Frustrado sexualmente y con la cara desfigurada, tres amigos de Rajoy tienen pruebas de sus viajes secretos a Cuba y al Caribe

Mariano Rajoy — 29 enero 2014

Recreación de 2008 cuando sugirieron a Rajoy desde el PP que se quitara la barba

Recreación del blog de “la cortesana”, cuando sugirieron a Rajoy desde el PP que se quitara la barba

Sufrió un cruel acoso escolar en su infancia y adolescencia a causa de su ambiguedad sexual, luego se encerró a opositar pero le costaba demasiado y hubo que echarle una mano. No ligaba ni con mujeres ni con hombres, se pasó años solo en la larga barra de la discoteca “Daniel” de Pontevedra, por eso tuvo que recurrir a una doble vida fuera de su ciudad y al sexo por dinero. Lo practicaba en el Caribe, sobre todo República Dominicana y Cuba, y en el barrio de Chueca (Madrid). Para mayor desgracia, tuvo un accidente de coche con 24 años, cuando se despeñó por un precipicio de Palas de Rei. El cirujano plástico Luis Zaera de la Vega tardó seis horas en quirófano para reconstruirle el rostro. Cuando pudo mirarse al espejo, Mariano vio un monstruo. Y con esa desgracia del destino tuvo que convivir, por eso decidió meterse en un partido del régimen, donde la impostura campaba a sus anchas. Y desde allí pudo devolver a los ciudadanos la crueldad con la que la vida lo había tratado a él. De sus cinco amigos íntimos, tres reconocen que participaron en fiestas sexuales con él, pero callan: a uno le consiguió un “pelotazo” de 30 millones de euros con la Xunta de Galicia y otro de 153.000 con la trama mafiosa Gurtel, al segundo que pudiera rodar su primera película y a un tercero un puesto de trabajo. Sabemos los nombres.

 

Luis Zaera muestra las manos con las que reconstruyó el rostro de Rajoy

El Dr. Luis Zaera muestra las manos con las que reconstruyó el rostro de Rajoy

Ninguna biografía oficial de Rajoy lo desvela, pero lo cierto es que el cinismo y las continuas mentiras del presidente del Gobierno, hasta convertirse en un estado practicamente patológico, proceden de algo que traumatizaría a cualquier ser humano de por vida: con 24 años su rostro hasta entonces delicado y casi femenino se transformó en algo mostruoso y atroz: “Vino en un estado lamentable, tenía un traumatismo facial muy grave, en toda la cara, los labios, los párpados, múltiples heridas. Me guié por ciertas marcas. Para reconstruir, por ejemplo, la comisura labial destrozada, la división entre la mucosa y la piel se convierte en una línea a seguir. Estaba prácticamente desfigurado por el accidente. Tenía tremendos destrozos, las heridas son muy visibles y perturbadoras. Y él tenía muchas heridas”, recuerda el doctor Luis Zaera de la Vega.

Una de las farolas de Villafranca del Bierzo, el pueblo donde Rajoy tuvo su primer accidente de coche conocido

Una de las farolas de Villafranca del Bierzo, el pueblo donde Rajoy tuvo su primer accidente de coche conocido

Mariano Rajoy nunca fue muy hábil conduciendo automóviles, quizás por eso lleva 30 años subido a un coche oficial con chófer, todo con dinero público. En Villafranca del Bierzo, el alcalde del pueblo donde Rajoy eligió con 23 años uno de sus destinos como registrador de la propiedad, cuenta que estrelló su coche utilitario contra una farola cuya factura tuvo que abonar. Un año después tendría el desgraciado y aparatoso accidente con su “Seat 127”, hecho que acentuó aún más su complejo de inutilidad. Para colmo, ya maduro, también tendría un accidente de helicóptero cuando viajaba con Esperanza Aguirre, lo que le hace tener pánico a las hélices. Parece sufrir un destino marcado por la tragedia que siempre esquiva pero que tarde o temprano llegará.

Según cuentan sus amigos de esos años, Rajoy apuraba la vida al máximo, pero debía guardar discreción en los pueblos donde trabajaba. El registrador, como el médico, el  notario o el maestro, posee un estatus, aunque sea joven. Por eso se desfogaba fuera de Galicia. Y tenemos los nombres de tres testigos: el realizador Angel Peláez, el empresario Gerardo Lorenzo y el periodista y médico P. R. –damos solo las iniciales por expreso deseo del mismo–, los tres gallegos que conocen los viajes clandestinos de Mariano Rajoy al Caribe y, especialmente a Cuba, los más conflictivos diplomáticamente, además de sus devaneos por el barrio de Chueca en Madrid.

Gerardo Lorenzo: un pelotazo de 30 millones de euros y... silencio

Gerardo Lorenzo: un pelotazo de 30 millones de euros y… silencio

Los tres tienen datos, pruebas y, lo que es más comprometedor, fotografías de sus juergas y fiestas con todo tipo de geografías humanas, de toda suerte y condición. “Era normal, estaba soltero y le gustaba el sexo, fuera de Pontevedra se soltaba”, comenta a este blog un allegado a uno de estos tres amigos que escuchó el pormenorizado relato de uno de ellos. El problema es que los viajes secretos de Rajoy a Cuba ahora son un problema político porque lo que fue un divertimento secreto y quizás algo hipócrita de un diputado del PP ahora se convierte en un asunto de Estado como presidente del Gobierno.

¿Con quién estuvo Rajoy? ¿alguien puede hacerle chantaje con las fotografías de esas lascivas orgías? Nada se sabe, salvo que en una de ellas la farra fue de tal calibre que tuvo otro leve accidente de tráfico, el tercero tras el que le marcó la cara, anterior al cuarto, que fue el del helicóptero con Esperanza Aguirre. Y no es su único secreto.

Palas de Rei, la localidad donde Rajoy tuvo el fatídico accidente

Palas de Rei, la localidad donde Rajoy tuvo el fatídico accidente que le marcó la cara y le cambió la vida

Ya son cada día más los ciudadanos –y lo que es peor para él, algunos periodistas– que están hartos del conocido cinismo de Mariano Rajoy –el de mayor grado de toda la “casta política”– y de su doble vida, que consideran el origen de su repulsiva tolerancia hacia la corrupción institucional que está desangrando a España. Hasta ahora el tema de su biografía era tabú, pero su ya insistente vocación de “dejar hacer, dejar pasar”, eufemismo de cruzarse de brazos y no hacer absolutamente nada que pueda contrariar lo más mínimo a nadie de su partido o del consejo de ministros, se interpreta como la filosofía de un simple “bon vivant” o “caradura”.

¿A qué se debe su extremada crueldad? Rajoy es insensible al drama cotidiano de 6 millones de españoles en paro, 300.000 estafados por los bancos, la mayoría ancianos, 425.000 personas desahuciadas, más de 700.000 ciudadanos exiliados, 983.000 jóvenes sin empleo y sin futuro (57,7%, la más alta de Europa y gran parte del mundo), otros 1,4 millones ciudadanos sin luz ni calefacción, cortada en invierno, más de 15.000 suicidios en los 5 años de crisis… Y lo que es peor: el hambre física que ha vuelto a España y que no se veía desde la posguerra civil. Los bancos de alimentos y las ONG, ya sean católicas o laicas, claman al cielo por la insensibilidad de un presidente que es incapaz de ver más allá de sus narices el drama del hambre infantil que golpea a su pueblo: 2,2 millones de niños afectados. Él todo lo soluciona con una frase ocurrente, un refrán que cree gracioso y que su corte de aduladores le ríe, una timidez enfermiza y un complejo de culpa por lo que sabe de su pasado, borrascoso, oscuro y falaz.

Mariano Rajoy con 15 años

Mariano Rajoy con 15 años

Frente a la total incomprensión de los medios de comunicación españoles, “Espía en el Congreso” investigó la biografía oficial de Rajoy para intentar comprender las razones de su rostro de hielo, su arraigada tolerancia –cuando no connivencia e incluso autoría– con el delito administrativo y el nepotismo, y su desdén hacia el sufrimiento ajeno. Según cuentan varios ciudadanos gallegos asqueados con la corrupción que nos han hecho llegar su testimonio, Rajoy fue un chico atormentado en su infancia, adolescencia y vida universitaria por las continuas bromas de sus compañeros, a veces crueles, debido a su ambigua identidad sexual, algo que ocultan todas sus biografías oficiales.

El ciudadano mayor de edad no puede conocer ese dato de su presidente de Gobierno o candidato al cargo porque investigarlo es “políticamente incorrecto”. Algo incomprensible en una democracia que se precie, y no solo las anglosajonas. Lo cierto es que a su timidez y ambigüedad sexual le sumó el grave accidente de tráfico que le desfiguró el rostro y le convirtió durante años en un monstruo acomplejado y frío que sólo podía tener sexo por dinero. “Nadie quería ligar con él, por eso su vida siempre la hacía fuera de Pontevedra”, señala una allegada suya. Y el suplicio, que ahora le devuelve con creces a los españoles, duró años.

 

Mañana a las 8.00 segunda parte, con la encuesta, más detalles de los 3 amigos y el resto de las fuentes: Juan Luis Cebrián investigó la vida privada de Rajoy y sus secretos en el pub “Dux” de Sanxenxo pero no los publicó.

Fuentes

Yo reconstruí hace treinta y dos años el rostro desfigurado de Rajoy

Una periodista política reconstruye en su blog el rostro de Rajoy sin barba. como le aconseja su fiel e infalible Arriola

Cuando Rajoy era Marianín: el alcalde desvela otro accidente de tráfico en el pueblo también con Rajoy de conductor

Niños que pasan hambre en España: 2,2 millones

Cerca de dos millones de niños pasan hambre en España | SOS ESPAÑA

Estafados por los bancos en las preferentes: 300.000

Exiliados laborales: 700.000

Jovenes sin empleo y sin futuro: 983.000

Ciudadanos sin calefacción ni luz en invierno: 1,4 millones

Se dispara un 50% el número de suicidios por la crisis: ya van 15.000 en 5 años

Desahuciados: 425.000

Fuente: http://www.espiaenelcongreso.com/2014/01/29/frustrado-sexualmente-y-con-la-cara-desfigurada-tres-amigos-de-rajoy-tienen-pruebas-de-sus-orgias-en-cuba-y-el-caribe/

——————-

Mariano Rajoy Partitocracia — 30 enero 2014

Sabemos muy poco de la juventud de Rajoy y sus viajes al Caribe

Sabemos muy poco de la juventud de Rajoy y sus viajes al Caribe y él y sus amigos lo tapan todo

“¿En su juventud era de los que se apalancaban en la barra y miraba la pista desde lejos?”, le preguntó una vez la periodista Carmen Rigalt a Mariano Rajoy: “Sí. Pero no estaba solo. En mi época, muchos chicos se trabajaban las discotecas desde la barra. Yo nunca he necesitado dar brincos para divertirme. Mi idea de la juerga es muy particular”, respondió enigmáticamente. “He hecho tonterías, como todo el mundo, pero no me pregunte por ellas”, le respondió a la periodista Virginia Drake. Y ¿hubo un tiempo en que le gustaba ir de vacaciones al Caribe?: “Sí, eso fue hace ya muchos años. Fui varias veces con mis amigos. Me gusta el Caribe porque me encantan los sitios cálidos y con mar…”. ¿Quiénes son sus amigos de toda la vida? “Son de Pontevedra pero no es cuestión de decir sus nombres. Uno es arquitecto, otro dentista…” Se refería a “Fredy” Díaz Grande y Elías Mareque, denunciados por esta web al beneficiarse del nepotismo de Rajoy.

“Se casó usted cuarentón y eso le costó no pocos comentarios que seguro ha escuchado: que si le obligaron a casarse en su partido porque un político con futuro necesita una mujer, que si es usted “mariposón”, que si vamos a tener un presidente gay…”, preguntó otra vez Virgina Drake, al parecer al tanto de la calle y de las memorias de un ex dirigente gay del PP que recogen un libro que solo circula por internet. Y él respondió: “Yo me casé a los 41 porque nunca antes había encontrado a nadie con quien yo quisiera casarme y ella casarse conmigo. Esta es la única razón”, respondió escueto el líder del PP. “Y antes de casarse, ¿conoció poco?” –insistió la periodista. “¡Pues no!, para qué vamos a engañarnos. Conocí lo suficiente”, se jactaba Rajoy. Como advierte el viejo aforismo, el ser humano siempre presume de lo que carece y por eso concluyó: “Yo no engaño ni miento ni me dedico a fastidiar a la gente”.

Discoteca Daniel, en Pontevedra

Discoteca Daniel, en Pontevedra

¿Cuánto es capaz de engañar Rajoy?. Al periodista y paisano Manuel Jabois, le contó la verdadera historia del “Daniel”, el local donde fue durante años y no conseguía ligar con nadie. Lo cierto es que Manuel Fraga quería que matrimoniara de una vez para acabar con las hablillas: “¡Rajoy, váyase usted al “Daniel”, que es donde tiene que estar!”. Al patrón le habían chivado la afición del veinteañero Mariano a tomar sus copas en el emblemático local de la calle Daniel de la Sota. “Cada uno vale lo que vale y tiene cara para lo que la tiene. Era agradable, sí, pero había mucha barra“, responde Rajoy si se le pregunta por sus años de ligoteo”, decía Jabois. Lean entre líneas la respuesta tan diferente que le da a un hombre, en comparación con la que le proporciona a Carmen Rigalt y Virginia Drake.

El primer periodista que decidió investigar estos comentarios sobre la secreta y aparentemente escasa vida sexual de Mariano Rajoy fue Juan Luis Cebrián, máximo responsable del diario “El País”, en aquella época el periódico de papel más influyente. Corría el año 2004 y parecía que el de Pontevedra ganaría a Zapatero. Por eso mandó a dos periodistas suyos a curiosear entre sus amigos. Lo que descubrieron no se publicó nunca, pero sí supo enviarle al candidato este “aviso para navegantes” que también hay que saber leer entre líneas y en la camisa del aludido, pues se corrió como la pólvora entre las redacciones de Madrid:

“El mundo de la televisión ha devorado con avidez el reportaje periodístico que el diario “El País” dedicó a Mariano Rajoy en su suplemento en color del domingo”, señalaba la revista “Ver Tele”. “Contenía algunas claves interesantes que vamos a desgranar. Aseguraba el diario de Polanco que Rajoy tenía pocos y buenos amigos, casi todos ellos profesionales, gallegos, y de viejos tiempos. “Al margen de su familia –afirmaba el “colorín” de “El País”- no tiene una inflación de amigos que puedan traicionar su intimidad. Y ninguno en la cúpula del PP”.

Ángel Peláez, compañero de juergas de Rajoy en Cuba, cree que Colón era gallego

Ángel Peláez, compañero de juergas de Rajoy en Cuba, cree que Colón era gallego

Y seguía: “El resto de su pandilla pontevedresa, el núcleo duro de su intimidad –una mezcla de profesionales y políticos de segundo nivel–, apenas se clarea. Y entonces el periódico de Cebrián daba un nombre: Ángel Peláez, “un realizador de televisión de Pontevedra con el que compartió viajes al Caribe en Nochevieja”. Y cuando lo entrevistan, Peláez presume de ser “de izquierdas”y defiende a su amigo: “no vaya a creer que es de esa derechona tipo Aznar. Mariano es de derechas, pero dialogante. Él nunca nos hubiera metido en una guerra como la de Irak”. Peláez de momento es una tumba. Hoy, la televisión autonómica gallega que maneja el PP y antes PSOE y BNG, le ha subvencionado con dinero público su primera película: un documental sobre el origen gallego de Cristóbal Colón. “Con la que está cayendo -en alusión a la crisis-, este montaje representa un pequeño lujo“, ha reconocido Peláez.

Otra persona a la que Rajoy ha hecho rehén de sus secretos es un empresario. Tan peligroso como un periodista, pues se dedica al mundo de la noche y de la farándula, donde el alcohol desata la lengua, y además emparentado con dos hermanos que trabajan en televisión. Hablamos de Gerardo Lorenzo, el hermano crápula del actor Francis Lorenzo y del directivo televisivo José Manuel Lorenzo. Cuando supo lo que los hermanos Lorenzo sabían de Rajoy, los grupos mediáticos de la Villa y Corte se los disputaron: Francis fichó por Antena 3 y José Manuel por Prisa. Y es que los editores son muy curiosos y están siempre ávidos para intercambiar los secretos del poder. El amigo de Rajoy, por su parte, disfrutó del “pelotazo” de 30 millones a lo grande: salió con Isabel Sartorius, la ex del príncipe Felipe de Borbón, y fue presidente del Pontevedra C.F. –“el Pontevedra es el equipo de mi pueblo, mi club favorito”, presume Rajoy–. Gerardo Lorenzo estuvo relacionado con la “trama Gurtel” y el hoy ministro Ruiz Gallardón estuvo con él en el ajo pues le proporcionó un contrato de 153.000 euros, según el diario digital de Jesús Cacho, uno de los mejores periodistas de investigación económica de este país.

Gerardo Lorenzo e Isabel Sartorius

Gerardo Lorenzo e Isabel Sartorius

Un amigo de Gerardo Lorenzo traslada otra confidencia sobre la amistad entre él y Rajoy: “su barba es un antifaz para esconder los vestigios de un accidente. Tuvo otro en la República Dominicana, en compañía de Gerardo Lorenzo. Creo que ya os conté las dos razones (off the record) que esgrimió este verano ante un allegado mío: continúa por patriotismo y porque se le haría muy cuesta arriba volver al registro”. Esto y muchas cosas más se las contó también al periodista Federico Jiménez Losantos, que estuvo un año completo llamándole “maricomplejines”, hasta que Rajoy logró echarlo de la Cope por ello.

Manuel Jabois

Manuel Jabois

Manuel Jabois, el periodista más famoso de Pontevedra, también conoce a Rajoy. Su atinada pluma describe al “clan” como nadie antes lo había hecho, aunque se recomienda leer también entre líneas, dado el sistema de censuras que ha establecido el régimen: “El día antes hizo Feijóo presidenta del Parlamento gallego a Pilar Rojo, tan de Pontevedra como Mariano Rajoy. De toda la famosa cuadrilla de amigos de Mariano Rajoy en la ciudad, incluyendo a Ana Pastor, Tomás Iribarren o Francisco Villar, el líder del PP sólo reconoció en 1997 a una como tal: Pilar Rojo. Los años fortificarían algunas relaciones y disolverían otras, pero la estampa de Rojo, su marido (Fredy) Díaz Grande y Rajoy en el puerto deportivo de Sanxenxo siempre fue una de las clásicas del verano. Se les veía pasar desde la terraza del Dux, el local que Gerardo Lorenzo tiene allí a los pies de los yates, y lo que no se les vio ya fue entrar, aunque quién sabe. Lorenzo no es comunista, no nos confundamos, y en el estreno del Dux estaba el todo PP. Además de eso fue amigo de Rajoy, compartieron comidas, veladas y confidencias…”.

Gerardo Lorenzo en el Pub Dux

Gerardo Lorenzo en el Pub Dux

Gerardo Lorenzo pegó el “pelotazo” de su vida con el PP y la Xunta de Galicia: 32 millones de euros con el Xacobeo, según el periodista Primitivo Carbajo. Se los dio Jesús Pérez Varela, gallego y jefe de prensa del Grupo Popular en el Senado que terminó como conselleiro de Cultura. Por el famoso pub “Dux” del puerto de Sanxenxo que tanto frecuenta Rajoy, han pasado muchos “famosos” de la telebasura, que a Mariano tanto le encandilan, junto con la lectura de la prensa deportiva y los sudokus: “Es el caso del cantante Juan Pardo, y también el del ex Míster España, Borja Alonso, que en la velada del pasado jueves estuvieron en la terraza del “Dux” departiendo con amigos. En lo que se refiere a los del míster, parece que tan de buen ver como él”, contaba el Diario de Pontevedra.

Fuente: http://www.espiaenelcongreso.com/2014/01/30/rajoy-admite-que-hizo-tonterias-en-el-caribe-pero-eso-fue-hace-ya-muchos-anos/

Anuncios

5 comentarios en “Frustrado sexualmente y con la cara desfigurada, tres amigos de Rajoy tienen pruebas de sus viajes secretos a Cuba y al Caribe

  1. No veo ninguna diferencia entre tu y mariano, los dos hacéis politica, lo peor que le puede pasar a un hombre es que se convierta en un político. Los políticos dividis a los demas, estoy cansado de gente como vosotros, lo único que salva mi espíritu de ti es la consciencia clara de ver simplemente a una persona que elige malgastar su vida inútilmente.

    Me gusta

  2. Psicopatocracia: gobierno de los psicópatas. ¿Los nuestros o los de más arriba?

    Pasados los cincuenta años -y Mariano Rajoy tiene más edad- uno supone que ha dejado atrás las necedades. Vamos, que los disparates no te surgen de tu propia naturaleza, sino que te son impuestos por terceros. ¿Quiénes deciden las majaderías de Mariano Rajoy? ¿Lo hace él solito o en compañía de otros? ¿Quiénes? ¿Los usureros amos de la Unión Europea? ¿Los del Fondo Monetario Internacional?

    Rajoy es un chico obediente de 58 años. No ha abandonado aún esa edad mental en la que precisaba de la palmadita en el hombro y el reconocimiento de sus superiores. Esa gratificación interna del jerárquicamente superior es todo su alimento espiritual. Por eso jamás tendrá criterio propio, pero será muy útil para los psicopatócratas que ordenan y mandan. Ésta y sólo ésta debe de ser la razón por la que hay tanta distancia entre lo que dice y lo que hace. A no ser que sea tan psicópata como para martirizar a sus conciudadanos… Yo creo que no, que Rajoy es un drogodependiente de alabanzas. Creo que vive en una regresión a su época de estudiante. Podría ser, en un sentido etimológico, literalmente imbécil, palabra que procede del latín “im-baculum”, y que hace referencia al que necesita de un bastón (báculo) en que apoyarse, de alguien sobre quien sostenerse al castigar a sus semejantes.

    No sé si se esconderá tras ello algún tipo de carencia emocional de la infancia, carencias que eran sublimadas con sus éxitos como universitario, opositor a registros de la propiedad o político. Carencias sublimadas por el “eres bueno y llegarás lejos”. El problema de este tipo de personajes es que no se les ve venir. Llegan. Caen en paracaídas. Y los tienes comiendo a tu mesa, profanándola si es preciso, durante años.

    Pero algo, amén de lo poco que vale la palabra dada, hemos aprendido de Rajoy con su sumisión a la psicopatocracia global de los mercados: es un mal actor. Cuando obedece a pesar de su pueblo, en contra de su propio pueblo, su cuerpo va dos minutos por delante de sus mentiras y le delata: su mirada se vuelve esquiva; su respiración, contenida; el tono de su voz, impostado. Y su ojo se le pone a parpadear mecánicamente cual si fuera un androide con un cortocircuito en la cara.

    Actúa tan mal como el colegial que delata a sus propios compañeros para ganarse al profesor. Es capaz de sonreír a los traicionados y esperar que jueguen con él al fútbol en el patio.

    Creo que Mariano Rajoy es un buen chico. Un buen chico tonto. Un adolescente mental, un deficiente político, que se ha acostumbrado rápido a perder los escrúpulos para ganarse la sonrisa de Merkel o el “eres el salvador de España” que le repiten los periódicos alemanes.

    Es curioso, pero el destino de un país como el nuestro, en su momento más crítico, podría depender de los pocos o muchos arrumacos que la mamá de Rajoy le hiciera de pequeño.

    Así nos va. Y así se nos viene la debacle. Posiblemente, por unas carantoñas que no llegaron a tiempo.

    Ricardo García Nieto.

    http://lacomunidad.elpais.com/ricardogarcianieto/2014/1/23/mariano-rajoy-tirano-obediente

    Me gusta

  3. esto confirma la regla española,partiendo de los Reyes de hace siglos,que en España asta ahora siempre hemos sido gobernados por los mas tontos del país,quizás salvando en algo a Carlos III `.Rajoy es el culmen de la idiotez y la incapacidad.
    Haber si con suerte nos lo quitamos de encima,al bobalicón chorizo de pontevedra

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s