profesionales y de los pacientes, algo que no se espera de Ministros, a los que se pide un mínimo de preparación y prudencia.
3) Que el Plan se basa en prejuicios y sesgos políticos y económicos interesados, y no en datos. No se aporta dato alguno que justifique este Plan.
4) Que el Plan carece de aval científico, técnico y jurídico. También carece de aval político y administrativo, porque en el mismo ni han participado los agentes sociales afectados (universidades, profesionales y pacientes), ni han participado otras administraciones públicas (Comunidades Autónomas), ni han participado otros partidos políticos. Se trata de una propuesta -ocurrencia arbitrista- que tan solo se puede calificar de propaganda.
5) Que esta actitud poco seria de los Ministros merma la confianza de ciudadanos y
profesionales en las Administraciones Públicas y en la seguridad jurídica con la que se deben manejar los asuntos públicos, que exigen honradez, transparencia y neutralidad.
6) Que desde el punto de vista jurídico y en estricto análisis de técnica legislativa, las propuestas son por muchos motivos inaplicables. Es por lo que sospechamos que este plan se queda en un pero ejercicio de propaganda que tan solo pretende acabar con un sector económico y con la libertad de pacientes y consumidores de forma ilegítima. Hay razones de tipo presupuestario, de jerarquía normativa y de procedimiento que nos hacen llegar a la conclusión que antecede.
7) Que también se contrapone a Directivas Europeas y a la doctrina y jurisprudencia en materia de Mercado Interior, Salud y Consumidores. De hecho, hay un expediente abierto contra España desde el 2017 por este tipo de restricciones e injerencias ilegítimas en el mercado.
8) Que los agentes no van a estar dispuestos a que estos mecanismos de difamación y desinformación sigan destruyendo una actividad sanitaria eficaz, muy eficiente y honesta.
Ya se han presentado requerimientos, recursos y acciones jurisdiccionales contra los responsables de esta actividad difamatoria.
9) Se ha requerido a la Ministra -y a la anterior- a que de explicaciones y aporte informes que dice tener; se ha solicitado la apertura de expedientes disciplinarios a aquellos cargos de las organizaciones colegiales que se han excedido en sus manifestaciones de forma temeraria; se ha instado procedimiento ante la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia
que continuará en el expediente abierto en la Comisión Europea; y se ha denunciado ante los Tribunales de Justicia a una de las asociaciones que parecen constituir los únicos asesores expertos de los Ministros en el diseño del plan.
10) La defensa de los intereses de los consumidores y profesionales de Terapias Alternativas y Técnicas Médicas No Convencionales se va haciendo y se seguirá haciendo con prudencia y discreción, no obstante con el ánimo de no dejar pasar impune ni un solo ataque más contra estos principales afectados.

En Madrid a 16 de Noviembre de 2018
Luis de Miguel Ortega
scabelum@gmail.com

Carta contundente de una doctora al ataque a las medicinas complementarias en España

La imagen puede contener: 1 persona, primer plano

ATAQUE A LA LIBERTAD INDIVIDUAL Y DERECHOS HUMANOS

Soy médica, tengo 59 años. He vivido la dictadura franquista en España, la llegada de la democracia con verdaderos aires de renovación en los años 80. La mejora en las instituciones y por ende en la sanidad pública con arraigo profundo en medicinas preventivas y la mejora en la enseñanza y la apertura en el acceso a la Universidad de las clases sociales más desfavorecidas. Este es mi caso, hija de emigrantes andaluces en Catalunya, obtener el acceso a una carrera universitaria en este caso medicina fue un verdadero ejercicio de democracia y de igualdad de oportunidades para las clases más desfavorecidas.

Llevo más de 30 años ejerciendo medicina e integrando en este ejercicio, medicinas de diferente visión en el concepto de salud y enfermedad a la medicina convencional. Medicina homeopática, antroposófica, natural,….medicinas que buscan sanar creando salud, sin agredir al organismo, buscando la colaboración del paciente…. Verdadero protagonista en el proceso curativo.

Curar es equilibrar al ser humano en todas sus capacidades, dando claridad mental, equilibrio emocional, impulso para la vida… curar es dar los instrumentos al ser humano para cumplir su destino desde la libertad personal y el respeto a los que lo rodean…

¿Y este tipo de curación que lleva a favorecer la independencia y autonomía del paciente interesa en la sociedad actual?-

Medicina y sociedad siempre han ido de la mano. ¿Y qué pasa cuando las estructuras políticas y sociales buscan esclavizar y las personas buscan medicinas para liberarse?. Mientras hemos accedido a unos pocos pacientes se nos ha ido tolerando. Pero en el momento actual que más del 60% de la población accede a las medicinas integrativas, hemos comenzado a ser molestos para ciertas instituciones y mercados financieros.

Llegados a este punto se ha despertado el dragón, con toda su ferocidad ha comenzado el objetivo de ataque y aplastamiento de estas medicinas que han calificado de “pseudociencias” y se les llena las fauces cuando pronuncian ciencia y enarbolan la bandera de la verdad científica.

Para la guerra ya no hacen falta armas, su arma más eficaz son los medios de comunicación y la palabrería denigrante en ellos vertida. La repetición automática de frases en negativo saben que provoca un efecto de programación en la masa media. Ya nos lo han vendido todo de esta manera. Lo que hemos de pensar, cómo hemos de educar a nuestros hijos, cómo hemos de vivir, cómo llegaremos a ser felices… cómo hemos de tratar nuestra salud, qué se nos permite hacer o no hacer para curarnos….

Si se observa la cara de este fenómeno da miedo, este chip que se nos instalaba en el cerebro en las películas futuristas ya nos lo han puesto.
Por lo tanto si no utilizamos el método científico para observar y aprender de estos ataques, cualquier tema de importancia para nuestras vidas, nos será vendido primero, después vetado, prohibido, perseguido y castigado.

Lanzo esta reflexión para el público en general; en mi opinión el ataque a las medicinas integrativas es un indicio del ataque a la libertad del ser humano y la pérdida consecuente de sus derechos.

Dra Manuela Cuevas Expósito.
http://www.manuelacuevas.com

 

DR. ALBERTO MARTÍ BOSCH: “QUIENES ATACAN LA MEDICINA NATURAL SON UNOS IGNORANTES”

El Dr. Alberto Martí Bosch lleva una década siendo objeto de calumnias, injurias y difamación, ataques gratuitos malintencionados orquestados por quienes intentan demonizar las terapias no convencionales en su peregrino intento de convertir la Medicina convencional en la única realmente “basada en la evidencia” -ya no osan decir que “se basa en la ciencia” porque es igualmente mentira- a pesar de que ello solo es así en el 11% de los tratamientos que usan los médicos en hospitales, clínicas y consultas según ha denunciado el British Medical Journal. Es más, ha sido víctima de escrache en su consulta y hasta en su propio domicilio por individuos que se hacen pasar por pacientes enfadados e incluso por personas que trabajan en algunos de los medios de televisión que hacen el juego sucio a la gran industria farmacéutica. La verdad, sin embargo, es que jamás le ha denunciado un solo paciente.

“En España mueren al año 110.000 pacientes de cáncer dentro del sistema y estamos obligados por tanto a ver qué estamos haciendo desde el punto de vista preventivo y qué estamos haciendo desde el punto de vista sanitario; sobre todo porque en el 2010 uno de cada diez españoles tenía cáncer, luego uno de cada seis y en 2015 uno de cada tres. Y vamos camino de uno de cada dos…”, explica el Dr. Alberto Martí Bosch agregando: “Cada vez hay un mayor número de médicos interesados en la Medicina Natural. En España ya somos casi once mil. ¿Y por qué la clase médica está basculando en este sentido? Pues porque hay formas naturales de tratar las enfermedades que no provocan tanta iatrogenia, tantos efectos secundarios, como los protocolos convencionales”.

Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Barcelona Alberto Martí Bosch es además Máster en Medicina Ortomolecular por el Biotics Research Center de Houston (Texas, EEUU), Doctor en Medicina Alternativa por la Open Internacional University for Complementary Medicines, Máster en Homeopatía por el Centro para la Enseñanza y el Desarrollo de la Homeopatía de París y diplomado en Geriatría por la Sociedad Catalana–Balear de Geriatría y Gerontología. Miembro del Consejo Asesor de nuestra revista desde su creación ha dictado numerosas ponencias en muy distintos países habiendo sido visualizado el video de la que cerró el 1 de noviembre de 2009 el III Congreso Internacional sobre Tratamientos Complementarios y Alternativos en Cáncer -auspiciado por la World Association for Cancer Research (WACR) y Discovery DSALUD- por más de 4 millones de personas.

Fuente: https://www.youtube.com/channel/UCiepOsmL5diE8665Ux8HqKA

18 médicos recibieron más de 50.000 euros cada uno de una sola farmacéutica en 2017

Sumado a lo que les transfirieron otros laboratorios, se repartieron en total más de 1,6 millones. La mayoría de ellos ejerce en hospitales públicos.

Este artículo forma parte de una investigación en marcha de Civio sobre la relación entre farmacéuticas, médicos, asociaciones y entidades públicas.

Las farmacéuticas gastaron 182 millones y medio en 2017 en pagos a médicos por sus servicios o para asumir los costes de entradas a congresos y viajes, unas cifras muy similares al año anterior. Es lo que la industria engloba bajo el eufemismo de transferencias de valor. Pero no todos los que recibieron pagos o invitaciones a congresos lo hicieron al mismo nivel. 18 médicos sumaron en su haber, de un solo laboratorio y en un solo año, más de 50.000 euros. Son una minimísima parte de los 253.796 médicos colegiados en todo el país.

Pagos directos y pagos indirectos

Los médicos pueden recibir transferencias directas (pago por servicios como asesorías, ponencias…) o indirectas (la farmacéutica sufraga los costes de viaje, entradas a congresos o gastos relacionados con los servicios para los que les contratan).

Si analizamos esas relaciones únicas entre un laboratorio y un médico, las cifras van desde aquellos que superan por poco ese corte de los 50.000 euros y aquellos que casi tocan los 100.000, como es el caso de los más de 98.000 euros que Bayer destinó al doctor Jordi Bruix. Y todo eso sin contar lo que recibieron de otros laboratorios, que hace que profesionales como María Victoria Mateos sume casi 170.000 euros; o Luis Puig, más de 150.000.

Médicos que recibieron más de 50.000 € de una única farmaceútica en 2017

Centros públicos

Centros privados

Jordi Bruix Tudó

Oncología hepática – Hospital Clínic+ Más información

BAYER (98%)

María Victoria Mateos Manteca

Hematología – Hospital de Salamanca+ Más información

JANSSEN-CILAG (51%)

Antonio Martorell Calatayud

Dermatología – Hospital de Manises+ Más información

ABBVIE (86%)

Enrique Grande Pulido

Oncología – MD Anderson Madrid+ Más información

PFIZER (57%)

Anna Sureda Balari

Hematología clínica – Instituto Catalán de Oncología+ Más información

TAKEDA (72%)

María Elisa Reig Monzón

Oncología hepática – Hospital Clínic+ Más información

BAYER (96%)

Emiliano Calvo Aller

START Madrid – Centro Integral Oncológico Clara Campal+ Más información

NOVARTIS (90%)

Jerzy Aleksander Krupinski Bielecki

Neurología – Hospital Mútua de Terrassa+ Más información

FERRER (99%)

Marc Miravitlles Fernández

Neumología – Hospital Vall d’Hebrón+ Más información

NOVARTIS (54%)

Eduard Montanya Mías

Endocrinología y Nutrición – Hospital de Bellvitge+ Más información

NOVO NORDISK (82%)

Luis Puig Sanz

Dermatología – Hospital de Sant Pau+ Más información

LILLY (39%)

Ana Lluch Hernández

Oncología – Hospital Clínico Universitario de Valencia+ Más información

ROCHE (68%)

Javier Puente Vázquez

Oncología – Hospital Clínico San Carlos+ Más información

PFIZER (66%)

Antonio Salar Silvestre

Hematología – Hospital del Mar de Barcelona+ Más información

ROCHE (82%)

Miguel Cordero Coma

Oftalmología – Hospital de León+ Más información

ABBVIE (94%)

Jesús García Foncillas

Oncología – Hospital Fundación Jiménez Díaz+ Más información

MERCK (98%)

Francisco Javier Nistal Rodríguez

Traumatología – Hospital Río Hortega de Valladolid+ Más información

LILLY (99%)

Marcos Meseguer Escrivá

Embriología – IVI Valencia+ Más información

MERCK (92%)
50.000 €
100.000 €
150.000 €

VER MÁS MÉDICOS 

Los datos muestran relaciones unidireccionales, como la del mencionado Bruix Tudó con Bayer (la farmacéutica sufraga el 98% del total de sus transferencias de valor) o la de Emiliano Calvo con Novartis (90%), pero también otras mucho más variadas. Así, 15 laboratorios realizan pagos -directos o indirectos- a Javier Puente, aunque Pfizer asuma el 66%. Y los casi 60.000 euros a Luis Puig de Lilly, pese a su cuantía, solo suponen menos del 40% del total.

“Podría haber un problema potencial si no eres experto en un tema y recibes transferencias de valor únicamente de una compañía”.

María Victoria Mateos, hematóloga

María Victoria Mateos recibe transferencias de cuatro farmacéuticas. De hecho, es la que más suma si tenemos en cuenta a todas ellas y no solo a la principal. Para ella, si varios laboratorios aportan la situación es más transparente y menos peligrosa. “Podría haber un problema potencial si no eres experto en un tema y recibes transferencias de valor únicamente de una compañía”, argumenta.

14 de los 18 son hombres y solo cuatro, mujeres. La mayoría (14), además, ejerce en centros públicos, aunque dos de ellos lo combinan con la práctica privada. Y tres de ellos son miembros de la red de expertos de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), la entidad pública encargada de la evaluación, autorización y supervisión de los medicamentos.

En más de la mitad de los casos, la práctica o investigación de estos 18 profesionales está relacionada con el cáncer, una enfermedad que cuenta con fármacos nuevos, y costosos, cada poco tiempo, y en la que la industria farmacéutica ha volcado buena parte de sus esfuerzos en investigación. Siete de ellos son oncólogos y, otros tres, hematólogos, una especialidad vinculada a algunos tipos de esta enfermedad (como leucemias, linfomas o mielomas). La explicación, para Cordero, es clara: “La industria toca las áreas donde se mueve más dinero”.

Para algunos de ellos, la razón es que es una de las enfermedades que afecta a más personas. Según el Instituto Nacional de Estadística, los tumores representan la segunda causa de mortalidad en España, solo superados por las enfermedades del sistema circulatorio. No hay ningún cardiólogo en esta lista.

Formación continua, pero pagada por la industria

Un año más, la publicación de estas cifras vuelve a abrir el debate sobre quién debe hacerse cargo de la formación de los profesionales sanitarios. Las sociedades médicas y colegios profesionales recuerdan que están obligados a aprender de forma continua para poder ofrecer el mejor tratamiento posible a sus pacientes. En el caso de la sanidad pública, este reciclaje constante no está cubierto, alegan, por los fondos públicos.

Y, para formarse, estarían obligados a aceptar que las farmacéuticas sufraguen los costes de congresos y viajes. Unos costes que, además, están exentos de IRPF gracias a la reforma del impuesto que aprobó el exministro Cristóbal Montoro a finales de 2017.

El debate de la formación continua está centrado en esos pagos indirectos para sufragar costes de asistencia a congresos (entradas, viajes, hotel…). Pero, de hecho, el grueso de las transferencias que reciben estos 18 médicos viene de otra rama, los honorarios (más de un millón de los 1,6 totales), ya sea participando en ponencias, en reuniones como conferenciantes o moderadores, como consultores o como miembros de los consejos asesores, por ejemplo.

El código que regula la publicación de los pagos de las farmacéuticas a los profesionales sanitarios es un ejercicio de autorregulación de la industria y no una norma emanada desde las administraciones públicas.

Y, ¿qué opinan estos 18 médicos de que esta relación sea pública? Tras consultar a todos ellos, hemos encontrado opiniones muy diversas (entre los que nos han querido responder, claro). Así, Marcos Meseguer asegura que es “injusto” y que se siente “maltratado”. Habla de las posibles envidias que puede generar y asegura que le perjudica la publicación de estos datos. “¿Aquí por qué la gente tiene que cotillear lo que me pagan o me dejan de pagar si yo trabajo en un centro privado y no tengo capacidad de decisión en las compras de nada?”, critica. Es el único de la lista de 18 que no es médico, sino biólogo.

En cambio, Emiliano Calvo alaba la medida. Tras admitir que su primer impulso, casi “emocional”, fue contrario a la publicidad de esta información, ahora cree que es buena porque ejerce un “efecto de autocensura”, ya que saber que todo va a ser público quizás evite caer en malas prácticas. E incluso pide más transparencia: “Debería estar bien hecho, no solo dar la declaración de ingresos, sino también el concepto por el que se ingresa” -algo que ahora no se incluye en estos listados- porque, continúa, “a veces tan malo es informar como causar algo de desinformación”.

El código que regula esta publicación es un ejercicio de autorregulación de la industria y no una norma emanada desde las administraciones públicas. El artículo 76 de la Ley de Garantías y Uso Racional de los Medicamentos y Productos Sanitarios, aprobada en 2006, ya establecía por entonces que “las ofertas de premios, becas, contribuciones y subvenciones a reuniones, congresos, viajes de estudio y actos similares por cualquier persona, física o jurídica, relacionada con la fabricación, elaboración, distribución, prescripción y dispensación de medicamentos y productos sanitarios se harán públicas en la forma que se determine reglamentariamente”. Aunque solo se refería a una parte de las cuatro categorías (entradas a congresos y viajes, pero no honorarios), la norma que debía establecer cómo se tenía que publicar esta información nunca se desarrolló.

Pagos a médicos, a sociedades médicas y el cajón de sastre de la I+D

El gasto destinado a profesionales sanitarios no es el único que sufragan los laboratorios. Además de esos pagos, también patrocinan congresos o realizan donaciones a sociedades médicas. Y, en paralelo, destinan 251 millones y medio a I+D, la parte más promocionada por la industria a la hora de dar cuenta de estos pagos. Pero lo cierto es que es un cajón de sastre donde encaja cualquier transferencia vinculada a investigación, sin determinar ni desglosar a qué se ha dedicado ni quiénes -asociaciones o profesionales- son sus beneficiarios.

millones de €
Médicos 182,5
Viajes 69,5
Servicios 67,5
Inscripciones 45,5
Sociedades médicas 130,5
Congresos 90,5
Donaciones 28
Servicios 12
I+D 251

Si un médico es líder en su campo, tiene lógica que muchas farmacéuticas quieran que participe en congresos o cuenten con sus servicios. Pero, ¿qué pasa en los casos en los que solo un laboratorio se interesa por su trabajo? El debate es más importante si esos profesionales están vinculados a fármacos que suelen prescribir o que recomiendan en artículos o entre colegas.

Para Antonio Salar, el mayor riesgo no está en aquellos que reciben mayores cantidades, como los 18 de esta lista, si no en los de menor cuantía. Y, aunque admite que “es posible que esta parte de transmisión de información de las compañías, al dar conocimiento sobre algún tipo de producto, pueda incitar a su prescripción”, asegura que eso solo pasa cuando hay “falta de conocimiento” del médico que va a prescribir y que eso no pasa en hospitales universitarios grandes, donde hay “protocolos muy claros”.

rawpixels | Pexels

ProPublica desveló, con datos de médicos estadounidenses, que aquellos que recibían transferencias de la industria tendían a recetar más medicamentos de marca frente a los genéricos. En el ámbito de la investigación, diversos estudiosapuntan que los profesionales que mantienen un conflicto de interés son más propensos a presentar resultados más favorables a las compañías privadas.

Para Cordero, el riesgo también es claro: “La industria por supuesto que quiere influir”. Pero se ataja, en su opinión, porque las decisiones más importantes no las toma una sola persona, sino en el seno de sociedades científicas. “Eso hace que se corrijan esos sesgos”, asegura. El problema es que las grandes sociedades dependen, en parte, de la industria farmacéutica.

Han participado en el análisis y limpieza de datos necesarios para esta investigación María Álvarez del VayoMiguel Ángel GavilanesDavid CaboJavier de VegaAmir Campos y Raúl Díaz Poblete, que además se ha encargado de la visualización.

Fuente: https://civio.es/medicamentalia/2018/10/09/18-medicos-recibieron-mas-de-50000-euros-de-una-sola-farmaceutica-en-2017/