Últimas novedades del «Expediente Royuela», con D. Alberto Royuela

Entrevista en casa de D. Alberto Royuela donde nos cuenta la última hora del Expediente Royuela y donde denuncia en abierto a muchos políticos importantes, a la vez que los reta a que lo denuncien si es falso lo que dice. Royuela nos cuenta cosas que jamás ha dicho y que nos permite ver cuan profunda es la madriguera del conejo.

– No monetizamos ningún video, ni siquiera los consideramos nuestros. Por tanto siéntase en la total libertad de descargarlo, subirlo a sus canales, y compartirlo por donde quiera, puesto que nuestro único objetivo es la difusión de estos contenidos, nada más. –

Pasteur el impostor

La ciencia no es lo que parece. La ciencia no son los científicos. La geometría no es Euclides, la física no es Newton, la química no es Lavoisier, etc. Ni siquiera son los científicos “de puertas afuera” porque una cosa es lo que hacen y otra lo que dicen. Parece fácil de entender, pero la mayor parte de las veces se olvida.

Pasteur, el fundador de la medicina moderna, es un ejemplo. Decía una cosa y hacía otra. Una cosa es lo que publicaba y otra lo que guardaba en su cajón. Durante casi cien años, hasta 1995 conocimos sólo lo primero; desde entonces conocemos también lo segundo, sus apuntes privados. Como tantos otros oportunistas, Pasteur escribía para la adulación del momento, para la subvención gubernamental y para la prensa. Como los militares, también los científicos quieren “hacer carrera”, aunque no sepan a dónde van.

Con la colaboración de la prensa, Pasteur fue de los primeros que convirtió a la ciencia en un carnaval ridículo. Creó una aureola a su alrededor, se rodeó de buenos contactos políticos y todo eso se tradujo en dinero. Puso las probetas al lado de los libros de contabilidad. Su laboratorio llegó a conseguir el 10 por ciento de las subvenciones del gobierno francés. Luego se convirtió en la multinacional Sanofi-Pasteur.

Con las vacunas, Pasteur convirtió la salud en un negocio. Algunos dicen que ha sido el gran avance de la medicina moderna, a la que califican como “científica”. Desde luego que los capitales más rentables del mundo tienen relación con ello. Posiblemente también tengan relación con que Pasteur haya pasado a los libros de historia como el prototipo del científico por antonomasia, una leyenda para consumo de mitómanos. Su nombre está en los hospitales, las academias, los centros de investigación y los colegios de todo el mundo.

En unos cuadernos Pasteur fue anotando sus hipótesis, las sustancias que utilizaba y los resultados de sus experimentos, los reales, los de verdad, no los que luego vendía a la prensa. Como un iceberg, la ciencia de Pasteur escondía más de lo que siempre apareció en público. A su muerte dejó 102 colecciones de notas que durante casi un siglo los investigadores no podieron consultar. Estaba prohibido. La ciencia ha estado bajo una estricta censura.

Por ejemplo, en su guerra particular contra Pouchet por desmontar la teoría de la generación espontánea, Pasteur guardó en su cajón el 90 por ciento de los resultados obtenidos en sus experimentos. ¿Qué escondían esos apuntes?

El investigador estadounidenses Gerald L. Geison los estudió, encontrando numerosas fraudes en las obras publicadas. Algunos de ellos conciernen a la verdadera paternidad de sus descubrimientos. Pasteur se aprovechó abiertamente del trabajo de sus colegas. Con total impunidad proclamó como suyos éxitos que pertenecen a otros.

Sus experimentos sobre la generación espontánea se basan en principios que se conocían desde hacía un siglo. Pasteur se interesó por la asimetría molecular y la fermentación cuando los estudios sobre el tema ya estaban muy avanzados. Por último, las vacunaciones son un descubrimiento originario de Oriente. Luego Edward Jenner, al que nunca admitieron en el Colegio de Médicos de Londres, las impulsó a finales del siglo XVIII. Sin embargo, los libros siguen asociando esos descubrimientos a Pasteur.

La primera vacuna contra la rabia la diseñó Victor Galtier, profesor de veterinaria en Lyon, el 25 de agosto de 1879. Se trataba de prevenir la rabia mediante una atenuación bacteriana in vitro que, a su vez, tomó de Pierre Henri Duboué.

No cabe duda de que Pasteur ensayó la vacuna contra la rabia en 50 perros rabiosos, con resultados concluyentes. Sin embargo, su experimento estrella de vacunación, el que le hizo famoso, no fue en un perro sino en un niño llamado Meister a quien utilizó como cobaya para experimentar una nueva versión de la vacuna que no se había probado antes en animales. El niño había sido mordido por un perro y se temía que pudiera contraer la rabia. Todo acabó felizmente y la prensa aireó que la vacuna había sido otro éxito de Pasteur. En efecto, hubiera sido posible contabilizarlo de esa manera si se supiera que el perro responsable de la mordedura tenía la rabia… Pero no es así.

Después de sus exitosas pruebas iniciales en el hombre, su vacuna se hizo famosa y la gente se vacunó en masa como si los perros se dedicaran a morder a las personas y como si todos ellos padecieran la rabia; cada “cura” se consideró como una prueba de la eficacia de esta vacuna.

En un experimento social de esa magnitud se conocieron experiencias de todo tipo. Una de ellas fue luctuosa: la muerte en 1886 del niño Jules Rouyer 24 días después de la inyección de la vacuna. El padre de la víctima presentó una querella contra Pasteur. Se practicó una autopsia para determinar la causa de la muerte. André Loir, sobrino y antiguo asistente de Pasteur, contó que un colaborador muy cercano al científico, Emile Roux, fue el encargado de hacer un primer informe. Se inoculó un extracto del bulbo raquídeo del niño a los conejos, que a continuación desarrollaron la rabia. Sin embargo, no dio a conocer esos resultados incriminatorios para Pasteur. A un forense, Paul Brouardel, le encargaron verificar las declaraciones de Roux. Ante el dilema, tomó partido por Pasteur: “Si yo no tomo posición en su favor, es un retroceso inmediato de cincuenta años en la evolución de la ciencia, ¡hay que evitarlo!». Afirmó que el niño no había muerto de rabia.

El fraude no sería posible, ni en la ciencia ni en los tribunales, sin ese tipo de cómplices que actúan por lo que ellos consideran como el bien de la ciencia, de la humanidad y del progreso. El caso del niño Ruyer no fue el único. También otros murieron antes de que la vacuna fuera prohibida, pero ya entonces la “ciencia” tenía buenos relaciones públicas. Los éxitos se airean y los fracasos se esconden debajo del felpudo.

A finales de la década de 1890, otro joven murió con síntomas atípicos: se trataba de una rabia humana con síntomas de la rabia del conejo; a esta enfermedad se la llamó rabia del laboratorio o incluso rabia Pasteur, ya que el científico francés hacía sus vacunas a partir de virus tomados de la médula de los conejos. En 1908 se abandonó el tratamiento en todo el mundo en favor de la vacuna fénica de Fermi, excepto en Francia, donde los estudios de Lépine y Sautter de 1937 demostraron que las vacunas fénicas protegen a los conejos en una proporción del 77,7 por ciento, mientras que el método de Pasteur protege en un 35 por ciento. La vacuna de Pasteur no se prohibió totalmente hasta 1973.

La vacuna contra el carbunco tampoco fue descubierta por Pasteur. Cuando aún no había logrado preparar ninguna vacuna propia, Henri Toussaint, profesor de la Universidad de Toulouse, desarrolló nada menos que tres preparados distintos. Pasteur no reconoció los descubrimientos de Toussaint públicamente, sosteniendo que una vacuna debía fundamentarse en la muerte de la bacteria, no en la atenuación de su virulencia. Sin embargo, intentó un procedimiento de atenuación mediante el aire, por la acción del oxí­geno y la temperatura, aunque privadamente en una carta a Roux de 17 de agosto de 1881 le confesaba que estaba experimentando con el procedimiento de Toussaint, comprobando que éste era más eficaz, por lo que fue el que utilizó en el experimento, si bien hizo creer que había utilizado el suyo propio, tal y como había anunciado en sus artículos “científicos” previos.

Dicha vacuna tampoco fue ningún éxito, hasta el punto de que se acabó prohibiendo su inoculación a los seres humanos.

Algunos de los fundamentos de la medicina moderna están basados en fraudes científicos como los de Pasteur y en que determinados “hechos” no son los que se enseñan en las facultades universitarias, ni los que llenan las portadas de los periódicos.

Fuente: Juan Manuel Olarieta en: https://mpr21.info/pasteur-el-impostor/

Desmontando a Rafa Nadal y el porqué no apoya a su compañero Djokovic

Carta al servil Rafa Nadal: Por tu boca habla Bill Gates

Enrique de Diego.

Eres una decepción, has elegido el bando equivocado, el bando de satán, Rafa Nadal, y Djokovic ha optado por el bando de Dios, por tu boca habla Bill Gates, pozo de mierda. “Desde mi punto de vista, lo único que puedo decir es que creo en lo que dice la gente que sabe de medicina, y si la gente dice que tenemos que vacunarnos, tenemos que vacunarnos“. La gente que sabe medicina es Bill Gates, que domina todas las farmacéuticas, que no es médico, pero todo el mundo le ríe las gracias, hasta ahora que el enemigo público número 1 de la Humanidad, y Tedros Adhanom, presidente de la OMS, que no es médico, que es un criminal, que dice frases tan rotundas como que “no hay una bala de plata contra el coronavirus”. A esos obedeces tú. No a Luc Montagnier, Premio Nobel de Medicina, a Geert Vandem Bosche, el más eminente viróloro, al Doctor Robert Malone. al Doctor Vladimir Zelenko. a la Dolores Cunhill, a la Catedrática María José Martínez Albarracín, a la Doctora Judy Mikovic, la más emnente viróloga de Estados Unidos, al Doctor Peter McCullough, a la profesora Karina Azebedo, a Michael Yeadom, exvicepresidente de Pfiser, a miles más. A esos no. Tú al oficialismo de los corruptos pagados por la Fundación Bill y Melinda Gates, tú a la ponzoña y a la corrupción, con la que tan bien te bandeas.

Eres lelo, eres un pedazo de carne con ojos, eres un servil del totalitarismo, que cumples las normas aunque sean manifiestamente injustas. En la Alemania nazi había normas, lo que no había era libertad, pero a ti te da lo mismo, amigacho de Bill Gates, tú está dispuesto a cumplir las normas. ¿Y cómo te has infectado, guapito de cara? Responde, ¿cómo te has infectado y tu entrenador, Carlos Moyá, si vas todo el día cumpliendo normas, si no firmas autógrafos; ni tienes contacto con nadie que no esté pinchado? Piensa un poco, lacayo. ¿Por qué se ha tenido que retirar del Open de Australia Basilashvili?

Tiene razón el padre de Novak Djokovic: “Mi hijo es el Espartaco del nuevo mundo que no tolerará la injusticia, el colonialismo y la hipocresía. Está preso pero nunca ha estado más libre. Se ha convertido en el símbolo y en el líder del mundo libre, el líder del mundo de las naciones y las personas pobres y necesitadas”. Y tú, Rafa Nadal, ¿a quién representas? Eres el amigacho de Bill Gates, está dicho todo.

Ante el veto totalitario del gobierno australiano, una dictadura nazi en estado experimental, lo menos era solidarizarte con Djokovic y abandonar el torneo hasta que no se respete la Libertad. Te has deshonrado, Rafa.

Ante la grandeza de Djokovic, tú bajeza moral, Antes que la Patria, está la Humanidad y la Libertad. Yo con Djokovic. Honor y Gloria imperecedera. Nadal es el enemigo. El juega con Bill Gates.

Fuente: https://ramblalibre.com/2022/01/07/carta-al-servil-rafa-nadal-por-tu-boca-habla-bill-gates/

Uno de los jefes mundiales de la masonería admite que “los vacunados irán muriendo entre los próximos tres y diez años”.

Para Ellos, los que de verdad mandan, los seres humanos somos una plaga sobre la faz de la Tierra. Sucinto recordatorio. Algunos de ellos, genuino poder y títeres varios: florilegio. El recién fallecido duque de Edimburgo, cofundador del Fondo Mundial para la Naturaleza, esposo de la satánica Isabel II, esposo de la diabólica Reina Isabel II y cofundador del Fondo Mundial para la Naturaleza. “Si pudiera reencarnarme, me gustaría volver como un virus mortal con el fin de contribuir a resolver la superpoblación”. Futuro del planeta: tiranía planetaría, ora ultracapitalista ora maoísta, y habitada por escasos humanos definitivamente abusados y subyugados y transhumanizados. Y las especies dominantes: robots, animales y plantas.

Más genocidas

El turbio Ezekiel Emanuel, exasesor de “salud” del pésimo Barack Obama y uno de los fautores del deplorable y comunistoide Obamacare: “La sociedad sería mucho mejor si las personas no tratasen de vivir más allá de los 75 años. Es ineficiente desperdiciar recursos médicos en aquellos que no pueden tener una alta calidad de vida”. La asesora de Hillary Clinton Nina Fedoroff“Debemos seguir disminuyendo la tasa de crecimiento de la población mundial. El planeta no puede soportar mucha más gente”.

Exasesor científico de George W. BushPaul Ehrlich“La solución fundamental es la reducción de la escala de las actividades humanas, incluso el tamaño de la población, manteniendo su capacidad de consumo de recursos dentro de la capacidad de carga que tiene la Tierra. Nadie, en mi opinión, tiene derecho a tener 12 hijos o incluso tres, a menos que el segundo embarazo sea de gemelos”.

Por otra parte, el exviceprimer ministro de Japón, Taro Aso, hablando sobre los pacientes con enfermedades graves, aseveraba que “no se puede dormir bien cuando se piensa que todo está pagado por el gobierno. Esto no se resolverá a menos que les demos prisas por morir”. Ya saben, los ancianos viven demasiado, funesta Lagarde dixit. Qué decir de nuestro gerontocidio (ningún virus de por medio), por acción y omisión, de hace año y medio mientras fuimos secuestrados domiciliariamente. Y memento, decisivo, siempre, el genocida Jacques Attali.

Los “vacunados” vivirán, como mucho, diez años más

El genocida californiano, dizque médico, Mylo Canderian comparte con Steven Fishman la pasión por el mismo plato exótico que se sirve en L’emince de Veau, Ginebra, ciudad masónica por antonomasia: Sopa de colibrí seguida de lengua de alce. Ambos veneran al chef Gaston Sere de Rivieres, genio culinario, dizque. Sobremesa en un reservado de tal y predilecto restaurante de las élites que anhelan el exterminio de la humanidad.

Steven pregunta a Mylo, sobre el tecno veneno transgénico: “¿Cómo pueden los “vacunados” saber con certeza cuánto tiempo les queda de vida una vez que han sido pinchados?” Me presentó la información, llamada ‘Fórmula de fin de ciclo’. Me explicó lo fácil que es calcularla. El poder de la simplicidad. «Hay un ciclo máximo de diez años desde la inyección hasta el Fin de Ciclo. Y es extremadamente fácil de determinar”. Y dato clave: el ya senil y octogenario Canderian desarrolló la patente del óxido de grafeno para ser utilizado como arma biológica de control mental.

“Cuantas más inyecciones reciban los imbéciles, antes serán abono”

“Cualquier hematólogo puede verlo en cuestión de segundos bajo un microscopio, y aún más fácilmente bajo un microscopio electrónico. El porcentaje de sangre contaminada por o con óxido de grafeno es la ´reciprocidad` del cálculo del fin de ciclo. En otras palabras, un “inoculado” (como Canderian denomina a cualquier persona chutada con el arma combinada biológica de uso experimental de exterminadora despoblación mundial) que tenga un 20% de deterioro de óxido de grafeno en su sangre vivirá, salvo cualquier otro criterio de entrada, 8 años. (10 años menos el 20%). Alguien con un 70% de deterioro de óxido de grafeno no vivirá más de 3 años (10 años menos el 70%)”

Steven repregunta. “Qué efecto tienen los segundos y terceros pinchazos y los boosters (refuerzos) y cómo eso cambia la situación de Fin de Ciclo”. Mylo respondió, sin inmutarse: “Todo se puede medir mediante pruebas hematológicas. Cuantas más inyecciones y refuerzos reciban los imbéciles, peor se verá su sangre bajo el microscopio y más rápido se convertirán en abono”.

El óxido de grafeno, recordatorio, es el componente de la proteína de la espiga de ARN mensajero y de los priones, atacando el corazón, los pulmones, el cerebro y la sangre por el oxígeno de los “vacunados” covid. El óxido de grafeno, también, deviene “esponja” de oxígeno que priva al cuerpo del oxígeno necesario, originando multitud de complicaciones, entre las que se encuentran el shock anafiláctico, la coagulación tóxica de la sangre, la parálisis pulmonar mortal, el cáncer mitocondrial y el cáncer endotelial. Y serán ustedes los que lleguen a la conclusión de si el óxido de grafeno se halla vinculado a la letal (para la libertad y la salud) tecnología 5-G.

El genocida Mylo Canderian

El punto de vista del dizque doctor Mylo Canderian es idéntico, por ejemplo, al de Klaus SchwabBill GatesGeorge Soros y los grandes edecanes de las mafiosas farmacéuticas, Black Rock y Vanguard mediante: ¡QUE SE MUERAN TODOS! Estima que el 95% de la población mundial son “consumidores inútiles que deben ser sacrificados como perros rabiosos, deben ser eutanasiados lo antes posible”.

Grosso modo, Canderian es un genocida globalista, colaborador médico de la Organización Mafiosa de la Salud, muy partidario del citado Schwab y de su Gran Reinicio (” no tendrás nada y será feliz, Agenda 2030 mediante), Y, sobre todo, Canderian sigue milimétricamente los diez preceptos (unos nuevos Diez Mandamientos) de las Piedras Guías de Georgia, del que apenas se habla, exponiendo literalmente: “No seas un Cáncer sobre la Tierra. Deja Espacio para la Naturaleza”. Ya saben sus ideales y esclavizados 500 millones de habitantes.

La “vacuna” pondrá fin a la humanidad

Candarian a nadie engaña. Está absolutamente convencido de que la “vacuna” pondrá fin al “cáncer humano sobre la Tierra”. Y carece masónicas dudas: ardiente partidario del “luminoso” Deber y la Obligación de la Gran Masonería de librar al mundo de la “Plaga de la Humanidad”.

Y postrero instante de la esclarecedora y refulgente y “luminosa” sobremesa. “¿Cómo es posible que un grupo de élites mantenga en secreto el complot para matar a tantos miles de millones de personas?” Su respuesta, rotunda, inequívoca, reveladora: “No sabes mucho sobre la masonería, ¿verdad, Steve? Pues eso».

Steven Fishman, absolutamente creíble

¿Tuvo lugar está conversación? Solo sé que en el pasado, mediato e inmediato, mi admirado Steven Fishman ha proporcionado información privilegiada creíble. Muy creíble. Información que se cumplió al pie de la letra. En fin.


Fuente: Artículo extaído desde alertadigital.com, y también publicado en uncatolicoperplejo.com.

El Papa Bergoglio se desenmascara al negar pensiones a empleados del Vaticano NO-VACUNADOS

Vade retro Satan: el «Papa» quita el salario de las familias no vacunadas. A los empleados no vacunados de la Santa Sede, además de no poder presentarse a trabajar, también se les quitará el sueldo del «Papa»
Vade retro Satan: el «Papa» quita el salario de las familias no vacunadas. A los empleados no vacunados de la Santa Sede, además de no poder presentarse a trabajar, también se les quitará el sueldo del «Papa»

Desde «quien no tiene pecado, tire la primera piedra» al puño duro contra el no vacunados es un paso corto. Y ayer, justo en vísperas de Navidad, cuando todos deberíamos estar mejor, el Vaticano emitió las nuevas directivas para detener la pandemia de coronavirus. Medidas estrictas, firmadas por el secretario de Estado, cardenal Pietro Parolin, y dirigidas a quienes aún no han sido inmunizados. A los empleados no vacunados de la Santa Sede, además de no poder presentarse a trabajar, también se les quitará el sueldo del «Papa» . Esto es lo que él entiende por misericordia divina.

«Ante la persistencia y agravamiento de la actual situación de emergencia sanitaria», dijo ayer Parolin, el Vaticano ha ordenado la obligación de un pase verde «a todo el personal (Superiores, Funcionarios y Auxiliares) de los Departamentos, Órganos y Oficinas que integran el La Curia Romana y las Instituciones vinculadas con la Santa Sede, y se extiende a los colaboradores externos ya quienes desarrollan actividades en cualquier otro cargo en los mismos Organismos, al personal de las empresas externas ya todos los visitantes y usuarios ”. Traducido: o tienes el paso verde o no cruzas las murallas leoninas.

Que «Su Santidad» luego requiera el pase súper verde, luego el pase de vacunación o recuperación. Sin búfer. Y para quienes trabajan en contacto con el público, a partir del 31 de enero incluso deberán disponer del refuerzo además de la primera y segunda dosis, en caso contrario nisba: solo la documentación que acredite el cumplimiento de la vacunación de la administración de la dosis de refuerzo tras el ciclo primario «.

¿Qué pasa si no quiere vacunarse y no obtiene el pase verde? Para los que no tengan pase, se prevén los «castigos del infierno»: «El personal sin pase verde válido que acredite, exclusivamente, el estado de vacunación contra el SARS-CoV-2 o la recuperación del virus del SARS-CoV-2 no podrá para acceder al lugar de trabajo y debe considerarse ausente injustificado, con la consecuente suspensión del sueldo por la duración de la ausencia, sin perjuicio de las deducciones previsionales y asistenciales, así como la asignación por unidad familiar. La prolongación injustificada de la ausencia del lugar de trabajo tendrá las consecuencias previstas por el Reglamento General de la Curia Romana ”. Hay esperanza para los pecadores. Un poco menos por no vacunados . “Padre perdónalos por no vacunarse”.

Comentario de fr. Alexis Bugnolo

Durante 8 años, la boca de Jorge Mario Bergoglio ha inundado los principales medios de comunicación con conversaciones sobre ayudar a los pobres, ayudar a los desfavorecidos, ayudar a los confinados, estar con las ovejas, reducir las leyes, etc.

Pero se ha desenmascarado, una vez más, como un globalista sin Dios, por su reciente medida por la cual ha dejado de pagar todas las pensiones a los trabajadores del Vaticano que se negaron a ser muerte vacunados. Si está vacunado por la muerte, morirá prematuramente.

El Vaticano tiene 2.400 millones en problemas de pensiones no financiados. ¿Qué forma más impía de resolver eso que matar a todos los que van a recibirlos?

Este hombre es un diablo. Nombrarlo en el Canon de la Misa es una ofensa satánica a Dios.

Fuente: https://ejercitoremanente.com/2021/12/26/bergoglio-se-desenmascara-al-negar-pensiones-a-empleados-del-vaticano-no-vacunados/

Ejército Remanente🏹 Noticias

Las vacunas obligatorias contra el Covid-19 incumplen el Código de Nuremberg

Plaga de mentirosos: El Código de Nuremberg prohíbe los procedimientos médicos forzados, incluyendo las vacunas obligatorias

Anna Von Reitz
paulstramer.net
lun, 30 nov 2020 10:04 UTC Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Puede que algunas personas no estén familiarizadas con el verbo «disimular», pero todos necesitamos familiarizarnos con él, porque hay mucho disimulo en marcha.

Doctors Trial Nuremberg Code
El «Juicio a los Doctores» (EE.UU. vs Karl Brandt) durante los juicios de Nuremberg después de la Segunda Guerra Mundial, el cual estableció el Código de Nuremberg que regula la ética de la intervención médica.

Básicamente significa ocultar algo deliberadamente u ofuscarlo, para dirigir erróneamente o desviar la atención de lo que el Disimulador desea ocultar. Como la verdad. Y en este caso, es la verdad sobre el Código de Nuremberg y la protección que nos proporciona para no aceptar ningún procedimiento o terapia médica forzada.

Al igual que sembrar dudas y calumniar, la disimulación es una de las principales herramientas de la caja de herramientas del propagandista.

Hace unos días, escribí un artículo explicando que las vacunaciones forzadas son una violación del Código de Nuremberg. Note la palabra «forzada». De hecho, cualquier procedimiento o terapia médica forzada va en contra del Código de Nuremberg.

Todos los procedimientos y terapias médicas deben contar con el consentimiento plenamente informado y libremente otorgado, en la mayor medida posible; lo que significa que las personas que son conscientes y capaces de decidir las cosas por sí mismas siguen teniendo el control de su destino médico.

Sólo cuando uno está en una situación desesperada e inconsciente se permite a los profesionales médicos intervenir y tomar decisiones «por uno».

Todo esto está bien definido desde la década de 1940, pero ahora tenemos gente tratando de disimularlo y rebajarlo y de reinterpretar el Código de Nuremberg como aplicable sólo a la experimentación médica.

No es así.

El propio Código explica exactamente a qué se aplica, y aunque los casos que dieron lugar al Código surgieron de experimentos médicos en campos de concentración e implicaron experimentos médicos forzados en sujetos no dispuestos, el núcleo del Código de Nuremberg estuvo a la altura de las circunstancias y prohibió todo tipo de procedimientos y terapias médicas forzadas. No sólo los procedimientos experimentales.

Usted tiene el derecho pleno, libre y sin prejuicios a rechazar cualquier procedimiento médico o terapia que no quiera recibir. Punto.

Lea el artículo 6, secciones 1 y 3, del Código de Nuremberg por sí mismo.

No se fíe de la palabra de nadie más. Ni siquiera la mía. Asegúrese. Y haga buen uso de la información si alguien llega a su puerta con una aguja en la mano.

También es bueno citar ante sus caras la decisión tan apreciada de Roe vs. Wade, la excusa para permitir el aborto a pedido. Mi cuerpo, mi elección. Eso se aplica a cada aspecto de su cuerpo, lo que saca y lo que pone en él, también.

He aquí un ejemplo de un artículo de «noticias» de disimulación para que usted pueda ver exactamente cómo disimulan la información importante real y la tergiversan para que signifique otra cosa:© boomlive.in

vaccines nuremberg


«Publicaciones de Facebook e Instagram que han sido compartidas miles de veces aseguran que las vacunas violan directamente el Código de Nuremberg, un conjunto de principios de ética para la experimentación que fue establecido trás la Segunda Guerra Mundial. Esta afirmación es falsa. Expertos de la ética médica y judiciales han dicho que tales principios, nombrados a partir de los Juicios de Nuremberg, son compatibles con las vacunas».

El mismo artículo destaca el hecho de que el Código de Nuremberg no hace ilegal la vacunación. ¿Quién dijo que sí? Están creando deliberadamente un falso argumento con el fin de ofuscar.

El Código de Nuremberg hace que la vacunación FORZADA sea ilegal, junto con todos los demás procedimientos y terapias médicas forzadas. El Código de Nuremberg no distingue entre las vacunas o cualquier otro procedimiento o terapia, sino que prohíbe todos los procedimientos y terapias forzados con el mismo criterio.

Así pues, si usted quiere ser vacunado, después de haber sido plenamente informado de todos los posibles inconvenientes y consecuencias, después de haber comprendido exactamente lo que contiene la vacuna, después de haber entendido que tendrá muy pocos derechos como recurso si se la inyecta voluntariamente y algo sale mal, entonces es libre de arriesgarse y hacer lo que quiera. Es su elección.

El Código de Nuremberg no lo protegerá de su propio consentimiento plenamente informado.

Pero lo protegerá de las imposiciones de los políticos y de las «fuerzas de seguridad privadas» contratadas por los bancos que están conspirando en este esquema para defraudar a Estados Unidos usando la apariencia de la ley.

El Código de Nuremberg le otorga pleno derecho, si intentan violarlo y le obligan a recibir cualquier tipo de vacuna involuntaria o encubierta por cualquier medio, ya sea forcejeando con usted o amenazándolo con privarlo de cualquier otro derecho o privilegio, incluido el derecho a viajar y a utilizar instalaciones públicas.

Todo indica que estamos entrando en un capítulo muy oscuro de la historia estadounidense. No se les está dando información directa desde ninguno de los canales de medios comerciales o sus acólitos y troles pagados. Necesitan leer las cosas con un ojo crítico y ser capaces de discernir los trucos que los propagandistas emplean.

Lea ahora las verdaderas disposiciones del Código de Nuremberg, artículo 6, secciones 1 y 3.

Así pues, manténgase firme contra los procedimientos médicos forzados de cualquier tipo y también contra todos los disimuladores de patrañas especialistas que hay por ahí, porque se están multiplicando como conejos en primavera. Usted puede tomar una postura contra esta plaga de mentirosos, uniéndose a otros estadounidenses conscientes y de ideas afines que han reivindicado su posición política por derecho de nacimiento y que ahora están asumiendo la responsabilidad del autogobierno (con respecto a su salud y todos los demás asuntos) a través de su Asamblea Estatal.
Comentario: Desde la publicación de este artículo, la autora ha reconocido que confundió el Código de Nuremberg con codificaciones posteriores del derecho internacional que daban primacía a los principios del consentimiento informado y la elección individual en los programas de salud pública.

El «Artículo 6, Secciones 1 y 3» al que se refiere es el siguiente de la Declaración Universal de las Naciones Unidas sobre Bioética y Derechos Humanos de 2006:

Artículo 6, sección 1:

Toda intervención médica preventiva, diagnóstica y terapéutica sólo debe llevarse a cabo con el consentimiento previo, libre e informado de la persona interesada, sobre la base de una información adecuada. El consentimiento deberá ser, cuando proceda, expreso y podrá ser revocado por la persona interesada en todo momento y por cualquier motivo, sin que ello entrañe para ella desventaja o perjuicio alguno.

Artículo 6, sección 3:

En ningún caso un acuerdo colectivo de la comunidad o el consentimiento de un dirigente de la comunidad u otra autoridad debe sustituir el consentimiento informado de un individuo.

El Código de Nuremberg consta, en efecto, de los siguientes diez puntos, establecidos en el derecho internacional durante uno de los Juicios de Nuremberg (fuente: The Holocaust Encyclopedia).

El 9 de diciembre de 1946, un tribunal militar estadounidense abrió un proceso penal contra 23 destacados médicos y administradores alemanes por su participación voluntaria en crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad. Este caso se conoce como el «Juicio de los Médicos» (EE.UU. contra Karl Brandt y otros). El 19 de agosto de 1947, los jueces del tribunal emitieron su veredicto. Pero antes de anunciar la culpabilidad o inocencia de cada acusado, se enfrentaron a la difícil cuestión de la experimentación médica en seres humanos.

Varios médicos alemanes habían argumentado en su propia defensa que sus experimentos diferían poco de los realizados antes de la guerra por científicos alemanes y estadounidenses. Además, demostraron que ninguna ley internacional o declaración informal diferenciaba entre la experimentación humana legal e ilegal. Este argumento fue una gran preocupación para dos médicos estadounidenses que habían trabajado con la fiscalía durante el juicio, el Dr. Andrew Ivy y el Dr. Leo Alexander.

Como resultado, el 17 de abril de 1947, el Dr. Alexander presentó un memorándum al Consejo de Crímenes de Guerra de los Estados Unidos. El memorándum esbozaba seis puntos que definían la investigación médica legítima. El veredicto del juicio del 19 de agosto reiteró casi todos estos puntos en una sección titulada «Experimentos médicos permitidos». También reformó los seis puntos originales en diez, y estos diez puntos se conocieron como el «Código de Nuremberg».

En el medio siglo que siguió al juicio, el código sirvió de base para numerosas declaraciones de ética internacional. Sin embargo, su fuerza legal no estaba bien establecida. No obstante, sigue siendo un documento de referencia sobre la ética médica y uno de los productos más duraderos del «Juicio a los Médicos».

Experimentos médicos permitidos

De la transcripción del juicio

El gran peso de la evidencia que tenemos ante nosotros es que ciertos tipos de experimentos médicos en seres humanos, cuando se mantienen dentro de límites razonablemente bien definidos, se ajustan a la ética de la profesión médica en general. Los protagonistas de la práctica de la experimentación humana justifican sus puntos de vista sobre la base de que tales experimentos producen resultados para el bien de la sociedad que no pueden ser provistos por otros métodos o medios de estudio. Sin embargo, todos están de acuerdo en que deben observarse ciertos principios básicos para satisfacer los conceptos morales, éticos y jurídicos:

1. El consentimiento voluntario del sujeto humano es absolutamente esencial.

Esto significa que la persona interesada debe tener capacidad jurídica para dar su consentimiento; debe estar situada de manera que pueda ejercer su libre elección, sin la intervención de ningún elemento de fuerza, fraude, engaño, coacción, exceso de influencia u otra forma ulterior de coacción o coerción; y debe tener un conocimiento y una comprensión suficientes de los elementos de la materia en cuestión para poder tomar una decisión comprensiva e inteligente. Este último elemento requiere que antes de la aceptación de una decisión afirmativa por parte del sujeto del experimento se le haga saber la naturaleza, duración y propósito del experimento; el método y los medios por los que se llevará a cabo; todos los inconvenientes y peligros que razonablemente se puedan esperar; y los efectos sobre su salud o persona que posiblemente puedan derivarse de su participación en el experimento.

El deber y la responsabilidad de determinar la calidad del consentimiento recaen en cada individuo que inicia, dirige o participa en el experimento. Es un deber y una responsabilidad personal que no puede ser delegada a otro con impunidad.

2. El experimento debe ser tal que produzca resultados fructíferos para el bien de la sociedad, que no sean susceptibles de ser obtenidos por otros métodos o medios de estudio, y que no sean de naturaleza aleatoria e innecesarios.

3. El experimento debe estar diseñado y basado en los resultados de la experimentación animal y en el conocimiento de la historia natural de la enfermedad u otro problema en estudio, de manera que los resultados previstos justifiquen la realización del experimento.

4. El experimento debe realizarse de manera que se eviten todos los sufrimientos y lesiones físicas y mentales innecesarios.

5. No se debe realizar ningún experimento en el que haya una razón a priori para creer que se producirá la muerte o una lesión discapacitante; excepto, tal vez, en aquellos experimentos en los que los médicos experimentales también sirven como sujetos.

6. El grado de riesgo que se debe tomar nunca debe exceder el que se determina en función de la importancia humanitaria del problema a resolver por el experimento.

7. Se deben hacer los preparativos adecuados y proporcionar las instalaciones apropiadas para proteger al sujeto experimental contra posibilidades incluso remotas de lesiones, discapacidad o muerte.

8. El experimento debe ser realizado sólo por personas científicamente calificadas. Se debe exigir el más alto grado de habilidad y cuidado en todas las etapas del experimento a quienes lo realicen o participen en él.

9. Durante el curso del experimento, el sujeto humano debe tener la libertad de poner fin al experimento si ha alcanzado un estado físico o mental en el que la continuación del experimento le parece imposible.

10. Durante el curso del experimento, el científico encargado debe estar preparado para poner fin al experimento en cualquier etapa, si tiene motivos probables para creer, en el ejercicio de la buena fe, la habilidad superior y el cuidadoso juicio que se requiere de él, que la continuación del experimento puede dar lugar a lesiones, discapacidad o muerte del sujeto del experimento.

Claramente, las vacunas obligatorias contra el Covid-19 incumplen el Código de Nuremberg, por varios motivos.

Los covidianos, por supuesto, eludirán el Código de Nuremberg alegando que sólo se aplica a los experimentos médicos, mientras que las vacunas contra el Covid-19 tienen el sello distintivo de ser «programas de salud legítimos aprobados por el gobierno».

No lo son. Son completamente experimentales, y violan incluso las laxas regulaciones actuales sobre vacunas, que han sido «suspendidas» bajo la falsa afirmación de que el Covid-19 es una «pandemia mortal» que representa una «grave amenaza para la salud pública mundial».

Cualquiera que esté involucrado en impulsar o llevar a cabo programas de vacunación obligatoria «debido al Covid» estará en violación del Código de Nuremberg y la ley internacional. Como tal, se habrán «convertido en nazis» y serán personalmente responsables en cualquier juicio futuro por crímenes contra la humanidad.

Recuerden, los juicios posteriores a la Segunda Guerra Mundial por crímenes contra la humanidad establecieron que decir que «sólo estaba ejecutando órdenes» NO es una defensa legal.

nuremberg code doctors hanging
Sentencias de muerte ejecutadas tras el Juicio a los Médicos en Nuremberg (1947).


Fuente: https://es.sott.net/article/75677-Plaga-de-mentirosos-El-Codigo-de-Nuremberg-prohibe-los-procedimientos-medicos-forzados-incluyendo-las-vacunas-obligatorias

CÓMO ROCKEFELLER ELIMINO LAS CURAS NATURALES PARA CREAR LA GRAN FARMACEUTICA

Pensaste que Big Oil era malo, pero la familia Rockefeller también preparó el escenario para que Big Pharma La Gran Farmaceutica  destruyera las curas naturales en el proceso.

El autor, Chris Kanthan, ha escrito un asombroso artículo sobre cómo la familia Rockefeller socavó a la sociedad moderna de innumerables formas, pero lo que la mayoría no se da cuenta es de como ellos eliminaron las curas naturales.

El nombre de la familia ahora se ha vinculado a la supresión de la medicina natural para fundar grandes compañías farmacéuticas y ganar mucho dinero.

La gente en estos días te ve como un bicho raro si hablas de las propiedades curativas de las plantas o de cualquier otra práctica holística. Como todo lo demás, hay mucha política y dinero detrás de nuestro moderno sistema médico.

Todo comienza con John D. Rockefeller (1839 – 1937) que fue un magnate del petróleo, un magnate ladrón, el primer multimillonario de los Estados Unidos y un monopolista de origen natural. A comienzos del siglo XX, controlaba el 90% de todas las refinerías de petróleo en los EE. UU. a través de su compañía petrolera, Standard Oil, que luego se dividió para convertirse en Chevron, Exxon, Mobil, etc.

Al mismo tiempo, alrededor de 1900, los científicos descubrieron “productos petroquímicos” y la capacidad de crear todo tipo de productos químicos a partir del petróleo. Por ejemplo, el primer plástico, llamado baquelita, se fabricó a partir del petróleo en 1907.

Los científicos descubrieron varias vitaminas y supusieron que muchas drogas farmacéuticas podrían obtenerse del petróleo.¡Esta fue una maravillosa oportunidad para Rockefeller que vio la capacidad de monopolizar las industrias de petróleo, química y médica al mismo tiempo!Lo mejor de los productos petroquímicos era que todo podía patentarse y venderse con altos beneficios.

Pero hubo un problema con el plan de Rockefeller para la industria médica: las medicinas naturales / herbales eran muy populares en Estados Unidos en ese momento. Casi la mitad de los médicos y universidades de medicina de los EE. UU estaban practicando la medicina holística, utilizando el conocimiento de los nativos de Europa y  americanos.

Rockefeller, el monopolista, tuvo que encontrar la manera de deshacerse de su mayor competencia. Así que usó la estrategia clásica de “solución-problema-reacción”. Es decir, crear un problema y asustar a la gente, y luego ofrecer una solución (planificada previamente). (Similar al miedo terrorista, seguido de la “Ley Patriota”).Fue a ver a su amigo Andrew Carnegie, otro plutócrata que hizo su dinero al monopolizar la industria del acero  quien ideó un esquema.

Desde la prestigiosa Fundación Carnegie, enviaron a un hombre llamado Abraham Flexner para que viajara por todo el país e informara a los estatus de los colegios médicos y hospitales de todo el país.

Esto condujo al Informe Flexner, que dio origen a la medicina moderna tal como la conocemos. No hace falta decir que el informe hablaba de la necesidad de modernizar y centralizar nuestras instituciones médicas. Sobre la base de este informe, más de la mitad de todas las universidades de medicina se cerraron pronto.

La homeopatía y las medicinas naturales fueron burladas y demonizadas; Y los médicos incluso fueron encarcelados.

Para ayudar con la transición y cambiar las mentes de otros médicos y científicos, Rockefeller otorgó más de $ 100 millones a universidades y hospitales y fundó un grupo frontal filantrópico llamado “Junta General de Educación” (GEB). Este es el enfoque clásico de el palo y la zanahoria .

En muy poco tiempo, todas las facultades de medicina se modernizaron y homogeneizaron. Todos los estudiantes estaban aprendiendo lo mismo, y la medicina consistía en usar medicamentos patentados.

Los científicos recibieron subvenciones enormes para estudiar cómo las plantas curaban las enfermedades, pero su objetivo era identificar primero qué sustancias químicas en la planta eran efectivas y luego recrear una sustancia química similar, pero no idéntica, en el laboratorio que pudiera ser patentada.

Una pastilla para un enfermo se convirtió en el mantra de la medicina moderna.

¿Y pensaste que los hermanos Koch eran malvados?

Así que ahora, 100 años después, estamos produciendo médicos que no saben nada sobre los beneficios de la nutrición o las hierbas o cualquier práctica holística. Tenemos toda una sociedad que está esclavizada a las corporaciones por su bienestar.

Los Estados Unidos gastan el 15% de su GDP  en atención médica, que en realidad debería llamarse “atención de enfermos”. No se enfoca en la cura, sino en los síntomas, creando así clientes recurrentes.  En la farmacéutica industrial no existe cura para el cáncer, la diabetes, el autismo, el asma o incluso la gripe. ¿Para qué habría curas reales?

Este es un sistema fundado por oligarcas y plutócratas, no por médicos.

En cuanto al cáncer, oh sí, la Sociedad Americana del Cáncer fue fundada por Rockefeller en 1913.

En el mes de la concientización sobre el cáncer de mama, es triste ver como a las personas se les lava el cerebro sobre la quimioterapia, la radiación y la cirugía. Eso es tema para hacer otra publicación  … pero aquí hay una cita de John D. Rockefeller que resume su visión para América …

Fuente:  https://prepareforchange.net/2019/03/12/how-rockefeller-wiped-out-natural-cures-to-create-big-pharma/ .

Los crímenes del gobierno español con los ancianos

En muchas residencias, en Cataluña, en Cantabria y en otras, por el mes de mayo, murieron casi todos los ancianos. El protocolo del gobierno central les obligaba a dejarlos solos en sus habitaciones, sin atender pedian auxilio desesperados. El protocolo del gobierno les pedia que fueran aislados y sedados. Las residencias pedian retrovirales, antinflamatorios para ayudarles, sin embargo, el gobierno de Pedro Sanchez y Pablo Iglesias, les enviaba sedacion y morfina. Dolores Delgado, la fiscal general del Estado y amiga íntima de Sanchez, ha rechazado TODAS las querellas puestas por los familiares de los ancianos para proteger a estos genocidas. Para algo la pusieron ahi…