Entrevista a la Dra. Natalia Prego Cancelo por Miguel Celades en “Desde la Matrix”

Entrevistamos a la Dra. Natalia Prego Cancelo, autora de unos audios que se han hecho virales destacando los perjuicios a la salud que conlleva el aislamiento y el sedentarismo de las personas frente a la mal llamada “pandemia” del Coronavirus. Como dice el refranero: “a veces es peor el remedio que la enfermedad”.

Descargalo y compartelo al máximo antes de que puedan eliminarlo, que es lo más probable por ser contrario a lo que la ciencia oficial nos está contando. Y estos no admiten voces discretantes. ¡Que viva la libertad de expresión!.

Pasteur versus Béchamp. Diez mil mentiras pueden ocultar una verdad

https://i1.wp.com/materialdenmg.com/wp-content/uploads/2016/07/modrazaaa-800x368.png

Cuando una mentira puede crear billones de dólares y es enseñada a cada siguiente generación como un hecho, es un asunto bastante serio; es más, es un acto revolucionario confrontarla.

Incluso la peor mentira puede vestirse con un manto de respetabilidad si no ha sido públicamente expuesta por un tiempo considerable.

Hubo un tiempo en el que Pasteur no gozó del respeto divino concedido a él hoy, y en vez de eso, se le consideró un fracaso en casi todos sus experimentos, causando muerte e inmensas pérdidas financieras a aquellos que siguieron sus creencias. Actualmente, la teoría de los gérmenes de la enfermedad, incluyendo la vacunación y la intervención farmacéutica, ha sobrevivido para convertirse en la base de la industria de las enfermedades.

Es interesante notar que hubiéramos heredado un mundo muy diferente, si aquellos que estaban a favor de Béchamp hubieran podido ofrecer algo rentable al entonces emergente negocio con la enfermedad. En vez de eso ellos decían: «Es la salud de la célula lo que es importante, no los gérmenes».

Hoy, los gérmenes son importantes y la salud de la célula es tan poco importante, que ninguna universidad está dedicada a eso, mientras que se están invirtiendo billones para aprender todo acerca de los gérmenes y en esto tenemos éxito; sin embargo, ni siquiera sabemos cómo describir la salud, excepto como la ausencia de la enfermedad. Un mundo verdaderamente confuso, que se mantiene deliberadamente de esa forma.

Los gérmenes causan enfermedades

Podríamos haber evitado epidemias modernas de enfermedades innecesarias, como cáncer, diabetes, enfermedades cardíacas, si tan sólo la civilización hubiese seguido a Bechamp en vez de a Pasteur.

El trabajo del biólogo francés Antoine Béchamp (1816-1908) demostró que la enfermedad causa gérmenes; Louis Pasteur, contemporáneo de Béchamp (y su ex-alumno), anunció que sus estudios probaron que los gérmenes causan enfermedad. Un hombre ha sido olvidado por la historia; el otro se considera el padre de la medicina moderna.

El trabajo de Pasteur, al contrario del realizado por su profesor, encantó a la emergente industria de los fármacos.

“Si los gérmenes son atacantes externos que invaden el cuerpo, entonces podemos desarrollar y comercializar un arsenal sin fin de armas con las cuales matarlos. Pero, si el daño o desequilibrio con el cuerpo origina gérmenes, entonces nosotros simplemente debemos restablecer el equilibrio para quitar las condiciones de las cuales se alimentan los gérmenes”.

En vez de introducir veneno, necesitaríamos introducir solamente los elementos naturales faltantes.

La teoría de los gérmenes de la enfermedad de Pasteur, dio a luz la era farmacológica. Si la medicina hubiera adoptado la teoría de la enfermedad de gérmenes de Béchamp, y el trabajo subsiguiente de los doctores Brewer, Warburg, Pauling y otros, sería de conocimiento común que los síntomas de la enfermedad se previenen o invierten mediante la nutrición a nivel celular

Hoy en día, miles de investigadores y médicos saben que fuimos engañados, pero el resultado final ha sido tan catastrófico que hasta el concepto mismo de verdad, ha sido dañado momentáneamente mientras recorremos los siglos XX y XXI.

Hombres de aparente rectitud moral, tienen temor de admitir que ninguna cantidad de toxicidad puede sanar, y en vez de eso, siguen un credo que saben es errado.

Parece ser que hace un buen tiempo, cometimos el más increíble de los errores y y hombres conocedores y sofisticados morirían antes de admitir que han sido tontos y no reconocieron lo obvio. Ahora en el siglo XXI, un público iluminado y unos pocos investigadores valientes se atreven a liderar la exposición de un imperio mafioso, tan corrupto que ni siquiera le importa que todos hayamos descubierto la verdad.

Créanos -dice la industria fármaco-alópata- y nosotros limpiaremos nuestro propio actuar… de verdad.

Pero el imperio fármaco-alópata ya está en un avanzado estado de daño irreparable, ocasionado por varias generaciones de ignorancia, revestida de arrogancia.

No existen señales de un deseo genuino de reforma, y aquellos pocos que tratan de practicar la curación verdadera, son atacados viciosamente por sus propios pares. Hoy en día, es realmente un infierno tratar de practicar la curación real, ya que si usted no utiliza los venenos más tóxicos para aplicarlos donde es imposible que puedan curar, y a cambio usa un método alternativo natural, los otros médicos y la industria de los fármacos lo etiquetan de «charlatán».

Pasteur vs Béchamp

¿Será posible que una sociedad aparentemente avanzada pueda estar viviendo en un estado de total engaño, siempre tratando de lograr algo que está condenado al fracaso, simplemente porque no sabemos suficiente acerca de nosotros mismos como para tomar las decisiones correctas?

https://i1.wp.com/materialdenmg.com/wp-content/uploads/2016/07/losdos-800x491.png

Ciertamente se ve así en el área de la salud.

¿Será que aún viviendo en el siglo XXI, la industria moderna de la enfermedad entera descanse sobre una de las mayores mentiras del mundo? Los gérmenes causan enfermedad.

Antoine Béchamp (1816-1908)

El biólogo francés demostró precisamente lo contrario: la enfermedad causa gérmenes. Probó que «todas las materias orgánicas naturales (materias que vivieron alguna vez), protegidas absolutamente contra los gérmenes atmosféricos, invariable y espontáneamente se alteran y fermentan, porque ellas necesaria e intrínsecamente, contienen dentro de sí mismas los agentes de su espontánea alteración, digestión, disolución».

Bechamp pudo probar que todas las células del animal y de la planta, contienen estas partículas minúsculas, las cuales continúan viviendo después de la muerte del organismo y a partir de ellas, se desarrollan microorganismos. En su investigación, Bechamp fundó las bases para la comprensión del pleomorfismo (la habilidad de los organismos de cambiar).

Siempre que hay alguna cosa en la naturaleza que se está muriendo, comenzando a decaer, algo aparece y se lo come, puesto que sus partículas se convierten en microbios que salen de las células del tejido fino para limpiar cualquier toxina o materia en descomposición que se encuentra en el cuerpo. Para eso están los microbios (gérmenes). Son el resultado, no la causa de la enfermedad.

Las partículas más pequeñas

Mientras que una muestra de sangre, puesta en una placa de vidrio para observación microscópica (platina) envejece en uno o dos días, los pequeños organismos literalmente pueden verse moviéndose mientras salen de las células de la sangre, organismos que cambian a formas más degeneradas y más patológicas mientras avanza el proceso. Cuando el proceso de la descomposición o de la putrefacción termina, cuando no hay nada más que los recién formados virus, bacterias y hongos puedan comer, se destruyen, desaparecen, y vuelven a la forma que tenían. Se les puede observar haciendo esto a través del microscopio a x100 o más.

“Mientras que los microsomas de las bacterias destruidas también viven, lo que sigue es que estos microsomas son el final vivo de toda la organización celular que a su vez, se convierten en todas las cosas vivas, seres, órganos, todo. Son el fin y el principio de toda la vida física. Todas las células, órganos, todas las formas vivas se construyen a partir de estos pequeños cuerpos.” Antoine Béchamp

Cuando usted rompe un elemento en pedazos más y más pequeños, termina con un átomo de ese elemento. Cuando usted rompe la materia orgánica, la vida física, en pedazos más y más pequeños, termina con esta partícula, no importando la forma de materia orgánica viva con la que comenzó.

Los resultados del profesor Bechamp fueron enterrados, ignorados y alejados de las generaciones siguientes de estudiantes, que hoy en día ni siquiera saben que Béchamp era el científico superior que trabajaba con paciencia y orden en el laboratorio, mientras que Pasteur recibía los elogios por un trabajo que fue plagiado, y a menudo alterado, de la forma más anticientífica. Esto se descubrió cuando en 1901 sus notas finalmente fueron hechas públicas para que la gente las leyera.

Hoy hemos descubierto todo esto, pero una industria construida en base a Pasteur, no va a ceder terreno. En vez de eso, debemos trabajar en dos esferas diferentes.

Lo que descubrió Béchamp fue que las células de nuestro cuerpo no son atacadas por gérmenes externos portadores de enfermedades, como sugiere la teoría de Pasteur, sino que nuestras células se deterioran, degeneran y dañan por el estrés de la vida diaria o por toxinas introducidas (físicas o químicas) y se degeneran hasta un punto en que se debilitan, envenenan o enferman.

Bajo esta condición, aumenta su acidez, lo que destruye su propio tejido degenerativo, mediante el uso de lo que él llamó microsomas, siempre presentes en la célula.

Básicamente, Béchamp descubrió que la célula se autodestruye si se contamina o degenera. Pasteur dijo que los gérmenes externos entran al cuerpo y destruyen las células.

La teoría de Béchamp dice que si mantenemos la célula sana y fuerte, ésta se desempeñará bien, pero si no, esto permitirá que los pequeños microsomas, que reaccionan a las condiciones pobres de acidez de la célula, la fermenten o se la coman.

La teoría de Pasteur dice que sin importar si la célula es saludable o no, los gérmenes externos ingresan y causan la muerte o la contaminación de ésta. Esto fue aceptado inmediatamente como explicación para todas las enfermedades, y así crecieron las industrias gigantescas que conocemos hoy como drogas, medicamentos y vacunas. Junto con ellas, evolucionó la teoría de deshacerse de los síntomas, cortándolos, quemándolos con radiación o calor, y envenenándolos con sustancias tóxicas. Hoy esos métodos parecen haber alcanzado el máximo de lo que pueden ser aplicados y todavía siguen apareciendo las enfermedades que se supone nos traen los gérmenes, como si no se les estuviera tratando en lo absoluto.

Esto ha originado mucha investigación en nuestros tiempos debido a que se hace cada vez más obvio que utilizamos teorías erradas en la medicina actual. El descubrimiento más importante que la ciencia (hoy en día) ha hecho, es que las toxinas no curan. Parece ser que mientras más envenenamos nuestras células con curas químicas y contaminantes, más nos enfermamos. Muchos investigadores han vuelto a los descubrimientos de Béchamp y después de leer sus informes, descubrimos que conocíamos la solución, pero ésta había sido ocultada muy astutamente para que la industria de la enfermedad pudiera florecer, basada en la destrucción de los microbios sospechosos de causar enfermedad.

Sin embargo, las células no pueden resistir la enfermedad si se permite que se debiliten o envenenen. El método actual de tratar la enfermedad, es ignorar las necesidades biológicas o nutritivas de las células y al mismo tiempo, atacarlas con sustancias tóxicas, con la esperanza de que los gérmenes mueran y la célula viva.

Una célula con deficiencia de nutrientes es envenenada al mismo tiempo. Este es un procedimiento estándar.

https://i2.wp.com/materialdenmg.com/wp-content/uploads/2016/07/moleculaaa-800x301.png

El profesor Pierre Jacques Antoine Béchamp era médico, profesor de química y farmacia, y uno de los investigadores líderes del siglo XIX, el mismo período de Pasteur. Béchamp condujo experimentos que encontraron que la bacteria crece dentro del cuerpo como formas evolucionarías de granulación pequeñísimas que viven dentro de las células de todas las formas vivientes.

Llamó a éstas microsomas y creyó que podían encontrarse en todo tejido vivo sano. Estos microsomas son fisiológica y químicamente activos, y son los constructores de nuestras células, además de ser agentes de descomposición después de la muerte de una célula en nuestros tejidos u órganos.

Béchamp descubrió que los microsomas se desarrollaban a bacterias, cuando los tejidos del cuerpo estaban envenenados, dañados o imposibilitados de funcionar. De su investigación se desprende su declaración de que la bacteria es un producto de la enfermedad, no su causa.

La gente se enferma porque sus células están comprometidas, lo que las desequilibra y las hace susceptibles al crecimiento de la bacteria desde dentro, en lugar de ser invadidas desde el exterior, de acuerdo a lo que expresó Pasteur. Su filosofía se basó en la prevención de una invasión de bacterias desde el exterior del organismo, mientras que Bechamp se basaba en la prevención del crecimiento de las bacterias desde dentro del organismo.

Con el tiempo, hemos descubierto quién tenía la razón, pero una industria construida únicamente sobre sustancias tóxicas, que requiere una fortuna para permanecer viable, no va a cambiar o sacar sus garras de la billetera más grande del mundo.

El método de Béchamp nos habría permitido desarrollar la salud de la célula.

Pasteur nos ha permitido desarrollar todo tipo de toxinas para atacar los gérmenes invasores.

Las células sanas no necesitan ser protegidas por las toxinas.

Las toxinas ocasionan que las células sanas se enfermen, y como descubrió Bechamp, ellas se autodestruyen cuando ya no pueden funcionar.

“Si volviese a vivir, dedicaría mi vida a probar que los gérmenes buscan su hábitat natural, tejido enfermo, en vez de ser la causa de la enfermedad del tejido; al igual que los zancudos buscan el agua estancada, pero no son los causantes de los charcos estancados.” Rudolph Virchaw, padre de la patología

Incluso los grandes científicos de nuestro tiempo pudieron, en algún minuto de sus carreras, admitir que la medicina moderna ha sido llevada de paseo.

Pasteur, admitió al morir que: “Los gérmenes no son nada y el tejido en el que crecen , lo es todo”.

Las mentiras son un equipaje pesado cuando nos enfrentamos a la muerte, y el dinero ya no es más una motivación. Tampoco es un consuelo cuando se hace una sumatoria del sentido de nuestras vidas.

¿Cuáles son las diferencias básicas entre Pasteur y Béchamp?

Teoría de los Gérmenes – Pasteur
(tal cual se le enseña a los estudiantes modernos)

  • La enfermedad surge de microorganismos fuera del cuerpo
  • Por lo general, debemos resguardarnos de los microorganismos
  • La función de los microorganismos es constante.
  • Las formas y colores de los microorganismos son constantes
  • Cada enfermedad se asocia a un microorganismo en particular
  • Los microorganismos son los agentes causantes primarios
  • La enfermedad puede atacar a cualquiera
  • Para prevenir la enfermedad debemos matar a los microorganismos

Teoría celular – Béchamp
(como se le enseñó a Pasteur y a otros durante esta era)

  • Las enfermedades surgen a partir de microorganismos dentro de las células del cuerpo
  • Estos microorganismos intracelulares normalmente funcionan para construir y ayudar en los procesos metabólicos del cuerpo
  • La función de estos organismos cambia para ayudar en los procesos catabólicos (desintegración) del organismo anfitrión cuando éste muere o es dañado, que puede ser tanto químico como mecánico
  • Los microorganismos cambian sus colores y formas para reflejar al medio
  • Cada enfermedad se asocia con una condición particular
  • Los microorganismos llegan a ser ‘patógenos’ mientras que la salud del organismo del anfitrión se deteriora. Por lo tanto, la condición del organismo anfitrión es el agente primario
  • La enfermedad se construye a partir de condiciones no saludables dentro de la célula
  • Para prevenir la enfermedad debemos crear salud

www.ronaldmodra.orgfree.com

Fuente: http://materialdenmg.com/pasteur-vs-bechamp/

El gran Dr. Mercola explica los efectos electromagnéticos del 5G

 5G promises to change the internet as we know it...but is it safe?

Historia en Breve

  • Los campos electromagnéticos (EMF, por sus siglas en inglés) causan disfunción mitocondrial, lo que aumenta el riesgo y empeora las enfermedades crónicas y degenerativas
  • Cuando el cuerpo no quema la grasa como combustible, crea una tormenta perfecta que destruye el ADN, las proteínas celulares y de membranas (lo que crea un exceso de superóxido) y se expone a los campos electromagnéticos
  • Al crear dudas y controversias, la industria inalámbrica evita que el público conozca la verdad y exija productos más seguros. Otra estrategia de la industria para evitar que el problema sea de conocimiento público es la captura de nuestras agencias reguladoras federales
  • El proyecto Starlink de Elon Musk, que está programado para desplegar hasta 42 000 satélites en órbita alrededor de la Tierra, cubrirá todo el planeta con frecuencias de Internet 5G. No es posible escapar
  • Según los estudios ya realizados en generaciones anteriores de dispositivos inalámbricos, sabemos que la tecnología 5G es perjudicial y solo empeorará las cosas, ya que aumentará drásticamente nuestras exposiciones

Hace poco, tuve una entrevista con Siim Land para discutir mi nuevo libro en inglés titulado EMF*D, el cual Siim describió como “todo lo que se necesita saber sobre los EMF”.

En mi libro explico qué son los campos electromagnéticos (EMF, por sus siglas en inglés), sus diferentes tipos, los daños relacionados con su exposición, las preocupaciones sobre la tecnología 5G y las medidas para protegerse y limitar la exposición.

Lo que me llevó a escribir EMF*D fue mi profunda apreciación del impacto de la función mitocondrial en la salud y la enfermedad. Una vez que comprendí cómo los EMF impactan la función mitocondrial, porque es muy claro que causan una disfunción mitocondrial masiva, se hizo muy claro el peligro que representan.

Recientemente, consulté un estudio que destacaba la importancia de los números mitocondriales para mejorar las células senescentes, las cuales son “seniles” y han dejado de reproducirse correctamente. En cambio, las células senescentes producen inflamación, lo que contribuye al envejecimiento y, en última instancia, a la muerte.

Mientras más pequeño sea el número de mitocondrias en el cuerpo, y cuanto más disfuncionales sean, más rápido será el proceso de envejecimiento y existe una mayor propensión a sufrir enfermedades degenerativas crónicas. Al inducir la disfunción mitocondrial, nuestro mundo inalámbrico puede estar llevándonos a todos a una tumba temprana.

La industria de los teléfonos celulares oculta la verdad

Al considerar los datos de la investigación ahora disponibles, es posible pensar que todos entenderían y aceptarían el hecho de que los EMF son un grave peligro para la salud, pero muchas personas no saben la verdad.

En el 2011, la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) de la Organización Mundial de la Salud clasificó a los EMF como “posibles cancerígenos para los humanos”. mientras que, en el 2018, el Programa Nacional de Toxicología de los Estados Unidos publicó dos estudios de exposición que muestran que la exposición a los teléfonos celulares causa cáncer.

Solo un par de meses después, el Instituto Ramazzini duplicó dichos hallazgos. A raíz de estos estudios, Fiorella Belpoggi, investigadora principal y directora del Instituto Ramazzini, instó a la IARC a actualizar el RF-EMF como un “posible cancerígeno” o más.

Ahora, la exposición a los EMF tarda décadas antes de que sus efectos se hagan evidentes (e incluso entonces, es posible que el problema de salud no lo relacionen directamente con la exposición) tal como sucede con fumar.

Esto es una parte importante del problema, ya que permite a la industria, al igual que a la industria tabacalera, encubrir las inquietudes, manipular la investigación y prevenir la realización de estudios de seguridad adecuados.

Sin duda, los fabricantes son conscientes de que los EMF de los celulares contribuyen a problemas de salud. La evidencia ha sido publicada durante décadas, y constantemente se añaden nuevas investigaciones.

Sin embargo, al minimizar los hallazgos y considerarlos como no concluyentes, al crear dudas y controversias, evitan que el público conozca la verdad y exija productos más seguros.

¿Qué tiene de especial la tecnología 5G?

¿Qué es 5G y por qué es tan deseada? En resumen, se trata de mejorar la velocidad. En comparación con la tecnología 4G, la 5G es mucho más veloz. Además, es posible determinar el ancho de banda al utilizar fast.com en el navegador del teléfono celular.

Con la tecnología 4G, el ancho de banda probablemente no superará los 10 megabytes por segundo (mb/s). Mientras que para la tecnología 5G, será entre 500 y 800 mb/s.

Por lo tanto, el beneficio de la red 5G es una mayor velocidad. La gran mayoría de las personas simplemente no necesitan este tipo de servicio, pero ofrece excelentes aplicaciones para usos comerciales, como los autos sin conductor.

El problema es que la 5G puede hacer que la tierra sea inhabitable para muchas personas que se encuentran luchando con la electrosensibilidad, mientras que para otros puede llevarlos al borde del síndrome de electrohipersensibilidad.

El proyecto Starlink de Elon Musk, el cual está programado para desplegar hasta 42 000 satélites en órbita terrestre, cubrirá todo el planeta con 5G. No es posible escapar, no importa qué tan lejos esté.

La tecnología 5G es una receta para desastres biológicos

Luego, podemos encontrar los peligros a largo plazo de la tecnología 5G, de los cuales aún no tenemos una perspectiva completa. No ha habido un solo estudio de seguridad realizado sobre la tecnología 5G. Sin embargo, los estudios que usan 2G, 3G y 4G, incluyendo los estudios de NTP y de Ramazzini, demuestran que existen motivos de preocupación.

La tecnología 5G es más compleja, ya que utiliza una variedad de frecuencias, lo que la convierte en una mayor amenaza. La frecuencia del 4G se encuentra entre 2 a 5 gigahercios (GHz), mientras que en la 5G se encuentra entre 20 a 30 GHz, al inicio.

Eventualmente, puede llegar a 80 GHz, lo que causará problemas a las personas que intentan remediar las exposiciones porque no existen medidores que puedan medir dichas frecuencias.

Según los estudios ya realizados en generaciones anteriores de dispositivos inalámbricos, sabemos que son dañinas, mientras que la 5G solo empeorará la situación, ya que aumentará nuestra exposición. La tecnología 5G requiere el equivalente a una torre pequeña de telefonía afuera de una casa en cada cuadra.

También tenemos estudios que demuestran el impacto de las ondas milimétricas, que es lo que la tecnología 5G está utilizando, en insectos, animales y plantas, mientras que dichos peligros están bien documentados. Por lo tanto, no solo plantea un problema para la salud humana, sino para el ecosistema.

Martin Pall, Ph. D., escribió un excelente artículo para explicar cómo los EMF afectan los canales de calcio voltaje dependientes (VGCC, por sus siglas en inglés), que son canales en la membrana plasmática externa de las células.

Cada VGCC tiene un sensor de voltaje, que es una estructura que detecta cambios eléctricos a través de la membrana plasmática para abrir el canal. Los EMF funcionan a través del sensor de voltaje para activar el canal y aumentar radicalmente los niveles de calcio intracelular en rangos peligrosos.

Es posible encontrar canales similares en la mayoría de la vida biológica, incluyendo animales, insectos, plantas y árboles. Por lo que, inundar el planeta con estas frecuencias tendrá serias consecuencias biológicas en el ecosistema. Como tal, es una amenaza para la humanidad.

La arritmia (latidos cardíacos irregulares) es una consecuencia biológica. Otras posibles consecuencias incluyen el autismo y el Alzheimer. Los problemas cardíacos y neurológicos encabezan la lista porque el corazón y el cerebro tienen la mayor densidad de VGCC.

Los testículos también tienen una densidad muy elevada de VGCC, y existe evidencia que demuestra que los EMF aumentan el riesgo de infertilidad en los hombres.

Todo apunta a que estas frecuencias son un desastre biológico, y entre las tasas en aumento del autismo, el Alzheimer y de infertilidad, ¿cómo es que el mundo pueda vivir? No hay manera Se extinguirá.

No necesitamos la tecnología inalámbrica 5G

En realidad, aún podemos obtener la tecnología 5G sin que sea inalámbrica. La alternativa sería utilizar un cable de fibra óptica. Es más rápido, más seguro y menos costoso.

Por desgracia, el dinero reservado para implementar fibra óptica en todo el país se utilizó de manera ilegal para construir la infraestructura inalámbrica. Es por eso que un grupo llamado The Irregulators está demandando a la Comisión Federal de Comunicaciones de los Estados Unidos (FCC, por sus siglas en inglés) para detener el subsidio ilegal de la industria inalámbrica.

Los clientes de telefonía fija pagaron para actualizar el cableado de fibra óptica en todo el país, pero ahora estamos recibiendo una conexión inalámbrica 5G que nos daña. Esta demanda tiene el potencial de alterar la industria de las telecomunicaciones, y puede ser el “arma” que necesitamos para detener el lanzamiento de la tecnología 5G en los Estados Unidos.

La importancia de evitar los campos electromagnéticos

Cuando el cuerpo no quema la grasa como combustible, crea una tormenta perfecta que destruye el ADN, las proteínas celulares y de membranas (lo que crea un exceso de superóxido) y se expone a los campos electromagnéticos.

Esto provoca un aumento radical en la liberación de óxido nítrico que se combina casi instantáneamente con el superóxido para crear niveles enormes de peroxinitrato, lo que desencadena una cascada de eventos destructivos en el ADN, las membranas y las proteínas de las células y las mitocondrias.

Aunque es preocupante todo el daño biológico, son las rupturas en la cadena del ADN las más preocupantes, ya que conducirán a un aumento radical de la inflamación y a todas las enfermedades degenerativas.

La buena noticia es que el cuerpo tiene la capacidad de reparar los daños en el ADN con una familia de enzimas conocidas como poli ADP ribosa polimerasa o PARP, que es un sistema de reparación muy efectivo y funciona maravillosamente para reparar el daño siempre que tenga suficiente combustible en la forma de NAD+.

La mala noticia es que muchas personas se están quedando sin combustible. Cuando el exceso de peroxinitrato activa el PARP para reparar el daño del ADN, consume NAD+ y, si se agota, no puede reparar el daño. Esto parece ser una causa de la mayoría de las enfermedades del mundo moderno.

Es importante optimizar los niveles de NAD+ para mejorar la salud mitocondrial. El primer paso es reducir el consumo de NAD+ mediante una buena alimentación (baja en alimentos procesados y carbohidratos netos y más grasas saludables), así como al evitar los EMF, ya que la investigación reciente demuestra que los niveles de NAD+ disminuyen cuando nos exponemos a los EMF.

Asimismo, restringir el periodo de consumo de alimentos es muy útil, al igual que el ejercicio, ya que son formas poderosas, económicas y seguras de aumentar los niveles de NAD+.

Cómo limitar el daño de los campos electromagnéticos

Es importante considerar la vía de Nrf2 y la importancia de minerales como el magnesio para limitar el daño biológico causado por los EMF.

Regular la vía Nrf2 activa los genes que tienen efectos antioxidantes, lo que ayuda a proteger contra el daño de los EMF, mientras que el magnesio, que es un bloqueador natural de los canales de calcio, ayuda a reducir los efectos de los EMF en los VGCC.

Las tabletas de hidrógeno molecular son una excelente fuente de magnesio elemental iónico. Cada tableta ofrece aproximadamente 80 miligramos de magnesio elemental iónico.

Es importante combatir la contaminación de los campos electromagnéticos

Considero que es importante abordar la exposición a los EMF para una mejor salud.

Mi objetivo era crear una guía completa e informativa, para detallar los riesgos, y lo que puede hacer para mitigar las exposiciones inevitables. Para mayor información, consulte mi artículo anterior, “Reduzca su exposición a los EMF, no permita que su wifi lo perjudique“.

Si sospecha que podría estar desarrollando una sensibilidad a los EMF (a menudo aparece de la noche a la mañana), es importante mitigar su exposición. Muchas personas se obsesionan con encontrar soluciones, ya que los efectos pueden ser muy graves. Mi libro puede ser un recurso valioso en esta búsqueda.

El sitio web ‘The EMF Experts’ ofrece grupos a nivel mundial, para dirigirse con preguntas, inquietudes y soporte, mientras que EMFsafehome.com enumera una serie de publicaciones para obtener mayor información sobre los peligros de los EMF.

Si busca modificar su hogar, se recomienda contratar a un biólogo de construcción capacitado para hacerlo de manera adecuada. Es posible encontrar una lista en el sitio web del Instituto Internacional de Biología y Ecología de la Construcción.

Brian Hoyer, experto en EMF y consultor principal de mi libro EMF*D tiene una compañía llamada Shielded Healing, la cual ofrece un análisis exhaustivo de la exposición a los EMF en los hogares, así como las medidas para solucionar dicha situación.

Para mayor información, consulte mi artículo anterior “Respuestas a preguntas comunes sobre los campos electromagnéticos (EMF)“.

El gran Ron Paul: “El Engaño Del Coronavirus”

Los gobiernos aman las crisis porque cuando las personas tienen miedo, están más dispuestas a renunciar a las libertades por las promesas de que el gobierno se hará cargo de ellas.

Después del 11 de septiembre , por ejemplo, los estadounidenses aceptaron la destrucción casi total de sus libertades civiles en las promesas de seguridad huecas de la Ley PATRIOTA .

Es irónico ver a los mismos demócratas que trataron de acusar al presidente Trump el mes pasado por abuso de poder exigiendo que la Administración tome más poder y autoridad en nombre de la lucha contra un virus que hasta ahora ha matado a menos de 100 estadounidenses.

Ron Paul, 2020

Al declarar una emergencia pandémica el viernes, el presidente Trump ahora reclama el poder de poner en cuarentena a las personas sospechosas de estar infectadas por el virus y, como escribe Político, “detener y tomar cualquier avión, tren o automóvil para obstaculizar la propagación de enfermedades contagiosas”. Incluso puede llamar a los militares para acordonar una ciudad o estado de EE. UU.

A los autoritarios estatales y locales también les encanta el pánico. El alcalde de Champaign, Illinois, firmó una orden ejecutiva declarando el poder de prohibir la venta de armas y alcohol y cortar el gas, el agua o la electricidad a cualquier ciudadano.

El gobernador de Ohio esencialmente cerró todo su estado.

El principal temidor de la Administración Trump es sin duda Anthony Fauci, jefe del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de los Institutos Nacionales de Salud.

Fauci está en todos los medios, sirviendo falsedades para provocar aún más pánico. Testificó ante el Congreso que la tasa de mortalidad por el coronavirus es diez veces mayor que la de la gripe estacional, un reclamo sin ninguna base científica.

En Face the Nation, Fauci hizo todo lo posible para dañar aún más una economía que ya se estaba hundiendo al declarar: “En este momento, personalmente, yo mismo, no iría a un restaurante”. Ha presionado para cerrar todo el país durante 14 días.

¿Sobre qué? ¿Un virus que hasta ahora ha matado a poco más de 5,000 en todo el mundo y menos de 100 en los Estados Unidos?

Por el contrario, la tuberculosis, una enfermedad antigua poco discutida en estos días, mató a casi 1,6 millones de personas en 2017. ¿Dónde está el pánico sobre esto?

En todo caso, lo que demandan personas como Fauci y los otros terroristas probablemente empeorará la enfermedad.

La ley marcial con la que sueñan dejará a las personas acurrucadas dentro de sus hogares en lugar de ir al aire libre o a la playa, donde la luz del sol y el aire fresco ayudarán a aumentar la inmunidad.

Es probable que el pánico producido por estos terroristas esté ayudando a propagar la enfermedad, ya que grandes multitudes se apresuran a Walmart y Costco por ese último rollo de papel higiénico.

La locura por el coronavirus no se limita a los políticos y la comunidad médica.

¡El jefe del Consejo neoconservador del Atlántico escribió un editorial esta semana instando a la OTAN a aprobar una declaración de guerra del Artículo 5 contra el virus COVID-19 !

¿Van a enviar tanques y drones para eliminar a estos enemigos microscópicos?

La gente debería preguntarse si esta “pandemia” de coronavirus podría ser un gran engaño, con el peligro real de la enfermedad exagerado masivamente por aquellos que buscan beneficiarse, financiera o políticamente, del pánico resultante.

Eso no quiere decir que la enfermedad sea inofensiva. Sin duda la gente morirá de coronavirus. Aquellos en categorías vulnerables deben tomar precauciones para limitar su riesgo de exposición.

Pero hemos visto esta película antes. El gobierno exagera una amenaza como excusa para aprovechar más nuestras libertades. Sin embargo, cuando termina la “amenaza”, nunca nos devuelven nuestras libertades.

Fuente: https://humansarefree.com/2020/03/ron-paul-the-coronavirus-hoax.html

Copyright © 2020 por el Instituto RonPaul.