JAQUE AL REY

juancarlos

Los españoles nunca tuvimos libertad para elegir un sistema de Estado. No se nos dio nunca la posibilidad de elegir entre Monarquía de Partidos, República Constitucional, o República de Partidos, nunca tuvimos un período de Libertad Constituyente.

Franco nombró heredero a título de Rey a Juan Carlos de Borbón. Le transmitió en herencia, la naturaleza política de un Dictador, el Poder  Absoluto y sin control: la Potencia.  D. Juan Carlos,  tras aceptar la herencia, llegó a un acuerdo con los redactores de la Constitución, mediante el cual, cedía los poderes políticos que provenían  de la legitimidad del 18 de julio de 1.936, todos los poderes menos dos: a) El derecho a ser  inmune ante la Ley, a estar por encima de ella, a ser inviolable y b) el derecho a percibir un estipendio anual. Así se reflejó en los artículos 56 al 65 de la Constitución.

D. Juan Carlos sucedió a Franco, a título de Rey, aunque en ese momento no ostentaba los derechos dinásticos que correspondían a su padre. Pero sí era el sucesor de Franco y por tanto titular del Poder Absoluto. En estas condiciones otorgó, conforme se refleja en la Constitución, el derecho a juzgar en Su Nombre, el derecho a unas Cortes, a un Gobierno elegido por ellas; otorgó el derecho de los españoles a reunirse, expresarse y su derecho a la vida y a la integridad física entre otros.

Pero a cambio de recibir estos privilegios, los españoles manifestarían su voluntad de que nunca podrían juzgar a su Rey y además mantendrían, mediante impuestos,  su Casa. El papel del pueblo español en un plebiscito, fue manifestar la aceptación de esos derechos provenientes directamente del 18 de Julio, y transmitidos desde la Ley a la Ley, o no aceptarlos y devolverlos a su Señor. En eso consistió la votación de la Constitución en Diciembre de 1978.

Existen hoy serios indicios de que el Rey ha cometido un delito de cohecho impropio, al aceptar unos regalos de un representante de la familia Real de una potencia extranjera. Es el mismo caso que costó la carrera política a Francisco Camps. El Tribunal Supremo estableció que era delito aceptar el regalo de unos trajes por consideración al cargo. Luego un jurado dictó la absolución, pero quedó bien definido el delito.

El Rey es irresponsable, no cabe duda, cuando alguien refrenda sus actos, pues asume la responsabilidad de éstos. Ahora los tribunales tienen que decidir, si es susceptible de proceso y condena cuando comete un delito y no está refrendado.

Los Tribunales pueden interpretar sistemática y restrictivamente la inviolabilidad del Rey, estableciendo que es susceptible de proceso y condena, por un acto sin refrendo que constituye delito de cohecho impropio, porque el derecho de inviolabilidad proviene de la Constitución y el privilegio personal a  no ser susceptible de proceso y condena, choca contra el artículo 14, sobre la igualdad ante la Ley. El Rey sería así inviolable solo cuando es refrendado. Si los Tribunales resuelven bajo esta interpretación, se abriría un proceso penal contra D. Juan Carlos, colocando así a la Monarquía en una posición de Jaque al Rey.

Los Tribunales pueden interpretar extensivamente la inviolabilidad del Rey. No sería éste susceptible de proceso o condena, porque D. Juan Carlos, es titular de todos los derechos que no ha cedido al pueblo español, aquellos conquistados por Franco el 18 de julio de 1.36, entre los que se encuentra el derecho que se arrogó anterior Jefe del Estado a responder exclusivamente ante Dios y ante la Historia, pero jamás  ante  un Tribunal.

Se desprende del principio de legalidad (9.3 de la Constitución), que  todo lo que no está prohibido, está permitido. Dado que al Rey es inviolable, no le atañe las prohibiciones del Código Penal, le está así permitido, según esta interpretación, el cohecho, la prevaricación, el fraude, la violación, el robo, el asesinato…

Si los Tribunales interpretan que el Rey se sitúa ominosamente por encima de la Ley, tras el caso Urdangarín, y la presunta comisión de un delito, el pueblo español no lo va a tolerar. La Monarquía se va a colocar en una situación de Jaque al Rey.

La denuncia es un camino inexorable al Jaque Mate en pocas jugadas.

Tras el Jaque Mate, se impondría por fin la oportunidad de que el pueblo español, por primera vez en su  historia conozca la Libertad Constituyente. Podrá elegir la forma de su Estado. Cualquier forma que elija, Monarquía o República, será perfecta, porque no ha sido impuesta u otorgada. Por fin podremos defender, pero pacífica y limpiamente, en las urnas, la República Constitucional.

Instrucciones y denuncia Descargar en Pdf.

Jose Luis Escobar Arroyo.

Fuente: http://diariorc.com/?p=10738

About these ads

Acerca de CienciayEspiritu

"El que sabe debe. Y el que no hace lo que debe crea karma" Maxima tibetana.

Publicado el 12 mayo, 2012 en Falsos heroes, Politicos prepotentes. Añade a favoritos el enlace permanente. 6 comentarios.

  1. Se le olvidó mencionar entre los sistemas a los que no tuvimos acceso, el de autogestión asamblearia, sin Estado. No hay excusa, tienen que mencionarlo, por muy utópico que les parezca, la posibilidad está ahí y ni siquiera lo mencionan. Me parece un fallo importante.

    Me gusta

  2. “Más grave aún es el yerro de quienes pretenden implementar un anticapitalismo estatista que no tiene en cuenta lo más decisivo: que el ente estatal fomenta la economía capitalista para realizar de la forma más efectiva sus intereses estratégicos de dominación máxima en la esfera mundial. Ya sea en época de paz como en época de guerra, en el contexto de la lucha permanente entre los diversos Estados a escala mundial, por lograr más y más parcelas de poder político, cultural, lingüístico, propagandístico, comercial, financiero, demográfico y, por supuesto, militar. De donde se concluye que la esperanza de que el Estado limite u ordene el capitalismo es sólo un desvarío de la mente, pues el imperio estatal será tanto mayor y más sólido cuanto más robusto y generalizado sea el modo de producción que le proporciona los fondo, el equipo técnico y las armas. Dicho enfoque queda avalado por el hecho histórico indubitable, de que en todas partes fue el ejército, que es la sustancia misma del aparato estatal, la principal potencia agente de la revolución liberal instauradora del capitalismo.”

    Me gusta

  3. Lo siento, al copiar la cita de Facebook seleccioné sin darme cuenta los comentarios de abajo. No hay posibilidad de editarlo ni de borrarlo, así que mejor lo borran completo.

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 26.254 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: