Las vacunas obligatorias contra el Covid-19 incumplen el Código de Nuremberg

Plaga de mentirosos: El Código de Nuremberg prohíbe los procedimientos médicos forzados, incluyendo las vacunas obligatorias

Anna Von Reitz
paulstramer.net
lun, 30 nov 2020 10:04 UTC Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Puede que algunas personas no estén familiarizadas con el verbo “disimular”, pero todos necesitamos familiarizarnos con él, porque hay mucho disimulo en marcha.

Doctors Trial Nuremberg Code
El “Juicio a los Doctores” (EE.UU. vs Karl Brandt) durante los juicios de Nuremberg después de la Segunda Guerra Mundial, el cual estableció el Código de Nuremberg que regula la ética de la intervención médica.

Básicamente significa ocultar algo deliberadamente u ofuscarlo, para dirigir erróneamente o desviar la atención de lo que el Disimulador desea ocultar. Como la verdad. Y en este caso, es la verdad sobre el Código de Nuremberg y la protección que nos proporciona para no aceptar ningún procedimiento o terapia médica forzada.

Al igual que sembrar dudas y calumniar, la disimulación es una de las principales herramientas de la caja de herramientas del propagandista.

Hace unos días, escribí un artículo explicando que las vacunaciones forzadas son una violación del Código de Nuremberg. Note la palabra “forzada”. De hecho, cualquier procedimiento o terapia médica forzada va en contra del Código de Nuremberg.

Todos los procedimientos y terapias médicas deben contar con el consentimiento plenamente informado y libremente otorgado, en la mayor medida posible; lo que significa que las personas que son conscientes y capaces de decidir las cosas por sí mismas siguen teniendo el control de su destino médico.

Sólo cuando uno está en una situación desesperada e inconsciente se permite a los profesionales médicos intervenir y tomar decisiones “por uno”.

Todo esto está bien definido desde la década de 1940, pero ahora tenemos gente tratando de disimularlo y rebajarlo y de reinterpretar el Código de Nuremberg como aplicable sólo a la experimentación médica.

No es así.

El propio Código explica exactamente a qué se aplica, y aunque los casos que dieron lugar al Código surgieron de experimentos médicos en campos de concentración e implicaron experimentos médicos forzados en sujetos no dispuestos, el núcleo del Código de Nuremberg estuvo a la altura de las circunstancias y prohibió todo tipo de procedimientos y terapias médicas forzadas. No sólo los procedimientos experimentales.

Usted tiene el derecho pleno, libre y sin prejuicios a rechazar cualquier procedimiento médico o terapia que no quiera recibir. Punto.

Lea el artículo 6, secciones 1 y 3, del Código de Nuremberg por sí mismo.

No se fíe de la palabra de nadie más. Ni siquiera la mía. Asegúrese. Y haga buen uso de la información si alguien llega a su puerta con una aguja en la mano.

También es bueno citar ante sus caras la decisión tan apreciada de Roe vs. Wade, la excusa para permitir el aborto a pedido. Mi cuerpo, mi elección. Eso se aplica a cada aspecto de su cuerpo, lo que saca y lo que pone en él, también.

He aquí un ejemplo de un artículo de “noticias” de disimulación para que usted pueda ver exactamente cómo disimulan la información importante real y la tergiversan para que signifique otra cosa:© boomlive.in

vaccines nuremberg


“Publicaciones de Facebook e Instagram que han sido compartidas miles de veces aseguran que las vacunas violan directamente el Código de Nuremberg, un conjunto de principios de ética para la experimentación que fue establecido trás la Segunda Guerra Mundial. Esta afirmación es falsa. Expertos de la ética médica y judiciales han dicho que tales principios, nombrados a partir de los Juicios de Nuremberg, son compatibles con las vacunas”.

El mismo artículo destaca el hecho de que el Código de Nuremberg no hace ilegal la vacunación. ¿Quién dijo que sí? Están creando deliberadamente un falso argumento con el fin de ofuscar.

El Código de Nuremberg hace que la vacunación FORZADA sea ilegal, junto con todos los demás procedimientos y terapias médicas forzadas. El Código de Nuremberg no distingue entre las vacunas o cualquier otro procedimiento o terapia, sino que prohíbe todos los procedimientos y terapias forzados con el mismo criterio.

Así pues, si usted quiere ser vacunado, después de haber sido plenamente informado de todos los posibles inconvenientes y consecuencias, después de haber comprendido exactamente lo que contiene la vacuna, después de haber entendido que tendrá muy pocos derechos como recurso si se la inyecta voluntariamente y algo sale mal, entonces es libre de arriesgarse y hacer lo que quiera. Es su elección.

El Código de Nuremberg no lo protegerá de su propio consentimiento plenamente informado.

Pero lo protegerá de las imposiciones de los políticos y de las “fuerzas de seguridad privadas” contratadas por los bancos que están conspirando en este esquema para defraudar a Estados Unidos usando la apariencia de la ley.

El Código de Nuremberg le otorga pleno derecho, si intentan violarlo y le obligan a recibir cualquier tipo de vacuna involuntaria o encubierta por cualquier medio, ya sea forcejeando con usted o amenazándolo con privarlo de cualquier otro derecho o privilegio, incluido el derecho a viajar y a utilizar instalaciones públicas.

Todo indica que estamos entrando en un capítulo muy oscuro de la historia estadounidense. No se les está dando información directa desde ninguno de los canales de medios comerciales o sus acólitos y troles pagados. Necesitan leer las cosas con un ojo crítico y ser capaces de discernir los trucos que los propagandistas emplean.

Lea ahora las verdaderas disposiciones del Código de Nuremberg, artículo 6, secciones 1 y 3.

Así pues, manténgase firme contra los procedimientos médicos forzados de cualquier tipo y también contra todos los disimuladores de patrañas especialistas que hay por ahí, porque se están multiplicando como conejos en primavera. Usted puede tomar una postura contra esta plaga de mentirosos, uniéndose a otros estadounidenses conscientes y de ideas afines que han reivindicado su posición política por derecho de nacimiento y que ahora están asumiendo la responsabilidad del autogobierno (con respecto a su salud y todos los demás asuntos) a través de su Asamblea Estatal.
Comentario: Desde la publicación de este artículo, la autora ha reconocido que confundió el Código de Nuremberg con codificaciones posteriores del derecho internacional que daban primacía a los principios del consentimiento informado y la elección individual en los programas de salud pública.

El “Artículo 6, Secciones 1 y 3” al que se refiere es el siguiente de la Declaración Universal de las Naciones Unidas sobre Bioética y Derechos Humanos de 2006:

Artículo 6, sección 1:

Toda intervención médica preventiva, diagnóstica y terapéutica sólo debe llevarse a cabo con el consentimiento previo, libre e informado de la persona interesada, sobre la base de una información adecuada. El consentimiento deberá ser, cuando proceda, expreso y podrá ser revocado por la persona interesada en todo momento y por cualquier motivo, sin que ello entrañe para ella desventaja o perjuicio alguno.

Artículo 6, sección 3:

En ningún caso un acuerdo colectivo de la comunidad o el consentimiento de un dirigente de la comunidad u otra autoridad debe sustituir el consentimiento informado de un individuo.

El Código de Nuremberg consta, en efecto, de los siguientes diez puntos, establecidos en el derecho internacional durante uno de los Juicios de Nuremberg (fuente: The Holocaust Encyclopedia).

El 9 de diciembre de 1946, un tribunal militar estadounidense abrió un proceso penal contra 23 destacados médicos y administradores alemanes por su participación voluntaria en crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad. Este caso se conoce como el “Juicio de los Médicos” (EE.UU. contra Karl Brandt y otros). El 19 de agosto de 1947, los jueces del tribunal emitieron su veredicto. Pero antes de anunciar la culpabilidad o inocencia de cada acusado, se enfrentaron a la difícil cuestión de la experimentación médica en seres humanos.

Varios médicos alemanes habían argumentado en su propia defensa que sus experimentos diferían poco de los realizados antes de la guerra por científicos alemanes y estadounidenses. Además, demostraron que ninguna ley internacional o declaración informal diferenciaba entre la experimentación humana legal e ilegal. Este argumento fue una gran preocupación para dos médicos estadounidenses que habían trabajado con la fiscalía durante el juicio, el Dr. Andrew Ivy y el Dr. Leo Alexander.

Como resultado, el 17 de abril de 1947, el Dr. Alexander presentó un memorándum al Consejo de Crímenes de Guerra de los Estados Unidos. El memorándum esbozaba seis puntos que definían la investigación médica legítima. El veredicto del juicio del 19 de agosto reiteró casi todos estos puntos en una sección titulada “Experimentos médicos permitidos”. También reformó los seis puntos originales en diez, y estos diez puntos se conocieron como el “Código de Nuremberg”.

En el medio siglo que siguió al juicio, el código sirvió de base para numerosas declaraciones de ética internacional. Sin embargo, su fuerza legal no estaba bien establecida. No obstante, sigue siendo un documento de referencia sobre la ética médica y uno de los productos más duraderos del “Juicio a los Médicos”.

Experimentos médicos permitidos

De la transcripción del juicio

El gran peso de la evidencia que tenemos ante nosotros es que ciertos tipos de experimentos médicos en seres humanos, cuando se mantienen dentro de límites razonablemente bien definidos, se ajustan a la ética de la profesión médica en general. Los protagonistas de la práctica de la experimentación humana justifican sus puntos de vista sobre la base de que tales experimentos producen resultados para el bien de la sociedad que no pueden ser provistos por otros métodos o medios de estudio. Sin embargo, todos están de acuerdo en que deben observarse ciertos principios básicos para satisfacer los conceptos morales, éticos y jurídicos:

1. El consentimiento voluntario del sujeto humano es absolutamente esencial.

Esto significa que la persona interesada debe tener capacidad jurídica para dar su consentimiento; debe estar situada de manera que pueda ejercer su libre elección, sin la intervención de ningún elemento de fuerza, fraude, engaño, coacción, exceso de influencia u otra forma ulterior de coacción o coerción; y debe tener un conocimiento y una comprensión suficientes de los elementos de la materia en cuestión para poder tomar una decisión comprensiva e inteligente. Este último elemento requiere que antes de la aceptación de una decisión afirmativa por parte del sujeto del experimento se le haga saber la naturaleza, duración y propósito del experimento; el método y los medios por los que se llevará a cabo; todos los inconvenientes y peligros que razonablemente se puedan esperar; y los efectos sobre su salud o persona que posiblemente puedan derivarse de su participación en el experimento.

El deber y la responsabilidad de determinar la calidad del consentimiento recaen en cada individuo que inicia, dirige o participa en el experimento. Es un deber y una responsabilidad personal que no puede ser delegada a otro con impunidad.

2. El experimento debe ser tal que produzca resultados fructíferos para el bien de la sociedad, que no sean susceptibles de ser obtenidos por otros métodos o medios de estudio, y que no sean de naturaleza aleatoria e innecesarios.

3. El experimento debe estar diseñado y basado en los resultados de la experimentación animal y en el conocimiento de la historia natural de la enfermedad u otro problema en estudio, de manera que los resultados previstos justifiquen la realización del experimento.

4. El experimento debe realizarse de manera que se eviten todos los sufrimientos y lesiones físicas y mentales innecesarios.

5. No se debe realizar ningún experimento en el que haya una razón a priori para creer que se producirá la muerte o una lesión discapacitante; excepto, tal vez, en aquellos experimentos en los que los médicos experimentales también sirven como sujetos.

6. El grado de riesgo que se debe tomar nunca debe exceder el que se determina en función de la importancia humanitaria del problema a resolver por el experimento.

7. Se deben hacer los preparativos adecuados y proporcionar las instalaciones apropiadas para proteger al sujeto experimental contra posibilidades incluso remotas de lesiones, discapacidad o muerte.

8. El experimento debe ser realizado sólo por personas científicamente calificadas. Se debe exigir el más alto grado de habilidad y cuidado en todas las etapas del experimento a quienes lo realicen o participen en él.

9. Durante el curso del experimento, el sujeto humano debe tener la libertad de poner fin al experimento si ha alcanzado un estado físico o mental en el que la continuación del experimento le parece imposible.

10. Durante el curso del experimento, el científico encargado debe estar preparado para poner fin al experimento en cualquier etapa, si tiene motivos probables para creer, en el ejercicio de la buena fe, la habilidad superior y el cuidadoso juicio que se requiere de él, que la continuación del experimento puede dar lugar a lesiones, discapacidad o muerte del sujeto del experimento.

Claramente, las vacunas obligatorias contra el Covid-19 incumplen el Código de Nuremberg, por varios motivos.

Los covidianos, por supuesto, eludirán el Código de Nuremberg alegando que sólo se aplica a los experimentos médicos, mientras que las vacunas contra el Covid-19 tienen el sello distintivo de ser “programas de salud legítimos aprobados por el gobierno”.

No lo son. Son completamente experimentales, y violan incluso las laxas regulaciones actuales sobre vacunas, que han sido “suspendidas” bajo la falsa afirmación de que el Covid-19 es una “pandemia mortal” que representa una “grave amenaza para la salud pública mundial”.

Cualquiera que esté involucrado en impulsar o llevar a cabo programas de vacunación obligatoria “debido al Covid” estará en violación del Código de Nuremberg y la ley internacional. Como tal, se habrán “convertido en nazis” y serán personalmente responsables en cualquier juicio futuro por crímenes contra la humanidad.

Recuerden, los juicios posteriores a la Segunda Guerra Mundial por crímenes contra la humanidad establecieron que decir que “sólo estaba ejecutando órdenes” NO es una defensa legal.

nuremberg code doctors hanging
Sentencias de muerte ejecutadas tras el Juicio a los Médicos en Nuremberg (1947).


Fuente: https://es.sott.net/article/75677-Plaga-de-mentirosos-El-Codigo-de-Nuremberg-prohibe-los-procedimientos-medicos-forzados-incluyendo-las-vacunas-obligatorias

El asesor del ministro de defensa ruso afirma que el Covid es una conspiración de los globalistas.

(Traducido automáticamente por Google)

Covid es un proyecto de los globalistas – Ministerio de Defensa de Rusia [VIDEO]

21 de diciembre de 2020 

Editor de ER: Hemos estado esperando una declaración como esta, indicando las preocupaciones de Rusia sobre el plandemismo covid , que ha estado luchando con uñas y dientes para preservarse y fortalecerse como estado nación desde, probablemente desde siempre, pero ciertamente desde alrededor. 1999cuando Putin reemplazó a Yeltsin, quien se vendió en occidente. Putin entendió perfectamente lo que las élites occidentales querían de Rusia: su continua destrucción y sumisión, que fuera solo una enorme masa de tierra de valiosas materias primas para que las transnacionales se aprovecharan, no una nación autónoma que funcionara..Ahora tenemos I-Lied-for-the-CIA y estamos-en-un-ejercicio-en-vivo- favorito de Deep State Mike Pompeo participando en una chusma sin evidencia sobre Rusia, ya que parece que Biden demente y su equipo globalista puede entrar en la Casa Blanca el próximo mes. Porque los amigos ayudan a los amigos. El presunto ciberataque a las agencias gubernamentales de EE. UU., Como señala Zerohedge , puede ser un intento de resucitar la narrativa de Russiagate a tiempo para que el equipo de Biden intervenga y suba la apuesta una vez más. Vea cómo Trump critica las afirmaciones exageradas de los medios de “Rusia, Rusia, Rusia” en un ciberataque después de ver a Intel . Véase también Restablecimiento de las preferencias del Estado profundo de EE. UU. En las relaciones con Rusia . Rusia tiene todos los motivos para preocuparse.********

Andrey Ilnitsky: Covid es un proyecto de globalistas

Andre Ilnitsky, asesor especial de Sergei Shoigu, ministro de Defensa

El 16 de diciembre, el Consejo de la Federación celebró una   mesa redonda  de la Comisión Provisional del Consejo de la Federación para la Protección de la Soberanía del Estado y la Prevención de Interferencias en los Asuntos Internos de Rusia (Presidente, Andrey Klimov) sobre el tema “Intentos extranjeros de utilizar el espacio postsoviético / cercano al extranjero para desestabilizar el sistema político de Rusia ” .

En la reunión de la mesa redonda participaron senadores, miembros de la Comisión Provisional del Consejo de la Federación: Elena Afanasyeva, Aleksandr Vaynberg, Margarita Pavlova, Vladimir Poletayev, miembro del Presidium del Consejo de Política Exterior y de Defensa y Servicio de Inteligencia Exterior Coronel Andrey Bezrukov, miembro de la Cámara Pública de la Federación de Rusia Maria Butina, Primer Ministro de Ucrania en 2010-2014 Nikolay Azarov, Presidente de la Comisión Permanente de la Cámara de Representantes de la Asamblea Nacional de Bielorrusia Andrey Savinykh, Vicepresidente de la ONG  “ Belaya Rus ”  Aleksandr Shatko, presidente del partido búlgaro  “ Revival of the Motherland ”  (creado sobre la base del movimiento nacional  “ Russophiles ”) Nikolay Malinov, Director de Comunicaciones de  “Rossiya Segodnya”  Pyotr Lidov-Petrovsky y otros.

Pero el discurso del asesor, científico, publicista y miembro del Consejo de Política Exterior y de Defensa de Sergey Shoigu, Andrey Ilnitsky, tuvo el mayor impacto.

Desestabilizar las economías y los sistemas de salud de los estados nacionales es la principal tarea del proyecto coronavirus, que se ha realizado con éxito, dijo Andrey Ilnitsky, asesor del ministro de Defensa ruso.

La democracia debería establecerse en todo el mundo, por supuesto, en la forma que sea de interés para los organizadores de la empresa. Y aquellos que quieran preservar sus estados nacionales deberían verse privados de cualquier beneficio: “No permitiremos el regreso del mundo anterior al coronavirus, haremos preguntas a los políticos …” ¿  Y quiénes somos? Corporaciones transnacionales. Plantearán interrogantes sobre las medidas de disuasión, de lo que se desprende que “el covid no es la amenaza, sino las medidas que se están tomando en todo el mundo” , explicó Ilnitsky.

Según Ilnitsky, las corporaciones multinacionales occidentales consideran el coronavirus como un proyecto propio. La tarea es tener un impacto a gran escala en los estados de todo el mundo y transformar completamente la vida de las personas a través de estrictas restricciones contra el coronavirus.

Andre Ilnitsky incluyó en su informe puntos que indican intentos de presionar a nuestro país y otros países del mundo que decidieron preservar su soberanía . Entre otras cosas, habló del conocido foro cerrado de Davos, donde se habló de la implementación del plan de los globalistas. Se anunció abiertamente que la pandemia de coronavirus debería convertirse en una herramienta para un  reinicio global   y nadie debería volver a su vida anterior.

Recordó la fórmula de combate del virus en la guerra biológica. El principal indicador del virus en el ataque biológico del enemigo es la virulencia, es decir, la capacidad de infectar el cuerpo humano. Las tesis esbozadas por Ilnitsky están contenidas en el libro de Klaus Schwab  “Covid-19: The Great Reset” . Schwab, hay que decirlo, organizó el Foro de Davos. En su libro, pide un mundo gobernado por corporaciones.

“Y en este mundo no habrá lugar para estados nacionales. No están ahí. Cita: “Si la democracia y la globalización se expanden, entonces no habrá lugar para un estado nación”. Por supuesto, en primer lugar , no habrá lugar para la Rusia soberana allí. El proyecto covid ha infundido miedo a la gente, demolió la administración de Donald Trump, conmovió a los estados nacionales, ejerció presión sobre sus sistemas de salud… Ha cumplido su tarea. Por cierto, la fórmula de combate del virus, y hoy no se conocía… No es un virus asesino. La característica principal del virus es la virulencia, tiene que desestabilizar los sistemas de salud del enemigo. Y después se lanzan los virus asesinos. Esto es solo información … Entonces,para seguir desmantelando el viejo mundo, los globalistas necesitan plataformas. 

En particular, esas plataformas deberían ser la   agenda verde, ” digitalización y varios tipos de simuladores ideológicas – desde LGBT a BLM, que “entrar” Estados nacionales y echar raíces.

El experto señaló el peligro que representan las empresas transnacionales en relación con los estados independientes. Ilnitsky pidió a los diputados y senadores del Consejo de la Federación que rechacen los proyectos de ley que incluso pueden contener una amenaza potencial para la seguridad nacional de Rusia.

Fuentes: https://www.europereloaded.com/covid-is-a-project-of-the-globalists/

Zona Сталкер

fuente: http://www.comite-valmy.org/

CÓMO ROCKEFELLER ELIMINO LAS CURAS NATURALES PARA CREAR LA GRAN FARMACEUTICA

Pensaste que Big Oil era malo, pero la familia Rockefeller también preparó el escenario para que Big Pharma La Gran Farmaceutica  destruyera las curas naturales en el proceso.

El autor, Chris Kanthan, ha escrito un asombroso artículo sobre cómo la familia Rockefeller socavó a la sociedad moderna de innumerables formas, pero lo que la mayoría no se da cuenta es de como ellos eliminaron las curas naturales.

El nombre de la familia ahora se ha vinculado a la supresión de la medicina natural para fundar grandes compañías farmacéuticas y ganar mucho dinero.

La gente en estos días te ve como un bicho raro si hablas de las propiedades curativas de las plantas o de cualquier otra práctica holística. Como todo lo demás, hay mucha política y dinero detrás de nuestro moderno sistema médico.

Todo comienza con John D. Rockefeller (1839 – 1937) que fue un magnate del petróleo, un magnate ladrón, el primer multimillonario de los Estados Unidos y un monopolista de origen natural. A comienzos del siglo XX, controlaba el 90% de todas las refinerías de petróleo en los EE. UU. a través de su compañía petrolera, Standard Oil, que luego se dividió para convertirse en Chevron, Exxon, Mobil, etc.

Al mismo tiempo, alrededor de 1900, los científicos descubrieron “productos petroquímicos” y la capacidad de crear todo tipo de productos químicos a partir del petróleo. Por ejemplo, el primer plástico, llamado baquelita, se fabricó a partir del petróleo en 1907.

Los científicos descubrieron varias vitaminas y supusieron que muchas drogas farmacéuticas podrían obtenerse del petróleo.¡Esta fue una maravillosa oportunidad para Rockefeller que vio la capacidad de monopolizar las industrias de petróleo, química y médica al mismo tiempo!Lo mejor de los productos petroquímicos era que todo podía patentarse y venderse con altos beneficios.

Pero hubo un problema con el plan de Rockefeller para la industria médica: las medicinas naturales / herbales eran muy populares en Estados Unidos en ese momento. Casi la mitad de los médicos y universidades de medicina de los EE. UU estaban practicando la medicina holística, utilizando el conocimiento de los nativos de Europa y  americanos.

Rockefeller, el monopolista, tuvo que encontrar la manera de deshacerse de su mayor competencia. Así que usó la estrategia clásica de “solución-problema-reacción”. Es decir, crear un problema y asustar a la gente, y luego ofrecer una solución (planificada previamente). (Similar al miedo terrorista, seguido de la “Ley Patriota”).Fue a ver a su amigo Andrew Carnegie, otro plutócrata que hizo su dinero al monopolizar la industria del acero  quien ideó un esquema.

Desde la prestigiosa Fundación Carnegie, enviaron a un hombre llamado Abraham Flexner para que viajara por todo el país e informara a los estatus de los colegios médicos y hospitales de todo el país.

Esto condujo al Informe Flexner, que dio origen a la medicina moderna tal como la conocemos. No hace falta decir que el informe hablaba de la necesidad de modernizar y centralizar nuestras instituciones médicas. Sobre la base de este informe, más de la mitad de todas las universidades de medicina se cerraron pronto.

La homeopatía y las medicinas naturales fueron burladas y demonizadas; Y los médicos incluso fueron encarcelados.

Para ayudar con la transición y cambiar las mentes de otros médicos y científicos, Rockefeller otorgó más de $ 100 millones a universidades y hospitales y fundó un grupo frontal filantrópico llamado “Junta General de Educación” (GEB). Este es el enfoque clásico de el palo y la zanahoria .

En muy poco tiempo, todas las facultades de medicina se modernizaron y homogeneizaron. Todos los estudiantes estaban aprendiendo lo mismo, y la medicina consistía en usar medicamentos patentados.

Los científicos recibieron subvenciones enormes para estudiar cómo las plantas curaban las enfermedades, pero su objetivo era identificar primero qué sustancias químicas en la planta eran efectivas y luego recrear una sustancia química similar, pero no idéntica, en el laboratorio que pudiera ser patentada.

Una pastilla para un enfermo se convirtió en el mantra de la medicina moderna.

¿Y pensaste que los hermanos Koch eran malvados?

Así que ahora, 100 años después, estamos produciendo médicos que no saben nada sobre los beneficios de la nutrición o las hierbas o cualquier práctica holística. Tenemos toda una sociedad que está esclavizada a las corporaciones por su bienestar.

Los Estados Unidos gastan el 15% de su GDP  en atención médica, que en realidad debería llamarse “atención de enfermos”. No se enfoca en la cura, sino en los síntomas, creando así clientes recurrentes.  En la farmacéutica industrial no existe cura para el cáncer, la diabetes, el autismo, el asma o incluso la gripe. ¿Para qué habría curas reales?

Este es un sistema fundado por oligarcas y plutócratas, no por médicos.

En cuanto al cáncer, oh sí, la Sociedad Americana del Cáncer fue fundada por Rockefeller en 1913.

En el mes de la concientización sobre el cáncer de mama, es triste ver como a las personas se les lava el cerebro sobre la quimioterapia, la radiación y la cirugía. Eso es tema para hacer otra publicación  … pero aquí hay una cita de John D. Rockefeller que resume su visión para América …

Fuente:  https://prepareforchange.net/2019/03/12/how-rockefeller-wiped-out-natural-cures-to-create-big-pharma/ .

La Voz de Galicia, primer medio “oficial” que expone el cuento de la “pandemia”

La pandemia es una trola

ERNESTO S. POMBO
07/11/2020 05:00

El comportamiento de nuestros mandarines ante la supuesta plaga sanitaria que padecemos nos hace pensar que no podemos creernos ni una sola palabra de lo que nos cuentan. Eso de que estamos siendo atacados por un virus, que ha causado decenas de miles de muertos y que se va a llevar por delante nuestra economía y nuestra forma de vida es una invención. Así que no nos lo creamos. Es una trola que se inventaron para tenernos entretenidos y ocultar sus incapacidades y desvaríos.https://126f7a52f7c38b5205886395cc6948a8.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-37/html/container.html

Porque a nadie le cabe en la cabeza que si en este país, como dicen, se hubiesen producido más de 50.000 fallecimientos, de ellos mil en Galicia, y casi millón y medio de diagnosticados, estuviésemos en la incertidumbre y en la dejadez en la que estamos. No puede haber los muertos que nos dicen mientras se retrasan las medidas a adoptar, o son contradictorias pese a tratarse del mismo enemigo. No entenderíamos, si estuviésemos en esa situación de emergencia, que se dictasen restricciones por sorpresa, a no ser que sea para pillar desprevenido al virus. Ni que fuesen vigentes hoy sí y mañana no, porque creen que el microbio, o lo que sea, se toma días de descanso. Tampoco permitirían, y mucho menos subvencionarían, que cientos de participantes de una vuelta ciclista entren y salgan a su antojo de ciudades que llevan semanas aisladas.

La situación no puede ser la que nos cuentan. Nadie en su sano juicio aceptaría que un responsable sanitario en pleno caos responda «los necesarios» al ser preguntado por la cantidad de trabajadores del Centro de Seguimiento de Contactos. Y si la cosa fuese tan seria, los españoles haríamos como los alemanes y dedicaríamos el 14 % de nuestro PIB a la gestión de la pandemia y no el 3,6 %.

Tengamos la certeza de que, aunque solo fuese por respeto a los muertos, a sus familias y a los que se sufren en las ucis y hospitales, no osarían protagonizar trifulcas más propias de una barra americana que de unos mandatarios. Olvidarían los rendimientos electorales y se tomarían las cosas en serio. Pero si no lo hacen es porque esto de la pandemia no deja de ser una trola. Un embuste. Que en eso son especialistas.

En La Voz, más de trescientos periodistas, corresponsales y analistas trabajamos a diario para informarte con rigor y responsabilidad sobre todo lo que sucede en Galicia y en el mundo, cumpliendo con nuestro compromiso de servicio público. Todo esto es posible gracias a nuestros lectores. Suscríbete y ayúdanos a seguir dando voz a lo que pasa cerca de ti.
Prueba 30 días gratis la suscripción digital y lee sin límites todos los contenidos

Fuente: https://www.lavozdegalicia.es/noticia/opinion/2020/11/07/pandemia-trola/0003_202011G7P17992.htm

Josele Sánchez, el ex director de “La Tribuna de España” en Guatemala viviendo en la indigencia

Un año sin La Tribuna de España tras el cierre del periódico y la huida de España de su director

cuartaedicion.com es el primer y único medio de comunicación que ha localizado al periodista huido de la justicia Josele Sánchez, y decidimos publicarlo justo ahora que se cumple el primer aniversario del cierre definitivo del periódico La Tribuna de España y del exilio obligado de su polémico director y cuando podemos hacer público, sin perjudicarle, el lugar donde el controvertido periodista y escritor ha pasado los últimos doce meses ya que se ha visto obligado a trasladarse de ciudad y de país; un problema grave de salud le obliga a recibir tratamiento médico diario que no proporciona la humilde y tercermundista población guatemalteca que le ha servido de refugio durante este último año.

Precisamente ahora que el gobierno social-comunista de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias ha anunciado que controlará todo lo que se publique en cualquier medio de comunicación y que será el propio Ejecutivo quien decida qué es verdad y qué es mentira, qué se puede publicar y qué debe ser censurado al más puro estilo estalinista, cobra más valor la entrevista con Josele Sánchez, el único periodista en la historia de la democracia española (hasta la fecha) detenido en dos ocasiones sin que ninguna de las asociaciones  de prensa que ahora claman contra la censura totalitaria que anuncia el gobierno dijera nada al respecto, sin que prácticamente ningún compañero de oficio (al menos los más reputados) mostrara su solidaridad con el director de un periódico que era esposado, encerrado en un calabozo y posteriormente conducido ante el juez por el único delito de atreverse a publicar lo que disgusta a la policía del pensamiento, por desvelar las miserias y los delitos cometidos por los más poderosos (políticos, banqueros y jueces) que el resto de medios de comunicación viene silenciando, desde hace décadas, con absoluta complicidad con un sistema que ha convertido el periodismo en un oficio absolutamente prostituido.

La frontera entre Guatemala y México y muy próximo, también, a la frontera con Belice (cuestión importante porque éste pequeñísimo país centroamericano es el único que no tiene convenio de extradición con España) es el lugar donde Josele Sánchez ha vivido estos últimos doce meses, desde que escapara de España en una moto acuática la noche del sábado 9 de noviembre, sólo unas horas antes de que se abrieran los colegios electorales que llevarían, para desgracia de nuestra nación, a Pedro Sánchez al poder en coalición con los bolivarianos de Podemos y con los votos de los filo-terroristas de Bildu y de los separatistas catalanes y vascos.

Ese 9 de noviembre, a las 10 de la mañana, el periodista Josele Sánchez recibía el título de Académico de Honor de la Muy Ilustre Academia Internacional de Ciencias, Tecnología, Educación y Humanidades como reconocimiento a su periodismo de investigación y a su compromiso con la verdad; el acto, celebrado en el Monasterio San Miguel de los Reyes de Valencia, vestía sus mejores galas para la ocasión y Josele Sánchez acudía a recibir tan importante reconocimiento con el protocolario chaqué. Ninguno de los asistentes a la ceremonia podía imaginar que sólo unas horas después, el ilustre nuevo académico abandonaría España huyendo desde Algeciras en una moto acuática, aprovechando la oscuridad de la noche y cargando todas las pertenencias que cabían en una pequeña mochila sobre sus espaldas.

¿Por qué el ilustre periodista que por la mañana era nombrado académico de honor de la Muy Ilustre Academia Internacional de Ciencias y Humanidades, al caer la noche escapaba de España como si de un criminal se tratase?

La respuesta a esa pregunta está en la persecución y el acoso que el director de La Tribuna de España venía sufriendo por parte de todos los estamentos del Estado (con sus cloacas incluidas) y que iba a materializarse con su nueva detención, esta vez para decretar su inmediato ingreso en prisión, el lunes 11 de noviembre, aprovechando que toda la actualidad informativa estaría centrada en el resultado de las Elecciones Generales celebradas el día anterior.

La historia, la verdadera y desconocida historia del acoso y derribo del periodista más valiente de España y del único medio de comunicación que se enfrentó al pensamiento único del sistema del Régimen del 78 debería estudiarse en las facultades de periodismo; sin embargo, la ingeniería socia del sistema, con sus grandes medios de comunicación al servicio de los más poderosos y de la agenda globalista del Nuevo Orden Mundial, ha presentado a la opinión pública a Josele Sánchez como un loco o un malvado, y al periódico que dirigía como una fábrica de «fake news».

cuartaedicion.com puede contar la verdadera historia de Josele Sánchez y de La Tribuna de España casi en primera persona y con absoluto conocimiento de causa; no en vano su director, Daniel Negroles, vivió el proyecto periodístico de Josele Sánchez desde sus inicios y hasta casi su final: primero fue contratado como jefe de deportes, después ascendió a Redactor Jefe y acabó siendo director de La Tribuna de Cartagena cuando Josele expandió su iniciativa a nivel nacional y salió a la calle La Tribuna de España, un medio que llegó a tener ¡8 periódicos regionales más!, una emisora de radio y una canal de youtube en el que los programas más importantes ¡superaron el millón y medio de visualizaciones…!

Negroles también sufrió los daños colaterales del periodismo de Josele Sánchez; padeció un asalto a su domicilio buscando información, dos ataques de los terroristas callejeros llamados «antifas» a la redacción del periódico, amenazas e insultos. Y aguantó como director de La Tribuna de Cartagena (y como uno de los más estrechos colaboradores de Sánchez) hasta que ya no pudo soportar la falta de medios económicos a la que condenaron a este proyecto periodístico cortándole todas las fuentes de financiación publicitaria. El director de cuartaedicion.com ha sido testigo de cómo Josele Sánchez llegó a pagar de su bolsillo, mientras pudo, el sueldo de sus redactores cuando Ana Patricia Botín dio la orden de asfixiar económicamente al medio que denunciaba su presunta implicación en el asesinato de su padre.

Tras escribir un último editorial tan triste como silenciado por el resto de periodistas, Josele Sánchez ha cumplido su palabra y se ha alejado absolutamente de los focos: es más, ni siquiera ha respondido a ataques demoledores y maliciosos publicados en diferentes medios ni a las traiciones de quienes pasaron de amigos íntimos a acérrimos enemigos en sólo unas horas, como los buitres al olor de la carne fresca.

Estos últimos doce meses han supuesto un cambio absoluto en Josele Sánchez que de ser un periodista y combativo escritor, siempre en la primera línea de la guerra informativa, ha pasado a convertirse en un anacoreta, en un hombre solitario que vive absolutamente para Dios y que dedica todas las horas del día a la oración.

La impactante transformación física que ha sufrido el periodista no es nada comparada con el cambio interior que se ha producido en un hombre que ahora vive en unas condiciones de miseria (perdón, Josele insiste en que la diferencia entre la pobreza y la miseria radica en la limpieza del entorno y en la higiene personal). Para el otrora periodista combativo, la pobreza en la que vive no es una consecuencia sino una opción personal. Nos ha contado cómo, en una situación límite de supervivencia, en lugar de derrumbarse o cargar contra su injusta situación, hizo como el Padre Pío y preguntó a Dios: «Señor, en estas circunstancias, ¿qué quieres de mí?»

Y ha vivido los últimos 12 meses en una cabaña (como una caseta de obra) a 10 kilómetros de la guatemalteca ciudad de Ayutla, una pequeña población de 30.000 habitantes situada en el Departamento de San Marcos y que hace frontera con el mexicano Estado de Chiapas, el mismo donde, años atrás, Josele Sánchez vivió como reportero una revolución zapatista que, como todas las revoluciones, acabó por no haber servido para casi nada. La vivienda de Josele tenía el suelo de cemento y el techo de uralita, una sola estancia con una chimenea (que además de para calentarse tenía que usarla como cocina), dos palés de madera que hacían las veces de somier y que sujetaban un colchón de lana una mesa y una silla… ni luz eléctrica, ni agua corriente, ni WC; por supuesto ni ordenador, ni teléfono móvil, ni televisión, ni un transistor de radio. Y a pesar de todo Josele se ha mostrado absolutamente feliz y dice no precisar nada.

Es tal la fuerza de su fe y la contundencia con la que ha expuesto sus argumentos a Daniel Negroles que horas de conversación grabadas pretende el director de cuartaedicion.com llevarlas a un libro. Porque no sólo ha hablado con Josele de los casos más importantes desvelados por su investigación periodística (el posible asesinato del presidente del Banco de Santander, el Caso Bar España, la mayor trama de pederastia en la historia de nuestro país… etc); Josele habla de todo, del sistema capitalista actual que se hunde, de la ausencia de valores, de la educación de los niños, de la ideología de género, de la destrucción de España y de Europa, de la islamización de nuestro Viejo Continente, del sionismo y su poder internacional… Josele habla con la misma carga de profundidad con la que siempre ha defendido sus posicionamientos, pero ahora rodeado de una serenidad en su discurso y unas maneras en su voz y en sus gestos que nos recuerda a un José Luis Sanpedro, a un Saramago o a un Benedetti.

Pero Josele no quiere que se divulguen sus palabras. Nos ha costado presionarle para que aceptara esta primera publicación y ahora todo nuestro empeño radica en convencerle para que se publiquen en un libro esas conversaciones que ha mantenido con Daniel Negroles. Y queremos que salgan a la luz y se conviertan en un libro porque las reflexiones que hace Josele, porque sus respuestas a cada pregunta del director de cuartaedicion.com, unas preguntas y una conversación entre dos compañeros y amigos (que nunca se planteó como una entrevista para ser publicada) merecen ser conocidas por todos los que intentan salirse de la senda del pensamiento único. Habrá que seguir presionándole porque el periodista cree que no tiene nada nuevo que aportar, que nada de lo que diga puede ser aprovechado. En este medio pensamos lo contrario. Por eso hoy les ofrecemos este adelanto de la entrevista que Daniel Negroles ha realizado y que Josele Sánchez nos ha autorizado a su publicación.

En los próximos días podrán leerla los lectores de Cuarta Edición en exclusiva.

Fuente: https://www.cuartaedicion.com/2020/11/josele-sanchez-en-guatemala-viviendo-en-la-indigencia/

Entrevista realizada a Jose Antonio Campoy, director de la revista DSalud, sobre la situación mundial.

Última entrevista realizada a Jose Antonio Campoy, director de la honesta revista científica de salud DSalud, sobre la situación mundial y el gran engaño de la pandemia. Imprescindible. Descárgala, republícala y guárdala antes de que sea censurada.

Entrevista a Gonzalo García Pelayo de Mind Capital, por Miguel Celades

Entrevistamos al CEO de Mind Capital, Gonzalo García Pelayo. Hablamos sobre lo revueltos que están los tiempos con otras empresas del sector, celebramos mi bono Ambassador y hablamos de los futuros productos que Mind Capital va a presentar.

Si quieres saber más sobre el tema mándame un Whatsapp al 34 619 620 624, escríbeme a miguelmcr@gmail.com o regístrate directamente conmigo en el siguiente link:
https://mind.capital/?referral=PY34X68T9K