Archivos Mensuales: octubre 2010

Lola Canales: la más experta en Belén Esteban

En el mundo tiene que haber de todo, por eso existen los periodistas del “corazón”. Yo entiendo que hay gente a la que interesa saber con quien se casa uno o a quien pone los cuernos otro, que viva la libertad de prensa, pan y circo, lo que quieren las élites para nosotros aunque muchos de ellos no saben ni lo que están haciendo ni a quien sirven, pero eso es otra guerra.

Asi que bienvenidos todos aquellos que se dediquen a contarnos lo que come Jesulin de Ubrique, las intimidades de la Pantoja o incluso si el Messi ha meado tres gotitas, pero cuando estas personas pretenden meterse en lo que no saben, quizá por encargo o quizá porque creen que los cientificos pueden ser tratados de la misma forma, se merecen estar aqui expuestos con un buen GALLIFANTE.

Lola Canales, a la que definen como “la más experta en Belen Esteban” insulta gratis, sin tener ni pajolera idea de lo que dice, a todos los que han salvado muchas vidas con la gran mentira de la Pandemia de la Gripe A y la pretensión de que los españoles nos pusieramos una vacuna que tenia muchas cosas oscuras.

La tipa nos regala este articulo de cosecha pripia, gran trabajo periodistico… para enviar directo a la basura:

La monja antivacuna, en un foro de conspiranoicos y chalados

En esta ocasión Dios no ha iluminado a Teresa Forcades, la monja benedictina conocida por su cruzada contra la vacuna de la gripe A. Si en su vídeo Campanas por la gripe A, que cuenta con más de un millón de descargas en Youtube, hay datos a los que podría darse crédito, con su participación en un Congreso de Ciencia y Espíritu se ha resentido su credibilidad.

El tal congreso ha reunido a una pléyade de ponentes que abordan una serie de temas que no tienen despedicio. A saber:

Que la Tierra está hueca y entre los polos hay una comunicación en cuyo espacio habita una civilización más avanzada que la nuestra.

Que el sida no existe, es un montaje “made in USA”.

Que los chemtrails, esas estelas que dejan los aviones, lanzan sustancias para esterilizar al personal, para extender epidemias y para controlar nuestras mentes.

Que el 11 S fue un autoatentado de los Estados Unidos.

Que a través de la vacuna contra la gripe A nos quieren introducir un microchip para controlar a la Humanidad y exterminarla.

Que los humanos hemos sido fabricados por extraterrestres mediante ingeniería genética.

Que Jessica, la “niña cristal” canadiense, tiene un mensaje tremendo para los terrícolas de los alienígenas grises

A este foro sin igual ha acudido la monja Forcades para explicar su controvertida teoría. Lo dicho, el Altísimo la ha abandonado.

—————-

Querida Lola:

¿Que mierda de formación tienes tu como para tachar de “chalados” a los expertos que hablan de cada uno de los temas, en contra de sus propios intereses, a favor de la comunidad y a riesgo de encima ser insultado por gente como tu?

Gracias a inquisidores burlones como tu la tierra fué plana hasta tan solo hace 500 años. Tómate por lo menos la molestia de ver algúno de los argumentos de que los astros responden a un patrón hueco y no sólido antes de opinar, es lo que haría un buen periodista.

Si alguna persona que tu aprecias por desgracia tuviera SIDA no le vayas a enseñar esta página, mejor que se hinche de retrovirales.

La suerte de los Chemtrails, lo unico bueno que tienen, es que le caen a todo el mundo, tanto a los que han estudiado el tema y lo conocen como a los que no han visto naa a respecto y encima se atreven a opinar. Informate anda.

El 11/S lo organizaron una pila de moros desde una cueva en Afganistan Lola, y los reyes magos vienen de Oriente. ¡Señor…!

Nadie nos quiere implantar un microchip, ¿para qué querrian hacerlo?, es más, tu deberias ponertelo y disfrutar de sus ventajas: asi no te pueden secuestrar, si te pierdes te encontraran enseguida, si tienes un accidente sabrán todo tu historial médico aunque estés inconsciente, ¡apresurate!, póntelo tu y a todos tus seres queridos, las ventajas son tremendas.

Y el hombre ha salido del mono tan solo por pura evolución, por eso tosos los monos han desarrollado la misma inteligencia.

En fin Lola, solo deseo que todos tus familiares y amigos hayan leido tu articulo y hayan creido en tu persona y tu rigor informativo, de esta forma seguramente habras conseguido lo que pretendes desde tu “altavoz”: haber desprestigiado la opinión de una CIENTÍFICA como es Teresa Forcades  y que te hayan hecho caso a ti y se hayan vacunado.

Mejor sigue dedicandote a ser “La que más sabe de Belen Esteban”, eso si que es importante, no todas estas conspiranoias y chaladuras.

Pablo Pardo de El Mundo, no todos los periodistas son iguales

Pablo Pardo escribe desde Washington un artículo que algunos compañeros suyos tratarían de “conspiranóico” pero la verdad es solo una,  aunque sea incomoda y este periodista, en este artículo (desconozco su trayectoria anterior, la dice. Un punto a favor para El Mundo, que también hay que reconocerselo cuando es el caso.

El lobby loco

18 OCT 2010 07:17

En EEUU, hablar del desmembramiento de cualquier otro Estado es algo perfectamente normal. Ahí está, por ejemplo, esa luminaria llamada Joe Biden pidiendo la división de Irak en tres ‘regiones’, que en la práctica hubieran equivalido a tres cuasiestados independientes, como si la guerra civil que entonces estaba sufriendo ese país no fuera a combinarse con una oleada de limpiezas étnicas todavía más feroces si el país se dividiera en tres Gobiernos virtualmente  independientes.

Biden contaba con el apoyo intelectual de Peter Galbraith, hijo de John Galbraith—famoso divulgador, comunicador y político, y sobrevalorado economista—, y autor incluso de un libro defendiendo esa tesis. Luego supimos que Galbraith era asesor de los kurdos iraquíes, una comunidad que, evidentemente, tiene un interés claro en independizarse. Y más tarde nos enteramos de que Peter Galbraith se llevó unas pocas decenas de millones de dólares en contratos petroleros del Kurdistán iraquí. Aquí, independencia académica ante todo, oiga usted.

El que en EEUU se pueda pedir tranquilamente y sin ningún problema, por ejemplo, el desmembramiento de España, es algo pintoresco, porque se produce en un país que no reconoce el derecho a la autodeterminación de sus territorios. Vamos, que si Texas proclama mañana la independencia, Barack Obama, para cumplir la Ley, tiene que enviar los tanques a Austin (lo que no es difícil, porque Texas está llena de bases militares, en otro ejemplo de cómo el Estado subvenciona a los estados que pretenden estar en contra del socialismo de Obama).

Y, aunque no hay jurisprudencia al respecto, tampoco se puede pedir el desmembramiento de Israel. Es más: no se puede ni siquiera pedir que ese Estado simplemente que tenga las fronteras que le otorgó la ONU que, como puede verse en este mapa, eran significativamente menores que las que acabó teniendo. Por no hablar de la posibilidad de que el Estado judío deje de ser eso: un Estado basado en criterios étnicos. Porque, no lo olvidemos, cualquier judío del mundo puede obtener de inmediato la nacionalidad israelí (por cierto, cualquier miembro de esa comunidad que pueda demostrar que sus ancestors fueron expulsados de España en 1492, también puede conseguir la nacionalidad española). Ni siquiera se aplica el término ‘limpieza étnica’ para las locuras racistas propuestas por Avigdor Lieberman.

La crítica a Israel en EEUU es una actividad arriesgada desde el punto de vista profesional, gracias en buena medida a organizaciones como Campus Watch, de Daniel Pipes, que se dedican a acosar a todo aquel que no es lo suficientemente sionista.

La cuestión es que la defensa de Israel se ha convertido en buena medida en una industria. Una industria peculiar, basada en el sentimiento de culpa (del que tampoco escapan los judíos) estadounidense con respecto al Holocausto (recordemos que EEUU tampoco hizo nada para evitarlo), y cuyo mejor análisis es, precisamente, el de un judío, Norman Filkenstein, en su excelente ensayo La industria del Holocausto.

A veces, estos lobbies entran directamente en el terreno de la locura. Un ejemplo: el ex líder de Pink Floyd, Roger Waters, ha acabado teniendo que cambiar este video de su gira de The Wall por la sencilla razón de que muestra a una flota de bombarderos B-52 tirando cruces cristianas, medias lunas musulmanas, estrellas de David y dólares. La Liga Anti Difamación, una organización que defiende los derechos de las minorías de forma admirable y pierde los papeles cuando se trata de Israel y los judíos de forma lamentable, ha acusado al vídeo de “antisemita” (otro nombre erróneo, dado que los árabes también son semitas). La razón es tan simple como surreal: los dólares caen justo después de las estrellas de David. Y así, “se genera el clásico bulo antisemita que lleva siendo repetido a lo largo de más de 2.000 años”, según me explicó hace un par de semanas Abraham Foxman, el líder de esa organización.

Lo paradójico es que los judíos en EEUU son cualquier cosa menos una minoría perseguida, sino un grupo étnico tremendamente dinámico, trabajador e intelectual, que forma la columna vertebral de la élite cultural, académica, periodística, financiera y del entretenimiento. Desde luego, si en vez de 6 millones, EEUU tuviera 306 millones de judíos, este país sería mucho más poderoso, como prueba el hecho de que, de ese 2% de la población estadounidense, han salido el 45% de los 400 ciudadanos del país más ricos; el  20% de los profesores de las principales universidades; el 40% de los Premios Nobel; y el 40% de los socios de los principales bufetes de abogados en Nueva York y Washington. Sólo en la Universidad de Columbia, el 40% de los estudiantes son judíos.

Lo judíos son parte de lo mejor de EEUU. La pena es que a veces pierdan los papeles. Si se pudiera hablar de ellos con la misma libertad con quie se habla de otros grupos, EEUUU sería un país intelectualmente mucho más divertido.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 25.813 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: