La policia de Michigan, EEUU asesina con 46 tiros por la espalda a vagabundo con problemas mentales

Milton Hall murió acribillado a principios de julio por los disparos a quemarropa de la policía al pie de un centro comercial. Seis semanas después, su madre sigue esperando que las autoridades articulen una explicación sobre el fallecimiento de Hall (49 años), que sufría problemas mentales y vivía de la beneficencia del Estado en las calles de Saginaw.

“Fue un asesinato”, explica entre lágrimas desde su casa Jewel Hall a ELMUNDO.es. “En este país uno paga un precio por hacer algo así. Se supone que los policías están ahí para protegernos. No para hacer una cosa así. Estas cosas pasaban en el siglo XIX. Los policías actuaron como un pelotón de fusilamiento y ahora deben pagar por lo que hicieron en la cárcel o en la silla eléctrica”.

Jewel es una afroamericana que ejerció como profesora hasta hace unos años y que ahora vive en un suburbio de Albuquerque (Nuevo México). A miles de kilómetros del lugar donde nació su hijo Milton y donde hace unos días volvió para celebrar su funeral. “Acabo de cumplir 80 años y nunca había sufrido en mis carnes algo así», explica con rabia. «Ningún policía me ha llamado para disculparse o para explicarme qué ocurrió”.

La muerte de Hall ha regresado a los titulares de la mano de un vídeo grabado por un testigo y difundido este lunes por la CNN. Las imágenes muestran a seis policías acorralando al indigente y disparándole más de 40 balazos a plena luz del día junto a un centro comercial. Según la abogada de la familia, Hall tenía un cuchillo en la mano en el momento de su muerte y los agentes le perseguían por haberse llevado un café sin pagar en un establecimiento de la localidad.

“La policía había controlado la situación”, explicaba la letrada Debra Freid esta semana, “no había ningún signo de que fuera una amenaza inminente”. A los agentes implicados se les ha relevado de sus funciones mientras sus colegas investigan el incidente con la ayuda de la división de derechos civiles del Gobierno federal.

“Cuanto antes concluya la investigación antes podremos sacar conclusiones”, decía recientemente Phil Ludos, responsable de seguridad de Saginaw: una ciudad de Michigan que hace medio siglo llegó a rozar los 100.000 habitantes y cuya población se ha reducido a la mitad por los efectos de la reconversión industrial.

Jewel Hall reconoce que su hijo sufría problemas mentales desde hace años. Pero asegura que vivía “en una pequeña habitación” con unos amigos y acusa a la policía de retratarle como un indigente para justificar el crimen. “Nunca me dijo donde vivía”, explica a este diario.

“Pero en Saginaw todo el mundo le conocía y lo primero que hace la Policía en un caso así es decir que era una persona sin hogar. ¿Qué importa si lo era? ¿Lo mataron porque era una persona sin hogar? ¿Le mataron porque era un enfermo mental? Claro que no. La pregunta que todos se hacen en Saginaw es cómo seis policías pudieron disparar a un hombre que tenía las manos en la cabeza”.

Jewel y Milton vivían lejos y no hablaban muy a menudo. Pero estaba tranquila porque su hermano vive en Saginaw y de vez en cuando le informaba de sus movimientos. “Era un espíritu libre”, explica, “le gustaba llevar una vida nómada y vivía en Michigan desde hace casi 20 años”.

Milton Hall había nacido en Michigan y había pasado su adolescencia con su madre en Albuquerque. Luego se había matriculado en dos universidades de Tennessee y Nuevo México pero nunca había llegado a graduarse.

¿Influyó el color de la piel de Hall en el incidente que lo llevó a la muerte? “Muchos en Saginaw dicen que sí”, explica su madre, “los seis policías que lo mataron eran blancos y estas cosas han pasado otras veces”. ¿Le gustaría ver a los asesinos de su hijo en la silla eléctrica? “Yo lo único que quiero es que se aplique la ley”, dice con voz firme. “Esto fue un asesinato y los policías deberían ser condenados por asesinato. Y si la ley así lo exige deberían ir a la silla eléctrica

Fuete: http://www.elmundo.es/elmundo/2012/08/22/internacional/1345635798.html

Anuncios

3 comentarios en “La policia de Michigan, EEUU asesina con 46 tiros por la espalda a vagabundo con problemas mentales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s