600 millones de personas con diabetes en el mundo podrían curarse fácilmente, pero los gobiernos lo impiden

En realidad hay cinco tipos de diabetes y no dos como se pensabaDe 500 a 700 millones de personas con diabetes en el mundo, 4 millones muriendo al año innecesariamente por culpa de esta enfermedad y millones de personas con secuelas graves provocadas por los medicamentos no pensados para curar la enfermedad, cuando tenemos plantas medicinales maravillosas que podría evitar este horror y testimonios reales que pueden disolver tus dudas a la hora de pasarte a la solución natural.

Si no te lo crees, compruébalo por tu mismo: https://dolcarevolucio.cat/language/es/diabetes-tipo-ii-3/

Diabetes tipo II

Control del azúcar con plantas

Diabetes – Barcelona

Diabetes

Diabetes

Diabetes

Diabetes e insuficiencia renal – Sevilla

Diabetes en el embarazo

Diabetes Mellitus Tipo II

Diabetes Mellitus Tipo II – México

Diabetes tipo II

Diabetes tipo II

Diabetes tipo II- Barcelona

Diabetes tipo II unido a una grave hipertensión

Glucosa i tensión bajo control

Glucosa y triglicéridos altos controlados con stevia

Mejora diabetes

Mejora diabetes con alpiste y estevia

Mejora diabetes con varias plantas

Mejora diabetes con varias plantas – México

Mejora diabetes y reducción medicación – Barcelona

Mejora en los niveles de azúcar y pérdida de peso

Mejora en los niveles de glucemia con dos infusiones al día

Mejora glucosa

Mejora glucosa y tensión

Mejora hipoglucemias

Neuropatía diabética – México

Pionero en el uso de la Stevia – Albacete

Reducción medicación diabetes II

Regulación espectacular de los niveles de azúcar

Sin pastillas ni efectos secundarios

Testimonios añadidos en el desafio #SteviaLibre Testimonios.
Mayo 2017

stevialibre200Tengo ansiedad e hipertensión. Aun tomando la medicación que me recetaba el médico tenía picos que me duraban bastante. Desde que tomo estevia en hoja seca he podido reducir mi medicación, siempre consultando al medico. Ahora no puedo comprarla en mi herbolario habitual y se me esta acabando la que tenía. Esto me causa verdadera preocupación.
María José Hernando


Me llamo John Franco y soy de Lima-Perú. Quiero compartir un relato referente a la estevia.
Tengo 32 años de edad, mi estatura es 1,67 m. y he llegado a pesar 92 Kg. En razón de ello acudí al nutricionista, el cual, en primera instancia suprimió toda comida industrial y la reemplazó por una comida de tipo ecológica. Sin embargo, el inconveniente presentado era, y sigue siendo, mi fuerte atracción por lo dulce. Ello me impedía cumplir con los objetivos trazados, hasta que, después de investigar y consultar, conocí la estevia… ¡Lo comprobé en carne propia, como decimos en Perú!
Mi peso actual es de 67 kg. Actualmente toda mi familia la consume y han podido experimentar mejoras en el adelgazamiento, control de la diabetes y la disminución de la hipertensión.
¡La estevia debe ser libre, sin restricción para su consumo de ningún tipo!
Apoyo a Josep Pámies ¡Plantas Medicinales Libres!
John Henry Franco


Buenos días me llamo José y tengo 42 años. Hace 4 años me diagnosticaron diabetes tipo 1 y llevo consumiendo estevia desde hace 3 años. Desde que empecé con la estevia no he dejado un solo día de tomarme 2-3 infusiones y los resultados son asombrosos. Pasé de pincharme insulina 5 veces al día a cero en 4 meses.
Quiero darle las gracias a Josep Pamies en concreto y a todos los defensores de la estevia en general. Animo a quien pueda leer mi modesta experiencia a que no os resignéis a lo que os digan oficialmente sobre lo qué es seguro y no para ti. Atreveros a probar, hay otras alternativas a las medicinas que nos mantienen crónicos en la enfermedad, que es donde nos quieren tener. Hay ejemplos como la estevia para regular el azúcar en sangre, o una dieta alcalina para el cáncer, pues se ha comprobado que las células cancerígenas mueren de inanición con esta dieta.
Todos los cambios en el mundo y roturas de monopolios injustos para la población, y lucrativos para unos pocos, empezaron por la acción de un solo hombre que siente amor hacia los demás y quiere mejorarnos la vida. Pongo el caso de Indira Gandhi que, con el gesto de ir al mar y hacer su propia sal, desafío al imperio ingles en su monopolio de la sal creando un movimiento imparable.
Jose sanchez


Buenos días me tomo la estevia desde hace más de un año. La utilizo en hoja seca en infusión con jengibre. Conozco todas sus propiedades y la recomiendo, es más, tengo una hermana diabética a la que se la he regalado para que la pruebe. Sé que además es buena para la hipertensión, diabetes y un sinfín de cosas. La tomaré siempre que pueda y llevo más de un año sin ningún efecto negativo. La he comprado también en planta y la tengo en forma líquida, pero recomiendo la hoja seca. Quiero seguir tomándola y aconsejo su uso a todo el mundo.
Carme Redondo


Buenos días. El testimonio que queremos dar es sobre la estevia y la hipertensión arterial de mi madre.
Hace cuestión de 6 años aproximadamente le diagnosticaron hipertensión a mi madre (con 70 años y una salud perfecta). Le recetaron una pastilla diaria de por vida, que empezó a tomar enseguida. A los pocos días comenzó a tomar dos infusiones diarias de estevia. Ella iba tomándose la tensión de forma regular y vió que le iba bajando a medida que pasaban los días. Le explicó al médico los resultados de las infusiones y él le recomendó que fuera dejando la pastilla poco a poco (una cada dos días, luego cada tres…) y controlara la tensión arterial diariamente. Al final, él mismo le recomendó que dejara totalmente la pastilla y continuara con la planta.
Después de un par de meses dejó de tomar también la estevia porque le empezaba a bajar demasiado. Y a día de hoy sólo la toma de vez en cuando (sobretodo en verano) si ve que está alta.
Sílvia Garcia


Cada día nos quedan menos opciones para vivir una vida natural, más armónica con lo que somos. Abogo por una alimentación sana y preventiva usando las plantas medicinales que este planeta nos da. Decidí por una cuestión de salud eliminar toda glucosa y fructosa de mi alimentacion aún siendo muy golosa. Cuando la salud desciende hay que dar pasos firmes. Bendita estevia que endulzas mis días y me regalas nutrientes que necesito.
Por una estevia libre. Por una vida en libertad. Gracias Josep por luchar por ello. Estamos contigo. Arantxa Areta


Como doctora en Biología, especialidad Biología Molecular y Bioquímica, creo que la estevia no sólo no se debe limitar sino que se debe promover. La diabetes de tipo 2 por el abuso de azúcares es un problema de salud pública de primer orden en los países del Norte económico y emergentes. Sólo esto es una buena razón, pero es que además otros glucósidos de la planta estabilizan el nivel de azúcar en la sangre mediante el aumento de resistencia a la insulina, e inhiben la absorción de glucosa. Por tanto ayudan a prevenir la diabetes, de manera natural con un bajo coste para la sanidad pública. Necesitamos decisiones políticas fundadas en hechos científicos y no en intereses corporativos, para algo el Gobierno existe por y para el pueblo.
Eva Yus


Conocí hace tiempo al Sr Josep Pamies. He comprobado los beneficios de esta para bajar los niveles de colesterol y de glucemia. Estoy haciéndola conocer, aquí en Italia. Como no la encontraba en Italia, la compraba en Barcelona, la regalaba a las personas que sufren diversas patologías , para que experimentaran los resultados, con la condición que después pidieran a las herboristerías de Italia tener la planta completa. Así hemos conseguido en Cerdeña ir sensibilizando a las personas de sus propiedades, cultivar la planta y distribuirla. Es una planta que solo aporta beneficios.
El Sr. Josep Pamies, su familia y colaboradores, han hecho y hacen un gran trabajo de información y difusión de todas las plantas que pueden aportar beneficios para la salud y ahorro a nivel sanitario.
Tenemos que agradecer y apoyar a todas aquellas personas que están dedicando su vida a educar a a vivir con salud.
Maria Lourdes Estrems


Desde hace 10 años aproximadamente que uso la estevia en hoja para hacer infusiones y triturada en un molinillo de café como edulcorante para diferentes platos y postres. Estoy muy satisfecho por las implicaciones positivas en mi salud porque es un edulcorante natural, no como el aspartamo y otros edulcorantes con probados problemas para la salud. Lo compartimos con mi familia y mis padres. Espero que prontamente se anule esta prohibición absurda que seguro obedece a intereses económicos y no a criterios de salud.
Miquel Elmeua


En mi caso fue mi médico quien me recomendó la estevia y se lo agradezco. Desde hace 7 años que la tomo y desde entonces mis elevados niveles de azúcar en sangre, que desde hace años padezco (hereditario), están dentro del intervalo que los laboratorios consideran como correctos.
Ferran Llavayol


Desde hace dos años cultivo y consumo hojas de estevia y estoy más sano que nunca. Así lo dicen los análisis de sangre, orina y ecografías de los últimos meses.
Ramon


Desde que tomamos estevia, mi madre de 94 años y yo de 60, nuestra salud ha mejorado. Los índices de colesterol y azúcar están totalmente regularizados. No es posible entender que prohíban la estevia que es inocua y no el aspartamo que es cancerígeno. Nuestros gobernantes legislan en contra de los ciudadanos y a favor de las industrias farmacéuticas y esto resulta insoportable.
Antonio Latorre


En mayo de 2013 me operaron de cáncer de colon. Además del trozo de colon me extirparon un trozo de estómago, la vesícula, duodeno, un trozo de conductos biliares y la cabeza del páncreas, todos los pronósticos eran favorables a ser insulino-dependiente. Estuve ingresado durante 5 semanas y me inyectaban diariamente insulina. Al salir del hospital estuve controlándome el azúcar en casa durante un tiempo. Las pastillas de estevia me ayudaron a bajar los niveles de azúcar cada vez que los veía alterados, sobre todo durante los seis meses que duró la quimioterapia (pues esta contenía glucosa). Hoy, día 27 de febrero de 2017, hace tres años que dejé atrás la quimio, junto con el control de azúcar. Ya no tengo que tomar la insulina y las pastillas para el colesterol y la tensión que eran mi día a día antes del cáncer. La estevia para el páncreas fue mi mejor aliada.
Pedro Pérez


Utilizo la estevia en fitoterapia por sus beneficiosos efectos y como complemento en combinaciones con plantas para infusión y preparados específicos. Además de aportar un nuevo sabor dulce se integra perfectamente en tinturas y bebidas saludables y como aporte en preparados probióticos, fruto de la fermentación acidoláctica.
Los beneficios de la estevia son bien conocidos y están documentados para quien quiera consultarlo. Es absurdo prohibir una planta medicinal mientras existen en el mercado, tanto en productos sanitarios como en alimentación, un gran número de elementos y compuestos tóxicos con efectos secundarios perniciosos para la salud.
Ander


Me detectaron diabetes melitus tipo 2 y me estaba tomando dos pastillas de metformina de 1000 mg y me pinchaba por la noche 80 de insulina. Empecé a tomar cuatro vasos de infusión de estevia en hoja seca y en el año que llevo tomando esta infusión he conseguido reducir la toma de insulina a 15 en vez de los 80. El azúcar se mantiene normal, por debajo de 120 mg, y mi médico me anima a seguir. Llegará un momento en el que podré deshacerme de toda esta química que nos estamos metiendo en el cuerpo.
Alejandro Cumplido


Empecé a tomar infusiones de la maravillosa planta de estevia y desde el minuto uno mi azúcar en sangre se ha regularizado. En la prueba de la hemoglobina glucosilada (A1C) he pasado de tener un valor de 7,8 a valores de 5,5.
Tomo de dos a tres tazas de estevia al día, llevo una dieta sana y hago 30 minutos al día de caminata cinco días a la semana.
Estoy a punto de empezar con la última bolsa de 400 gr. de estevia que me queda en la despensa. Cuando empezó sanidad a retirarla compré cuatro bolsas y me temo que ésta sera la última si no se arregla la situación. Estoy esperando a que sea la época de la planta natural para comprar y cosechar mi propia planta. Creo que por el clima que tengo en mi isla se me dará bien, pero espero que los herbolarios la puedan volver a vender muy pronto. En fin, seguiremos pataleando hasta conseguirlo.
¡SÍ SE PUEDE! Un abrazo muy fuerte desde Tenerife.
Conchi Hernández


Soy diabética de grupo 2 y utilizo la estevia como edulcorante. Empece a tomar estevia hace un año junto con moringa, ambas en infusión. Me ha ido muy bien. Hace unos meses que la han retirado del mercado, sin dar una sola explicación. Ahora, para poder tomar algo dulce, tengo que utilizar productos farmacéuticos que son pura química y no son naturales. Dicen que los productos que llevan estevia se pueden tomar como antes, pero he leído los componentes y no figura la estevia sino un sucedáneo sacado de la estevia. Esto pasa con todos los edulcorante que nos han dejado, son pura química.
Me gustaría saber el porqué de esta prohibición. En Alemania de puede tomar normalmente y aunque se intentó prohibir el gobierno dio marcha atrás y sigue consumiéndose.
Espero que la señora Ministra de marcha atrás. Aunque me figuro que en su familia no tiene diabetos de ningún grupo, por esto le importa un pepino como nos sentimos los diabetos. A mi personalmente me venía muy bien.
María Ángeles Uriarte


En casa cuidamos mucho la salud para necesitar lo menos posible la atención médica y medicamentosa. Tomamos infusiones, como muchas personas lo hacen y en lugar de endulzarlas con azúcar, que ya se sabe que es un producto muy perjudicial para la salud, lo endulzamos con hoja de estevia seca. Da un sabor muy rico y ayuda a cuidar de nuestra salud a modo de prevención. Llevamos muchos años tomándola y podemos garantizar que no perjudica nada a nuestro cuerpo. ¿por qué prohibirla entonces?
Ana Canales


En mi familia tenemos varios antecedentes de diabetes, tanto por parte materna como paterna. A dos de mis hermanos ya los han diagnosticado como diabéticos. Hace años a mi me hicieron varias pruebas, ya que sufría frecuentes hipoglucemias y yo temía seguir por el mismo camino que mis hermanos. Las pruebas indicaban que todo estaba bien, pero yo seguía con mis problemas. Pedí al endocrino que me hizo el seguimiento que me diera pautas para alimentarme correctamente y aún sigo esperando hoy su ayuda.
Por mi cuenta he ido corrigiendo mis hábitos alimenticios y he acabado por retirar de mi alimentación diaria todo aquello que lleve azúcares añadidos y harinas refinadas. Consumo mayoritariamente producto fresco cultivado en ecológico y añado estevia a mis infusiones, al yogur, elaboro postres sin azúcar, etc y no he vuelto a tener ningún problema de bajones ni subidones de azúcar.
Lo que pretendo transmitir es que el consumo de estevia, así como de multitud de plantas medicinales mejora notablemente nuestra salud.
No a la criminalización de la estevia.
Inés Rodríguez


Esta planta es imprescindible para la salud. Absolutamente inocua pero muy eficaz en casos de glucemia alta. Lo digo a partir de mi experiencia profesional de más de cuarenta años en el mundo de la salud y la medicina natural.
Josep María Villagrasa


Es incomprensible que no prohíban el exceso de azúcar que llevan infinidad de bebidas y alimentos que, con su consumo habitual, producen una acidificación en el cuerpo humano, produciendo como resultado infinidad de enfermedades, incluso mortales. Debido a los efectos negativos que tiene el azúcar, llevo consumiendo estevia hace años y como resultado mi estado físico general a mejorado visiblemente.
Consuelo Fdez-Hijicos


Es una planta edulcorante, sin ningún efecto secundario, conozco varios consumidores y todo el mundo está encantado. Todo lo endulzo con ella y me está ayudando a mantener bien mis niveles de glucosa, e incluso adelgazar suavemente. Se da muy bien en nuestro clima y es fácil de cultivar en maceta. Así que solo le veo ventajas.
Vicente Bordera


Estimada Sra. Ministra,
En mi casa, desde hace tiempo, no solo cultivo la planta si no que a todos los miembros de la familia, desde abuel@s a niet@s, nos gusta saborearla.
Por favor, pruébela. No hace daño. No mata.
Pedro M Cruz


Estoy controlando mi diabetes con la estevia. A mi familia y amigos les pasa lo mismo y no se creen como ha podido estar oculta hasta ahora. Y ahora que la teníamos nos la prohíben.
Voy ha cultivarla para que todos tengan kilos de estevia. Son personas a las que quiero y me preocupa su salud. Les va a salir el tiro por la culata.
Antonio Camara


Estoy diagnosticada de diabetes desde hace 4 años (debuté con los resultados de la glucosilada en 7,6). Aparte de una dieta baja en glucosa y ejercicio físico, mi doctora, en quien tengo toda la confianza, me recetó una pastilla de metformina al día (por la noche). Al poco tiempo, a través de una amiga, conocí los beneficios de la estevia y, previamente consultado con mi doctora, empecé a tomarla en dos infusiones al día de rooibos endulzada con una pequeña cucharadita de hoja de estevia picada. Tomaba una infusión en el desayuno y una infusión después del almuerzo. Con todo ello conseguí el primer año y medio que mi nivel de hemoglobina glucosilada se mantuviera en 5,7 y 5,8, además de poderme permitir algunos caprichos dulces, siempre controlados.
En este tiempo pasé de 55 a 50 kilos y decidí dejar de hacer ejercicio (además no me gustaba). Los resultados de la prueba de glucosilada subieron pero no pasaron de 6,5 con lo que en ningún momento tuve que subir la dosis de metformina.
Pues bien, dada mi preocupación por la dificultad para coger peso, mi doctora decidió suprimirme la estevia una temporada, por si fuera la culpable de mi bajo peso. De esto hace un mes y medio y la última prueba de la glucosilada se ha ido a los valores de la primera vez, cuando debuté con diabetes, a 7,6. Debido a esto he tenido que aumentar la dosis de metformina a dos pastillas diarias, además de un Omeoprazol diario porque al dejar la estevia se ha activado una esofaguitis aguda que tuve hace años. Y para colmo de males no he recuperado ni un sólo gramo, a pesar de que mis análisis están perfectos, salvo el nivel de glucosa en sangre.
Me encantaría poder seguir endulzando mi vida con la bendita estevia, que tantos beneficios me está aportando a mi sistema endocrino y digestivo, además de no haber tenido ningún efecto secundario en los 3 años y medio que llevaba tomándola.
A quien corresponda (¿la Ministra de Salud?), por favor, investiguen en serio y honestamente ésta, para mi y para tantas personas, “”bendita hierba”” que tantos beneficios nos está reportando y si realmente tiene algo “”muy peligroso”” cuenten abiertamente de qué se trata para prohibirla o informen de posibles efectos adversos para tomarla con la debida precaución. Como con todos los medicamentos aprobados, sopesen los pros y los contras y adviertan, repito “”honestamente”” al consumidor, pero no entren a difamar sin base defendiendo intereses minoritarios y ajenos a su verdadera obligación con los ciudadanos.
De cualquier forma, si a los que corresponde, no actúan como debieran hacer en conciencia, por mi parte, en cuanto pasen dos meses y mi doctora y yo comprobemos que no es la estevia la culpable de mi delgadez, pienso seguir endulzando mi vida con esta, repito, BENDITA HIERBA.
Mª Antonia Mata


Estoy totalmente de acuerdo que la planta de estevia circule libremente, porque la considero mejor que ningún otro edulcorante de los que todos sabemos que son perjudiciales para la salud, por ejemplo el aspartamo, el azúcar blanquilla, la sacarina, etc. La he consumido durante dos años, mas o menos, y mi salud cambió totalmente. Soy hipertenso y tengo una válvula en el corazón que no me funciona muy bien. Después de consumir la estevia me siento mucho mejor. Espero que los responsables de sanidad de este país tomen las medidas necesarias y que legalicen esta planta que tanto bien nos está haciendo a todos los seres humanos que la hemos consumido.
Pablo Pedro Gonzalez


Estuve 20 años medicado con varios medicamentos de distintos laboratorios autorizados por el gobierno español y mantuve constantemente un nivel de azúcar en sangre siempre peligroso.
Al principio comencé tomando estevia junto con el medicamento de turno recetado por el médico. Destaco que en veinte años el medico me cambió de marca, laboratorio y tipo de droga varias veces. En estas condiciones, o sea tomando el medicamento de turno junto con estevia, mis niveles de azúcar comenzaron a bajar. Hasta que en un determinado momento me animé y dejé de tomar lo recetado por el medico y, con gran sorpresa, en unos días se normalizó mi glucemia.
Desde hace 5 años que tomo LA ESTEVIA (con mayúsculas porque para mi fue mi salvación), y mis niveles de azúcar en sangre se mantienen normales.
Julio Antonio Miranda


Fa anys que utilitzo l’estevia. Quan he pogut, fresca, de la mateixa planta, i quan no, seca. Em trobo super bé i la prenc per millorar la meva salut, tot i que fins ara no tinc cap patologia, i, fins ara, mai m’han trobat res de negatiu en analítiques o d’altres proves. Per tot això la continuaré prenent, igual que prenc altres infusions que no estan prohibides. sigui legal o no, i reivindicaré la seva utilitat i bon servei.
Rosaura Gómez


Fui diagnosticada de cáncer de mama y uno de los síntomas que tenía era una gran descompensación en mis niveles de azúcar. Comencé a tomar la planta de la estevia y al poco tiempo mis niveles se regularon y hasta hoy.
Elena Fuentes


Hace cinco años y tres meses me puse en comunicación con Josep Pamies tras haber leído, meditado y consultado sobre la estevia durante un tiempo.
Tenía entonces 74 años y nunca había estado enferma pero desde hacía unos años estaba en una situación de riesgo. Tenía la presión arterial descompensada (herencia materna, la baja alta), algo de colesterol y diabetes, eso decían. Me negué durante años a medicarme hasta que cedí y durante unos cinco o seis años estuve tomando lo siguiente:
Sinvastatina (20 mg..) Un comprimido a la noche
Enalapril (10 mg.) Un comprimido a la mañana
Metamorfina Sandoz (850 mg.) Media pastilla a la mañana y media a la noche (para la diabetes, de herencia familiar como la presión arterial)
Después de toda la información que leí estaba horrorizada de las estatinas, del terrorismo que ejercen las multinacionales de la medicina y del comportamiento de la clase médica en general. Por lo cual tomé la decisión de dejar las tres medicaciones y por eso me dirigí a Josep que me atendió a través del correo electrónico de forma eficiente y desinteresada.
El 11-11-11 le comuniqué a mi médica la decisión y dejé al día siguiente las tres medicaciones. Omito lo que escuché. Tomo desde entonces dos infusiones de estevia; una por la mañana y otra por la noche y, después de comer, una de espino blanco. Me tomo la tensión todas las semanas al levantarme y antes de acostarme y sigo acudiendo al Centro de Salud a hacerme los análisis y tomar la tensión cada dos-tres meses. Para no extenderme más: aunque costó un poco, hace tiempo que la tensión está regulada (trece y pico/siete y pico). El colesterol justito así como la hemoglobina glicosilada.
Ahora estoy preocupada con la prohibición de la venta de estevia. Sé que se vende por internet pero no sé qué haré.
Agradezco de veras todo vuestro trabajo, vuestra dedicación, vuestra lucha… Todo el esfuerzo dirigido a mejorar la salud de la ciudadanía es algo encomiable. Mi agradecimiento especial a Josep Pamies. Eskerrik asko y agur, con un abrazo
Rosa Plazaola


Hace cuatro o cinco años que conocí la estevia gracias a Josep Pamies y Dolça Revolució. Desde entonces me tomo uno o dos vasos de estevia en infusión. Yo tenía azúcar y colesterol altos. Ahora colesterol ya no tengo y azúcar poquita cosa y la medicación la he reducido a la mitad. Voy a seguir así hasta que me impidan comprarla, pero entonces la cultivaré que ya he hecho mis pinitos. Gracias amigos.
Ramon Gil


Hace dos años me diagnosticaron diabetes tipo 2. Desde ese momento he tenido que inyectarme insulina cuatro veces diarias (una Lantus y tres Novorapid). Hace tres meses comencé a tomar estevia y actualmente solo necesito una inyección diaria de Lantus. Las glucometrias salen normales y la vista me ha mejorado sensiblemente. No soy matemático, pero sí soy consciente de que la insulina y las agujas las pagan ellos, y ahora la estevia la pago yo (y bien a gusto). La actual retirada del mercado de la hoja seca de esta planta me ha obligado a tener que espabilar para poder conseguir este producto, ya que no estoy dispuesto a volver a los cuatro pinchazos diarios. Lo que no puedo comprender es que un gobierno pueda hacer que alguien tenga que recurrir a artimañas para conseguir una planta de la que no se conocen efectos nocivos y sí múltiples aplicaciones beneficiosas.
Santiago Lozano


He sido persona con diabetes y después de algún tiempo consumiendo la estevia he vuelto a pre-diabetes (de 6,6 de hemoglobina a 6,2). Tomo estevia en infusión y siempre que la consigo también tomo una cucharada líquida de estevia cada noche, además de endulzar con estevia los pocos cafés que me tomo. Me parece increíble que un producto natural que endulza más que el azúcar y sin ningún tipo contraindicación (pues no aporta calorías) se quiera eliminar del mercado. La estevia es un producto imprescindible para los diabéticos y sabemos que existen millones de personas con esta enfermedad.
Señores gobernantes es todo lo contrario de lo que intentan hacer. Quien produce la diabetes es el exceso de azúcar (entre otras cosas). Espero que este testimonio, como muchos otros, sirva para hacerles entrar en razón y olvidarse en pensar solo en el negocio de algunos.
Carlos Álvarez.


He tenido muchos problemas con la ingesta de azúcares hasta el momento: soriasis en manos y pies, mareos constantes y hemorroides. La estevia me ha ayudado, junto a la eliminación del pan, harinas y bollería industrial, a eliminar todos esos síntomas sin tomar ni un solo medicamento. Ahora puedo disfrutar de un buen te dulce sin que me sienta mal.
M.Joe


Hola amigos. Yo tomo estevia en hoja y en polvo para endulzar desde hace unos 6 años, desde que tengo diabetes tipo 1, y sin ningun problema. Creo que no está demostrado que tenga efectos secundarios como la mayoría de edulcorantes. Desde que la tomo tengo un buen control de mi diabetes.
Margarida Sáez


Soy diabético. Desde que uso estevia mis niveles de azúcar en sangre se han estabilizado, ya no tengo picos de subida ni bajada. Ya no tengo que controlar mi alimentación como antes y puedo darme flexibilidad a la hora de comer. Mi salud ha mejorado y mi calidad de vida también. Ruego venta libre de estevia. Gracias!
Manuel Laynez


Soy consumidora de estevia desde hace tres años. Mi decisión de sustituir el azúcar con el extracto de stevia ha sido lo mejor que he hecho. No aporta calorías, mantiene la glucemia a raya y mejora la salud. Sería catastrófico para mi si esta planta desapareciera de nuestro consumo (con el pretexto de que es dañina). Es absurdo que la cataloguen como una planta nociva.
Tina


En casa somos cuatro personas. Mi padre era diabético y gracias a la estevia ya dejó de serlo. Mi madre tenía el colesterol y la tensión altas y ahora ya está normal.
Mi hermana y yo la tomamos como prevención.
Por favor, que vuelvan a vender estevia
Girasol


Me gustaría compartir mi experiencia con la planta de estevia.
Tras diagnosticarme una litiasis renal, me practicaron una litotricia para romper el cálculo, pero no salió bien y el resultado fue un hematoma enorme en el riñón izquierdo con un riesgo serio de perderlo. Me pusieron un tratamiento conservador: reposo absoluto durante una buena temporada, antibiótico y fuertes analgésicos para calmar el dolor constante que sufría. Cuando alguien que prácticamente nunca ha estado enfermo se encuentra en esta situación, y pasan las semanas y los meses sin que se aprecie mejoría, comienza el agobio, el nerviosismo, el mal humor y finalmente, el cuerpo se resiente y somatiza ese estado mental mediante una tensión arterial disparada (17-11). La solución de la medicina alopática fue, como no, tomar más pastillas. No veía luz al final del túnel, hasta que un día, navegando por internet, leí un artículo sobre la estevia y sus múltiples propiedades curativas, entre ellas, ser un hipotensor natural sin efectos secundarios. Empecé a tomarla y al cabo de tres semanas no me lo podía creer: la tensión se normalizo en 11-7 hasta el punto que el médico me retiro las pastillas. Desde entonces me encuentro perfectamente, ha mejorado muchísimo mi estado de ánimo y mi tensión sigue en valores perfectos, por supuesto sigo tomando estevia a diario, en infusión de hoja seca, porque sé que es una magnífica planta, con unas propiedades curativas increíbles y que no provoca efecto secundario alguno (las analíticas así lo demuestran). Por eso defiendo la estevia y no comprendo que se quiera prohibir una planta de estas características. Pienso que cuando hay algo bueno que nos da la naturaleza y cuando hay tantos testimonios que confirman las propiedades curativas de una planta, resulta obsceno que las autoridades decidan prohibir su consumo.
Por eso, desde mi propia experiencia, solo puedo decir: estevia libre sí, por supuesto.
Chema


Incluir la estevia en mi dieta y tomarla de forma periódica me ha ayudado a regular mis niveles de azúcar en sangre que siempre hacían picos y ha alejado para siempre de mi casa el azúcar refinado. Me encuentro muchísimo mejor y no entiendo por qué se prohíbe su venta en una sociedad libre como la nuestra. Estamos hablando de una planta, ninguna planta debería estar prohibida.
Evita


Jo i la meva familia utilitzem des de fa anys l’estevia. L’he recomanat a amics amb problemes de sucre a la sang, amb resultats increibles. A la mare d’una amiga li va curar les nyafres produides a les cames, els metges diuen que “va ser un miracle”. Menjant fulla sembla més efectiva.
Fernando Antonio Sebastián


Jo sóc diabètica tipo 2. Fins ara podia amb la diabetis amb infusions de estiva. Ara que no la prenc el endocrí m’ha dit que m’ha pujat la glucosa, i si continuo així hauré de passar a ser insulinadependent. És molt greu que no permetin l’ús d’aquesta planta, ja que perjudica la salud de molta gent si no podem tenir accés a ella.
M. Isabel Martinez


La estevia amb infusió va bé per estabilitzar els nivells de sucre i la tensió arterial. Ho tinc totalment provat i trobo molt malament aquestes prohibicions que sols beneficien a les farmacèutiques i a les multinacionals. Perquè es prohibeix amb fulla seca i es permès que es faci amb pastilles pel cafè???
Enric Pons


La estevia es una planta maravillosa, si no fuera así, veríamos estanterías llenas en todas las farmacias, anuncios por TV i radio, gurús de los platós mediáticos que la aconsejarían, etc. Le expliqué mi memorial medico y el tratamiento que hacía desde años atrás al hijo de un íntimo amigo mío, doctorado en química y responsable de uno de los laboratorios de una farmacéutica mundialmente famosa. Me dijo, deja este tratamiento y prueba la estevia, llevaremos un control y veremos el desarrollo. Hace cuatro meses que tomo estevia y que no tomo medicación. El hijo de mi amigo no se ha sorprendido. Yo sí, qué mala es la ignorancia y mucho peor la mala fe.
LLuis Mor


La estevia me ha devuelto la salud. Mis niveles de azúcar están controlados, he perdido peso y me encuentro muchísimo mejor que cuando consumía pastillas. Me sumo a esta lucha !!!!
Enriqueta Guardiola


L’estevia m’ha ajudat en la meva hipertensió, abans havia de prendre medicació per la pressió alta, i des que prenc estevia ja no em cal. També m’ha equilibrat el sucre a la sang.
Estic molt contenta perquè la medicació que prenia per regular l’hipertensió em provocava efectes secundaris (nauseas, mal d’estòmac etc.). Amb l’estevia no tinc cap efecte secundari, al contrari em trobo perfectament bé. L’estevia s’ha de seguir comercialitzant per a tothom que la necessiti.
Isabel Patiño


Llevo tomando estevia como sustituto del azúcar desde hace algunos años. El resultado ha sido espectacular, mi nivel de azúcar en sangre está dentro de los niveles de normalidad sin necesidad de hacer grandes dietas. Fue un hallazgo y una suerte conocer la Dulce Revolución. No comprendo por que se prohíbe la libre distribución de la estevia, una planta que solo aporta beneficios al ser humano y es un producto natural. ¿Qué intereses ocultos están detrás de esta prohibición?
Venancio Pastor


Llevo tomando estevia en infusión tal solo dos meses y ya noto una considerable mejoría en los niveles de glucosa. En los últimos meses tenía del orden de 180 de azúcar en ayunas y ahora estoy entre los 140-150. Todo un milagro en poco tiempo. Por supuesto seguiré comprando estevia y seguiré mejorando a pesar de todas las trabas que hay.
Sra. ministra, no entiendo por qué prohíben algo que es bueno para la salud. Dedíquense al problema del alcohol en los jóvenes, que ahí tienen mucho margen.
Mi agradecimiento y total apoyo a la iniciativa del Sr. Pamies por la defensa de toda clase de plantas que ayudan a mejorar la salud y evitan medicaciones.
Rosa Merino


Llevo tomando estevia mezclada con otras plantas para mi alergia durante mas de tres años, por el puro placer de endulzar sin utilizar azúcar, pero además, teniendo colesterol, en los dos últimos análisis ya lo tenía regulado. Espero que todo esto sirva para que nos dejen ocuparnos de nuestra salud.
Nadia Rodríguez pontesta


Llevo un año jubilado, pero en los años anteriores he regentado una tienda de Herbolario-dietética y he vendido estevia a bastantes clientes. Y recuerdo perfectamente lo bien que les había ido para controlar sus niveles de glucosa y así evitar que la enfermedad degenerara y tuviesen que pasar a la insulina.
Creo que hay que legislar para las personas y su bienestar y no para favorecer otros intereses.
F. Javier Salvador


Llevo utilizando la estevia desde hace unos 10 años. Con esto he podido evitar tener que tomar pastillas para el control del azúcar en sangre. Por otro lado también me va fenomenal para controlar el PSA prostático, pues me operaron de cáncer hace 12 años por criocirugía.
Creo que habría que pensar mas en las personas que en las multinacionales, pues las personas vivimos aquí y las multinacionales, dependiendo de sus intereses, hoy estarán aquí y mañana en algún país asiático, o vete a saber. Somos los españoles los que votamos a los partidos.
José Cruz


Llevo ya cinco años tomando infusión de estevia, por la mañana y por la noche, y tengo perfectamente controlado, tanto el azúcar, como también la tensión arterial. Asimismo, hace otros tantos años que utilizo la estevia en polvo como edulcorante, y me va perfecto. De momento he hecho acopio de hoja seca para una temporada. Suerte.
Miguel Ángel


Mantener niveles de glucosa normales y endulzar los alimentos, sin tener que recurrir para ello al azúcar, son los beneficios que me ha aportado la estevia y, desde luego, no estoy para nada de acuerdo con la posible prohibición del consumo de esta planta medicinal.
Aún estoy menos de acuerdo con las posibles acciones que puedan llevar a cabo contra el Sr. Pamies y la Dulce Revolución. A través de la información facilitada por ambos, tomo Epilobium Parviflorum (planta medicinal) endulzado con estevia y los resultados en cuanto al mantenimiento de los niveles normales de PSA son muy positivos.
Tomas Urrestarazu


Me parece una incongruencia que el Ministerio de Sanidad retire un producto del mercado que contribuye a la mejora de la salud, especialmente en aquellas personas diabéticas que necesitan restringir el azúcar. Sería aún peor si la medida respondiera a intenciones proteccionistas de la industria del azúcar, situándola así por encima de la salud general de la población. En mi caso, con la ingesta de estevia, he eliminado problemas digestivos, me ha desaparecido ¡oh, sorpresa! la psoriasis (hace más de cuatro meses que no tengo ningún brote, cuando éstos se daban todas las semanas) y en general me siento más relajado y tranquilo.
Julio Infante Calvo


Me sumo a esta iniciativa tras vivir en primera persona la mejoría de la calidad de vida al sustituir el azúcar refinado, y otros edulcorantes químicos, por esta planta que no perjudica, ni a corto ni a largo plazo, la salud.
Soy familiar en primer grado de un enfermo de cáncer, de una diabética y de una persona con la tensión alta. En todos los casos sus niveles de Ph y de insulina se han normalizado con el consumo de la estevia en cápsulas. Además quiero denunciar el mal uso del nombre esta planta por empresas que comercian edulcorantes, refrescos y otros productos en los que en la etiqueta aparece este nombre y fomentan la ignorancia entre las masas de consumidores.
Antonio Naharro


Mi hija es diabética desde los 14 años y ahora tiene 23 años. Es muy complicado llevar una vida sana para un diabético cuando los sustitutos del azúcar (maltitol, sacarina, espartano) son nocivos para la salud. Bien sabido es que la estevia es beneficiosa para los diabéticos. No puedo entender que no se facilite a las personas que lo desean una salud digna. ¿Es este país tercermundista?
Rosa Vidal


Mi marido es diabético tipo 2. Desde que conocimos las propiedades de la planta estevia ha mejorado sus índices glucémicos. La estevia funciona de verdad. Muchas gracias al señor Josep Pamies por revelarnos esta maravilla para la humanidad.
Maria Mercedes Vila


Mi marido sufre de agrandamiento de próstata, lo que le hacía levantarse tres o cuatro veces cada noche para ir al baño, y también colesterol y triglicéridos altos. Está tomando una infusión de estevia rebaudiana todas las mañanas en ayunas y antes de dormir desde hace aproximadamente un mes. Ahora ya no se levanta tres o cuatro veces cada noche sino una o ninguna. Y estamos a la espera de la próxima analítica para ver los resultados del colesterol y triglicéridos. Se negó a hacer el tratamiento con estatinas para bajarlos porque realmente tememos los efectos secundarios adversos de las mismas y que son públicamente conocidos (disfunción sexual y pérdida de memoria entre los más leves).
Marina Piegari


Mi novia sufre de candidiasis crónica y no puede tomar azúcar, por lo que para ella la estevia es la única manera de poder endulzar la comida de forma natural.
Miquel


Mi padre es diabético tipo II y lleva 20 años poniéndose insulina sin conseguir regular los niveles de la glucosilada. Desde que toma infusiones de hoja seca de estevia, ha notado una gran mejora. Laura


Mi uso de la estevia quizás no es como el de la mayoría de las personas, que principalmente lo utilizan para la diabetes. De hecho yo le he recomendado planta de estevia a varios diabéticos y sus niveles de azúcar y medicación han bajado drásticamente.
Mi caso es algo distinto, tengo una enfermedad cardiaca y degenerativa. Hace 5 años me desahuciaron, ni siquiera tengo optativa a trasplante, me dijeron que ya había vivido demasiado, palabras textuales. Yo nunca habría emprendido el camino que sigo desde entonces, pero la única opción que me daban era seguir empeorando para finalmente morir poco a poco con una calidad de vida inaceptable.
No se como empecé a tener mas información y a buscar una alimentación mas antiinflamatoria, que es la causa principal de las enfermedades cardiacas. Dejé el azúcar, las harinas, la leche que no es leche, dejé la sal, que no es sal, y un larguísimo etcétera. Desde luego el azúcar es de lo mas proinflamatorio que hay. Si se quiere sustituir por algo, es una locura hacerlo por sacarina, aspartamo o demás químicos, incluida la estevia procesada, que no creo que sea muy buena. Así que, cuando necesito endulzar algo y no quiero usar miel o fruta, pues uso hoja de estevia, que aparte ayuda a controlar la tensión arterial.
Conozco a varias personas que utilizan hoja de olivo mas estevia y les va muy bien. Lo que no controlaban las pastillas, lo controlan estas dos plantas.
Rafael Perez


Llevo tomado la estevia diariamente desde hace dos años. Mis niveles de colesterol han ido bajado después de 10 años. Los tenía rondando los 280.
Reyes Garrido


Quiero manifestar como la estevia (2 infusiones al día) han modificado mis niveles de glucosa en un mes (de 145 a 105) sin ningún efecto secundario. Además he observado que ya no sufro hipoglucemias, con los consiguientes ataques de ansiedad por el dulce. Un remedio barato y eficaz. ¿A quien puede hacerle daño esta planta?
Josep Vicent Arnau


Saludos a todas las personas que como yo nos hemos liberado de tener azúcar en la sangre. Ahora mi páncreas funciona gracias a la estevia. También me ha bajado el colesterol, por cierto. Yo estaba llena de fármacos y gracias a la medicina natural hoy no tomo ninguno. Ahora tengo 75 años y ya en puertas de los 76. También tomo salvia y muchas mas plantas. En casa tengo dos hermosas macetas de estevia.
Antonia López


Siendo médico he recomendado durante años esta planta en forma seca y también la cultivo. Aprovecho sus múltiples beneficios sin tener efectos adversos.
No dejemos que la industria y su concepto mercantilista, manipule nuestra sana implicación en la protección de la salud.
Liliana Rodríguez


Sóc una persona de 38 anys i em van diagnosticar hipertensió arterial, com a efecte secundari d’un tumor a la glándula suprarrenal. Després d’un any i mig amb medicació vaig decidir deixar-la i començar a prendre estevia cada dia quan m’aixeco. La prenc en infusió, substituint la dosis diària de pastilla. Porto tres mesos i els valors que em surten son molt bons! Estic molt contenta d’haver deixat la medicació!! M’he tret un pes de sobre!
Anna


Soy Carmen y vivo en un pueblo de Navarra. Hace 7 años que comencé a oír hablar de la estevia, tengo una huerta donde cultivo las plantas que consumimos toda mi familia. Yo soy muy golosa y comer ciertos alimentos sin que sepan dulces me parece “un pecado”. Desde que tengo estevia todo está dulce y me lo como con la sensación de mejorar mi salud, a la vez que disfruto del placer de lo dulce. La estevia me ayudó a superar una afección de cándidas (ya que no se puede tomar azúcar) En mi pueblo Noain, todas las primaveras se venden plantas de estevia, cada día son mas las personas que la demandan, y yo ayudo a difundirlo.
Gracias a todos los que estamos en el buen camino de mejorar nuestra salud. Lo vamos a conseguir! Viva la vida dulce! Viva la estevia!
Carmen Santo Domingo


Soy consumidor de la planta estevia por el azúcar y me va de maravilla. Además la presión se mantiene en niveles correctos. He probado diferentes formatos, en líquido, en pastillas y la planta seca. Las que suelo usar más son las pastillas y la planta en infusión.
Vicenç Jou


Soy consumidor de estevia desde hace unos 6 años, he tenido (y tendré) plantas vivas de las que consumía todos los días hojas frescas. Desde hace algún tiempo la consumo en hoja seca para infusiones de las que tomo 2 al día. Me va muy bien, ya que tenía sobrepeso y la glucosa alta. Ahora está más nivelada y dentro de los límites. También la utilizo a diario como edulcorante para otras infusiones que consumo como epilobio. En breve pediré nuevas plantas para reiniciar el consumo de hojas vivas. Un saludo.
Julio Camarzana


Soy médico y llevo utilizando la estevia desde hace años. La recomiendo a mis pacientes porque es una planta medicinal como lo puede ser el tomillo, el romero, o cualquier otra. La estevia endulza, por lo que puede ser consumida por diabéticos, y a la vez tiene la propiedad de regular sus niveles de glucosa en sangre. Yo me pregunto, ¿porque se tiene que retirar la estevia del mercado siendo una planta que no tiene ningún tipo de efecto secundario y no se retira, por ejemplo, el tabaco que también es una planta y en este caso de conocidos efectos cancerígenos y además totalmente adulterada con sustancias químicas y adictivas??? ¿Me lo pueden explicar? Es como si de repente dijeran, “vamos a retirar las naranjas del mercado porque tienen vitamina C y puede curar los resfriados” No sé…. la verdad, es que es un absurdo.
Paqui


Tengo 54 años y hace ±10 que tomo estevia a diario. La cultivo yo misma para todo el año. Lo hago porque tengo propensión a poder padecer una diabetes tipo 2, que por ahora no tengo y espero poder seguir parando. Cuando conocí la existencia de esta planta, gracias a Josep Pamies, estaba muy sensibilizada por la prematura muerte de mi padre por complicaciones cardiovasculares a causa de la diabetes. Entonces me puse a buscarla por pura simpatía hacia una planta dulce y sin calorías. Cuando un análisis me dio un nivel un poquito alto de glucosa, empecé a tomarla a diario y no lo he dejado. Dicen que un médico te da el carnet de diabético tipo 2 con sólo 2 mediciones fuera de la norma; bien, yo no tengo la segunda y es por supuesto gracias a la estevia (y un poquito de moderación en la dieta, pero no estricta). Este es mi tratamiento: mis hojitas de estevia en el té o infusión por la mañana (verdes en verano y secas en invierno) y me guardo las hojitas enrolladas en mi carrillo, lo que me da dulzor toda la mañana y me calma la ansiedad de picar. Y si tomo más infusiones, cafés etc. durante el día también uso estevia. Me estoy librando, así que seguiré haciéndolo. Y la llevo de viaje siempre que puedo. También se la doy a mi madre aunque ella prefiere las gotas y pastillas, que no es tan efectivo, pero se ahorra el azúcar (no le gustan las infusiones).
Helena Herranz


Tenía colesterol alto y como no quería tomar estatinas tomé levadura de arroz rojo. Me fue muy bien, pero a los dos meses volvió a subir un poco. Entonces me recomendaron tomar estevia, y yo tenia la glucosa normal, pero me dijo mi terapeuta que posiblemente yo metabolizaba mal los hidratos de carbono y los convertía rápidamente en grasa para el cuerpo y para la sangre. Desde hace un año estoy tomando estevia todos los días y estoy a 185 de colesterol y he bajado 10 kilos.
Dolors Rifà


Vengo tomando estevia desde hace más de veinte años. En esa época médico estudioso llegó a la conclusión que la migraña que me acompañaba de años atrás era causada por la ingestión de azúcar refinado. Al suspender el azúcar y comenzar a usar estevia la mejoría fue inmediata. La usamos en la familia para todo y hasta ahora lo que hemos obtenido para la salud son todo beneficios.
Apoyamos de todo corazón al Señor Pamiès
Luis Fernando Jaramillo
Yo por problemas de tensión y en substitución del azúcar, pues tengo también el azúcar alto, tomaba infusión de estevia todos los días en substitución del café con azúcar en el desayuno de la mañana y durante todo el día. Mi tendencia a la hipertensión se vio notablemente mejorada, alcanzando los parámetros normales (13/8) y mis niveles de azúcar en sangre se estabilizaron en sus proporciones normales.
De repente un día, voy a reponer mis existencias de esta maravillosa planta y cual sería mi sorpresa e indignación, cuando el herbolario al que voy siempre me dice que han prohibido su venta. O sea, que “alguien” del Ministerio de Sanidad, desde un despacho, se permite el lujo de atentar contra mi salud, porque las multinacionales farmacéuticas y las compañías azucareras se lo imponen, y nuestro “gobierno” se pliega a sus órdenes, sin tener en cuenta que a quién debe obedecer es a los ciudadanos y no a los intereses de empresas y oligopolios que solo buscan el beneficio económico por encima de cualquier otra consideración.
¡Pues no me da la gana de permanecer impasible, mientras su desmedida codicia pone en peligro mi salud (y la de miles de personas) e interfiere en mi libertad!
Joan Anton Rius


Yo soy diabético pero no puedo tomar pastillas, pues ya lo he probado en varias ocasiones y con pastillas de diferentes tipos. Al segundo día de tomar la dosis mínima recomendada, ya estoy con unos bajones enormes. Se lo comenté a mi médico y me dijo que pertenecía a un grupo de personas que tenemos de normal la glucosa alta y, al tomar pastillas, se nos produce un bajón demasiado acusado. No puedo estar con la glucosa alta por norma, tengo que bajarla o normalizarla de alguna manera…, la solución?: tomar estevia, lo que me ayuda a paliar mi problema, sin bajones y sin poner en riesgo mi salud.


Entiendo que para despropósitos de políticos ¡ya está bien! ¿Cómo es posible se pueda prohibir el consumo en natural de la planta de estevia y se permitan tantos y tantos productos con seudónimos de estevia?
José Antonio Pérez


Yo tengo estevia plantada en mi huerta de la montaña Asturiana desde hace 4 años. Es una planta dulce, que se puede consumir en crudo o seca, y un edulcorante natural mucho más sano que el azúcar refinado e incluso que la miel. Unas pocas hojas de esta planta son suficientes para endulzar cualquier infusión, café o postre de forma sana. Yo comparto esta planta con mi familia y mis conocidos pues se reproduce fácilmente a través de un esqueje.
Miguel Beltrán de Heredia


Yo utilizo la planta seca o fresca de estevia desde hace ya varios años, cuando me diagnosticaron Diabetes tipo 2. Desde hace 5 años he de añadir que ya no necesito la medicación que tomaba, la metformina, porque mis niveles de glucosa están dentro de los parámetros normales, y aunque sigo haciendo mis controles médicos con la endocrina, he de indicar que me siento curada del diagnostico de diabetes tipo 2 gracias al consumo de planta estevia.
Maria jose Duarte


Dos años tomando pastillas contra el colesterol y los triglicéridos sin ningún resultado. Con la estevia en seis meses se normalizaron los niveles y cuando los vio el médico me felicitó. Le comenté que había dejado las pastillas y que tomaba hierbas. Bajo la cabeza se puso a escribir y no dijo nada.
Ramon Barrufet

100 Mujeres dan la cara contra la ideología de género

100 Mujeres dan la cara ante el alarmante escándalo de asesinatos, maltratos, violaciones y denuncias falsas de mujeres que usan la ideología de genero y la LIVG, para empoderarse gracias a los medios de comunicación y las políticas de género, que junto a la ayuda de los grandes medios de comunicación ocultan estas noticias que no veras en ningún medio.

Josep Pamies: “Hay que acabar con la industria que te hace sufrir y cronifica enfermedades perfectamente curables”

joseppamies01

Binéfar, 5 de febrero de 2014.- Llega al escenario de la ACR Binéfar 77 con media hora de antelación. Su intención es probar con un poco de antelación las imágenes que va a proyectar durante la charla que ha venido a impartir. Josep Pàmies se gana la vida cultivando plantas y flores para su consumo medicinal o culinario. La charla que va a ocupar buena parte de la tarde de Santa Águeda se titula “Jornada sobre la alimentación sana y medicina natural”. Es autor de un libro titulado “Una dulce revolución” que está abriendo muchas mentes y muchas conciencias. Parece mentira, pero detrás de una planta se puede estar fraguando una de las más potentes revoluciones silenciosas de la humanidad. No sería la primera vez. Si alguno de los lectores cree exagerada esta afirmación, debemos recordar que la Guerra de la Independencia norteamericana nació por la negativa a consumir té con las exageradas tasas impuestas por los ingleses, es decir, que Estados Unidos existe gracias a la revolución del Té en Boston.

Jaume Garcia: El título “Una dulce revolución” hace referencia a una planta, la Stevia, que es el Bárcenas de los vegetales: cuanto más se investiga más propiedades se le descubren.

Josep Pàmies: En realidad tiene dos significados. Uno es éste que comentas, las propiedades de la Stevia. El otro es que hay que cambiar el mundo, pero si las revoluciones que hacemos se hacen tal y como se han ido haciendo hasta ahora, al cabo de un tiempo estas revoluciones vuelven a su estado original. Cuando una revolución se hace con violencia, esa violencia se te vuelve en contra como un boomerang. En Islandia no ha habido violencia, pero aún así se ha vuelto otra vez al punto de origen. Las dulces revoluciones, o las revoluciones pacíficas, a largo plazo, son imparables. Puede que a veces tengamos desesperanza porque no avanzamos más en progresar en algunas ideas, pero es calando poquito a poco, como lluvia fina, es como estas revoluciones se van a implantar en nuestra sociedad.

Cuando es por la fuerza bruta, los contrarios ya tienen un motivo para atacarte, para desprestigiarte. De esta otra forma no pueden, son ellos los que van a atacarte a ti. Es el sistema que utilizó Gandhi. En aquella época, en la India, estaba prohibido hacerte tu propia sal, había que comprarla al monopolio inglés y Gandhi cogió un cubo de agua salada, se hizo su propia sal y le costó ocho años de cárcel, pero al día siguiente había 50.000 hindús que hacían lo mismo y fue inviable la cárcel para tantas personas. Ese tipo de oposición a este sistema asqueroso que todos hemos ayudado a constituir es el único que tiene validez. Pensar que vamos a cambiarlo radicalmente de un día para otro es inviable, porque incluso nosotros, como ciudadanos que somos críticos, también estamos viciados por este sistema y nos cuesta abandonar las comodidades que sabemos que nos hacen daño, todos los vicios que hemos adquirido. Así que, con calma, la dulce revolución propone, en base a las plantas medicinales, hablar de sus propiedades aunque esté prohibido hablar de ellas, para que la gente pueda entender por qué una planta está prohibida si se consiguen tantas maravillas de ella, por qué esa planta que utilizo cada día me evita tener que inyectarme insulina, por qué esta planta me evita un cáncer o me lo cura, por qué esta otra me deshace cálculos del riñón y la sanidad pública no me la recetan y en cambio me recetan agresiones al cuerpo, como son las intervenciones quirúrgicas.

¿Por qué pasa esto? Porque el sistema económico es el que gobierna el mundo, y nosotros hemos alimentado a este poderosísimo poder económico y los políticos le deben el cargo que ocupan gracias a él. Si nosotros, desde nuestra pequeñez, cambiamos ese modelo económico, como individuos o como asociaciones, eso va a cambiar, paulatinamente, otra vez. Por eso vale la pena empezar una revolución pacífica empezando por el consumo de una planta como es la Stevia, en la línea de lo que tanto tiempo atrás Gandhi propugnó.

Jaume: Parece que un pequeño detalle no pueda cambiar nada pero, por ejemplo, el Imperio Romano cayó ante los bárbaros porque los jinetes romanos no tenían estribos y los bárbaros sí y eso les daba una ventaja estratégica enorme en el campo de batalla. Ese pequeño detalle cambió la historia de la humanidad.

Josep: A nosotros, trabajar con la Stevia nos costó muchos expedientes y estuvimos a punto de que nos embargaran secciones importantes de la empresa. Al final la Administración se atemorizó y se echó para atrás. Esta desobediencia nuestra ha hecho que incluso el Carrefour, una de las multinacionales de la comida basura tenga Stevia en su formato prohibido, es decir en hojas, vendiéndola al menos en la zona de Cataluña. Si las grandes empresas empiezan a hacer lo que defendemos los ciudadanos de a pie, significa que vamos bien, vamos por el buen camino.

No hace falta cambiar la ley, no hace falta que se legalice una planta, solo hace falta desobedecer instrucciones u órdenes injustas para que, incluso la mafia alimentaria, también se sume a esa desobediencia.

Hace 15 años me decidí a cultivar la Stevia, quise comprobar por mi cuenta si era verdad lo que se decía que podía curar la diabetes o mejorarla muchísimo cuando ya se tiene que depender de la insulina, si curaba la hipertensión, si curaba el colesterol, los triglicéridos. Parecía imposible que una sola planta hiciera tantas cosas. Empecé a sembrar, empecé a regalar plantas, para ver si retornaban en forma de comentarios y retornaron en forma de comentarios maravillosos. Llegó un momento en que empecé a sentir un poco de agobio, porque esto se estaba convirtiendo en algo tan grande que tuve que crear una asociación para gestionar y asesorar sobre docenas de plantas que sirven para curar, cuando los medicamentos no curan. Los medicamentos están hechos para convertir las enfermedades en enfermedades crónicas. Es evidente que la mayor parte de los medicamentos salen de las plantas, pero solo sacan aquel principio que suaviza los síntomas de la enfermedad, pero los otros principios, los que se utilizarían para eliminar la enfermedad, no nos los aportan a través de las medicinas tradicionales.

joseppamies02

Richard J. Roberts, que fue Premio Nobel de Medicina, afirmaba en el año 2007 en Barcelona que “el fármaco que cura del todo no es rentable”, afirmaba que a los investigadores les obligaban a transformar los medicamentos que curan en uno que cronifique la enfermedad para toda la vida. Roberts fue el primero, pero se le han ido sumando otros Premios Nobel. Que nadie se alarme a nivel político y empiece a investigar a ver qué hay de verdad en todo ello es la prueba de que las presiones de las farmacéuticas existen, que lo que hacen es convertir medicamentos que curan en otros que cronifiquen la enfermedad, que te funcione bien mientras te tomes las pastillas, aguantes la quimio o la insulina, pero que en cuanto dejes de tomarlo caigas enseguida otra vez en la enfermedad. Los medicamentos de hoy en día son drogas. Éstas si que deberían estar prohibidas y no la Marihuana, la Coca o la Stevia. Son muchas las medicinas que deberían prohibirse y poner en su lugar plantas con ese principio activo. Si miramos los prospectos ya nos avisan sobre la existencia de efectos secundarios. En Europa mueren cada año 250.000 personas por culpa de los efectos secundarios de sus medicamentos. ¿Estamos locos? Por el consumo de herboristaría no se muere nadie. Hay muchas curas que no funcionan, muchos medicamentos que no funcionan y hay muchas plantas que curan, y curan de verdad. En cambio seguimos recetando medicamento, matando a miles de personas cada año. Pongo un ejemplo: el Omeprazol, ese protector gástrico, es muy perjudicial. No se debe tomar más de un año seguido, porque después de tomar esta pastilla durante tres años tus huesos habrán perdido toda su consistencia y se romperán con una facilidad tremenda, se desharán como azucarillos. Solo en Cataluña, más de tres mil fracturas de cadera y de fémur son ocasionadas por el consumo de Omeprazol y te lo venden como un medicamento que te ha de proteger el estómago ante el cóctel de pastillas que te van a dar. Todo esto se sabe y los políticos callan, son los más corruptos de los que hemos tenido en toda la Historia. La Sociedad lo sabemos, pero todavía hay gente que vota a estos corruptos, y ellos siguen mamando… Los cambios tienen que venir de abajo y es la Sociedad la que tiene que preguntarse “¿Para qué votarles si no me representan?”

Yo quiero una democracia directa. En Suiza consiguieron con 100.000 firmas conseguir un referéndum vinculante para que todas las terapias naturales entraran dentro del sistema de la sanidad pública, en contra de la voluntad de Gobierno y Parlamento, pero su constitución prevé que, cuando el pueblo se cabrea, con 100.000 firmas públicas pueden convocar un referéndum vinculante. Aquello es democracia, porque los políticos pueden ser corruptos, porque lo serán igual que aquí, pero la Sociedad tiene mecanismos de control de esa corrupción, aquí no tenemos ninguno, simplemente el derecho a votar cada cuatro años. Más vale esto que nada, es cierto, pero no es la democracia que queremos.

La dulce revolución propugna esos cambios en nuestra organización, además de cambios en nuestra dieta y una alimentación limpia de transgénicos, de productos libres de aditivos químicos, poder reconocer las plantas, como se reconocían.

Jaume: Cada planta tiene sus propiedades, unas son curativas, otras pueden hasta matarte. Hay otras, como el Aloe Vera, que tienen tantas propiedades que es imposible enumerarlas todas. ¿Cómo es posible que la Sociedad haya podido olvidar colectivamente que estas plantas existen y para lo que sirven?

Josep: Lo curioso es que hay cientos de estudios científicos que avalan aquello que nuestros abuelos ya nos decían. No se trata solo de esa cuestión romántica que no teníamos que haber perdido, sino que está todo muy bien estudiado. Las farmacéuticas solo sacan una parte de los principios activos, no la totalidad, porque si sacan la totalidad, nos curan. Y si nos curan, no hay negocio.

Ahora tenemos la suerte de que, con Internet está todo mucho más cerca de lo que jamás había estado antes. Podemos poner el nombre científico de una planta y te aparecen cientos de estudios sobre sus principios activos. Hay que acabar con la industria que hace sufrir y cronifica enfermedades perfectamente curables. Hay dos estudios recientes, uno en Gran Bretaña y otro en los EE.UU. que, por separado, han descubierto que las raíces del Diente de León, que fíjate tú si es una planta común, pueden curar al 100% la leucemia. ¿Cuántos años tendremos que esperar a que haya un medicamento que cure la leucemia? Pasarán años y quizá ni lo veamos. Hay muchas otras plantas, la Marihuana ha curado muchos cánceres cerebrales, con hechos contrastados. En cada feria que hacemos siempre se nos acerca alguien comentándonos los resultados de utilizar esta ayuda de la planta.

En Barbastro hay una monjita, Sor Josefa, que ha vivido haciendo de misionera durante más de 40 años. Estaba en Ecuador, cuidando de que no les faltaran atenciones a un grupo de presos. Ella les llevaba cada cierto tiempo una botellita de Aloe Vera con miel. Esta mezcla cura muchas enfermedades, incluso algún tipo de cáncer muy especifico. Los presos cuidaban de ella para que no le pasara nada, incluso le salvaron la vida un par de veces, porque sufrió atentados de los propios policías que custodiaban la prisión, porque curaba a presos que ellos querían que murieran. Aquí ahora está revolucionando Barbastro y alrededores, dando botellitas de Aloe Vera con miel, y ha conseguido curar hasta algún cáncer. Es impresionante.

Jaume: ¿Cómo se consumen estas plantas medicinales si están prohibidas?

Josep: Está prohibido venderlas, no su consumo ni su posesión. En la Cooperativa Joaquín Costa podrás comprar plantas enteras y te las puedes cultivar tú mismo. Un par de infusiones al día son suficientes para diabetes, colesterol, hipertensión, triglicéridos… Una en ayunas siempre es la más efectiva. Y si tienes la plantita en casa, pues tres o cuatro hojitas bien masticadas en ayunas y otras cuatro por la noche cuando vuelves de trabajar. Te las comes directas de la mata.

joseppamies03

Jaume: Es una forma muy cómoda de hacer la revolución…

Josep: ¿Quién se puede oponer a eso? Si alguien se opone, lo único que van a hacer es darnos más credibilidad. Hemos de volver a comer más sano y más saludable. En las grandes superficies podemos encontrar alimentos que nos vienen de todas partes del mundo, pero que tienen que conservarse durante mucho tiempo, por el transporte y el tiempo de exposición. Todos estos alimentos están tratados de alguna manera para conseguir que duren frescos más tiempo. Algunos de ellos han sido irradiados con una bomba de cobalto, lo que convierte a esos alimentos, de alimentos frescos a alimentos zombies, para conseguir que un tomate esté ahí dos meses y no se pudra. Mirad las etiquetas a ver qué dice, porque aquí no hay narices de poner “producto irradiado con bomba de cobalto”, ponen “alimento ionizado”. Cuando pone ionizado es que está desinfectado con bombas de cobalto, las mismas que nos irradian a nosotros con la radioterapia cuando tenemos cáncer. Y con eso tratan a muchos alimentos para que no se pudran y se aguanten sin merma en las estanterías.

Lo mejor es comer de lo que te da tu huerto, del agricultor que vive al lado de casa, de la pequeña tienda que te garantice la calidad y el origen de los alimentos, de las cooperativas como Punt Verd, que hace verdaderos esfuerzos para comercializar el maíz no transgénico… Hay que buscar alimentos cuyo origen sea el correcto y no aquellos grandes supermercados que te traen alimentos de todas partes del mundo y en los que los controles son inexistentes, prácticamente. Y aquí también, aquí se hacen muy pocas analíticas de residuos en los alimentos, por ejemplo. En nuestra empresa, durante 30 años, nadie ha venido a buscarnos ni un solo análisis de productos químicos, eso está súper tolerado.

Jaume: Como me queda el cuerpo después de escucharle. Ahora cualquiera se come un bocadillo de lo que sea…

Josep: El pan te lo puedes hacer en casa. Es fabuloso.

Fuente: https://laliterainformacion.com/opinion/1236-josep-pamies-hay-que-acabar-con-la-industria-que-te-hace-sufrir-y-cronifica-enfermedades-perfectamente-curables

 

[Audio] Un micro abierto pilla Merkel: “Si yo fuera catalana, también sería independentista”

La Canciller de Alemania, Angela Merkel, hacía anoche la tradicional encuentro navideño en Múnich con las juventudes de su partido, la Unión Demócrata Cristiana, el conocido Augustiner-Keller Beer Garden.

Tras el clásico brindis con cerveza y degustación de bretzels con abundante mantequilla, Merkel ha hecho su último discurso del año dedicado a los retos de futuro de los jóvenes, de Alemania y la Unión Europea.

Al terminar, como es habitual en este acto anual, las juventudes del partido han tenido un turno de preguntas a la Canciller. Como suele ocurrir en eventos de este tipo, el hacinamiento de preguntas junto con el consumo de cerveza bávara hacen que las respuestas, poco a poco, sean más poco formales y escapen del tono habitual que reina en el mundo de la política.

Resulta que la última pregunta antes de cerrar el acto, a cargo del joven alemán Alexander Clemens Wandenburg, líder de las juventudes bávaras, ha versado sobre Cataluña y su independencia. Merkel ha tirado balones fuera y ha usado el manual para responder: “es un tema interno de España”. Fue entonces cuando la conductora del acto, Charlotte Schneider Rosenzweig, ha dado el acto por terminado.

Justo después, Merkel, que se pensaba que el micrófono estaba apagado, ha cogido por el brazo a Schneider y con cara de agotamiento sentenció que “si yo fuera catalana, también sería independentista”. Aunque las palabras de la Canciller han resonado por todo el beer garden , ha seguido hablando como si nada. Para evitar que se pudiera escuchar por todo el recinto, con un aparatoso y torpe movimiento fruto de los nervios y la cerveza, Schneider no ha conseguido apagar el micro tras pulsar repetidas veces el botón.

Merkel, ajena a todo ello, ha seguido haciéndole confidencias a Schneider tal como confirman algunos testigos a La República la política de Hamburgo habría proseguido mostrando su descontento con España para la gestión del “problema” catalán: “Es más, antes turca que española! “.

Asesores del partido han corrido para intentar detenerla y que sus palabras no llegaran a más testigos allí presentes. Pero a pesar de los esfuerzos, no habrían podido evitar que la Canciller hubiera exclamado: “Nos interesa una Dinamarca en el sur de Europa, cojones!”. Aquí el momento con el que se ha podido grabar y que La República ha tenido acceso en exclusiva:

EL PSEUDOPERIODISMO MATA, demoledor artículo del abogado Luis de Miguel Ortega

EL PSEUDOPERIODISMO MATA

Preocupados por la manipulación de los medios de comunicación y la corrupción en la divulgación científica.

DERECHO A LA INFORMACIÓN

La Constitución Española establece ensu artículo 20, el derecho a la libertad de expresión y la libertad de información. En cuanto a la libertad de información, se trata de un derecho de doble dirección pues se protege tanto la función de los informadores, como el derecho de los ciudadanos a recibir información de calidad. Por información de calidad se entiende la veracidad de lo expuesto así como la probidad -ausencia de fraude o simulación-.
Se trata en definitiva de evitar que se muestre como periodismo lo que es una consigna comercial o mera propaganda política y sobretodo que la información expuesta lo sea después de un ejercicio de comprobación diligente. Es por tanto ineludible pensar que la información vertida en los medios de comunicación que no cumpla con estas premisas de veracidad y probidad, no pueden contar con la protección constitucional del derecho a la información ni con los privilegios del periodista.
En las últimas décadas estamos viendo como los medios de comunicación y los periodistas freelance, están siendo abducidos de diversas formas por el poder político, a través de concesiones de licencias, publicidad, entrevistas o premios, cuando no amenazados cuando se muestran críticos.
La información se está viendo censurada desde las propias redacciones por miedo y prudencia, a sabiendas de que el lector ya no es el consumidor de información ni el cliente.
Los medios han pasado de tener a los ciudadanos de clientes a objeto de su trabajo. El poder político es el verdadero cliente al que hay que vender y conformar con un servicio de información, y el ciudadano a terminado siendo el objeto de ese negocio, que no es otro que la transmisión de propaganda política. El ciudadano ya no tiene ningún interés económico para los medios de comunicación que en la actualidad, pueden sobrevivir sin los ciudadanos.

Los medios de comunicación forman parte del Catálogo del Centro Nacional de Protección de las Infraestructuras Críticas, que parece no solo proteger la funcionalidad y dependencia de los medios sino también sus contenidos, y así tenemos a los medios de comunicación y redes sociales en perfecta simbiosis con el poder político para controlarnos y adoctrinarnos sobre cualquier ocurrencia.

Quien escribe esto, no solo está muy preocupado por la manipulación de los medios de comunicación y la corrupción en la divulgación científica, sino también por el nefasto efecto que ello tiene en la salud democrática de un país y la integridad y honestidad de las relaciones sociales entre sus ciudadanos y de la política.

Yo no sé lo que es pseudociencia ni pseudoterapia, pero lo que sí sé es que el pseudoperiodismo y la pseudoinformación, deben ser objeto de control político, y deseo para los ciudadanos que tengan tanta libertad para consumir productos y servicios de salud como para consumir información periodística. Ni más ni menos.

Siempre ha habido periodistas venales y empresas de comunicación que se han puesto al servicio del poder. Aunque sea inevitable, eso menoscaba la credibilidad de los medios, pero daña mucho más a la profesión que sean ellos los que corrompan a los políticos en beneficio de sus dueños. No tiene nada que ver con la legítima pretensión de influir en las decisiones de los gobernantes, o en la opinión pública, desde determinadas posiciones ideológicas, aquí el único límite ético sería el respeto a la verdad, sino que se trata de auténticos chantajes a los cargos públicos para que otorguen contratos a sus empresas, de sectores ajenos a la comunicación, y hagan la vista gorda con sus trapacerías.” “Puede discutirse sobre si es o no necesaria la existencia de medios públicos y en qué condiciones, sobre si se debe limitar la concentración en pocas empresas, pero lo indiscutible es que para que cumplan su función deben ser profesionales y tener como objeto la información y la opinión, pero nunca convertir su influencia en una herramienta para corromper la sociedad. El periodismo es demasiado importante, este caso debe ser una llamada de atención, no puede ser soslayado.” Francisco Carantoña 07/08/2018 “la voz de Asturias”.

El interesado y prolongado silencio por parte de un buen número de medios, e incluso su ensalzamiento durante años, ante conocidos políticos notoriamente corruptos, y su complicidad manifiesta con situaciones anómalas que ahora están empezando a salir a la luz debe movernos a realizar una reflexión profunda sobre su verdadera función en la sociedad, sobre las causas de esta situación, y sobre sus delicadas consecuencias para todos nosotros.” “Antes que nada es preciso aclarar, para los más ingenuos o menos avisados, que los coloquialmente llamados “medios de comunicación” son en realidad “empresas” o “grupos” de comunicación a todos los efectos. Esta aclaración es fundamental para entender que la mayoría de medios actúa básicamente –aunque a unos se les nota bastante más que a otros- no en la búsqueda y publicación de la “verdad” en sí misma, sino bajo estrictos criterios económicos, defendiendo una línea editorial próxima a aquellas opciones políticas que más convienen a la supervivencia y a los intereses de su grupo empresarial. Resulta de gran importancia contar todo esto porque sigue habiendo en España mucha gente de buena fe que, en sus conversaciones cotidianas, dice “lo he oído en la tele (o en la radio)” o “lo dice el periódico” como muestra de indiscutible autoridad en los argumentos que utiliza, sin pararse a pensar, con la mirada un poco más allá de lo que ha leído u oído, en quién lo dice, o en quién lo escribe, y con qué verdaderas intenciones lo publica en este concreto momento. Y ello se aprecia mucho no sólo en las pequeñas empresas de prensa local, siempre más cercanas necesariamente al gobernante de turno, sino también en los grandes grupos multimedia -aquéllos que agrupan prensa escrita, radio, televisión e internet- y cuyo devenir económico-financiero depende en gran medida de la generosidad, directa o indirecta, de los gobiernos centrales, autonómicos o municipales del momento. En pocas palabras, cuando la economía o la propia viabilidad financiera del “controlador” (el medio de comunicación) deja de ser autónoma y pasa a depender de sus “controlados”(los políticos que gobiernan en su territorio), la tentación de acomodarse o dejarse influir en lo que se publica o se deja de publicar se hace realmente grande, por no decir inevitable.” “Muchos medios de comunicación se habían habituado en los últimos tiempos en nuestro país, tanto en el ámbito estatal como en los autonómicos o locales, a sobrevivir y cuadrar sus balances directamente gracias a las subvenciones públicas y a la publicidad institucional, especialmente ante el enorme bajón que experimentó la publicidad procedente de las empresas privadas y de las actividades comerciales en general. Ello generó una peligrosa dependencia de los gobernantes de turno, pues resulta muy difícil –en España realmente casi heroico- que los periodistas critiquen a las instituciones con cuyo dinero se sustenta el equilibrio económico de su empresa y, en definitiva, su propio puesto de trabajo. Y a la hora de los recortes, que dada la situación del país han ido llegando inexorablemente a todos los ámbitos de la actividad económica, ha sucedido algo todavía más peligroso. Cuando la esencia del buen periodismo consiste en ser crítico con el poder, del color que sea, para corregir sus disfunciones, en España se está produciendo, de una forma lamentable, justo el fenómeno contrario: los gobernantes que han derrochado el dinero público a manos llenas regando generosamente a muchos medios de comunicación se han acabado convirtiendo para éstos en los héroes, mientras que los que han venido después con las tijeras en la mano, racionalizando, reduciendo y poniendo orden en el anterior despilfarro económico-mediático han sido tratados como los villanos. Justo lo contrario de lo que debería ser.” Alvaro Delgado Truyols 28/01/2015 “hay derecho”.

“En este contexto, ¿puede unperiodista asumir el precio de llegar al fondo de un asunto?
No tiene ninguna posibilidad, ni siquiera de iniciar las investigaciones… A menos que la operación que esté investigando tenga interés para la empresa en la que está. Y hay que hacer aquí una apreciación importante: en España las empresas periodísticas están en quiebra. ¿Cómo ha reducido el grupo Prisa su deuda a la mitad? Pues eso habría que explicarlo, pero no será usted quien lo haga, y si lo hace, le dirán que se lo guarde en un cajón. El periodismo grandilocuente, del que se hablaba al principio de la Transición, se acabó radicalmente, por lo menos mientras no cambie el estatus…”
 Gregorio Morán 09/03/2017 “el diario”

Para esta simbiosis perfecta, hace falta la existencia de censores, que no son otros que grupos de control y presión como “malditobulo” o la “AECC” Asociación Española de Comunicación Científica.
“Guerra es Paz, Libertad es Esclavitud, Ignorancia es Fuerza” eran los lemas del partido que gobernaba el estado totalitario que Orwell describe en su novela 1984. Si Orwell levantara la cabeza y leyese “maldita.es” o el blog de la “AECC” añadiría un nuevo lema: “la propaganda es única información veraz”.
Así, estos “progresistas” de la “transformación social”, que hacen como que dirigen Maldita.es, llevan adelante un sistema de control informativo. O lo intentan.
Maldita.es pertenece a factcheckeu y a The International Fact-Checking Network que es una sección de Poynter Institute que se dedica a promover la creación de censura, – perdón – revisadores de datos por todo el mundo, porque le tienen mucho miedo a la libertad de prensa y la libertad de información (igual que en Sanidad temen la libertad de prescripción y la libertad de elección, que son dos grandes enemigos a combatir a través de los niños de la apetp y los descarriados de la omc).
Dentro de los fundadores de esta iniciativa está para destacar:
Google News Initiative
Open Society Foundations (Soros)
Tides Foundation (Google.org)
En España, esta iniciativa está además “apoyada” por Facebook y La Sexta. Y como si no fuese caro mantener un portal de noticias con tamaña rotación y trabajo revisor, y a pesar de que uno de los compromisos de los signatarios de fact checking Network es la transparencia de su financiación, Maldita afirma que se financian con las cuotas de sus cinco socios.
No publican sus fuentes financieras, pero tampoco sus estatutos como asociación -se me olvidaba, su forma jurídica es la de asociación sin ánimo de lucro- y cuando uno firma una “membresía” y pasa a colaborar con ellos haciéndose “maldito”, firma un contrato en blanco. No tiene derechos ni obligaciones.
Por eso cuando un maldito presenta un bulo o una mala información, los cinco socios deciden si investigan o no (por supuesto, no investigarán un bulo sobre orgías organizadas por oxfam, o el tráfico de datos de Facebook, o los crímenes de pfizer y otras farmacéuticas…).
Después de decidir si un bulo se investiga o no, recogen de los malditos una o dos colaboraciones nimias, sucintas y con eso construyen su dictámen, casi por arte de magia o gracias al sesgo político y económico de su editorial.
Es decir, es un ente instrumental al servicio de una determinada propaganda política. Si hay algo peligroso para la defensa de la libertad, es que se dé crédito a quienes pretenden controlar “la verdad”.
Los españoles no se fían de los medios de comunicación, a los que consideran la institución más corrupta después de los partidos políticos y de las empresas privadas, según el informe 2007 de Transparency International. Los ciudadanos no perciben en modo alguno que los medios difundan la verdad o cumplan la misión de vigilar la democracia. El 44% de los ciudadanos los consideran corruptos. Los partidos políticos son considerados corruptos por el 63% de los españoles y las empresas privadas por el 54%. Sólo los griegos tienen en Europa peor opinión de los medios que los españoles.

IMPOSTURA Y CENSURA CIENTÍFICA.

Pierre Flourens (1794-1867), que a la sazón había sido secretario permanente (Secrétaire perpétuel) de la Académie des Sciences durante treinta años, y tenía una larga trayectoria en investigación médica a sus espaldas, escribió su crítica en el libro titulado “Examen du Livre de Darwin sur l’Origine des Especes”. El libro de Flourens, publicado cuando su autor tenía setenta años, es prueba del rigor académico al criticar punto por punto el Origen de las Especies, obra que, sin duda, había leído a conciencia. Flourens pone de manifiesto en su libro cuatro debilidades importantes de la impostura científica: 1. Abuso del lenguaje. 2. Desconocimiento elemental de la materia 3. Falta de originalidad. 4. Eugenesia, esa peligrosa doctrina social que se encuentra detrás de la Supervivencia de los más aptos. Dentro de la eugenesia está la idea de que una élite científica y política, debe gobernar.
El libro Imposturas intelectuales fue publicado en Francia en 1997 y fue escrito por Alan Sokal (Doctor en física estadounidense) y Jean Bricmont (físico teórico belga y profesor en física). El libro pone en evidencia al relativismo posmoderno luego de ridiculizar a una de las revistas de más presunto prestigio en el tema. El libro examina y desarrolla principalmente dos puntos: (i) El incompetente y pretencioso uso de conceptos científicos por un pequeño pero influyente grupo de filósofos e intelectuales de ramas no científicas o disciplinas que no lo son en sentido formal; (ii) El problema del relativismo cognitivo, es decir, la idea de que la “ciencia moderna es comparable a (nada más que) un mito moderno, una “narración” o “construcción social” entre otros apelativos”.
Cuando los medios de comunicación y los activistas hablan de pseudociencias y de medicinas sin evidencia científica, vemos un claro ejemplo de los descrito por Fluorens y Sokal: propaganda política disfrazada de ciencia.
  1. Abuso del lenguaje: Neolengua. Se han empeñado al unísono en construir un relato estándar y unos neoconceptos ambiguos y arbitrarios para sacudir con ellos lo que les plazca. Así tenemos que de igual manera que se han inventado conceptos como “política de género” o “cambio climático” fabricando incluso un supuesto “consenso de la comunidad científica internacional” -que no existe-, han inventado el término “pseudociencia” donde pueden meter lo que quieran de forma absolutamente caprichosa.
  2. Desconocimiento elemental de la materia: Estupidez. Si hay algo evidente es que los periodistas y “expertos” que cuestiones las terapias naturales, no son expertos en terapias naturales ni en medicina integrativa. En los debates, además de periodistas sin ninguna formación sanitaria, aparecen biólogos, médicos, informáticos, físicos, y profesionales de todo tipo, pero nunca personas con conocimientos teóricos y prácticos de las terapias. Así tenemos a biólogos que aparecen en programas criticos contra las denominadas pseudociencias que comparan un esófago con un tubo de cristal y el contenido de un estómago lo asimilan a un poco de agua tibia… Aparecen informáticos que cuestionan las decisiones de la Fiscalía en cuanto a la supuesta inactividad que describen contra las terapias naturales.
  3. Falta de originalidad: Miseria intelectual. Es patente que cuando se habla contra las terapias naturales o la medicina integrativa se hace desde un pensamiento único repitiendo machaconamente y hasta la nausea frases tontorronas y simplonas de las que es experto nuestro Ministro de Ciencia, entre otros. Se habla de que “son una estafa”, “hay que proteger a los pacientes porque son vulnerables”, “las pseudociencias matan”, y otras estupideces similares. No aportan dato alguno y cuando se menciona un informe que tiene la Ministra de Sanidad sobre las muertes por terapias, va y resulta que ese informe nunca ha existido. Y así repiten y repiten los mismos mantras los medios de comunicación sin alterar una coma, sin contrastar información, sin investigar o buscar otros puntos de vista.
  4. Eugenesia: el ciudadano como enemigo o como rebaño. Después de todo y aunque parezca extraño, está esa intención política de “salud pública” por la que hay que proteger al estado de ciudadanos ignorantes, torpes y descuidados (el ciudadano puede ser un peligro para el “colectivo” pues si no se vacuna puede ser fuente de enfermedades, si usa terapias puede enfermar más y ser una carga para la sanidad…). Entonces sale la banderita paternalista de políticos, científicos e informadores, para protegernos de nosotros mismos y de nuestra proia “ignorancia” para conseguir un mundo mejor, más ordenado y feliz. A cambio, el ciudadano debe renunciar a su libertad y debe dejarse conducir y proteger cual mostrenco. Los terapeutas y médicos integrativos lo son para estafar y hacer negocio, pero no existen casos comprobados de políticos, funcionarios, científicos y periodistas corruptos… La élite quiere protegerte por tu bien, como manda la política de eugenesia, y si hace falta te pondrá bajo los pies de los caballos, ante una crisis económica, ante guerras y terrorismo estratégico, ante epidemias o ante el empleo de radiaciones, pesticidas, medicinas y vacunas de “absoluta” seguridad. Todo gratis.
  5. Neociencia: Pseudoescepticismo. Han creado una neociencia -neolengua- donde el rigor científico es arbitrario y donde se prentende una evidencia científica caprichosa y asimétrica. Así se exigen estudios doble ciego randomizados para la acupuntura y la homeopatía, pero no se exige lo mismo para el aborto, el cambio de sexo, las sedaciones terminales, la psicofarmacología, la quimioterapia, las vacunas, la cirugía o la medicina preventiva. Ellos son la élite -que nadie ha votado-, y deciden cuál ha de ser el estándar científico exigible y cuáles deben ser los resultados. Es más, intervienen en el mercado -lo que los pacientes pueden consumir- por una cuestión científica, como si la ciencia tuviese algo que ver con las decisiones vitales y trascendentes que tomamos en materia de pareja, matrimonio, número de hijos, hipotecas, planes de pensiones, estudios, profesiones, conducta moral y religiosa, etc. Aparenta una secta o una política totalitaria más que una ciencia.
  6. Relativismo cognitivo: positivismo político. El debate se centra en lo que “la sociedad necesita”. Para ello tenemos al bonachón político de turno que aupado al zenit de la razón por pseudocientíficos, pseudoescépticos y pseudoperiodistas, está dispuesto a hacer realidad su capricho a través de normas políticas -mal pensadas y peor redactadas-. El político se muestra convencido por los palmeros y mamporreros de turno de que su delirio absolutista es justo y se embarca en la gloriosa misión de cercenar los derechos y libertades de los ciudadanos por un “bien superior”. Todo vale en la sacrosanta misión de proteger a los débiles e ignorantes ciudadanos de sus propias decisiones (menos de la decisión de voto). Todo lo que se necesita es un bolígrafo mágico con el que escribir pseudonoticias, pseudoinformes científicos y pseudonormas legales.

EL BUENISMO INFORMATIVO de la Asociación Española de Comunicación Científica

La Asociación Española deComunicación Científica alerta contra la limitación del derecho a la información provocado por el aumento de demandas contra quienes informan sobre pseudociencias.
Sorprende este arrebato de preocupación y dignidad en una institución tal.
Ejemplos de las motivaciones de semejante asociación:
Pertenece a la World Federation of Science Journalists, organización con absoluta opacidad de financiadores (404 not found).
Pertenece a European Union of Science Journalists’ Associations, organización con absoluta opacidad de financiadores (404 not found).
Socios colaboradores: Junto con Repsol y la Obra Social la Caixa, nos encontramos a: PharmaMar, Instituto Roche, MSD (con un evidente conflicto de interés).
Otros socios:
Álvaro Bayón Medrano, Investigador predoctoral en la Estación Biológica de Doñana (CSIC), conocido insultador y difamador en redes sociales y medios de comunicación y que confunde el cuerpo humano con un matraz de laboratorio. A pesar de que no tiene ninguna formación sanitaria, se hace pasar por experto en peligros de la fitoterapia.
Ignacio Fernández Bayo, (Junta Directiva) periodista científico desde 1980. En la actualidad, y desde el año 2000, dirige Divulga, una empresa especializada en la comunicación científica a través de todo tipo de canales: medios de comunicación impresos y digitales, libros, exposiciones, audiovisuales, gabinetes de prensa, organización de eventos, y realización cursos de periodismo científico.
Fernando Frías Sánchez, Abogado y militante pseudoescéptico, promotor de la idea de que el consentimiento informado de los pacientes y la libertad de elección son falacias que hay que suprimir por su bien.
J.M. Mulet, Profesor de Biotecnología. IBMCP. Universidad Politécnica de Valencia. Conocido por su defensa de los santos transgénicos y pesticidas y detractor del uso de plantas medicinales. Defensor de Monsanto antes y después de la condena de más de 2.000 millones de dólares por fraude en la venta de uno de sus pesticidas. Conocido insultador y acosador de las terapias naturales en redes y fuera de redes. Sin formación sanitaria.
Rocío Pérez, periodista freelance y coordinadora de Maldita Ciencia (ver más arriba lo que es el engendro de “maldita.es”).
Ángela Bernardo, (Junta Directiva) redactora en Civio -institución de trinchera de GeorgeSoros-.
Vanessa Pombo, (Junta Directiva) comunicadora científica en CNIO Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas, cuyos sponsors son entre otros, Ministerio de Ciencia, Compañía Logística de Hidrocarburos CLH, S.A., Petroplast (Logroño, La Rioja),
Elena Lázaro, (Presidenta) coordinadora UCCi de la Universidad de Córdoba y de la Red Divulga de Crue Universidades Españolas, con la “colaboración de CSIC y FECYT (Ministerio de Ciencia).
(Si esta chufla de la AECC, no está claramente parasitada y es un mero ente instrumental que alguien me convenza de lo contrario).
Bueno, pues esta sagrada y virginal institución afirma lo que sigue:
  1. …un número creciente de casos de demandas y querellas contra profesionales por opinar y/o informar acerca de pseudoterapias (No se les demanda o querella por informar, sino por difamación, por acoso y por abuso de derecho en contra de los intereses de los profesionales y ciudadanos. No existen las pseudoterapias).
  2. …es un ejercicio de responsabilidad social denunciar ante la opinión pública las prácticas sin evidencia científica. (no, es un acto de totalitarismo y de sectarismo. La ciencia no es un bien absoluto ni está presente en la mayor parte de las decisiones de los ciudadanos. La ciencia nada tienen que ver con el periodismo o con la divulgación y según su postulado el periodismo debería ser reducido a la mera transmisión de datos estadísticos…).
  3. …es labor de las personas que comunican ciencia informar de manera veraz sobre estas cuestiones, sin que ello suponga un problema para el ejercicio profesional ni para su propia libertad individual. (nadie cuestiona el libre ejercicio de la información siempre que sea veraz. El problema es que la información que se transmite sobre supuestas pseudociencias es mera propaganda de contenido ideológico y político donde no hay investigación, ni comprobación ni reflexión).
  4. …las personas denunciadas lo han sido cuando informaban acerca de determinadas pseudoterapias o a participaban como fuentes expertas en publicaciones realizadas por otros periodistas. (No. Las personas denunciadas nunca han actuado como expertos ni han actuado como informadores, sino que ha sido denunciados por mentir, engañar, difamar y acosar a profesionales y pacientes).
  5. …la importancia de proteger simultáneamente dos pilares clave de cualquier Estado democrático de Derecho: la libertad de expresión y la libertad de información. …la libertad de expresión y la libertad de información son instrumentos clave para la formación y el desarrollo de la opinión pública libre, ligada de forma indisoluble al pluralismo político de cualquier sistema democrático. (en eso estamos, en proteger la libertad de expresión y de información. Libertad para expresar ideas, opiniones, teorías y conocimiento sobre terapias naturales y medicina integrativa sin ser objeto de acoso, censura o boicot por parte de pseudoperiodistas. Libertad de información donde los ciudadanos tengan acceso a información periodística veraz y no mera propaganda disfrazada de información. Consumidores, pacientes, usuarios y profesionales de las terapias naturales y de la medicina integrativa, también se merecen una sociedad donde se respete la opinión, la información y el pluralismo).
  6. …la Junta Directiva quiere rechazar toda acción legal emprendida con el único objetivo de silenciar a los profesionales especializados. (La Junta Directiva haría bien en promover buenas prácticas periodísticas donde prime la información veraz sobre la manipulación social y la propaganda y donde el derecho de los ciudadanos prime sobre los sesgos ideológicos del periodista y donde la veracidad sea un valor real y efectivo y no un mero principio de conveniencia. Las acciones que se emprenden, no lo son para acallar profesionales, sino para corregir prácticas intolerables en un Estado de Derecho).

CONCLUSIÓN

Quien escribe esto, no solo está muy preocupado por la manipulación de los medios de comunicación y la corrupción en la divulgación científica, sino también por el nefasto efecto que ello tiene en la salud democrática de un país y la integridad y honestidad de las relaciones sociales entre sus ciudadanos y de la política.

Yo no sé lo que es pseudociencia ni pseudoterapia, pero lo que sí sé es que el pseudoperiodismo y la pseudoinformación, deben ser objeto de control político, y deseo para los ciudadanos que tengan tanta libertad para consumir productos y servicios de salud como para consumir información periodística. Ni más ni menos.

Luis de Miguel Ortega

A %d blogueros les gusta esto: