Los primeros cien días de Rajoy

El viernes pasado se cumplieron los primeros cien días de gobierno de Mariano Rajoy. A finales del pasado año, en un libro titulado El Disparate Nacional (1), detallé los hechos y las personas que han llevado a España a la ruina, desde el fraude de la Transición al desastre ZP.  Pues bien, lo ocurrido en estos primeros cien días ha sido una continuidad de la irresponsabilidad y los desatinos que nos han colocado al borde del abismo. Con la nación de nuevo en recesión, Rajoy no ha dudado en perder tres meses preciosos para acometer el control de las cuentas públicas, ni en mantener un discurso populista de gasto y subvenciones en Andalucía para ganar unas elecciones que al final ha perdido, convirtiendo a España en el primer problema de Europa. Todo el cortoplacismo, toda la falta de sentido del Estado, todo el nepotismo que han marcado 35 años de Monarquía oligárquica, pueden encontrarse en mayor o menor escala en estos primeros cien días.

El viernes conocimos los PGE 2012, en los que Rajoy, con una insensatez absoluta, apuesta por mantener un modelo de Estado hipertrofiado y corrupto, a costa de la economía productiva con mas impuestos y menos inversión y del desmantelamiento de la nación española, y solo consiguen menos de la mitad de la reducción de déficit necesaria, 27.300 millones frente a 56.000. Se castiga la inversión, el ahorro y el crecimiento de las empresas, y se realizan recortes brutales del gasto de ministerios e instituciones (que han sufrido recortes del 25% desde 2010) que hacen ya imposible financiar el correcto funcionamiento de España. Mientras, mantienen íntegras las duplicidades, el clientelismo y el despilfarro de unas Administraciones Territoriales (AATT) incompetentes y corruptas.

Teniendo a su cargo 460.000 millones de gasto, Rajoy no ha encontrado ni un solo sitio, ni uno solo, en el país de las subvenciones, del despilfarro y de la corrupción, del que recortar 6.000 millones

Ni la Justicia, ni la Policía, ni las Fuerzas Armadas, ni las infraestructuras, ni la investigación disponen ya de medios para realizar sus funciones (poco más de 60.000 millones de euros) mientras las AATT disponen de 302.000 -180.000 para CCAA, 60.000 para ayuntamientos, 22.000 para diputaciones y 40.000 para empresas públicas- y su supuesto control se aplaza hasta mayo, aunque CiU ya ha anunciado que no piensa recortar nada. Todo ello sin tener en cuenta que 15.000 millones son los de diciembre, que la recesión y el paro han reducido casi un tercio los supuestos ingresos, que a la vez del recorte/subida de impuestos se incrementaron gasto y deducciones fiscales por 14.000. Y ya, el colmo,  sin un mísero cuadro macroeconómico que los sustente. En resumen, una chapuza en toda regla.

Cortoplacismo y abdicación de España

Y no es solo eso. La falta de sentido de Estado de Suárez, acomplejado por su pasado franquista, cuando claudicó ante el ultimátum de Clavero Arévalo (“O das a Andalucía la misma autonomía que a Cataluña y al País Vasco o me voy de UCD”, el origen del “café para todos”) está a punto de destruir la nación española. La rendición posterior ante Marcelino Oreja y Rodríguez Sahagún al restaurar los fueros medievales de Guipúzcoa y Vizcaya -“porque de no hacerlo UCD perderá las elecciones”-, un robo de 9.000 millones anuales a los españoles, tienen la misma motivación cortoplacista e irresponsable que la actuación de Rajoy al aplazar la adopción de medidas inaplazables, infligiendo un daño enorme a la economía y a la credibilidad de España. Cuando, finalmente, las toma, prioriza a las AATT frente al Estado y el despilfarro frente a la economía productiva, y no aborda las reformas estructurales del Estado.

Por otra parte, ignora el desafío independentista de CiU mientras entrega con una irresponsabilidad absoluta pedazos esenciales de poder financiero, energético y de telecomunicaciones a empresas catalanas controladas por los independentistas. Como me dijo una conocida y brillante política: “Ni tienen patriotismo ni ambición de país, esta derechano tiene media bofetada… y con lo que se nos viene encima en el País Vasco y Cataluña”. Por si fuera poco, Rajoy, como dijo Monti, “ha perdido el control de las cuentas públicas”. En los dos primeros meses, el déficit del Estado se ha incrementado un 64,8 % y las CCAA  están en práctica insumisión fiscal. Y vayan preparándose: a mediados de año habrá más recortes/subidas de impuestos, ya que el hundimiento de la economía, que estas medidas acentúan, hará imposible las recaudaciones y el ahorro que con tanto optimismo prevén.

Sin principios y sin coraje

Rajoy me recuerda a Groucho Marx en aquella mítica escena: “Estos son mis principios, pero si no le gustan tengo otros”. Ha demostrado que no tiene principio alguno, excepto el poder. Durante su largo mandato al frente del PP, fue incapaz de poner orden en su casa, en el despilfarro y la corrupción en sus propias CCAA y Ayuntamientos. En el caso de Asturias, después de prometer a Cascos que sería  cabeza de lista del PP, llega Cospedal y le dice que de eso nada, porque no estaba dispuesta a correr el riesgo que Cascos pudiera, a través de Caja Astur, que había comprado CCM, tener acceso a los documentos de las tropelías allí cometidas y que tanto el PP como el PSOE han pactado ocultar. Y Rajoy, olvidando su palabra, se plegó a sus deseos. Ni siquiera tuvo el valor de dar la cara: se limitó a no recibir a Cascos. Eso le ha costado una autonomía, porque el interés personal de Cospedal es mucho más importante.

Y, después, está Andalucía. Todo el mundo sabía que Arenas no era un candidato capaz de ganar. Casi 500.000 andaluces que votaron al PP en las generales no han querido votar a Arenas, porque era más de lo mismo, nada de ajustes, subvenciones a todo trapo, PER y nepotismo… cualquier otro candidato que hubiera vendido cambio y no continuidad habría conseguido la mayoría. Sin embargo, Rajoy creía que el triunfo estaba hecho y se plegó por entero a su propuesta de relajación general; no tuvo coraje para cambiarle, no tuvo coraje para mantener los recortes y está por ver si tiene el coraje de mandarle a casa. Ante una derrota relativa, -porque tienen a la Junta de Andalucía cogida por las narices controlando el Estado y los municipios y los pueden estrangular sin más que cumplir con la necesaria austeridad- parecen desfondados y aterrados.

El miércoles, a 24 horas de la huelga general, la ministra Ana Mato entregó a CCOO y a UGT 1,3 millones de euros con cargo al dinero del IRPF para los temas más absurdos que cabe imaginar, pero lo inaudito es que Mato, en lugar de cortar ese despilfarro, les ha entregado más dinero que Leire Pajín por las mismas partidas. Después, aceptó unos servicios mínimos que eran casi la mitad que los de la huelga anterior. Y lo, que es peor, el jueves el Secretario de Acción Sindical  de USO acusaría públicamente al Gobierno de estar manteniendo reuniones secretas con UGT y CCOO para mantener todos sus privilegios a cambio de la paz social. Lo dicho, ni tienen principios ni tienen coraje, reparten el dinero de los españoles como si fuera escombro y se arrugan a la mínima.

“Me comprometo a decir la verdad, sin adornos y sin excusas”

Preciosa declaración de principios, que sería incumplida desde el primer día. Rajoy inició su andadura mintiendo sin recato. Después de haber explicado mil veces que subir impuestos era un disparate que solo empeoraba las crisis, después de afirmar el 20 de diciembre que bajaría el IRPF y el IVA, diez días después subió los impuestos sobre la renta y el ahorro al nivel más alto de Europa. “No he tenido más remedio”, afirmó con absoluta desvergüenza. Es decir, teniendo a su cargo 460.000 millones de gasto, Don Mariano no había encontrado ni un solo sitio, ni uno solo, en el país de las subvenciones, del despilfarro y de la corrupción, del que recortar 6.000 millones. Luego, la sorpresa: “Resulta que el déficit del 6% del PIB era mentira”. Al igual que su amigo Zapatero, Rajoy nos toma por imbéciles. Lo sabían desde julio; en septiembre Montoro me dijo personalmente que el déficit superaría el 8 %… ¿a qué viene entonces semejante mentira?

El discurso de investidura fue una compendio de generalidades y buenos propósitos. Disciplina presupuestaria, reforma financiera y reforma laboral fueron los tres ámbitos de actuación anunciados. En el debate tendría palabras amables para todos, excepto para Rosa Díez, quien le planteó los problemas cruciales de España y le exigió acabar con “la corrupción política que es la mayor lacra de nuestra democracia”, “reformar una Ley Electoral que consagra la desigualdad entre los españoles”, “eliminar las duplicidades y despilfarro de las AAPP, antes de subir ningún impuesto ni recortar ninguna prestación” y “controlar no solo la cantidad sino el destino del gasto autonómico”. Rajoy, que se mostró visiblemente contrariado durante la intervención, estalló como una pantera en la réplica, negó la existencia de corrupción política, la necesidad de reforma la Ley Electoral y de todas sus propuestas con tan malas formas que al final Díez  tuvo que decirle aquello de “todavía no es Presidente y ya está cabreado”.

En los días y semanas siguientes, y como explicaré la semana que viene, hizo todo lo contrario a lo prometido. Y lo peor de todo, aprovechando la barra libre del BCE, endeudó a España de forma disparatada, casi 60.000 millones de euros en el primer trimestre, entregó ríos de dinero a CCAA y bancos insalvables y perdió, de hecho, el control de las cuentas públicas. Rajoy no solo no ha inculcado austeridad a las regiones, como dicen en Bruselas, es que no ha hecho absolutamente nada para ello. Mientras, el ajuste del sistema financiero “esta todavía a mitad de camino” y se indigna con Almunia porque dice lo mismo que los mercados: que las provisiones previstas por el Gobierno son claramente insuficientes.

Las medidas concretas tomadas por el Gobierno de Mariano Rajoy en sus primeros cien días de Gobierno arrancaron el 30 de diciembre de 2011. Y han sido una decepción total. Nada de acabar con los 34.000 millones de euros tirados en duplicidades entre Administraciones; nada de cerrar, como había prometido, el 50% de las empresas públicas, creadas para colocar a familiares y amigos -casi 500.000– y ocultar deuda y corrupción, un ahorro de 20.000 millones; nada de cerrar Diputaciones inútiles, que hasta Rubalcaba había prometido eliminar, pero como Rajoy controla casi todas y tiene decenas de miles de enchufados en ellas, pues no le da la gana, 22.000 millones; nada de concentrar ayuntamientos eliminando 4.000 de ellos, 10/12.000 millones; y por supuesto, nada de cortar subvenciones –12.000 millones–, televisiones, embajadas, coches oficiales o los más de 80.000 políticos – el triple que Alemania-, buena parte corruptos y con privilegios escandalosos. Resulta obsceno que algunos analistas digan “no sé que más pueden hacer”. Pues todo, porque ni siquiera han empezado.

Y en lugar de entrar en el núcleo del despilfarro y la corrupción, el Sr Rajoy, dando un giro de 180 grados a sus promesas de no subir impuestos “porque es letal para el crecimiento y el empleo”, aprobó la mayor subida del Impuesto sobre la Renta de nuestra historia. Más un pequeño recorte de gasto necesario, no despilfarro, de 8.900 millones de euros, que en la práctica se verá reducido, mientras que la subida de impuestos se verá muy mermada por la recesión. Estas subidas no han funcionado en ninguna parte; no han funcionado en Grecia, donde los ingresos fueron menores y no mayores, o en Gran Bretaña, donde la subida de impuestos a los “ricos” redujo los ingresos en esta categoría. Ya veremos si los ingresos bajan en lugar de subir, pero de momento partamos de los 14.900 millones anunciados urbi et orbe y que la mayoría de medios dio por buenos sin analizar nada.

Porque ocurre que a la vez de recortes de gasto/subidas de impuestos, se produjeron subidas de gasto/bajadas de impuestos que, digo yo, habrá que restar para saber cuál es el efecto neto. ¿Y de qué estamos hablando? La revalorización del 1% de las pensiones -120.000 millones- supone 1.200, muy por debajo de la promesa de Rajoy que era compensar la inflación, que fue del 2,4%; caída de ingresos por la reimplantación de la deducción por vivienda, 1.500 millones. Y una cifra difícil calcular, las reducciones del Impuesto de Sociedades, pero que la asociación de técnicos de Hacienda (GESTHA) estimó en 9.000 millones, en conjunto 11.700 millones menos. Por tanto, el efecto neto sería de 14.900 menos 11.700. ¿Total? 3.200 millones. Y el más probable habida cuenta la menor recaudación, menos de 1.000. ¡Y para ese viaje, D. Mariano incumplió su promesa estrella de bajar impuestos aplastando a la clase media!

La Ley de Estabilidad Financiera o la consolidación del desastre

La segunda gran actuación fue la Ley de Estabilidad Financiera. Se suponía que esta Ley iba a prohibir a las AAPP gastar más de lo que ingresaran de inmediato dada la situación de quiebra de más de la mitad de ellas. Pero nada de eso sucedió. En lugar de aprovechar este hecho para hacer un recorte drástico del despilfarro que está destruyendo España, el Sr. Rajoy, con una irresponsabilidad inaudita, afirmó que no dejaría quebrar a ninguna CCAA ni Ayuntamiento, y acompañando la acción a la palabra decidió entregar de inmediato 15.000 millones de nuestro dinero, para cubrir los gastos más inmediatos y pagar a proveedores. A los despilfarradores superendeudados les vino Dios a ver: todos los programas de austeridad que tenían en marcha quedaron pospuestos o reducidos. ¿Para qué recortar nada si Rajoy les daba el dinero?

Por supuesto, estos manirrotos se fundieron íntegros los 15.000 millones en pagar sus sueldos y mantener los chiringuitos, y para pagar a proveedores no quedó ni un euro. Pero Rajoy, inasequible al desaliento -¡si será por dinero! –, les dio otros 35.000 millones para ello. Está por ver cuánto irá a proveedores y cuánto a ellos. Y no contento con tal cúmulo de despropósitos, D. Mariano entró en una espiral de demencia total: les dijo que podían gastar como les vinera en gana porque “Gobierno y PP respetan la total autonomía económica y política de las CCAA”, es decir, renunciaba a intervenir en la correcta asignación de los dos tercios del gasto de la nación, algo inaudito en el mundo. Y para acabar de completar el desastre, la Ley prevé que las AAPP reduzcan su nivel de gasto a su nivel de ingresos en… ¡2020! Es imposible acumular tal cantidad de disparates en una sola tacada.

La no reforma del sistema financiero y la medio reforma laboral

El consenso de los mercados hoy es que la mitad del sistema está quebrado. Y de nuevo el Sr. Rajoy, en un ejercicio de voluntarismo suicida, en lugar de cerrar lo inviable decide que no dejará quebrar ninguna entidad y que nadie responderá de nada, aunque tenga que expoliar hasta el último céntimo a los españoles. La cifra dada de necesidades de capitalización, 50.000 millones, era irrisoria, porque el problema ya no es solo el crédito promotor, hemos entrado en una nueva fase de desplome económico donde ya nadie paga a nadie. Ya no son solo promotores, ahora son todo tipo de créditos, hipotecas, consumo, pymes, todos sin excepción.

La reforma ignora esta realidad y se limita a los promotores, como si estuviéramos en 2010. Se está destinando un dinero ingente que España no tiene a mantener lo insostenible, y como era previsible, el mercado no se lo ha creído: las cotizaciones de los bancos se han desplomado desde entonces y la bolsa española es la que peor se ha comportado, con diferencia, de todo el mundo. Como dice el WSJ, hay 1,5 millones de casas sin vender – 2,5 en realidad – lo que equivaldría a ¡15 millones en EEUU, donde hay 2,4 millones! ¿Cómo van a salir de esta realidad? Y la reforma laboral se ha quedado a medias; no creará un solo puesto de trabajo, y mantiene las escandalosas subvenciones a los depredadores de UGT y CCOO.

Y Rajoy enloquece: desmantela España y da más dinero a las CCAA

Después de tres meses de espera que han sido letales para la economía y la confianza de los mercados, Rajoy ha presentado unos PGE-2012 que sentencian definitivamente a la nación española, sacrifica el gasto productivo para mantener el gasto corriente, y lo que resulta un escándalo, mantiene íntegro el despilfarro. En lugar de recortar transferencias a los responsables de nuestra ruina –que dilapidan 302.000 millones de los cuales solo 100.000, desastrosamente gestionados, son Educación y Sanidad, que si fueran recuperados por el Estado nos ahorraríamos unos 20.000 millones y su calidad subiría sensiblemente– las incrementa un 30% mientras recorta drásticamente la asignación a lo que queda de España, que ya solo dispone de 65.000 millones. Los Servicios Públicos Básicos (Justicia, Defensa, Seguridad Ciudadana y Asuntos Exteriores) se ven reducidos a 17.909 millones, ¡menos de la mitad que Cataluña!, el 1,7 % del PIB, lo que nos sitúa a la cola de Europa y con carencias inaceptables en todas ellas.

Además, las cifras esenciales son de un voluntarismo suicida. ¿Cómo es posible que las prestaciones por desempleo se reduzcan un 5,5%, si prevén 630.000 parados más? ¿Cómo es posible que si la deuda pasa del 68,5% del PIB al 79,8%, un 14% más – la deuda real de España, sumando la no computable, los avales a bancos y empresas y a la UE, es del 130% del PIB-  y los intereses de la deuda que se renueva más la nueva -185.000 millones – son mucho más altos, la carga de la deuda crezca solo un 5,3%? ¿Cómo es posible afirmar que la Seguridad Social, que cerró 2011 con un déficit de 995 millones, que ya ha perdido 198.000 cotizantes en el primer trimestre, y perderá no menos de 700.000 a lo largo del año, cierre 2012 con déficit cero? Y luego los ingresos por impuestos que estiman van a caer van a caer un 17% y piensan compensarlo con las subidas –12.314 millones-, pero la experiencia muestra que no se conseguirá ni la mitad de esa cifra, así que vayan preparándose para la subida del IVA. “No había alternativa” dirá Rajoy con toda su barba.

Pero no solo han sido los impuestos estatales, los PGE habilitan a las CCAA a gravar adicionalmente las gasolinas y los gasóleos, y después de haber subido el IBI a las nubes, hasta un 230 % en algunas localidades, ahora cuando el precio de las viviendas ha caído un 30% desde máximos, y va a caer otro 20% de media, Hacienda prevé elevar el valor catastral de 4,2 millones de viviendas en 2012, lo que constituye un nuevo y brutal expolio a la clase media, para poder mantener el despilfarro autonómico. Si el valor de una de cada cuatro viviendas es ya inferior a la hipoteca pendiente, ¿cómo van a poder pagar los IBI? Estamos en manos de salteadores de caminos.

En definitiva, las grandes esperanzas despertadas por la victoria de Rajoy se han demostrado completamente infundadas. Tratar de mantener un modelo de Estado inviable y absolutamente corrupto a costa de la economía productiva y de la viabilidad de España como nación, entra en el terreno de la demencia absoluta. Sus disparates han convertido a España en el gran problema de Europa; llevado la prima de riesgo por encima de los 400 puntos, el nivel teórico de intervención; empobrecido gravemente a las familias, y endeudado al país más allá de sus posibilidades -60.000 millones en tres meses-, siendo además la banca española, con el dinero del BCE, casi la única compradora de deuda, mientras la extranjera no para de vender la suya. Si el dinero del BCE se acaba, y está a punto de ello, la intervención es inevitable y la quiebra de la mitad de los bancos también. Creo, como Roubini, que España estará como Grecia a mediados de 2013.

Los primeros cien días de Rajoy (y II) Autor: Roberto Centeno.
Fuente: http://www.cotizalia.com/opinion/disparate-economico/2012/04/09/los-primeros-cien-dias-de-rajoy-y-ii-6871/

About these ads

Acerca de CienciayEspiritu

"El que sabe debe. Y el que no hace lo que debe crea karma" Maxima tibetana.

Publicado el 9 abril, 2012 en Falsa democracia, Politicos prepotentes. Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. SOBRE LA CRISIS :

    Sobre el futuro de la izquierda contrasistema y de la socialdemocracia, decir que como dijo el otro día Carrilllo en una entrevista que le hicieron, si los mercados y las finanzas se han internacionalizado, si el capitalismo es global, la izquierda debería de serlo también, sin renunciar a las peculiaridades de cada sitio, pero como mucho tenemos izquierdas desunidas y estatales, mientras el mundo se globaliza, esto además es muy curioso, pues la izquierda ya empezó a hablar del internacionalismo en el siglo XIX, cuya canción es precisamente esa, “la internacional”, una izquierda además antiimperialista (como lo fue siempre con los estados coloniales), ¿qué ha sido de todo esto?, se debe de ir hacia la 5ª internacional, volviendo a los principios de la primera, esta internacional tendría que aunar todas las tendencias de la izquierda, prosistema y antisistema (socialistas, comunistas, anarkistas, introducir ecologistas, etc.), ver lo que ha ocurrido con el marxismo comunismo en el mundo, desde casos como el de Rusia hasta como se está aplicando hoy en China (donde explotan a los trabajadores), hay que introducir también fuertemente el término de libertad y democracia en esta internacional, el de clase media, ver como ha evolucionado la sociedad, valorar el papel de los medios de comunicación, dar mucha importancia a la cuestión sindical, a los derechos humanos y al uso de medios pacíficos, revolución o evolución pero nunca involución, como desarrollar estos valores internacionalmente y en el tercer mundo, ver también como ahora le está llegando la crisis a las socialdemocracias (como se dice exceptuando los sistemas de estados sociales nórdicos de Europa), antes de Marx hubo muchas izquierdas pero no tenían muy claro hacia donde ir, reconozco que Marx cometió muchos errores, pero era una línea y daba una cierta cohesión, ahora estamos como antes de el de nuevo, hay que aprender de los errores del pasado y reformularlo todo, pues es mucho lo que nos jugamos, hace mucho de la última internacional y aunque es difícil hacer una 5ª basándonos en la primera y metiendo a tanta gente diferente, creo que va a ser necesario, ya que todos los modelos y conquistas de la izquierda peligran.

    http://es.wikipedia.org/wiki/Internacionales_obreras#Internacionales_obreras

    Sería también importante que en esa 5ª internacional de todas las izquierdas, acudan economistas, sobre todo economistas de izquierdas.

    Y añadir y recordar solo una cosa, la socialdemocracia surgió para “mejorar” socialmente el sistema capitalista, aunque también para “evitar” posibles revoluciones, tipo la revolución soviética, si la revolución soviética ha desaparecido, la socialdemocracia está en peligro y el liberalismo desbocado nos vuelve al siglo XIX, puede que si peligra el concepto de socialdemocracia, la alternativa a este liberalismo, si no es la socialdemocracia, vuelva a ser la revolución, quizás no el tipo de revolución que hubo, sino otro tipo, pero si la socialdemocracia fracasa, frente al liberalismo, puede volver a resurgir conceptos revolucionarios (antiguos o de nuevo cuño), si hay un liberalismo egemónico y mundial, y no se le puede contestar con una socialdemocracia mundial (¿o quizás si?), quizás haya que ir a una revolución mundial, igual el fallo de la gente ha sido admitir la socialdemocracia, pues era pan para hoy y hambre para mañana, si el modelo soviético fracasó, está claro que el capitalismo está en una crisis y en una huida hacia adelante, hacen falta alternativas, el que peligren conceptos centrados moderados y estabilizadores como la socialdemocracia, pensando que el liberalismo radical será la respuesta a toda la sociedad y a el planeta, no está siendo consciente que a un radicalismo (liberalismo radical para todos), puede tener como respuesta, no algo centrado (socialdemocracia), sino otro radicalismo, igual pero de signo contrario, por ejemplo el resurgir el concepto de revolución, concepto que se creía quizás pasado y que podía no tener mucho sentido frente a las socialdemocracias, pero que coge un nuevo auge frente al viejo liberalismo (vieja revolución) o frente al nuevo liberalismo (nueva revolución), a ver como evoluciona todo …

    Me gusta

  2. En este video se recomienda que pidamos nuestras moneda peseta para salir de la crisis
    entre otras” Llamamiento del Doctor RATH a la población de Alemania Europa y el mundo
    el 13-3-12 en Berlin”

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 25.813 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: