Apaleado en prisión -pese a tener 70 años- el abogado Mariano Orta, una víctima de “la Mafia Judicial”. La “íntima amistad” de la exmujer de Orta con un juez, ha amargado la vida de un inocente

Mariano Orta, víctima de "la Mafia Judicial

La separación de su mujer “presuntamente” liada con un magistrado, le condena a ¡8 años a la prisión! Mario Orta se había convertido en “el grano en el culo” de la mafia judicial española, denunciando la corrupción de jueces y fiscales con nombres y apellidosLa semana pasada Mariano Orta era “apaleado” por los funcionarios de la prisión en un vergonzoso episodio que ha silenciado la mafia judicial y por “la prensa del sistema”.

No es Josele sánchez el único que sufre las consecuencias de haberse enfrentado directamente a la ministro de Justicia, al Consejo General del Poder Judicial y a la Fiscal General del Estado; pero el acoso que está sufriendo nuestro director por parte de la mafia judicial española nos ha servido para tomar conciencia de la enorme cantidad de ciudadanos inocentes perseguidos y condenados por jueces y fiscales manifiestamente corruptos, condenados sin pruebas o con pruebas claramente “falsificadas”.

Por eso La Tribuna de España va a hacer un especial seguimiento de algunos de los muchos casos que evidencian la putrefacción del sistema judicial español.

De las muchísimas estafas judiciales y sentencias condenatorias (a sabiendas del juez y del fiscal que las pruebas presentadas son falsas) y que han desgraciado por completo la vida de ejemplares ciudadanos españoles,la del abogado Mariano Orta es especialmente inadmisible en un supuesto estado de derecho.

La separación matrimonial de su esposa, “presuntamente” liada con un magistrado (algo vergonzoso que conoce perfectamente todo el estamento judicial pero, claro, como no existen pruebas, tenemos que decir “presuntamente”), y unas más que evidente “falsa denuncia” por violencia de género, le llevan ¡8 años a la prisión!

Mario Orta (como les mostraremos a lo largo de sucesivas informaciones) se había convertido en “el grano en el culo” de la mafia judicial española denunciando la corrupción de jueces y fiscales, con nombres y apellidos

Por si fuera poco (y pese a que ya lleva 5 años cumplidos y tiene 70 añosla semana pasada Mariano Orta era “apaleado” por los funcionarios de la prisión en un vergonzoso episodio que ha silenciado la mafia judicial y “la prensa del sistema”.

 

Resultado de imagen de mariano orta

Mariano Orta, condenado sin pruebas a ¡8 años de cárcel! y al que un juez ha decidido hacer la vida imposible dentro de la prisión

Nosotros no vamos a dejar sólo a ninguna víctima de jueces y fiscales corruptos.

Como adelanto al “caso Mariano Orta” reproducimos el artículo que, hace tan sólo unos meses, publicaba esa incansable Asociación de Víctimas de la Corrupción Judicial que lidera José María Castillejo.

Este es sólo un adelanto porque tanto La Tribuna de EspañaLa Tribuna TV como La Tribuna Radio, va a abordar los próximos días la inadmisible situación penal que sufre Mariano Orta al que, tras 5 años de prisión (en los que ha sido trasladado de manera irregular en varias ocasiones) se le ha denegado el Tercer Grado, el bis a bis (al que cualquier recluso tiene derecho) y cualquier derecho al que accede todo tipo de delincuente, mientras que Mariano Orta, ¡por “órdenes de arriba”!, vive un régimen de aislamiento y persecución dentro de la cárcel.

 

Resultado de imagen de mariano orta

El letrado Orta antes de que una “falsa denuncia” y la “íntima amistad” de su exmujer con un magistrado le destrozara su vida

Hasta ahí llega el poder de la corrupción judicialno sólo condena a prisión a un inocente sino que pone su vida al límite cada día para intentar que acabe suicidándose.

Por este motivo (y como adelanto a toda la información que les vamos a ofrecer en los próximos días a través de todos los medios del GRUPO Tribuna de España), reproducimos el citado artículo publicado por la Asociación de Víctimas de la Corrupción Judicial.

 

 

Mariano Orta: un nuevo caso de tortura

 

Parece espeluznante el relato de lo acontecido con el Letrado de Niebla, Huelva, Don Mariano Orta.

Como primera aproximación al caso, traemos aquí la Carta al Presidente Mariano Rajoy dirigida por su pareja y publicada por nuestros compañeros en Murcia de VegamediaPress.com

 

 

Es toda una carta que merece la pena leer. Se la dirigía la pareja de Mariano Orta al entonces Presidente del Gobierno español, Don Mariano Rajoy, mientras el Sr. Orta permanecía en prisión. Se le condenó por una serie de supuestos delitos y se le aplicaron las penas máximas sobre esos delitos.  Los delitos no parece que estuvieran siquiera debidamente probados.

Permítanme que ponga de relieve sólo una pequeña parte de su contenido:

 

El artículo dibuja una situación que difícilmente podemos imaginar que esté ocurriendo en España. Un país con «normalidad democrática» y con una Justicia que se supone seria, imparcial e igualitaria para todos sus ciudadanos.

¿Qué es lo que había hecho Mariano Orta para merecer esta tortura, estos malos tratos y estos tratos crueles y degradantes a los que se le están sometiendo?

Acudimos a la hemeroteca y nos encontramos con lo que parece ser la explicación.

En primer lugar invitamos a escuchar este video.

En él Don Mariano Orta, entre otras cosas, cuenta cómo algunos Jueces actúan de manera irregular, dictando sentencias en contra de la Ley y de esa manera destrozan personas, familias, padres e hijos.

Una vez que lo han hecho, los Jueces no son perseguidos nunca, amparados en la figura del fraude de Ley y protegidos por el corporativismo judicial. Los jueces se aseguran entre ellos impunidad, protegiéndose y blindándose unos a otros, contra las irregularidades que puedan cometer. 

Don Mariano Orta en su exposición presentaba su propia experiencia. Lo que estaba viviendo en sus propias carnes.

Pero… ¿por qué le estaba ocurriendo todo esto? ¿cual era el caso? ¿qué había hecho Mariano Orta?

La respuesta parece que no va tanto por ahí y más por el qué había hecho la ex esposa de Mariano: le denunció por malos tratos. Una denuncia en la que no aportó prueba alguna, más que su testimonio.

El problema surgió cuando parece ser que la persona que tuvo que juzgar a Mariano Orta….

Mariano Orta fue condenado por los siguientes delitos:

  • Maltrato físico y psíquico habitual al anterior cónyuge, imponiéndole 3 años de prisión
  • Un delito de malos tratos de obra en el ámbito de la violencia domestica con una pena de 12 meses
  • Tres delitos de amenazas leves en el ámbito de la violencia de género, imponiéndole por cada uno de tales delitos la pena de doce meses
  • Un delito de quebrantamiento de medida cautelar, 8 meses.

El juez que debería continuar con el proceso se planteó la inhibición para no continuar con el procedimiento, pero la inhibición fue desestimada por la sección octava de la Audiencia. Tras ello, el Juez quedó revestido de la legitimación necesaria para juzgarlo. Todo esto ocurrió a pesar de existir motivos manifiestos para no hacerlo por parte de dicho juez, dadas las desavenencias de carácter personal con Mariano. Algo impropio de un Estado de Derecho.

El juez en cuestión basó su sentencia exclusivamente en la declaración de su ex mujer. En el relato de unos hechos que pudieron ocurrir o no, porque esas declaraciones no dejaban de ser subjetivas. No había ningún indicio de que fuera verdad lo que se denunciaba. Todo parece indicar además que el proceso estaba «intoxicado» por la relación de amistad de la ex mujer de Mariano con otro juez.

No se puede probar si esa relación era de «intimidad» con la ex mujer de Mariano o no, pero según las declaraciones del propio Juez -y según consta en un video- éste por las noches decía escuchar a Mariano hablar mal a la hija de ambos de su madre.

En cuanto a la sentencia condenatoria, se basó exclusivamente en la declaración de su ex mujer pero… recordemos: esas declaraciones no tenían indicio probatorio alguno. No existía ninguna prueba sólida para poder condenarle. Era la palabra de la ex mujer de Mariano contra la palabra de Mariano.

La pregunta nos surge al revisar los documentos y escuchar a Mariano Orta denunciar en sus vídeos la corrupción judicial. Dice claramente cómo algunos Jueces actúan de manera irregular, dictando sentencias en contra de la Ley y de esa manera destrozan personas, familias, padres e hijos. Explica cómo una vez que lo han hecho, no son perseguidos nunca, amparados en la figura del fraude de Ley y protegidos por el corporativismo judicial. Los jueces se aseguran entre ellos impunidad, protegiéndose y blindándose unos a otros, contra las irregularidades que puedan cometer. ¿Tendrá algo que ver esta denuncia clara por parte de Mariano con lo que después le ocurrió? Y.. ¿con lo que le está ocurriendo actualmente?

Siga leyendo, por favor.

Mientras que la vida de Mariano Orta y de sus seres queridos ha sido y está siendo destrozada de manera consciente, premeditada y perfectamente organizada…. ¿Qué ocurre con los Jueces que provocan todo este proceso de tortura y con el otro Juez que parece ser que vino a apoyar el proceso? Hasta ahora, impunidad.

Pero atención, el sufrimiento para Mariano no había hecho más que empezar.

No solo fue condenado a perder su libertad. En la prisión comenzó un proceso de tortura que podría llegar a interpretarse como un auténtico complot.

Primero impidieron las visitas de su actual pareja.

Todo ello en un claro ejemplo de tratos crueles, inhumanos y degradantes.

Todo un sistema de dominación dirigido a obtener la máxima vulnerabilidad posible en la persona de Mariano Orta. Algo que nada tiene que ver con una justicia garantista de la que presumimos en España. Más bien parece un sistema de dominación dictatorial, ajeno al respeto de los Derechos Humanos consagrados en nuestra Constitución y en la Carta de Derechos Humanos de la Unión Europea.

El motivo que parece ser que se esgrimió para limitar las comunicaciones con su pareja era que ella ponía en peligro la seguridad del Centro Penitenciario.  Un selfie de la cara de la mujer realizada en el Parking de la prisión parece que fue motivo suficiente para quitarle las visitas durante casi dos años.

Pero no sólo eso, parece ser que además se inventaron que la mujer había metido un móvil dentro de la prisión -como si no hubiera controles físicos y tecnológicos para evitar que eso ocurra en las entradas de las prisiones españolas- y que había estado realizando grabaciones dentro del Centro Penitenciario. Como si la pareja de Mariano Orta fuera una consumada terrorista o una nueva James Bond.

La vulneración de los reglamentos penitenciarios en este caso es continuada:

  • Se está vulnerado el artículo 12 de la L.O.G.P donde dice claramente que la ubicación del Centro Penitenciario debe ser fijada dentro de las áreas territoriales donde vive el penado para evitar desarraigo social y familiar. Mariano vive en Huelva. Pues bien, le trasladaron a Madrid a la Cárcel de Estremera, después a Segovia y ahora parece ser que le van a mandar a la prisión de León.
  • Se está vulnerando también el artículo 42 apartado (d) de la L.O.G.P donde se dice que la limitación de las comunicaciones orales debe ser el mínimo tiempo previsto reglamentariamente. Un mes como máximo. No casi dos años -como se ha hecho con su actual pareja y los amigos que iban regularmente a visitarlo y a los que se les ha impedido hacerlo- sustentándose en lo que todo parece indicar que no son más que informes falsos y manipulados.
  • Se está vulnerando también el artículo 51.1 en el que se dice que las comunicaciones pueden ser intervenidas sólo con motivos que se puedan demostrar.

A la vista de todo lo anterior, la pareja de Mariano Orta presentó una denuncia ante la Fiscalía y ante el Juez de Vigilancia Penitenciaria, pidiendo que se investigaran los hechos.

La respuesta de la Fiscalía no deja de ser sorprendente:

Responden que tienen un límite de competencias que les impide entrar a conocer la cuestión de fondo. Que la pretensión había sido examinada por la sección del Juez de Vigilancia y que –según la información del Centro Penitenciario de Madrid VII-Estremera– se daban todos y cada uno de los requisitos exigidos legalmente para prohibir a la pareja de Mariano Orta la entrada en la cárcel.

Alegaban que las comunicaciones del interno estaban siendo utilizadas para difundir fotografías por las redes sociales y grabaciones del interior de la prisión (informe totalmente falso).

Una vez más parece que la pareja de Mariano Orta es una consumada hacker y parece ser también que lo que dice el Director de la Prisión constituye elemento probatorio suficiente, evitando investigar nada más.

La omisión activa de investigación por parte de un Juzgado, Fiscalía, Instancias superiores o cualquier organismo público, viene a demostrar intencionalidad a la hora de producirse tortura, tal y como lo entiende el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo.

En la sentencia del caso Sakir vs Grecia, de 24 de marzo de 2016, se estableció por parte de este Tribunal cómo las autoridades griegas fallaron a la hora de llevar a cabo la obligación de hacer una investigación efectiva. La investigación que se llevó a cabo fue claramente inadecuada y el Tribunal entendió que eso era motivo claro de violación del Art. 3 de la Carta de Derechos Humanos: el artículo referido a la prohibición de la tortura.

Desde el principio mismo del proceso de internamiento carcelario se ha actuado violando la Ley contra Mariano Orta.

  1. Fue detenido sin haber recibido ninguna notificación de su ingreso.
  2. Estaba pendiente un recurso y cuando estaba recogiendo firmas delante del Juzgado en contra de la decisión judicial, fue detenido y llevado al calabozo.
  3. Fue en el calabozo donde se le notificó la resolución de su recurso. Mariano Orta presentó el recurso el 17 de febrero y fue detenido el día 18 de febrero.  Sin darle siquiera tiempo para recoger sus cosas ni para hacerse con la medicación necesaria para él, un enfermo del corazón.

Debido a toda esta rapidez y sintiendo indignación por lo sucedido, la pareja de Mariano Orta escribió una carta a la Jueza que dio la orden del ingresar a Mariano en prisión. Esta Jueza, según parece, le dijo al abogado de la pareja de Mariano Orta que había recibido la indicación de proceder a su encarcelación.

En la carta, la pareja de Mariano Orta hacía una crítica diciendo que se atrevía a pensar que debido a la rapidez con se había llevado a cabo el ingreso en prisión de Mariano podría ser que no se estuviera cumpliendo con la legalidad vigente.

Pues bien, a los dos meses recibió una citación para acudir al juzgado como imputada de un delito de injurias y calumnias. No por parte de la juez a quien se había dirigido por carta, sino del Juez que había dictado en Autos.

Se hacía referencia a un Auto que aún no se había ejecutado -que se ejecutó en el 2015- y la carta se escribió en mayo del 2014. Una carta, por cierto, que además no tenía nada que ver con el motivo del ingreso en prisión de Mariano, sino con las formas.

No solo han querido destruir a Mariano. También han ido contra una mujer que le intentaba defender por ser su pareja y por entender que se estaba vulnerando la Ley con él.

Pero… la tortura no termina ahí. Sólo estaba empezando. No parece haber sido suficiente haber impedido que recibiera visitas de su pareja y de sus seres queridos durante dos años.

Recientemente, a una voluntaria que ha acudido a la prisión donde tienen recluido a Mariano para visitarle -como decíamos se han impedido las visitas de su pareja y seres queridos durante dos años- le han dicho que está en aislamiento porque es un preso muy peligroso.

¿Un preso muy peligroso un abogado con 66 años que nunca antes había tenido problemas con la Justicia?

El peligro parece ser que reside en que tiene 15 procedimientos abiertos por haber presentado denuncias contra el Director y contra algunos Funcionarios de Prisiones por cinco intentos de suicidios que se han producido en la prisión. Mariano lo ha denunciado poniendo de relieve el trato vejatorio que están soportando muchos presos.

Esta parece ser que es la «peligrosidad» de Mariano Orta: estar denunciando violaciones de los Derechos Humanos y profundas irregularidades dentro de las cárceles.

Mientras tanto, Mariano ha sufrido ya dos infartos.

¿Hasta cuando va a durar la tortura que se está infringiendo a Mariano Orta por parte de algunos Jueces y algunos Funcionarios Públicos?

Fuente: https://latribunadeespana.com/espana/mariano-orta-cuando-la-mafia-judicial-lleva-a-la-carcel-a-un-inocente-le-tortura-y-le-niega-todos-los-derechos-carcelarios

#NoSuicidenaJoseleSánchez. Tremenda campaña para evitar que la justicia se deshaga del periodista

#NoSuicidenaJoseleSánchez campaña impactante en redes sociales en defensa de la vida del periodista ante un posible atentado de las cloacas del estado

#NoSuicidenaJoseleSánchez campaña impactante en redes sociales en defensa de la vida del periodista ante un posible atentado de las cloacas del estado

Son muchos y muy importantes los presuntos criminales acusados por Josele Sánchez de violar y aesinar a niños; por eso su silencio, ordenado por la magistrado Calero y sin haber sido condenado por ningún tribunal, resulta irregular, insólito e inadmisible en un sociedad democrática.

El Editorial que publicaba ayer nuestro director ho na dejado indiferente a nadie; tanto es así que un grupo de ciudadanos ha comenzado a movilizarse en redes sociales con la etiqueta #NoSuicidenaJoseleSánchez.

https://latribunadeespana.com/opinion/otro-suicidio-oportuno-senoria-sere-yo-el-proximo-suicidado

En el referido Editorial el periodista decía textualmente:

¿Saben o se atreven a imaginar lo importante que debe ser TODO lo que voy a manifestar en sede judicial?

¿Intuyen a cuánta gente y de qué nivel de importancia pública voy a acusar de gravísimos delitos en mi declaración?

¿Creen que gente tan tan tan influyente” va a quedarse de brazos cruzados esperando a ver hasta dónde les salpico con mi declaración, y cuál es la contundencia de las pruebas que obran en mi poder y que guardo a muy buen recaudo?

Les juro por lo que más quiero que jamás voy a suicidarme… por si me ocurriera algo.

Resultado de imagen de bar españa

Así las cosas, ciudadanos anónimos han movido a través de redes sociales la etiqueta #NoSuicidenaJoseleSánchezal tiempo que piden que la gente envíe emails o cartas a la juez María Lidón Calero Marzá, titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Castellón, para que levante las medidas cautelares impuestas al periodistas que, entre otras cosas, atenta contra sus Derechos Fundamentales al impedirle hablar sobre el “caso Bar España”, la mayor trama de pederastia en la historia de España y de la que Josele Sánchez -por el tiempo que ha decicado a su investigación- puede que sea la persona que más conocimiento tenga.

Son muchos y muy importantes los presuntos criminales acusados por Josele Sánchez de violar y aesinar a niños; por eso su silencio, ordenado por la magistrado Calero y sin haber sido condenado por ningún tribunal, resulta irregular, insólito e inadmisible en un sociedad democrática.

España es el país del mundo donde más testigos clave se suicidan antes de prestar declaración judicial.

El conocimiento del periodista director de La Tribuna de España sobre el “caso Bar España” no sólo le deben eximir de cualquier acusación de difamación sino que deberán hacer actuar a la fiscalía, de manera inmediata, y proceder a la detención de los culpables de gravísimos crímenes entre los que hay importantes políticos, jueces y fiscales.

Fuente:
La Tribuna de España

Equipo de redacción.

Otro suicidio oportuno. Señoría, ¿seré yo el próximo “suicidado”? por Josele Sánchez

Señoría, ¿seré yo el próximo "suicidado"?

¿Intuyen a cuánta gente y de qué nivel de importancia pública voy a acusar de gravísimos delitos en mi declaración? ¿Creen que “gente tan tan tan influyente” va a quedarse de brazos cruzados esperando a ver hasta dónde les salpico con mi declaración y cuál es las contundencia de las pruebas que obran en mi poder y que guardo a muy buen recaudo? Les juro, por lo que más quiero, que jamás voy a suicidarme… por si me ocurriera algo.

Ojalá esta sea una Editorial más y no se convierta en un documento importantísmo dentro de un tiempo porque, de ser así, sería señal de que ya me marché de este valle de lágrimas.

España es el país del mundo donde más “muertes oportunas” se produden, en plena fase de instrucción judicial de importantísimas causas. Desde el Fiscal General del Estado hasta Rita Barberá, son innumerables los casos en los que “la muerte por causas naturales” y sin hacerse la preceptiva autopsia (caso del Fiscal Maza o de Emilio Botín, entre otros muchos) o el “oportuno suicidio(?)” sirven para “que salgan de rositas los mayores corruptos de esta nación.

Así, el último en “hacerse un Blesa” (que es como en el propio argot de los abogados llaman a suicidarse cuando ibas a declarar) ha sido Juan Carlos Márquez, el que durante el mandato de Hugo Chávez era máximo directivo de la petrolera venezolana PDVSA que estaba siendo tomado declaración por otro de los jueces especializado en que “se le mueran testigos o imputados”: el discípulo preferido del prevaricador Baltasar Garzón al frente del juzgado de instrucción número 1 de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz.

El tema judicial: nada, poca cosa, la corrupción y el blanqueo de dinero de la mismísima embajada Española en Caracas mientras era embajador Raúl Morodo, otro de esos caraduras formado en la extraordinaria escuela de demagogia política (y de poner el cazo) creada por Enrique Tierno Galván en el desaparecido PSP -que se integró a tiempo en el PSOE para no perder su cuota de choriceo establecido por la socialdemocracia europea para el socialismo español-, ese PSOE de los 140 años de transparencia, democracia y un armario repleto de cadáveres.

Según parece, el empresario venezolano, de 48 años de edad, decidió “hacerse un Blesa” -en su domicilio madrileño en Alcobendas- el pasado viernes, justo cuando había decidido “colaborar” con el juez Santiago Pedraz en la investigación que lleva en curso.

 

Otro suicidio chapucero: la sombra de las cloacas del estado

 

Las cloacas del estado no es que sean especialistas en suicidios: las cloacas del estado son especialistas en suicidios chapuceros que podrían ser resueltos por el más malo de los estudiantes de judicaturas. Pero cuando actúa el CNI (o cualesquiera de los comandos asesinos del estado) ya tienen pactada la inmunidad judicial, algo muy sencillo en una nación en la que el sistema judicial es una auténtica mafia que salpica desde el Consejo General del Poder Judicial hasta el último juez de pueblo, desde la Fiscalía General del Estado hasta el fiscal más novel de la carrera.

Sería interminable el listado de “suicidios convenientemente asistidos” en la historia de la democracia (?) española, desde una joven bailarina rusa presuntamente embarazada del rey emérito que se cae por un balcón, hasta el presidente de una Caja de Ahorros que se le dispara una escopeta dentro de su propio coche, pasando por el capullo de turno al que le han colado el asesinato de sus suegros (banqueros por supuesto) y que decide colgarse en la celda de la prisión en la que se encuentra condenado.

Fíjense que estos fueras de serie del CNI (tantos años mandados por el general Félix Sanz Roldán, el más felpudo e inmoral servidor de los intereses económicos y líos de faldas del anterior Jefe del Estado y el peor y más chapucero jefe de espías de toda la historia de los servicios secretos del mundo) difundieron el bulo de que el empresario venezolano se había fugado el mismo viernes de España  y que se encontraba a bordo de un avión rumbo a Chicago: y así se lo hicieron saber al juez Pedraz, al que sacaron de su hora de peluquería, para que el magistrado fimara una orden de deportación inmediata.

En aquellos momentos, el cuerpo sin vida del exesbirro de Hugo Chávez colgaba, de manera pendular, de una de las vigas de su propio domicilio.

Pedraz ¡otro fuera de serie haciendo trabajos para “el clan Botín” y para el PSOE (si no que se lo pregunten al medio millón de familias estafadas por el “asalto a mano armada” de Fórum Filatélico-Afinsa) le había tomado declaración el pasado viernes tras ser detenido, y le había puesto en libertad con medidas cautelares ¡las mismas restricciones a su libertad que me han sido impuestas a mí por la juez de Instrucción del juzgado 5 de Castellón, para que vean la gravedad que debe suponer para la justicia que un periodista investigue la pederastia y ponga su dedo acusador en políticos, jueces y fiscales!, tras negociar con el venezolano que se confesara autor de una parte de los hechos a cambio de ciertos beneficios judiciales.

¡Otra casualidad!

“El suicidado” debía comparecer ayer nuevamente ante el juzgado pero, a tenor de lo ocurrido, a mí me da que Santiago Pedraz ya tenía bastante con la confesión que obtuvo de Juan Carlos Márquez.

 

¿Quién lo ha “suicidado”? ¿Me “suicidará” a mí alguien?

 

¿Quién lo ha suicidado?, esa es la gran pregunta que no sé responder, pero debo reconocerles que me flaquean las piernas con lo que me pueda ocurrir, tanto si siguen demorando mi declaración judicial, como cuando por fin preste declaración en el “caso de pederastia” del que tampoco puedo hablar por decisión de la juez María Lidón Calero Marzá, una decisión absolutamente irregular, injusta y quién sabe si prevaricadora de la magistrado que atenta contra mis Derechos Fundamentales.

Sí, me flaquean las piernas porque la juez (y mucha más gente que la juezme quieren calladito: y si es calladito para siempre, mejor que mejor…

Ustedes simplemente leen este Editorial que puede convencerles, que puede impresionarles, más o menos; pero yo les hablo de mi propia vida y del temor a que me la quiten y después les vengan con el cuento de que “me he suicidado”.

¿Saben o se atreven a imaginar lo importante que debe ser TODO lo que voy a manifestar en sede judicial?

¿Intuyen a cuánta gente y de qué nivel de importancia pública voy a acusar de gravísimos delitos en mi declaración?

¿Creen que gente tan tan tan influyente” va a quedarse de brazos cruzados esperando a ver hasta dónde les salpico con mi declaración, y cuál es la contundencia de las pruebas que obran en mi poder y que guardo a muy buen recaudo?

Les juro por lo que más quiero que jamás voy a suicidarme… por si me ocurriera algo.

Fuente: https://latribunadeespana.com/opinion/otro-suicidio-oportuno-senoria-sere-yo-el-proximo-suicidado

Muere Claudio Naranjo, aqui sus 14 mejores lecciones de vida

Este viernes falleció el reconocido experto en psicología transpersonal, pero antes dejó una serie de importantes enseñanzas que, según afirmó, podrían ayudar a mejorar el mundo. ¿Cuáles son?

El reconocido psiquiatra chileno Claudio Naranjo falleció este viernes a los 86 años y muchos de sus seguidores ya lo recuerdan por sus enseñanzas y visiones del mundo. En los últimos años, el experto en psicología transpersonal compartió conversaciones con RT donde los espectadores pudieron tomar nota de los aprendizajes de este médico que aboga por una forma sana de relaciones humanas para tener un mundo mejor, desde su perspectiva.

A continuación, repasamos las más interesantes, para crecer de un modo más saludable.

1. Ser menos severos y más comprehensivos con los chicos:

“El niño es un ser que nace libre, y poco a poco es domesticado a través del miedo. La palabra que más escucha, es el ‘no’, para evitar hacer lo que le gusta. La llamada moral del padre severo piensa que con la amenaza se puede corregir a los niños, pero se podría intentar con la comprehensión, y preguntarle qué es lo que le pasa. En definitiva, se cree que el niño es malo, y por eso no querrá obedecer. Esta lógica se aplica a los delincuentes, aumenta la severidad ante la necesidad de doblegar”.

2. No confundir respeto con amor:

“A un niño se lo puede castigar de manera cariñosa, con comunicación. Puede haber una forma de crear respeto sin temor. A los padres les gusta mucho ser respetados, es un mandamiento cristiano: ‘respetarás y honrarás al padre y la madre’. Yo creo que esa ley religiosa, en realidad, es el amor de los padres, pero se fue transformando en el respeto hacia una autoridad intocable”.

3. Tener más contacto físico:

“Como patrón, parece que los humanos tienen falta de tacto, y eso genera problemas en la infancia. Se debe a la sumisión de la mujer, y que la civilización es demasiado masculina. En los gatos, por ejemplo, la mamá lame a sus gatitos. Para sobrevivir no basta solo con comida, también se necesita el tacto, la comunicación”.

4. Además de querer a los niños, hay que mejorar individualmente:

“Siempre se dice que a los niños hay que quererlos, pero es un consejo que no nos lleva muy lejos. Ya estamos queriéndolos, son nuestro hijos. La clave es hacer algo para mejorar como persona. Pero es cierto, cada vez hay menos tiempo, una esclavitud laboral muy fuerte y poco espacio para el ocio”.

5. Buscar tiempo libre para compartir:

“Salimos muy heridos y resentidos de las heridas que recibimos en la infancia, por la carencia de amor también, que es una epidemia. Los padres, con el trabajo y la situación económica, han perjudicado a los chicos. ¿Dónde está el tiempo para los niños? Cada generación está en la situación de querer ser querido. Porque los padres no pudieron llenar esa situación de amor en la infancia. Y cuando deben dar amor a sus niños, también están en falta de cariño por su pasado, y entran en conflicto. No tienen la plenitud para hacerlo”.

Cambiar la mentalidad

6. Dejar de pensar como cazadores y recolectores:

“Todos somos víctimas de una sociedad enferma. La civilización es una respuesta a una situación traumática del mundo, dice Freud. Lo que llamamos un mundo civilizado, es un mundo muy inmoral. Conquistamos todo, y queremos seguir conquistando, pero ya no hay qué conquistar. Es como si siguieran viviendo pensando que se va a acabar la comida, se va acabar el territorio y que hay que defenderse, como en las épocas de escasez”.

7. Volver a actuar de modo infantil:

“A los adultos hay que devolverles la rabia y el dolor infantil, para que vuelvan a estar enteros. Solo así se puede recuperar el amor. Para amar hay que tener la libertad de decir sí o no, no se puede ser un animal domesticado. Hay que salir del ‘tengo que ser un niño bueno'”.

8. Mejorar con otras personas:

“Los avances de la psicoterapia son con técnicas en grupo, para relacionarse de forma sana”.

9. Quererse: “Hay una contradicción en la ética cristiana: predica el amor por el prójimo, pero no el amor por uno mismo. No funciona el amor al prójimo sin amor a uno mismo”.

Revolucionar la educación

10. Valorar la creatividad de los jóvenes:

“Así, podríamos ver una generación no solo más feliz que la nuestra, también más sabia y benévola. Los problemas no van a ser resueltos por la conciencia que los creó”.

11. Los maestros deberían aprender de los alumnos:

“Yo sé, y tú no sabes. Ahora vas a saber lo que yo quiero que sepas’. Eso termina sin ganas de querer saber nada. Los niños quieren hacer miles de preguntas, y se van muriendo en el camino. Un profesor instruye y traspasa información, como si lo más importante fuese estar informado. En la era de la información, casi no sirve eso. Se les imparte conocimiento de forma obligatoria, pero sin interesarse realmente en ellos”.

12. Usar otro tipo de enseñanza:

“No se les enseña a relacionarse, y eso es muy importante”.

13. Entender la razón de ser del sistema educativo actual:

“La educación es para tener trabajadores, no es para tener desarrollo humano. Esto comenzó con la sociedad industrial, creado por el sistema económico. Es un sistema de reproducir una forma de ser. A veces decimos que este es un mundo loco, y no pensamos por qué. Nosotros creamos este mundo loco,y no reconocemos nuestra propia locura”.

14. Cambiar la realidad desde el aprendizaje:

“El cambio del mundo es a través de la conciencia. Otra manera de ver, sentir, comprender y de ser. La educación es la principal manera para inyectar eso en la humanidad de forma masiva, más allá de las guerras y las revoluciones”.

Fuente: https://actualidad.rt.com/actualidad/320917-mejores-lecciones-psiquiatra-chileno-claudio-naranjo

De jueces, fiscales y pederastia de “alto copete” por Josele Sanchez de la Tribuna de España

La justicia es cómplice de la pederastia en España
La justicia es cómplice de la pederastia en España
Ayer fue un día de extraordinaria felicidad para quienes hemos hecho, de la lucha contra la pederastia, una cruzada periodística. La victoria fue parcial, mínima, casi raquítica, pero lo suficiente para saber que el trabajo que estamos realizando, antes o después, debe tener resultado. Mario Díez (y Justicia Poética) han convertido sus vidas en otra cruzada contra la pederastia desde el ámbito del derecho. Si los ciudadanos nos unimos esto tiene que cambiar. Los jueces y fiscales son funcionarios a quienes retribuimos de manera excelente para que hagan justicia; no son caciques que puedan ejercer su autoridad con desprecio al derecho y, en multitud de casos, al servicio de los criminales.

No es necesario que les recuerde que existe un caso de pederastia del que no puedo hablar por orden judicial y bajo amenaza de ingreso inmediato en prisión; a estas alturas, no es que ya lo sepan todos ustedes; lo sabe medio mundo, porque la mordaza judicial a un periodista, la conculcación de Derechos Fundamentales de un reportero como el derecho a la libertad de información, el derecho a la libertad de opinión y el derecho a la libertad de expresión ya es noticia destacada en la prensa internacional que no comprende cómo puede ocurrir esta arbitrariedad en un Estado de Derecho.

¡Ay si la opinión pública internacional supiera -de la misa, la mitad- de la corrupción instalada en las más altas instancias de nuestro sistema judicial que lo convierte, sin duda, en la justicia (? ) más corrupta de Europa!

Lo que no puede impedirme la magistrado titular del Juzgado de Instrucción nº 5 de Castellón, María Lidón Calero Marzá (salvo que cumpla los deseos del Fiscal de Castellón y en otro alarde de injusticia ordene mi ingreso en prisión) es que siga informando, escribiendo y publicando cuanto entienda por conveniente en el libre ejercicio del más hermoso de los oficios: “contar lo que sucede y que OTROS no quieren que se sepa”.

Y la pederastia es tema de candente actualidad: la pederastia de “alto copete” y la colaboración necesaria de jueces y fiscales absolutamente corruptos, corruptos hasta la más vergonzosa prevaricación e inmorales hasta el límite de despreciar a las víctimas y estimar que el honor de sus togas vale mucho más que el daño sufrido por quien ha sido violada, desde los 12 años de edad…

Sí, no crean que exagero.

¿Les dice algo el nombre de la magistrado Ana Isabel Pérez Asenjo?

Les cuento: esta juez (compañera de carrera y profesión de María Lidón Calero Marzá, con idénticas obligaciones que “mi juez instructora” pero con plaza en San Sebastián) debería haber instruido un sumario; “el caso Kote Cabezudo”.

Un juez instructor es el encargado de recabar toda la información sobre un caso (respetando los derechos de imputados, denunciantes y abogados), reunir todas las pruebas y, desde el rigor jurídico, la objetividad profesional y LA INDEPENDENCIA respecto a las partes, dejar el camino preparado para que sea posteriormente juzgado ante un tribunal que presidirá otro magistrado.

Una juez que lee en diagonal y que durante 5 años se ríe del dolor de las víctimas

Pues bien, la juez de instrucción de San Sebastián, Ana Isabel Pérez Asenjo, fue apartada del caso por el Consejo General del Poder Judicial tras obstruir, durante cinco largos años, la investigación de un gravísimo caso de pederastia, decantándose deliberadamente a favor del principal imputado, facilitando la destrucción de pruebas, obstruyendo hasta la indefensión la labor del letrado de la acusación y perjudicando a las víctimas de un modo que será imposible reparar el resto de sus vidas.

Sólo les pongo un ejemplo: porque le dio la gana, porque para eso es la juez y se cree por encima del bien, del mal y entiende que la ley es Ella, Ana Isabel Pérez Asenjo se negó, durante 5 años, a dictar una orden que impidiera que siguieran viéndose en internet, a disposición de quien quisiera pagar 14,90 euros, los vídeos de las violaciones de estas menores. Sí, como lo leen.

Cualquier juez de instrucción riguroso, objetivo e INDEPENDIENTE de las partes, lo primero que hubiera hecho (antes de saber si los acusados eran culpables o no) es dictar una orden de retirada inmediata de esas grabaciones, al alcance de millones de usuarios de internet (de todos los usuarios de internet del mundo).

Esto no sólo lo hubiera dictado cualquier juez de instrucción riguroso, objetivo e INDEPENDIENTE de las partes: lo hubiera hecho cualquier ciudadano, con un coeficiente mental suficiente para distinguir entre el bien y el mal, sin necesidad de ser licenciado en derecho, ni de haber aprobado la difícil oposición de judicatura.

Pero Ana Isabel Pérez Asenjo, magistrado, juez de instrucción, una de esas personas a las que los ciudadanos ven con temor y hasta con pequeñez, y a la que deben dirigirse como “Su Señoría”, no sólo no lo hizo sino que su respuesta a cada petición del letrado Mario Díez de que procediera a ordenar la clausura de la web donde se vendían estas grabaciones y, en todo caso, a eliminar las cintas en las que aparecen las niñas violadas, fue una negativa tras otra por considerar que “no había lugar”.

¿Habría actuado igual Ana Isabel Pérez Asenjo de ser su hija la que hubiera sido violada y que, para incrementar el sufrimiento padecido, durante 5 largos años ha tenido que soportar, día tras día, el infierno de saber que todo el mundo podía verla, en tan trágica situación, a través de internet?

Ana Isabel Pérez Asenjo fue apartada de su juzgado e investigada por el Consejo General del Poder Judicial, ese organismo inservible cuya única misión es proteger, siempre, a jueces corruptos o incompetentes.

Y el Consejo General del Poder Judicial hizo lo que cabía esperar del máximo órgano de la mafia judicial española: no sancionar a esta juez cuya acción sólo tiene dos posibles interpretaciones: o es tan rematadamente torpe que no reúne las mínimas condiciones para estar al frente de un juzgado, o es rematadamente corrupta y actuó así para proteger al violador Kote Cabezudo.

¿Saben cuál es el argumento que utilizó “esta tipa” (que quieren, me niego a llamar “Su Señoría” a una juez tan indecente) para “escurrir el bulto” y librarse de un sanción -que no debiera haber sido otra que la expulsión de la carrera judicial y la apertura de un expediente por prevaricación y colaboración criminal-?

“Que leyó en diagonal los escritos del letrado Mario Díez…”

¿Puede una juez de instrucción “leer en diagonal” los escritos de un abogado ante una causa tan importante? ¿Es práctica habitual entre los jueces de instrucción “leer en diagonal” los escritos de las defensas y las acusaciones?

La juez que instruye mi causa, me deja en indefensión y evidencia su manifiesta enemistad hacia mí

¿Tengo -pues- derecho a temer que María Lidón Calero Marzá esté leyendo en diagonal los recursos de mi abogado?

Qué quieren que les diga: sea cual sea la respuesta me echo a temblar; me echo a temblar porque estoy privado de Derechos Fundamentales por la juez titular del Juzgado de Instrucción nº 5 de Castellón, con la obligación de acudir a firmar todos los lunes a un juzgado y con la amenaza de ingreso inmediato en prisión si digo o escribo algo que, tal vez, también María Lidón Calero Marzá, pueda leer “en diagonal”.

Y si tengo la fortuna de haber encontrado una juez que lee como toda la vida de Dios, de izquierda a derecha, haciendo pausas de respiración en las comas, con la necesaria comprensión del texto leído, aún me queda el otro temor, mucho mayor si cabe (porque me niego a creer que Ana Isabel Pérez Asenjo sea lerda y, por el contrario, estoy convencido de que ha prevaricado y ha estado actuando deliberadamente a favor del violador y en contra de las niñas violadas): temo que la instrucción de “mi caso” (es tan ridícula la situación que no puedo mencionar el nombre “del caso” por el que estoy sufriendo este acoso judicial sin precedentes en la historia del periodismo en España) no responda a los requisitos exigibles a un juez de instrucción: rigor jurídico, objetividad profesional e INDEPENDENCIA respecto a las partes.

¿Cómo quieren que no tema esta falta de INDEPENDENCIA respecto a las partes cuando mi principal acusadora es otra juez, otro miembro de este “peculiar” sistema judicial que tenemos y, a mayor abundamiento, compañera de juzgados en la misma localidad, en la misma provincia y en el mismo edificio de trabajo?

Un juez de instrucción no puede tener ninguna animadversión por ninguna de las partes y, de tenerla, debe renunciar al caso y dejar que lo instruya otro compañero.

¿Creen ustedes que puede inspirarme alguna seguridad la independencia de una magistrado, María Calero Lidón Marzá -que antes incluso de que yo compareciera en sede judicial- le dijo textualmente a mi procurador: “Dígale a su cliente que estoy muy enfadada con él y que mejor será que deje de escribir”?

¿Creen ustedes que puede inspirarme tranquilidad respecto a su rigor jurídico el que la juez de instrucción del Juzgado nº 5 de Castellón haya desestimado la petición de mi letrado de 30 días naturales para poder estudiar unas diligencias ¡de 9 tomos! y que encima lo interprete como una maniobra de la defensa para dilatar el proceso? ¿Dilatar un mes un proceso, en el que se me hacen acusaciones gravísimas que ni siquiera puede estudiar adecuadamente mi abogado defensor?

Ni aunque se tratara del Bufete Cuatrecasas, con todo un equipo de penalistas metiendo mano a esos 9 tomos, en 14 días no serían capaces de preparar mi defensa.

Pero es que aún hay más: el tomo 8 no le ha sido facilitado a mi letrado hasta la pasada semana porque Su Señoría lo estaba repasando ¿Qué pasa, que no se puede fotocopiar el tomo de marras para que Su Señoría repase todo lo que tenga que repasar (espero que me haya tocado una juez de las que repasan de izquierda a derecha y no en diagonal), al tiempo que mi letrado pueda preparar mi defensa?

Y la cuadratura del círculo corrupto que ha envuelto al “caso Kote Cabezudo” (a nivel judicial, porque otro día les contaré el apoyo mediático que ha tenido Odón Elorza por parte de “la prensa del sistema” y muy particularmente por Atresmedia y Mediaset) está en la Fiscalía.

Una Fiscalía, al servicio del violador, que se niega a solicitar la prisión del criminal

La Teniente fiscal de San Sebastián, Carmen Rebollo, ha sido el otro pilar de defensa del violador Kote Cabezudo y la otra espada de Damocles sobre las pobres víctimas violadas.

Una Teniente Fiscal que, reiteradamente, un intento tras otro, impidió que el Fiscal Bermudez solicitara la prisión para Kote Cabezudo.

¿Saben qué argumento jurídico tan sólido se utilizó para que este cerdo no ingresara en prisión durante 5 años?

Que “su ingreso en prisión ya no podía evitar el daño cometido“… ¡con dos ovarios!

¿Saben que ha hecho la Fiscalía General del Estado con su putrefacta Teniente Fiscal de San Sebastián? Nada, nada de nada. Probablemente lo único que haga es aprovechar y querellarse ¡otra querella más! contra este periodista.

Tenemos, en definitiva, un sistema judicial modelo para cualquier república bananera, un sistema judicial especialmente cómplice de cualquier tipo de abuso infantil.

Algunos de lo máximos representantes de la justicia española implicados en casos de abusos infantiles

Comenzando por la ministro de Justicia que dice que vio a jueces y fiscales acostarse con niñas en Cartagena de Indias y, pese a la gravedad del delito, no actuó (siendo entonces Fiscal de la Audiencia Nacional). No actuó porque protege a sus compañeros. No actuó (y presume de feminista ¡la muy desgraciada!) porque no era su hija, ni su sobrina ninguna de esas niñas.

Continuando con la Fiscal General del Estado, acusada ¡con montones de pruebas! de estar implicada como encubridora de una Red de Secuestro de Niños (cuando era Fiscal Jefe en Sevilla) y que la propia Fiscalía General del Estado echó tierra encima y desestimó la causa.

Resultado de imagen de jose grinda

José Grinda, un fiscal pederasta

Con un Fiscal, José Grinda (otrora Fiscal Anticorrupción, ¡que hay que joderse) que ha estado investigado en dos causas de pedofilia (en una de ellas, todos los implicados ingresaron en prisión a excepción del fiscal Grinda). ¿Saben que ha hecho la Fiscalía General del Estado con este fiscal pedófilo? Nada.

Con una investigación de la Guardia Civil sobre una red de pedofilia a nivel internacional, con seguridad la mejor investigación llevada a cabo por la benemérita y que precisó, incluso, de una modificación del Código Penal para poder introducir agentes infiltrados entre los pedófilos. Y de repente, cuando estaban a punto de desmontar todo un castillo de naipes, llega una orden de una juez de Orihuela y manda parar la investigación. ¿Por qué da esa orden la juez de Orihuela? ¿Quién “estaba a punto” de aparecer entre los pedófilos identificados al que había que proteger?

Luego se quejan de que llame “mafia judicial” al Estado español. El letrado Mario Díez aún utiliza términos más contundentes para referirse a este chiringuito que tienen montado y del que sólo pueden extraer una conclusión: jamás los jueces ni los fiscales pisan la cárcel, jamás pagan por sus “errores profesionales” por graves y fatales consecuencias que deparen.

Conozco tanto de tantos casos, desde Puente Genil hasta San Sebastián, desde Lérida hasta Vinaroz, casos de pederastia y de pedofilia en los que siempre aparecen inexplicables (o no tan inexplicables, que no somos tontos, ¡joder!) comportamientos, actitudes, peticiones o inhibiciones fiscales y resoluciones judiciales.

Lo único que me causa esperanza es la movilización de la opinión pública internacional. Cada vez son más medios y de más países los que se enteran de lo que está pasando, de lo que lleva pasando en España desde que el Régimen del 78 instauró una nueva casta: “la casta de la justicia”, jueces y fiscales que, lo mismo que de Jefe del Estado, de manera tácita o implícita, resultan inimputables.

Fuente:
Director de La Tribuna de España.

La Pediatra expedientada Isabel Bellostas planta cara al Colegio de Médicos de Madrid ¡¡¡Bravo por ella!!!

La Pediatra Isabel Bellostas expedientada con un año de inhabilitación como médico por parte del Colegio de Médicos de Madrid, recurre esta arbitrariedad y denuncia el acoso a que es sometida por el simple hecho de advertir del peligro de administrar algunas vacunas a niños autistas o enfermos.
Bravo por Isabel, por no ceder a las coacciones de uno Colegio de Médicos sin principios !!!!

La Dra. Bellostas recurre en alzada la resolución de su expediente disciplinario.

La Dra. Bellóstas ha recurrido dentro de plazo la resolución del Colegio de Médicos que se había hecho pública en días pasados.

Recordemos que hace unas semanas se hizo público en numerosos médicos de comunicación la resolución por la que se sancionaba a la doctora y se la tachaba de “antivacunas”.

Yendo por partes es profundamente inmoral y contrario a Derecho hacer pública una sanción que no es firme, pues supone un escarnio y un quebranto personal y profesional para el afectado antes de que ejerza su derecho al recurso. El derecho a recurso, tanto en derecho penal como en derecho sancionador, es uno de los pilares de garantías que establece el orden constitucional, y no hay que olvidar que los Colegios profesionales, no son ni Administraciones Públicas en sentido estricto, ni tienen capacidad judicial, por lo que en cualquier caso, sus decisiones son revisables por la justicia.

Hace mucho que desaparecieron los tribunales de honor -prohibidos por nuestro ordenamiento jurídico- y las técnicas inquisitoriales de justicia -donde lo que importaba era la eficacia y no las garantías, y donde el proceso, las pruebas y la posibilidad de recurso se situaban en mínimos-.

A la Dra. Bellostas es acusada de ser “antivacunas” sin ser cierto y de defender lo siguiente a través de expresiones sacadas de contexto:

  1. No se debe vacunar a niños autistas.
  2. No se debe vacunar a un niño enfermo.
  3. La vacuna de la Hepatitis B debería ser retirada del calendario vacunal infantil.
  4. No se debe vacunar genéricamente y sistemáticamente.
  5. Hay que tener precaución con las embarazadas

Las anteriores afirmaciones tienen su amparo en la ciencia y en el conocimiento científico actual, por lo que no cabe censura ni reproche por muy discrepante que sea con la particular visión que tengan otros integrantes del Colegio de Médicos, que también tendrán derecho a opinar, pero no a imponer sus propios criterios.

La actitud de la Dra. Bellostas es de perfecta calidad humana y científica y no vulnera el Código deontológico, sin que exista informe razonado que explique porqué y en base a qué pruebas practicadas se le hace reproche.

El expediente además confunde prescripción con divulgación, bien por error o por mala fe, pues cuando el médico habla, divulga y forma e informa a los pacientes, no lo hace en el ejercicio de prescripción, sino como garantía previa del consentimiento informado de los pacientes y en defensa de su derecho. No parece ético ni razonable promover un modelo de medicina en el que el paciente no tenga información para decidir o reciba solo información sesgada e interesada.

Son muchos los procesos administrativos y judiciales que han terminado en condena, sanción o multa contra la industria farmacéutica por “malas prácticas” científicas y comerciales en casi todo el mundo -España parece ser una excepción-, y no parece razonable que se de crédito solo a la información que presenta la industria con poco o ningún control administrativo y que gasta casi 600 millones de euros al año -1’6 millones de euros cada día- en “transferencias de valor” -pagos y gratificaciones a médicos, asociaciones y empresas- de dudosa ética y legalidad.

Advertir no vacunar sistemáticamente, es un consejo perfectamente leal, pues las vacunas como cuestión médica, deben ser aconsejadas en función de las características personales del paciente y de forma adecuada a cada caso y contexto. La vacunación sistemática e indiscriminada, no está basada en criterios científicos ni en un principio de lealtad con el paciente, ni de responsabilidad por parte del médico.

La Dra. Bellostas no ha “negado la administración de vacunas” ni “se posiciona en su contra”, sino que advierte de los riesgos conocidos a través de las fichas técnicas y la literatura científica aceptada. No vacunar a un niño es una opción válida que no constituye en sí un riesgo cierto ni para los niños ni para la sociedad. Al menos no se desprende de la prueba practicada, ni de ningún informe aportado, ni de un supuesto consenso que no existe o de existir es un consenso ficticio.

A propósito de la falsa epidemia de sarampión que se usa para alarmar a la población y vender la necesidad de vacunar, los datos epidemiológicos dejan al descubierto las vergüenzas de la propaganda.

  1. El sarampión es estacional y tiene su pico en los meses de marzo y abril. El pico de 2019 es significativamente inferior al de 2018 y 2017. No existe por lo tanto motivo de alarma ni hay relación alguna con la población vacunada o no vacunada. En su máximo pico, en España hubo 41 casos en mayo de 2018 y 27 en abril de 2019.
  2. La mitad de los casos de sarampión es de personas mayores de 20 años. El 11% de los casos es en menores de un año que no han recibido la vacunación porque no está indicada en esa edad.
  3. La mortalidad es de 13 casos en un año de entre casi 12.000 casos de enfermedad en toda la UE lo que indica una mortalidad de 1/1000 y una incidencia de 22 casos de enfermedad por cada millón de habitantes. Esto no puede considerarse una epidemia ni mucho menos motivo de alarma. Sí que es motivo de alarma los 190.000 casos de fallecimiento por causas médicas en la UE cada año.
  4. El 86% de los casos se corresponde con personas no vacunadas, lo que nos deja un 14% de casos en personas vacunadas, es decir personas a las que la vacuna no ha protegido. Es decir, ni siquiera con una cobertura vacunal del 100% (superamos el 95% de cobertura) se erradicaría la enfermedad ni se evitarían casos.
  5. Poner en riesgo -por pequeño que sea- a toda la población infantil, o limitar a libertad y los derechos civiles y de consentimiento de los pacientes, no parece razonable en este contexto. En el caso de la meningitis, la nueva vacuna sin ser garantía de una reducción de morbilidad o de mortalidad, supone un coste sanitario tres veces superior que la no vacunación

El coste económico, político y democrático de esta aventura de totalitarismo vacunal aparenta irracional y desproporcionado. Negar la utilidad y pertinencia de la vacunación sistemática e indiscriminada no impide que se empleen las vacunas. La vacunación es una responsabilidad de los pacientes o de los padres que son los que libremente deben alcanzar el convencimiento y la información divulgada por la Dra. Bellostas no impide que los interesados tomen la determinación de vacunarse. Lo que sí es una obligación de las autoridades es informar a los ciudadanos y hemos tenido que denunciar al Ministerio ante el Consejo de Transparencia por no contestar las solicitudes de información presentadas en torno a las vacunas.

El Colegio de Médicos de Madrid tramita la denuncia ante una supuesta petición de una asociación de afectados de autismo y no obstante pasa muy por encima de la cuestión y la relación entre vacunas y peligros -autismo incluido- queda indemne. Parece que el Colegio de médicos no quiere entrar en el debate científico ni resolver las legítimas dudas que los ciudadanos podemos tener, y se conforma con humillar a una doctora que no ha hecho daño a nadie, probablemente a sabiendas de que el debate científico lo tienen perdido y solo les queda como consuelo placer sádico del abuso de posición y del prevalimiento.

Tendremos que esperar a la resolución del recurso de alzada que de no ser favorable a la Dra. Bellostas reparando el perjuicio que se le ha causado, motivará un recurso jurisdiccional donde sí, obligaremos a un debate científico y doctrinal serio que deje zanjadas todas las cuestiones planteadas y se reconozca el derecho de los ciudadanos a informar y a ser informados en un asunto donde se pone en juego dos de los elementos más preciados y frágiles de la humanidad: los niños y la libertad.