¿Porqué se enfada tanto Angela Merkel cuando la comparan con Hitler?. ¿Realmente los alemanes perdieron la guerra?

En Europa, comparan a Merkel con Hitler

Llueven críticas contra Alemania por las duras condiciones impuestas en el rescate a Chipre.
Miércoles 27 de Marzo de 2013

TENDENCIA. La imagen de la canciller alemana Angela Merkel con uniforme nazi llegó hasta la tapa de algunos diarios.
BERLÍN.- Las duras condiciones impuestas por el gobierno de Alemania para el rescate a Chipre reavivaron en el sur de Europa las críticas a la administración de Angela Merkel, comparaciones con Adolf Hitler incluidas. En Alemania hablan de un brote de “germanofobia” que unos ven con estupor, otros con pena y la mayoría con preocupación.
Los carteles de Merkel con uniforme nazi son ya una estampa de la crisis europea, pero esta vez la indignación fue más allá de las calles de Nicosia, Madrid o Atenas. “Merkel, como Hitler, ha declarado la guerra al resto de Europa, ahora para garantizarse espacio vital económico”, decía un economista español en un artículo publicado en la web del diario español El País y luego retirado ante las críticas.
Los ataques dirigidos al tema más sensible de la primera potencia europea, su pasado nazi, no pasaron desapercibidos en Alemania. “Chipre está salvado, Alemania se impuso. Pero, ¿A qué precio?”, se preguntó “Der Spiegel”. El semanario citó la “ola de germanofobia” europea diagnosticada por el historiador británico Brendan Simms y advirtió sobre las “profundas heridas en la eurozona” abiertas por la negociación del rescate.
El gobierno de Merkel intentó exhibir serenidad ante las críticas y el ministro de Finanzas Wolgang Schäuble, que antes del acuerdo para un rescate por 10.000 millones de euros a Chipre se jactó de no dejarse “extorsionar por nada ni por nadie”, ensayó una interpretación psicológica para la indignación con Alemania. “Es como en la escuela. Cuando uno saca mejores notas, los que están atravesando dificultades tienen un poco de envidia”, dijo en la cadena pública ZDF. Más afectado se mostró su par de Exteriores, Guido Westerwelle, que en declaraciones a “Der Spiegel” lamentó “un tono excesivo, a veces injusto e hiriente” en las críticas.
La población se divide al ver las imágenes de las protestas en los países en crisis y el modo en que los manifestantes comparan a Merkel, que goza niveles récord de popularidad en su país y es gran favorita para ganar las elecciones generales de septiembre, con el dictador responsable de la mayor vergüenza histórica de Alemania.
Muchos comprenden el dolor y la rabia de la población en los países más golpeados por la crisis, pero la mayoría toma las críticas como el precio a pagar por el poder alemán y todos rechazan de forma unánime las alusiones al nazismo. (DPA)
—————-
Haz clic en la imagen para ir al articulo original:
merkel
.
merkel1
.
MERKELII
.
.

¿Y POR QUE TIENE TANTO INTERÉS EN QUE NO SE VEAN ESTAS FOTOS SUYAS?

Merkel_Magdeburg_BAU_1_April_1993

.

Merkel_Magdeburg_BAU_2_April_1993

.

Merkel_Magdeburg_BAU_3_April_1993

.

Merkel_Magdeburg_BAU_4_April_1993

.

¿En qué se parecen Merkel y Hitler?

Juan Torres López parece haber levantado un polvorín por escribir lo que otros no se atrevían a decir.  El texto se ha interpretado como una comparación entre Hitler y Merkel.  ¿Realmente se parecen Merkel y Hitler?  Veamos.Puedes encontrar la transcipción del texto en el post del rankiano Feinmann: Merkel, como Hitler, ha declarado la guerra al resto de Europa.  Destaca una parte del texto donde se dice:

Merkel, como Hitler, ha declarado la guerra al resto de Europa, ahora para garantizarse su espacio vital económico. Nos castiga para proteger a sus grandes empresas y bancos y también para ocultar ante su electorado la vergüenza de un modelo que ha hecho que el nivel de pobreza en su país sea el más alto de los últimos 20 años, que el 25% de sus empleados gane menos de 9,15 euros/hora, o que a la mitad de su población le corresponda, como he dicho, un miserable 1% de toda la riqueza nacional.

Los rasgos del nazismo

En psicología existe un juego mental completamente enfermo que asegura que todo el mundo se lleve mal, llamado “*triángulo del drama*”.  Es un juego mental donde una persona se hace la víctima e invita al juego a alguien más para empezar a acosarle y maltratarle, y si la persona acepta el juego, empieza un juego de malas relaciones y ataques mutuos.  De esta manera, en el juego enfermizo y psicótico es posible atacar, agredir y acosar a alguien bajo la excusa plañidera de que “*soy víctima*” y es posible justificar la agresión bajo el argumento de ser una víctima.  En este contexto es una forma de manipulación emocional.  Los nazis se victimizaban.

El discurso de victiumización Nazi se usaba para agredir a los judíos (que eran ciudadanos de otro pueblo no alemán), conducir un golpe de estado en otros países, y callar a los opositores y disidentes. Se usaba el argumento de defensa del derecho del pueblo alemán a tener “espacio para respirar”.  Tras la hiperinflación de los años 1920 y la Gran Depresión de 1929, culpaban a los judíos por la desgracia alemana, acusándolos de ser los causantes de la desgracia.

El discurso nazi tiene entre otras fuentes al libro “El judío internacional” escrito por el empresario estadounidense Henry Ford, que fue una de las varias fuentes que inspiró a Hitler a escribir “Mein Kampf” (Mi Lucha) donde cita textualmente partes del texto de Ford.  Hitler en su obra denunciaba un supuesto complot judío contra el pueblo, apuntado por el libro “Los protocolos de los sabios de Sion” publicado por primera vez en 1902 en la Rusia zarista, que consistía en el control de la masonería y de los movimientos comunistas, en todas las naciones de la Tierra, y que tendría como fin último hacerse con el poder mundial.

Usando este discurso, Hitler se apoya en la idea nacionalista alemana de Drang nach Osten (en español, “Afán de ir hacia el este”) para explicar la necesidad de Alemania de obtener nuevos territorios en Europa Oriental (política del Lebensraum).  Lebensraum es un término que en alemán significa “espacio vital” acuñada por el geógrafo alemán Friedrich Ratzel que establecía la relación entre espacio y población, asegurando que la existencia de un Estado quedaba garantizada cuando dispusiera del suficiente espacio para atender a las necesidades de la misma.

El libro  “Mi lucha” empezó a ser escrito por Hitler en la prisión de Landsberg, en el verano de 1924. Hitler se encontraba allí después de haber sido condenado a cinco años de prisión, por haber planificado y ejecutado el fallido Golpe de Múnich. El Golpe de Múnich, Putsch de Múnich o Putsch de la Cervecería fue un fallido intento de golpe de Estado del 8 y 9 de noviembre de 1923 en Múnich, llevado a cabo por miembros del Partido Nacional-Socialista Alemán de los Trabajadores (NSDAP) y por el que fueron procesados y condenados a prisión Adolf Hitler y Rudolf Hess, entre otros dirigentes nazis.  A pesar de su condena, Hitler contaba con trato preferencial y recibía visitas de admiradores y regalos.  Dicho de otra forma, el movimiento nazi era un movimiento político golpista e instigador del sufrimiento de pueblos extranjeros, donde que usaba (y continuó usando) un discurso de victimización para justificar las agresiones.

Una entrevista efectuada a quien dirigía la fuerza aérea alemana en la segunda guerra mundial dice a rajatabla la manera intencional con que se manipulaba a las masas, haciendo que la gente se sienta atacada para que haga lo que un determinado líder quiere.  Funciona igual en la democracia o en la dictadura.

Göring: Why, of course, the people don’t want war. Why would some poor slob on a farm want to risk his life in a war when the best that he can get out of it is to come back to his farm in one piece. Naturally, the common people don’t want war; neither in Russia nor in England nor in America, nor for that matter in Germany. That is understood. But, after all, it is the leaders of the country who determine the policy and it is always a simple matter to drag the people along, whether it is a democracy or a fascist dictatorship or a Parliament or a Communist dictatorship.

Gilbert: There is one difference. In a democracy, the people have some say in the matter through their elected representatives, and in the United States only Congress can declare wars.

Göring: Oh, that is all well and good, but, voice or no voice, the people can always be brought to the bidding of the leaders. That is easy. All you have to do is tell them they are being attacked and denounce the pacifists for lack of patriotism and exposing the country to danger. It works the same way in any country.

Interview with Gilbert in Göring’s jail cell during the Nuremberg War Crimes Trials (18 April 1946)

Se puede observar que en el discurso nazi, los que tengan disidencia respecto de las opiniones oficiales rápidamente son etiquetados, demonizados.  ¿Tiene algo de malo indicar que en esta crisis, igual que como hizo Hitler, Merkel ha agredido a otros pueblos?

De esta manera realmente no hay mucho espacio de discusión sin que se reciba un adjetivo de vuelta cuando se quedan sin argumentos.  Este tipo de actitud de censura al debate, nos recuerda el movimiento fascista.

El proyecto político del fascismo tenía como base intelectual la sumisión de la razón a la voluntad y la acción, un nacionalismo fuertemente identitario con componentes victimistas que conduce a la agresión de extranjeros contra los que se definen como enemigos por un eficaz aparato de propaganda.  En el caso de los españoles, la agresión de los bancos alemanes es de tipo patrimonial.  La agresión patrimonial en el pasado no se consideraba agresión, y así los hombres machistas que efectuaban este tipo de agresión contra las mujeres (véase tipos de agresiones en Clasificación y modalidades de la violencia), o los que se efectúan contra adultos mayores, no eran considerados agresores.

Recordemos  que la violencia patrimonial se da cuando personas que rodean a la persona pretenden o logran despojarle de sus bienes mediante engaños o presiones psicológicas y en muchos de los casos se llega hasta la violencia física.  También, la misma se da cuando se pretende o se logra despojar a este sector de sus ingresos o dineros de su propiedad. En este tipo de violencia, al igual que en la violencia o maltrato psicológico y físico, los victimarios, abusadores o agresores son familiares cercanos de la persona abusada  o bien puede tratarse también de sus cuidadores y demás terceras personas que se encuentran en contacto con la persona. – Violencia Patrimonial

De igual manera, ¿debemos considerar que le agresión física de Hitler es agresión, y que la agresión patrimonial de los bancos que defiende Merkel no lo es?  Es que hasta en países tercermundistas se reconoce la agresión patrimonial.  ¿O acaso Alemania es un país menos civilizado que esos países en materia de agresiones?

Los rasgos de Hitler

Hitler estaba del lado de los industriales.  Los primeros habitantes de campos de concentración fueron los sindicalistas.  Tras el incendio del Reichstag en 1934 fueron acusados de provicar el incendio y fueron enviados allí.  Los industriales veían en Hitler la esperanza de combatir el sistema que empujaba bondades para con los trabajadores, y que Roosevelt había empezado a implementar con el New Deal (si quieres saber más del New Deal, lee mi post Pasamos de los 1930 a los 1920).

Alemania sufrió una hiperinflación en los 1920 y tras esta crisis que dejó empobrecidos a muchos, vino el presidente Hoover y repatrió dineros que iban dirigidos a recuperar a Alemania, empujando el mismo efecto de una austeridad, es decir, la reducción de la liquidez de la economía alemana.  Esto por supuesto significó un agravamiento de la crisis y del desempleo.  ¿Cómo fue que Hitler “recuperó” a Alemania?  Lo que hizo fue empezar a gastar en lo militar, y eso significaba que la gente empezaba a tener trabajo.  Empezó a construir la infraestructura dentro de Alemania, que luego usaría para la invasión de Europa.  Los industriales estaban felices, porque Hitler estaba de su lado, nada de sindicatos y había jugosos ingresos.  No les gustaba la idea del ascenso de la clase trabajadora, el comunismo era mal visto por ellos, porque en 1917 simbolizaba exactamente eso que temían.

Lo de estar de su lado se amplió a los tiempos de guerra, donde Ford tuvo trabajadores forzados en la Francia ocupada, y también tenía una fábrica en Colonia.  Y cuando hacía falta, se enviaban partes de contrabando desde Detroit.  A pesar de ello, Ford fue visto como un patriota, a pesar de haber sido General Motors también salió beneficiado.  Las subsidiarias alemanas de estas dos empresas construyeron los vehículos de transporte que el Tercer Reich ocupaba desesperadamente.  Standard Oil también colaboró, vendiendo el necesario aditivo para combustibles sin los cuales no habrían podido funcionar los aviones alemanes.  IBM se benefició también, primero con el censo para detectar a los judíos, y luego llevando estadísticas de producción y datos de los prisioneros de campos de concentración.  Se dice que el abuelo de George W. Bush también habría ayudado a Hitler a subir al poder.

Lawyers who have represented victims of Nazi oppression in lawsuits against European banks, insurers and manufacturing companies in the last five years have turned their sights to American executives of I.B.M. – Lawsuit Says I.B.M. Aided The Nazis In Technology

Rumours of a link between the US first family and the Nazi war machine have circulated for decades. Now the Guardian can reveal how repercussions of events that culminated in action under the Trading with the Enemy Act are still being felt by today’s president. – How Bush’s grandfather helped Hitler’s rise to power

Three years after Swiss banks became the target of a worldwide furor over their business dealings with Nazi Germany, major American car companies find themselves embroiled in a similar debate.- Ford and GM Scrutinized for Alleged Nazi Collaboration

Al final la segunda guerra mundial no fue la guerra justa que nos contaban en los cuentos infantiles para dormir.   Hitler fue un político que se dedicó a servir a los poderosos y a maltratar a mucha gente.

Los rasgos de Merkel

Los hechos indican que Merkel está del lado de los bancos alemanes.  Empujó que los bancos alemanes no fueran sometidos a supervisión.

13/12/2012 El acuerdo deja fuera de la supervisión a las pequeñas cajas alemanas. Esa era la reivindicación de la canciller y de su ministro de Finanzas. El BCE supervisará así sólo los bancos de más de 30.000 millones. En la declaración gubernamental que ha dirigido Angela Merkel al pleno del Parlamento alemán, la canciller cristianodemócrata ha agradecido públicamente a su ministro de Finanzas la defensa que ha hecho durante las últimas semanas de la semilla de las reivindicaciones alemanas en la negociación de la unión bancaria.  “Tendremos una separación clara entre la política monetaria del BCE y la función de supervisor y además el sistema se ocupará únicamente de los bancos relevantes, los que cuentan con una balanza por encima de los 30.000 millones de euros o que son un peso determinante en el PIB de su país”, ha dicho triunfal, felicitándose indirectamente por haber conseguido finalmente que las cajas alemanas queden fuera de la supervisión bancaria común. – Merkel canta victoria en la unión bancaria

En cambio, todo es distinto cuando se trata de España.  Para España sí debe haber supervisión bancaria. ¿Por qué los privilegios para bancos alemanes?

«Tampoco habrá una recapitalización directa retroactiva, sino que, una vez esté disponible la recapitalización (directa a través del Mecanismo Europeo de Estabilidad, MEDE), ésta sólo será posible en el futuro» para problemas bancarios venideros, insistió, tumbando una aspiración de España, Italia y Francia. A su juicio, «cuando la supervisión bancaria sea efectiva, ya no tendremos ningún problema con la banca española; esa, al menos, es mi esperanza», agregó. La postura unilateral de la canciller sobre un asunto que ni siquiera figuró en la agenda de la cumbre generó fuerte malestar en las instituciones europeas y entre varios líderes de los 27, que tacharon de «juego sucio» la declaración de Merkel. – Malestar entre varios líderes europeos por el «juego sucio» de la canciller contra España – Merkel defiende que la ayuda a la banca compute como deuda

Si se tratara que los bancos en el territorio de España fueran regulados y en Alemania no, le harían un bien a España porque una banca más regulada permite ver una evolución y detectar problemas a tiempo, pero si el asunto es supervisar bancos españoles y dejar a los alemanes por la libre en territorio español, eso permitiría a los bancos alemanes incurrir en prácticas fraudulentas, que empujarían crisis financieras futuras en España.

¿Cuál es la realidad?  Veamos:

Encima de ello Merkel ha defendido la austeridad en España.  El gasto público es una válvula de liquidez para la economía, por lo que la austeridad lo que empuja es recesión y desempleo.

El pánico financiero y la austeridad que impone Alemania le reportan grandes beneficios y favorecen la apuesta de los grandes especuladores contra las deudas soberanas de los países del sur de Europa. Los economistas reiteran hasta la saciedad que la imposición merkeliana de austeridad es un error, pero siguen sin entender que se trata de una truculenta estrategia del Gobierno y la banca alemana para desvalijar al sur de Europa con el fin de tapar el enorme agujero financiero alemán. Este expolio es posible debido a una desregulación jurídica que desde 2000 ha desplazado el capitalismo productivo por un “mercado casino” sin supervisión administrativa, en el que ha quedado suprimido el delito de información privilegiada y que funciona mediante apuestas en las que no hay que identificarse. Esta bolsa privada y sin transparencia, localizada en Nueva York y Londres, está en manos de un cartel compuesto por seis megabancos norteamericanos y seis europeos, todos quebrados y rescatados por sus Gobiernos, es decir, por los contribuyentes. Este es el verdadero origen de la crisis: un nuevo capitalismo de casino y de apuestas en productos financieros tóxicos —como las hipotecas subprime—, que ahora especula con la deuda soberana de los países del sur. La causa de la crisis, pues, no es ni la burbuja inmobiliaria española, ni el endeudamiento —las deudas inglesa y alemana eran superiores—, ni la indisciplina fiscal. – El ataque alemán desahucia a España

¿Te imaginas 5 años más de recortes y austeridad en España?

La canciller alemana, Angela Merkel, ha vaticinado que la Unión Europea (UE) necesitará “cinco años o más” de austeridad para superar la crisis económica, en un congreso regional de su partido, la Unión Demócrata Cristiana (CDU). Merkel ha vuelto a defender la austeridad como receta para salir de la crisis que acucia a Europa y, en especial, a la zona euro. A sus socios, les ha pedido que “aguanten la respiración durante cinco años o más”. Es más, ha recalcado que “cualquiera que piense que esto (la situación económica europea) puede resolverse en uno o dos años, está equivocado”. Merkel ha enfatizado que la UE camina por la senda de la recuperación. – Merkel augura “cinco años o más” de austeridad

Hasta Rajoy, por razones electorales, reconoce que los recortes no son la vía de salida.  sabe que la austeridad destruiría al país y su reelección.

Insiste ante la canciller alemana en que los ajustes deben ir acompañados de estímulos económicos de los países ricos. Un segundo año de gobierno basado solo en la austeridad, con severos recortes y ajustes en áreas tan sensibles socialmente como sanidad, educación o dependencia puede resultar fatal para las aspiraciones de Mariano Rajoy de optar a un segundo mandato. Las elecciones quedan lejos, pero la sensación de que la sociedad se impacienta ante la falta de resultados prometidos a cambio de hacer sacrificios y perder empleos y dinero queda patente en todas las encuestas. – Rajoy plantea a Merkel que la austeridad es una receta que no sirve a todos los países

Aún así Merkel no cede.

La canciller alemana desechó exhortaciones para que abandone o reduzca medidas para salir de la crisis. – Endurece posición: Merkel insiste con austeridad para Europa

No hay evidencia de que Merkel quiera dejar de servir a los poderosos, ni que quiera evitar que maltraten y agredan patrimonialmente a los españoles.  ¿Hay alguna similitud con Hitler?

La crisis de 1929 que maltrató a los alemanes surge del crédito desregulado (véase mi post Crisis 1929 vs crisis 2008) y ahora Merkel parece empujar la desregulación de la banca, algo que empuja el riesgo de repetir la crisis.  En las reuniones del G20 la política de Merkel ha sido no hacer absolutamente nada con los derivados que causaron la crisis, ni regular los bancos.

Las similitudes

  • Si miras con detenimiento en tiempos de Hitler, los industriales eran el establishment, lo que en el mundo anglosajón le llaman “the powers that be“.  En la actualidad son los banqueros.  Merkel y Hitler han favorecido los intereses de estos grupos poderosos.
  • Si miras el documental en video “Francisco Franco, la verdadera historia” verás que los mandatarios alemanes siempre vieron por encima del hombro a los españoles.  Rajoy y Franco no eran para los políticos alemanes verdaderos líderes mundiales.  Rajoy y Franco vieron frustradas sus negociaciones con los mandatarios alemanes Merkel y Hitler.
  • Merkel, como Hitler, han tratado de tener injerencia en la gobernanza de otros países de Europa, violando así el principio de autodeterminación de los pueblos.  ¿Imponer austeridad?  Eso lo tienen que definir en cada país.  Forzar una decisión desde afuera es lo que hizo Hitler.  ¿Acaso existe hoy un Lebensraum?
  • Hitler creía que el gobierno tiene el poder de regular la propiedad del país para el bien de los poderosos a los que defendía y en contra de los que perseguía (How Swiss Bank Accounts Work).  Decía que una de las fortalezas del partido Nazi era la ausencia de un programa económico.  Creía que si los individuos se veían obligados a hacer grandes esfuerzos para apenas sobrevivir, peleando con otros por ello, saldría algo bueno.  Con los desahucios y el desempleo, algo así es lo que ha estado sucediendo a los españoles que han rescatado los bancos que defiende la señora Merkel.
  • ¿Le importó a Hitler maltratar y agredir físicamente a los extranjeros con su maquinaria industrial y militar?  No.  ¿Le importa a Merkel el maltratar y agredir patrimonialmente a los españoles?  No.  El fascismo dejó un legado de hambre en España con la guerra civil, y con la obra de Merkel, también.  Entre tener a un judío muriendo de hambre en un campo de concentración y tener a un desempleado desahuciado en la calle muriendo de hambre, los dos se mueren de hambre.  Hoy Cáritas atiende a 1 millón de españoles, siendo que su propósito había sido alimentar a africanos hambrientos.  Allí el mérito es de la iglesia católica y su ONG Cáritas, no de Merkel.

Realmente para los españoles de a pie nunca hubo demasiada diferencia entre Hitler y Merkel, porque con Hitler la pasaron mal cuando usaron a España como campo de tiro para ensayar las técnicas de la Luftwaffe de bombardeo en picada en una guerra civil larga y agónica que destruyó la economia española, y hoy la pasan mal por rescatar con su educación, pensiones, sanidad, y su futuro, a la banca alemana.  Igual que con Hitler, España hoy está sujeta a los caprichos de Merkel.

Resulta lamentable que Torres tuviera que disculparse en su post Sobre la retirada de mi artículo Alemania contra Europa de la web de El País.  Es como la disculpa que Galileo tuvo que hacer, por haber apoyado la astronomía de Copérnico.  La controversia vino por combinar teología, astronomía y filosofía, lo que le valió el cargo de “sospechoso de herejía“.  En tiempos modernos, la herejía es referirse al culto del dios Mammon (véase mi post Mammon el distractor) y cuestionar sus principios (véase mi post El dinero ¿es sólo un concepto?).

Merkel no es la primera en ser comparada con Hitler.  En una entrevista de CNN, George Soros se refiere a las similitudes entre la administración Bush y el régimen Nazi (Soros Compares President Bush To Nazis).  Los razonamientos son sólidos, aunque a algunos no les guste.  Si buscas en Internet “Hitler Merkel” vas a encontrar toneladas de imágenes de la mandataria con logos nazis.  Y esas imágenes no son de hoy ni de ayer, sino desde hace ya rato.

Aunque Merkel no lo comprenda, los españoles han sentido a Hitler y a Merkel como iguales.  Por eso la comparación es más que válida, aunque a Merkel no le agrade.  Juan Torres López está en lo correcto, desde cierto punto de vista, aunque a alguien no le guste.  Ojalá algún día Merkel pudiera ponerse en los zapatos de los españoles, para así entender a Torres.  Es que el que tiene la panza llena no comprende al que tiene la panza vacía.

¿Tendría Merkel que aprender de sus propias palabras, donde ella misma advierte el problema y peligro de trabajar con las élites (que es lo mismo que decía Hugo Chávez)?

“The rise of the Nazis was made possible because the elite of German society worked with them, but also, above all else, because most in Germany at least tolerated this rise,” she said. “Human rights don’t assert themselves. Freedom doesn’t preserve itself all alone and democracy doesn’t succeed by itself.” – Adolf Hitler anniversary: Angela Merkel warns far-Right could rise again

En España lo que podría surgir es un chavismo o kirchnerismo a la española, donde los bancos sean puestos debajo del zapato, porque han sido los bancos los que, al igual que en Venezuela y Argentina, han puesto a los ciudadanos de rodillas a besarle las botas a los que les agreden patrimonialmente.  La ultraderecha realmente no tiene mucho espacio a futuro.  Censurar a Torres es tapar el sol con un dedo.

Acerca de CienciayEspiritu

"El que sabe debe. Y el que no hace lo que debe crea karma" Maxima tibetana.

Publicado el 28 marzo, 2013 en Falsos heroes, Gobierno en la sombra. Añade a favoritos el enlace permanente. 8 comentarios.

  1. taowushukungfu

    Los alemanes no perdieron la guerra. La ganaron dejando de herederos del nazismo a los gobiernos estadounidenses.

    Me gusta

  2. La mayoría de lo que el articulo declara como un hecho no es sino propaganda y bastante falso cuando no pura ideologización y falsificación.
    Para empezar, Merkel es judía y está dominada por la banca. Hitler no era judío y nacionalizó la banca y prohibió la usura. No se si tan mal está la economía de Merkel, pero la de Hitler era floreciente, pasando de una ruina absoluta, paro de 7 millones de obreros, hiperinflacción, al pleno empleo. La economía norteamericana estaba en un coma del que no salió hasta que se introdujo en la guerra de Europa y los que crearon una sociedad mejor para los obreros fueron los alemanes, no los soviéticos ni los liberales. Estos no tuvieron otro remedio que incoirpora las instituciones sociales nazis tanto como escaparate frente al socialismo marxista que tenían como por el hecho de que la gente ya había conocido el sistema nacionalsocialista con sus insitituciones sociales avanzadas. Pero poco a poco el liberalismo a vuelto a sus orígenes, el liberalismo previo a la irrupción del nazismo, con las consecuencias de precarización del trabajo, paro, endeudamiento del estado con la banca privada, corrupción y demagogia a tuti plen. La demagogia de este artículo es un síntoma clásico de la orgía de poder del liberalismo, incapaz de justificarse más que echando mano (como el socialismo marxista) del chivo espiatorio infalible:el nazismo y sus supuestas atrocidades. Ni más ni menos.
    Por lo que respecta a Alemania o a sus bancos internacionales (¿Vds saben quienes son sus verdaderos accionistas? Claro que no) si están prestando dinero, subvencionando millonariamente a otros países (recordemos la época dorada de Felipe Gonzalez, donde el dinero fluía como un torrente desde Alemania hacia España) y estos lo que hacen es malgastarlos con AVES, Aeropuertos, una casta política que multiplica por 8 la proporción de políticos por habitante con relación a Alemania, museos inutiles y millonarios, comisiones partidistas etc etc (los bancos privados chipriotas por ejemplo daban un 10% de interés a sus depositarios, no es de extrañar que estén en la bancarrota junto a toda su economía) pues vale, si Alemania te rescata (te salva de la quiebra, colapso total de la economía de tu país) enviándote un torrente de dinero que dicho país además, avala, pues tendrá que pedir austeridad y menos despilfarro a dichos países. Pero es que que además ¿Como comparar a la judía Merkel, liberal, multicultural, anti-nazi, partidaria de la banca usurera con Hitler? Para hacérselo mirar.

    Me gusta

  3. Es verdad que, en un sentido estricto, la nota peca de la tergiversación propia de quienes anteponen lo ideológico. Lo que se parece a, se hace pasar por lo que es.
    Esta clase de estafas a los pueblos, y entre naciones, es una constante. No se puede hacer pasar como victimarios a apenas un grupo de naciones, corporaciones o elites, convenientemente seleccionadas a gusto de cierto sesgo ideológico. La realidad es que las formas de ejercer la violencia, coerción y dominio sobre los pueblos son tan diversas y variadas, que no podemos hablar de unos malos muuuy malos que gobiernan y oprimen a los demás, sino de una red de “maldad” que va desde las más pequeñas escalas (individual) hasta las más grandes… que hace posible que algunos concentren más poder que otros, a modo de la conocida pirámide jerárquica.
    A la distancia, Merkel “se parece”, y luego “es como” Hitler para el resto de Europa, por extensión Merkel “es” Hitler. Ante un monstruo de estas dimensiones, cualquier tóxico remedio puede venir bien. A la distancia, el chavismo y el kirchnerismo “parecen” luchar en contra de los bancos, el neoliberalismo e imperialismo, los grandes monstruos, mientras más de cerca se empieza a notar que el poder lo basan en otros oscuros negocios y relaciones d dependencia con otros monstruos, que incluso, a su vez, dependen de los monstruos más grandes y globales. Todo son apariencias, todo pasa por los medios y su recorte, todo pasa por quién interpreta ideológica y sesgadamente desde su cubículo de paranoia y necesidad de pertenencia.
    Entonces, para mí, cualquier crítica que pretenda señalar a un otro como causante de grandes males, cualquier crítica que sin más busque enemigos externos al propio círculo de pertenencia ideológica, cultural o nacionalista, es completamente estéril si se pasa por alto que las redes causales se hallan muchísimo más cerca de lo que se cree comúnmente. Así es como los pueblos oscilan, de un extremo al otro. Cuando ya se asqueron y horrorizaron lo suficiente de alguna mentira ideológica instituída, se vuelcan con resentimiento, cierta ceguera y ansias de salvación sobre otros modelos idealizados por la comparación y su ilusión. Atención: cuando los pueblos y consensos no entienden ni comprenden el por qué, cuando el pueblo no realiza una autocrítica sincera, simplemente continua el cambio de apariencias y máscaras; cambia quienes ejercen el poder, las relaciones corporativas y los colores de las banderas que enarbolan, pero la coerción y opresión siguen vigentes, bajo otras formas.

    Me gusta

  1. Pingback: ¿Porqué se enfada tanto Angela Merkel cuando la comparan con Hitler?. ¿Realmente los alemanes perdieron la guerra? | ANONYMOUSONORA

  2. Pingback: ¿Porqué se enfada tanto Angela Merkel cuando la comparan con Hitler?. ¿Realmente los alemanes perdieron la guerra? | El observatorio del tiempo

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 26.230 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: