Archivo del sitio

Ni quito ni pongo, solo cuestiono: ¿La princesa Leticia Ortiz Rocasolano es una doble?

El tema que me trae hoy ha hablarles no será del agrado de muchos. Sé y soy consciente que muchos me tacharán de paranoico. Otros tantos puede que definan o tilden mis palabras de “lamentables” y ”descabelladas“. No obstante, la información es poder. Recordemos que todas las teorías contienen algo de verdad -mucha o poca- por muy irracionales y descabelladas que estas parezcan. Precisamente, queridos amigos, ese es el lema que define la filosofía de granmisterio.org. “Todas y cada una de las teorías merecen ser escuchadas, pues todas esconden algo de verdad. Algo en sus cimientos que vale la pena escuchar.”

La libre información -o almenos eso dicen- es accesible a cualquier persona que disponga de un ordenador y de conexión a internet. Si bien es cierto que estas líneas puede que me conlleven algún que otro quebradero de cabeza, sé que al finalizar el presente informe, me iré -hasta escribir el próximo artículo- con la satisfacción de poder haber dado a conocer una teoría y una inquietud que ronda por mi cabeza desde allá por el año 2007. Me estoy refiriendo, en efecto, a la nueva princesa Letizia.

Antes de empezar, me gustaría dejar claro algo muy importante que considero como imprescindible a la hora de poder comprender bien este artículo. No estoy afirmando que mi teoría y mis suposiciones sean ciertas. Solamente me limito a dar una serie de datos para que aquél que así lo desee, los coja y pueda investigar, o, por contra, pueda hacer con ellos lo que le venga en gana.

Para comprender el por qué de los cambios de la princesa Letizia, es necesario analizar los acontecimientos que precedieron a la metamorfosis de esta. En consecuencia, he decidido dividir este artículo en dos secciones independientes pero interconectadas entre sí para que todos los lectores puedan entender bien el suceso.

1ª Parte: La muerte de Erika Ortiz Rocasolano

El fallecimiento de Erika Ortiz Rocasolano, hermana menor de la Princesa de Asturias, fue algo más que una sorpresa. El enorme hermetismo que rodeó dicha muerte resultó un tanto extraño. La Casa Real se limitó a confirmar su muerte sin especificar las circunstancias. Incluso desde la propia familia Ortiz se mantuvo en todo momento una actitud de “respeto y prudencia”. Asimismo, las autoridades oficiales pidieron el máximo respeto a los medios a la hora de tratar dicha noticia.

El contexto en el que se produjo esta defunción se ve envuelto en una aureola de lo más siniestra. En primera instancia, se dijo desde su entorno más cercano que la cuñada del príncipe estaba atravesando momentos anímicos muy delicados. Recordemos que no mucho tiempo antes, su hermana que unió en matrimonio con el futuro heredero al trono de la Corona, el señor Don Felipe de Borbón.

Dicho estado de ansiedad y tristeza era desconocido por sus allegados. O almenos, eso es lo que afirmabanPero curiosamente, Beatriz Cortazar comentaba al diario “el Mercurio” que poco antes de su muerte, Érika estaba animada y se la veía contenta con su trabajo como escenógrafa de una productora de Televisión. Asimismo, se supo que Érika estaba iniciando un nuevo romance. A su vez, Cortazar comentó que esta estaba muy pendiente de su hija. Todo hacía que pensar que Érika comenzaba a sentir ganas de vivir y a disfrutar de nuevas ilusiones. “Todo hacia pensar que era una joven con todo un futuro por delante” afirmo Beatriz Cortazar al periódico “El Mercurio”.

Ante estos hechos, surgen dos cuestiones: ¿por qué se suicidó si era una mujer joven, con una preciosa hija y con un futuro prometedor en el mundo de la televisión? ¿Hubo la implicación de terceras personas? Personalmete no me cuadra que una chica joven, lista y bien posicionada con la jet de las altas esferas se hubiera suicidado dejando a su hija a su suerte…

Recordemos la célebre cita que el señor Sir Arthur Conan puso en boca del detective Sherlock Holmes:

“El criminal suele ser por lo general aquél que obtiene más beneficio del crimen”

Las comparaciones son odiosas. No obstante, es inevitable el comparar la muerte de Erika con la de Lady Di y con la pues las circunstancias y el contexto no se diferencian en exceso.  La princesa de Gales, al igual que Erika, fue una mujer sin parentesco directo con la nobleza. Era una plebeya. Esta conoció la realidad de la monarquía británica gracias a su enlace matrimonial con el hijo de la Reina, el príncipe Charles. No entraré en los verdaderos motivos de la unión matrimonial pese a las especulaciones que han surgido.

Antes del fatal desenlace en el puente de las almas, Diana confesó a su chófer -el cual estaba contratado por el Mi6 británico y por la Corona- que los miembros de la familia Real,

Ese no es el tema. El meollo de la cuestión está en el paralelismo de las dos muertes. Ya que, al igual que Diana, Érika también se adentró de lleno en el seno de la monarquía. En este caso la española y no la británica. En consecuencia, y pese a no estar directamente implicada en el círculo más íntimo de los Borbón como su hermana, a buen seguro que Erika pudo conocer datos y hechos “oscuros” sobre su nueva familia.

Por supuesto, ¿quién fue la interlocutora y transmisora de dicha información? ¡Elemental querido Watson, la mismísima Princesa Letizia!

Pese a que no soy partidario de especular en exceso, las circunstancias hablan por si mismas. Las dos hermanas estaban muy unidas. Erika era la confesora de Letizia y viceversa. ¿Qué clase de información pudo haber recibido de su hermana? ¿tráfico de influencias, negocios ilegales, extorsión, relaciones con clanes mafiosos? O bien… ¿información sobre qué se esconde tras la genética de la realeza? Creo que ya saben a lo que me refiero.

Recordemos, de paso, otro ejemplo ilustrativo y esclarecedor. Según un informe secreto de la CIA redactado el 2 de agosto de 1962, la mítica actriz y estrella de Hollywood Marilyn Monroe, que mantenía un idilio con el Presidente Kennedy, había empezado a “beber” demasiado y había peligro de que revelase al público el secreto del Incidente deRoswell, ya que se veía despechada por la poca atención que le prestaba J.F.K.  

Esto motivó a actuar a los responsables de la agencia de seguridad nacional, que dieron orden de liquidar a la actriz. Al día siguiente, el 3 de agosto de 1962, Marilyn Monroe apareció “suicidada” en su apartamento de Los Ángeles, California.

Esta información confidencial y de alto secreto empezó a llegar en 1994 a manos del Proyecto Revelación, Disclosure Project, un grupo de investigación sobre los extraterrestres liderado por el dr. Steven Greer.

También ha sido divulgada en numerosas publicaciones como el libro “Los ovnis y el asesinato de Marilyn Monroe” de Donald R. Burleson, publicado en 2003.

¿Fue Erika Ortiz asesinada por temor a que hablase más de la cuenta al igual que Marilyn Monroe? ¿Fue esta controlada durante un largo periodo de tiempo con el objetivo de registrar sus conversaciones y así prevenir que delatase a la familia Real? ¿Fue la pesada cargada de saber todo esto lo que la llevó a esos supuestos estados depresivos?

2º Parte: La metamorfosis de Letizia Ortiz Rocasolano

Tras la muerte de su hermana, Letizia nunca volvió a ser la que era antes. Retrocedamos en el tiempo y pensemos. La princesa Letizia era una presentadora del Telediario. Se trataba, sin duda, de la viva imagen de la mujer luchadora y triunfadora. Una vez esta se casó con Felipe, siguió siendo como era antes de comprometerse, una mujer alegre y vitalista a la que le gustaba el contacto directo con la gente.

Una vez se convirtió en la Princesa de Asturias, Letizia seguía siendo una mujer muy temperamental. Era una mujer que reía y sonreía mucho. Incluso en algunas ocasiones hasta hacía callar a su esposo en presencia de la prensa ya que a este parecía que le gustaba interrumpirla mientras hablaba. No se convirtió en una esposa sin ideas propias que basaba su existencia en agradar a su marido. Todo lo contrario, parecía que la persona fuerte y firme de la relación era ella.

Con el transcurso del tiempo, el cambio físico y moral se volvió increíble. ¡Nadie podía creérselo, ni siquiera un humilde servidor! Letizia pasó de ser una mujer feliz y de mirada viva a una mujer con una mirada zen contemplativa muy extraña, muy sosegada, y callada. Parece que la hubieran lobotomizado para volverla cual robot al servicio de su amo. ¿Es posible que la Familia Real hubiera tomado medidas para evitar una confesión tipo Marilyn Monroe?

A la izquierda vemos a la periodista Letizia Ortiz “original” presentando su espacio informativo en televisión. A la derecha, vemos a “otra” Letizia Ortiz que acompaña al Príncipe. ¿Quién es esa mujer? ¿Se trata de la misma persona?

Mucho se ha hablado sobre la sustitución y clonación de ciertos personajes por parte de las Élites. Fidel Castro es un ejemplo típico que circula por la red. Como ya he dicho anteriormente al principio del informe, no estoy afirmando absolutamente nada. Solamente planteo la cuestión.

¿Se sometió verdaderamente Letizia a operaciones de cirugía estétitca? ¿Fue esta una excusa para justificar los cambios físicos de Letizia ya que la nueva princesa no se parecía a la original? Entiendo que la duda pueda parecer a los ojos de muchos irracional, conspiranoica y a su vez descabellada. No obstante, soy reacio a creer que esas supuestas operaciones hubiesen obrado un cambio físico tan evidente -a peor, por supuesto- en su rostro, ya que opino, repito, personalmente, que no se trata de la misma mujer, ni muchísimo menos.

La llamada toxina botulínica se usa para realizar operaciones de cirugía plástica. Este tratamiento rápido y efectivo, trata las “arrugas dinámicas” de la cara, causadas por movimientos musculares repetidos, incluyendo los pliegues horizontales de la frente, patas de gallo alrededor de los ojos, y las líneas verticales entre las cejas No obstante, la princesa no se operó -supuestamente- todo el rostro, y vemos como este es totalmente diferente.

Observad en esta fotografía los ojos azules de la “nueva Letizia.” Muchos de vosotros diréis: ¡Se trata de unas simples lentillas de colores! Bien, ante esta afirmación que muchos podéis lanzar, diré que la gente experta que es capaz de detectar si alguien lleva lentillas o no, dice y asegura que Letizia no lleva ha llevado nunca lentillas. Esto lo han comentado hasta la saciedad tanto en programas mundanos de entretenimiento, noticias, y programas del corazón.

Observad esta otra fotografía, la última del análisis de las 2 Letizias. La instantánea de mayor tamaño muestra los lunares que la Princesa tiene en escote y cuello. Vemos que son varios y de distintos tamaños. No obsante, en la fotografía que podéis ver en tamaño reducido, podréis comprobar como estos… ¡desaparecen! No hay rastro de ninguno. Si bien es cierto que los lunares son operables con una simple intervención, estos dejarían cicatrices en la piel. Aparte de eso, no encaja que Letizia se haya operado de todos y cada uno de los lunares. ¿Para qué? ¿Con qué objetivo? Los pequeños detalles marcan la diferencia y esto es muy muy extraño. Si queréis, podéis hacer las oportunas comprobaciones desde vuestro ordenador. Buscad en la red fotografías de Letizia antes de 2008 y después. Analizad el cambio y juzgad.

Conclusiones:


1- En el Estado español tanto la monarquía como los servicios secretos (CNI, antiguamente conocido como CSID) lo controlan absolutamente todo.

2- No puedo afirmar (como he dicho al principio y durante el desarrollo del informe) que la actual Letizia, la del 2013, sea una mujer diferente a la que conocimos tiempo atrás. No obstante, los datos y las extrañas circunstancias que rodean su historia ahí están.

3- Se confirma una vez más que, al producirse la muerte de una persona íntimamente ligada a las altas esferas, en este caso a la monarquía, los medios son silenciados rápidamente para que ahonden lo menos posible en la cuestión.

Fuente: http://granmisterio.org/2013/03/26/la-otra-princesa-letizia/

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 22.141 seguidores

%d personas les gusta esto: